jueves, 20 de marzo de 2014

ALULA BALDASSARINI

Alula Baldassarini, Foto de Iris Lodero - Fotos de Familia Diario La Capital

En 1887 nació en Roma en el seno de un hogar respetable, Alula Baldassarini, quien en 1909 finalizó brillantemente sus estudios de agrimensor e ingeniero. Atraído por el imán de Argentina se trasladó a Buenos Aires (habiéndose embarcado en Génova y llegando a la Argentina en el barco Duca Di Aosta) desarrollando una labor señera de vastísimas proyecciones, especialmente en Mar del Plata, donde ejecutó las residencias mas importantes de la mayoría de las familias argentinas que hicieron de este balneario su sede veraniega.

Trasatlantico Duca D¨Aosta en el que viniera desde Genova Alula Baldassarini

“Foto del año 1919, en ella vemos al Arq. Alula Baldassarini, con su coche y su caballo “El Pibe”, paseando por el Boulevard, por detrás se ve la Rambla Bristol”. Enviada por Enrique Mario Palacio a Fotos de Familia

Belleza, movilidad, estilos definidos. Construcciones dentro del rustico inglés de campaña de la época medieval, con piedras de dimensiones y colores variados, muros espesos inclinados con sus escarpados contrafuertes que parecen garantizar de la elevada posición, los duros maderajes a la vista; las ventanas pequeñas como si fueran apostaderos de vigías en el mirador de un castillo feudal, escalinatas de piedra irregular con el césped en las juntas, exhalando antigüedad.

Alula Baldassarini caminando por la Rambla Bristol

El ingeniero Baldassarini, de vasta cultura y amplios conocimientos fue el profesional que contó con la manifiesta preferencia de las figuras mas destacadas del gran mundo social argentino incluso presidentes y altos funcionarios del gobierno nacional y en 60 años de actividad y profesional proyectó y construyó 887 obras, adjudicándose 3 concursos y ganando 5 primeros premios en competencias de fachadas. Incluso el gobernador bonaerense Dr. Manuel A. Fresco difundió filmaciones de gran cantidad de fachadas de chalets construidos por Baldassarini, como propaganda de Mar del Plata.

Alula Baldassarini en la Rambla Bristol

El Ingeniero Alula Baldassarini fue felicitado por el entonces Príncipe de Gales en su viaje a Mar del Plata, por el estilo de sus construcciones. El Dr. Marcelo T. de Alvear, presidente de la República Argentina y destacadas personalidades confiaron la construcción de sus residencias al profesional italiano. Mar del Plata rendirá en alguna oportunidad un gran homenaje al caracterizado Ingeniero Baldassarini que contribuyó positivamente al progreso edilicio y cultural con sus realizaciones, que tienen la significación de un gran torneo de belleza arquitectónica.

Fuente:
Roberto T. Barili.

El conjunto arquitectónico Baldassarini.

Nadie como él interpretó el espíritu del paisaje costero de Mar del Plata. Sus obras son valiosos testimonios que perduran a través del tiempo. Alula Baldassarini es sin duda el gran creador de la imagen residencial que caracteriza a nuestra ciudad. Su personalidad creativa quedó reflejada en numerosas obras cuyo estilo se conoce como Estilo Mar del Plata, por cierto ligado al pintoresquismo anglo-normando.

Alula Baldassarini en Mar del Plata 1916-193
Gentileza del Canal MDPau

Autor de innumerables joyas arquitectónicas que permiten descubrir sus rasgos distintivos – además de las placas de piedra donde estampaba su firma -. Este ingeniero nacido y recibo en Roma, además de diseñador y constructor, tiene un rico catálogo a orillas del mar que resume su enorme creatividad. En la esquina de Bolívar y Paunero, siempre esquiva a los automovilistas veloces con el Torreón del Monje, está el grupo de viviendas que con el correr de los años pasó a denominarse Conjunto Baldassarini.

De los cinco lotes que forman el conjunto sólo uno ya estaba construido cuando este hombre pintón, impecablemente vestido que, según cuentan, enseguida se entendió con las dueñas de casa. Paradójicamente, esa primera edificación es la única que fue demolida por los vientos de los . Hay cuatro lotes contiguos y el otro está en la esquina de enfrente. Se construyeron entre 1928 y 1934 y forman parte de un tesoro que recibió una mención en el rubro Mejor Preservación de Obra de Valor Urbano Paisajístico del Premio Municipal a la Preservación Patrimonial 1999.

Caminando por Paunero:

Iniciamos la recorrida desde la loma de Avenida Colón y allá abajo, a pocos pasos, el mar parece moverse gustoso al compás de la suave brisa que viene del este. Diciembre nos regala un día espectacular así que póngase las zapatillas, las bermudas, una remera cómoda y agudice la vista. Ah, no se olvide de algo fundamental: la cámara de fotos para inmortalizar el paseo. Allá vamos.

Paunero 2155:

No se tome el trabajo de buscarla porque sus muros se esfumaron como el rocío de la mañana que el mar trae hasta la orilla y el sol se encarga de borrar. Pocos datos sobrevivieron al olvido. Se trataba de una casa más antigua que las que construyera Baldassarini en las inmediaciones. Sus planos datan de 1910 y el constructor intervino sólo para reformarla y darle un brillo que la Belle Epoque no había revestido. Era un chalet de dos plantas, dominado por un falso pande-bois, al cual revistió de piedra en su parte inferior.

Paunero 2121:

La Villa Susuky está apoyada contra la medianera sur-oeste de su predio, con garaje y habitaciones de servicio en pabellón aparte, cobre el ángulo norte. Su estilo es el “Anglonormando”, el preferido de Baldassarini, con grandes techos de tejas planas y madera de quina. “Tiene dos plantas y un ático bajo los grandes faldones de la cubierta. La planta baja es de piedra; en el primer piso y los mojinetes abunda el falso pan-de-bois, muy bien resuelto”, describe el arquitecto Cova en “Los Chalets de Mar del Plata (1889-1849) Nº16 de la Serie Comunicaciones de Archivo Museo Histórico Municipal. 


 
Villa Susuky de Alula Baldassarini
Villa Susuky de Alula Baldassarini


En los techos surge otro rasgo de su sello. El amor de Baldassarini por los animales vino desde el otro lado del Atlántico. Los gatos eran sus criaturas preferidas y de ahí la presencia casi segura de los felinos en los tejados. Los hacía de cerámica y los únicos que quedan son los de esta casa; ya no de cerámica, sino réplica de fibra de vidrio, por que los tiros de carabina los estaban destruyendo. La Villa perteneció al Dr. Guillermo Bosch Arana, casado con Susana Mayol (padres del Dr. Guillermo Bosch Mayol, conocido traumatólogo). Luego su dueño fue Mauricio Berthomier y más tarde el abandono. El Banco Santander la rescató cuando ya sonaba la alarma del derrumbe y hoy luce restaurado y preservado, conservando intacto su aura señorial.

Paunero 2101: La Cenicienta

La Cenicienta fue construida para sí por Baldassarini, quien fiel a su lengua nativa lo llamaba “La Ceneréntola”. Aunque es posible que el constructor las edificara como una inversión y una vez terminada, procediera a su venta. La casa ocupa la esquina que mira al NE de Bolívar y Paunero, con una vista del mar por la especial conformación de la costa vecina. Es un chalet de dos plantas sobre un terreno en pendiente en el que poco más debajo de la superficie aparece el bando de piedra.

 
Chalet La Cenicienta de Alula Baldassarini
 
Detalle de la escalera curva
En esta pieza del conjunto aparecen rasgos “intimistas” del constructor. Lo que se podría llamar “minimización” de las dimensiones de la casa, que disminuye todos los rasgos y toma las formas de una gran residencia en “tono menor”, que le confiere un carácter particular muy cálido y acogedor”, explica Cova. El parque de la entrada es una referencia a menor escala de los jardines de los suburbios de Londres. Los paisajistas ingleses del siglo XIX decían “la naturaleza aborrece la línea recta” y como buen discípulo diseñó la escalera en piedra Mar del Plata.

Paunero y Boulevard Marítimo: Chalet Roesli

El chalet que enfrenta a “La Cenicienta” es, tal vez, la mejor implantada de Mar del Plata, ya que toma los desniveles del terreno con toda naturalidad. Los desniveles del terreno están magistralmente resueltos con un acceso impecable y una edificación que posee una materialidad similar a la de las otras obras. Los grandes ventanales son otra constante en este conjunto, particularmente en los dos Chalets de las esquinas. La casa fue diseñada y construida para Walter Roesli y hoy su propietaria es la señora Luz Rubio.
Chalet Roesli - Chalet diseñado y construido por Alula Baldassarini en 1934. Se erige en un terreno triangular de una manzana de igual forma, limitada por la calle Paunero y las avenidas Colón y Patricio Peralta Ramos. El chalet se desarrolla en dos niveles y un garage excavado en la roca. Su acceso está marcado por un porche con grandes arcos que se corresponde con un balcón semicubierto en la planta alta. Las fachadas se resuelven totalmente en piedra y se conjuga con el uso de madera en las aberturas, balcones, columnas, ménsulas y dinteles. Sus cubiertas presentan múltiples caídas y formas y están hechas con tejas normandas. El chalet pertenece al Conjunto Baldassarini.

La obra ejemplifica una de las innovaciones introducidas por el ingeniero italiano en la arquitectura marplatense: la de dar continuidad a los planos de los techos convergentes en esquina, mediante superficies cónicas. “Esta innovación acentuó el efecto de horizontalidad de estos chalet, aunque sin ahondar su compromiso con la forma”, opinan Raúl Gómez Crespo y Roberto Cova en el libro “Arquitectura Marplatense-El Pintoresquismo”. Baldassarini utilizaba una teja Normanda rústica de envejecimiento prematuro, que le confería otro toque de distinción a la propiedad.

Bolívar 924: Las Margaritas

También fue una edificación que Baldassarini construyó para vender, en los últimos años de la década del ´20. Vecina de “La Cenicienta”, ocupa un predio entre medianeras sobre la mano de los pares de Bolívar. La casa se apoya principalmente sobre la medianera derecha, que quedó visible hasta hoy. La fachada es de piedra y luce recursos propios del autor. Una perla surge a simple vista: una proa de navío de piedra que sirve de apoyo a un puntal del balcón.


En el libro antes mencionado el propio Alula Baldassarini da su opinión sobre la corriente racionalista y lo vernáculo y es el mejor cierre que podemos darle a este paseo urbano: “…Que se enamoren otros de las formas sin alma de las arquitectura racional, que el buen sentido rechaza para un balneario que es lugar de deleite y de lujo y no admite el concepto de construir exclusivamente con el criterio de lo utilitario, según el  cual fuerza sería abolir la estación balnearia misma, como una cosa no verdadera y estrictamente útil, si en el concepto argentino el arte y el buen gusto no fueran también cosas verdadera y estrictamente útiles…”. La síntesis ideológica de un hombre ilustre que hoy se mantiene vigente en sus monumentales criaturas.

Fuente:
“Con el sello del ingeniero ilustre” – Revista Toledo con Todos


Otras obras de Alula Baldassarini



En este sentido, el reconocimiento de estos tipos en las conformaciones de las viviendas de Baldassarini a través del análisis de su secuencia estilística, formal y tecnológica nos permite descubrir las estructuras compositivas y elementos singulares que caracterizan su obra. 

Su producción pintoresca fue amplia y variada, fusionándose con diversos estilos y formas, que en definitiva constituyeron sus búsquedas proyectuales y que le otorgaron un carácter singular a su entorno. A través de la identificación de una secuencia de variantes estilísticas dentro de la corriente del pintoresquismo, muchas veces solapados, se puede reconocer diversos periodos en su accionar y elementos de su repertorio que identifican cada momento y madurez profesional. 

La presencia de chalets anglonormandos, vascos, suizos, californianos y los denominados de “estilo Mar del Plata” se pueden reconocer en toda su obra, pero en ellos yacen estructuras, formas y texturas que le son propias, llegando a definir un estilo singular que caracteriza su obra y constituye uno de sus principales valores.

Enrique Mario Palacio nos envía este montaje que termina de aclarar algunas incógnitas que quedaron planteadas con relación al “Hotel Del Mar”. El montaje que nos envía el Sr. Palacio nos muestra aquella acuarela que reflejaba el frustrado sueño de Baldassarini y, debajo, lo poco que llegó a construirse. Asimismo, nos remite el siguiente comentario: ” El proyectado Hotel Del Mar del Ingeniero Constructor Alula Baldassarini, se ve arriba en una acuarela de 1938 de su autoria. Debajo la construcción que se realizó y se detuvo por años, en Av. Boulevard Marítimo, Saavedra, Arist. del Valle y Quintana. Décadas después se demolió y dio paso en una mitad a un edificio de departamentos y a un Hotel 5 estrellas en la otra”. Enrique Mario Palacio.

El Chalet de Pedro Méndez, Originalmente construido por Arturo Lemmi en 1925, proyectado por los Arq. Godoy y Cárrega Gayán. (Mendoza y Boulevard y/o Moreno 1006/44 y/o Mendoza 2007/11/47) Luego la propiedad fue comprada por Adelia María Harilaos de Olmos, quién la hace reformar totalmente por Alula Baldassarini en 1930, en estilo normando. En esta reforma, Baldassarini hace demoler parte de un paseo que estaba formado por dos escalinatas rodeadas de jardines, que terminaban en una fuente, supuestamente diseñado por Carlos Thays.
Chalet proyectado y construido por Alula Baldassarini en 1938, implantado en terreno angosto, con desnivel y entre medianeras. Responde a la corriente estilística pintoresquista suiza. Foto extraida de Patrimonio Arquitectonico Marplatense
Vista desde la denominada loma del Torreón,en el centro vemos el terreno donde muchos años después fue el Horizonte Club,a la izquierda el Chalet de Alberto J. Malaver que se ubicaba en el recorte costero del Boulevard Marítimo;Moreno y Belgrano.Diseñado y construído por Alula Baldassarini,fue alguna vez el Hotel Rotterdam.Se demolió en 1981. Archivo Gral. de la Nación.  Gentileza Lic. Angel J. Somma

Chalet Smith -El chalet de Corina Blanca Smith se ubicaba en Boulevard Marítimo 3697, entre Rivas y Brown. Fue construido en 1934 por Alula Baldassarini.En 1944 fue ampliado y reformado por el arquitecto Auro Tiribelli y su constructor fue José Beltrami. Fue demolido en 1980.Guillermo Garcia
Chalet Bidau – El chalet del doctor Eduardo Bidau se ybucada en la esquina de Las Heras y Gascón. Fue proyectado y construido por Alula Baldassarini en 1926 y demolido en 1962.Guillermo Garcia
Chalet Malaver .El chalet de Alberto J. Malaver se ubicaba en el recorte costero conformado por Boulevard Marítimo, Moreno y Belgrano. Su diseño y construcción pertenecen al ingeniero Alula Baldassarini (1929). La vivienda estuvo en propiedad de José Sarquis en 1977 y pasó luego a manos de Los Acantilados S.A. que la transformó en el Hotel Rotterdam. Se demolió en 1981.Guillermo Garcia
La Villa Regina se ubicaba en el barrio Playa Grande, en la esquina de Aristóbulo del Valle 3899 e Infanta Isabel (hoy Formosa). Construida por Alula Baldassarini para el presidente doctor Marcelo T. de Alvear, como resudencia de veraneo. La Comisión Pro-Mar del Plata le otorgó la distinción del primer premio de fachadas en 1927″.Guillermo Garcia
Chalet edificado en 1925, el propietario era Alula Baldassarini, quien se hizo cargo de los planos y de su construcción. El autor autodenominó a este estilo como “anglonormando”, dentro de la corriente pintoresquista.Foto extraida de Patrimonio Arquitectonico Marplatense
Chalet San Patricio - Boulevard Maritimo 1373 - Construido y proyectado por Alula Baldassarini en 1931. Presenta 3 niveles y buhardilla. En todo el recorrido de su fachada pueden verse distintos usos de materiales en los distintos niveles y volúmenes: piedra, madera y falsos pans de bois. Se utilizaron arcos de medio punto y rebajados. Extraido del sitio Feal Architecture Files
Villa San Jose - Chalet pintoresquista  normando desarrollado en dos plantas en un terreno en esquina, junto al Hotel Hurlingham. Fue construido por Alula Baldassarini en 1924. Fue modificado y sumó cerramientos vidriados, para adaptarlo a su uso comercial gastronómico. Extraido del sitio Feal Architecture Files

Chalet Soriano Nazar - Construido por Alula Baldassarini - Foto extraida de http://mdpau.blogspot.com.ar
Chalet Roque Suarez -Chalet de 1929 proyectado por Alula Baldassarini, construido en la esquina de las avenidas Colón y Patricio Peralta Ramos, en terreno con desnivel natural. Tiene fachadas de piedra y detalles en madera, con cubiertas de tejas planas. Hoy funciona un complejo con servicios gastronómicos, sala teatral, y salas para reuniones empresariales y fiestas particulares.
Casa Ocantos -Aristóbulo del Valle 3601 proyectado por Alula Baldassarini - Extraido del sitio Feal Architecture Files
Chalet de Pedro Méndez – Residencia Saint Michel- Mendoza y Boulevard y/o Moreno 1006/44 y/o Mendoza 2007/11/47. Originalmente, construido por Arturo Lemmi en 1925 - Proyectado por los Arquitectos Godoy y Cárrega Gayán. Propietario original Pedro Méndez. Luego la propiedad fue comprada por Adelia María Harilaos de Olmos, quién la hace reformar totalmente por Alula Baldassarini en 1930. Baldassarini hace demoler parte de un paseo formado por dos escalinatas rodeadas de jardines, que terminaban en una fuente, supuestamente diseñado por Carlos Thays. Luego la propiedad fue adquirida por Antonio Manzorro, quién después de más reformas y ampliaciones, transforma al chalet en una serie de departamentos dándoles el nombre actual Saint Michel.

Casa Lanús de French - Boulevard Marítimo 1625 -Architect: Alula Baldassarini construida en 1931
Extraido del sitio Feal Architecture Files

Fuentes
Materia, Forma y Funciòn - "La obra de Alula Baldassarini como referente marplatense" por Romina Mariel Fiorentino
Patrimonio Arquitectonico Marplatense de Oscar Casemar
http://patrimoniomdp.com.ar
Marplatenses Defensores del Patrimonio Arquitectonico y Urbano  
http://mdpau.blogspot.com.ar
Feal Architecture Files // Alula Baldassarini
http://architecturefilles.blogspot.com.ar/search/label/Alula%20Baldassarini
Valoracion Patrimonial de la obra de Alula Baldassarini en Mar del Plata por Romina M. Fiorentino

5 comentarios:

  1. Cuando pequeña solíamos mis padres y yo pasear por la costanera marplatense ida y vuelta hacia el puerto de la ciudad y cada vez que pasábamos por lo que alguna vez el Arq. Baldassarini pensó sería el Hotel del Mar. Mi papá, marplatense por adopción desde el año 1917, comentaba con pena los restos de lo que podía haber sido un orgullo para nuestra ciudad. Yo, con mis escasos añitos, era feliz imaginando cuentos "robinhoodianos" protagonizados por caballeros, damas hadas y elfos tras los muros abandonados de ese - para mi - mágico castillo abandonado. ¡Gracias por traerme esos entrañables recuerdos!

    ResponderEliminar
  2. que hermosas imagenes de una ciudad que ya no es, es una lastima que se derrumben estas obras de arte para construir edificios que parecen pajareras sin alma. me imagino que debe haber algun tipo de coima en la municipalidad ahora y en los años anteriores para hacer semejante sacriligio de borrar nuestra historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón, y lamentablemente la destrucción sigue, porque ahora se la llama "PUESTA EN VALOR" en donde salvajemente se construye un edificio pegado a un chalet. Aristóbulo del Valle y Alberti, Paunero y la costa, etc. Poner en valor es restaurar, no construir una cortina de cemento que amenace con "comerse" lo que pone "en valor".
      Aprovecho para saludar a Pablo Junco y felicitarlo por un trabajo excelente de recopilación histórica de Mar del Plata.

      Eliminar
  3. Siempre produce una enorme tristeza comprobar cuántos de estos tesoros arquitectónicos han sido demolidos impunemente. No merecía nuestra querída ciudad semejante desprecio a sus raíces y a su historia. Mi abuelo Octavio Cecchi inició sus trabajos recién inmigrado de Italia en 1927, con el ingeniero Alula Baldassarini como capataz de la construcción del chalet Villa Regina. Su admiración hacia Baldassarini era absoluta. Gracias Pablo Junco por acercarnos nuevamente estas reliquias. Silvia B Cecchi

    ResponderEliminar
  4. es lamentable el estado en que se encuentra su casa, sobre Sarmiento, si no es prontamente restaurada no sé cuánto ha de permanecer en pie, la ciudad, su gobierno en nada se ocupan del patrimonio histórico ciudadano, muy triste...

    ResponderEliminar