viernes, 25 de agosto de 2017

CENTRO VASCO

Este pueblo tuvo una señalada participación en el desarrollo de estos parajes desde antes de la fundación de Mar del Plata. Todo se inició en el siglo XVI, más precisamente en el año 1582, cuando el vizcaíno don Juan de Garay, luego de fundar Santa Fé y Buenos Aires, en su intento de -abrir una puerta a los campos- y obtener precisiones acerca de la Encantada Ciudad de los Césares-, llegó a esta muy galana costa, según sus gráficas palabras expresadas en carta al rey Felipe II.

Sitio donde actualmente se encuentra la sede del Club Quilmes en Avenida Luro. Se llamaba “La Atalaya”. La edificación contigua todavía existe. Luego se observa la Plaza Rocha. Gentileza Club Quilmes.
Primer edificio del Denak Bat inaugurado el 23 de noviembre de 1946.jpg
“La Atalaya, Luro 3862. Fotografía del blog “Denak-Bat, Centro Vasco de Mar del Plata. En dicho espacio se informa que el 12 de diciembre de 1943 esa entidad realizó su primera asamblea en el edificio “La Atalaya”, ubicado en la calle Luro 3862, tan ligado a la historia sentimental marplatense, por haber sido residencia urbana del hacendado Zubiaurre. En la vieja casona de prestancia señorial, con amplios jardines y arbolado parque, desarrolló el Denak Bat una intensa labor de interesantes proyecciones, en sus instalaciones se escribieron páginas trascendentes en la historia institucional”. Abel Grillo.

Sigue en 1746 con la llegada de los misioneros jesuitas José Cardiel, de La Guardia, y Lorenzo Balda, de Iruña, este último emparentado con la familia de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, que vienen a levantar en la Laguna de las Cabrillas, hoy Laguna de los Padres, la Reducción de Nuestra Señora del Pilar. Y es en 1847 don Gregorio Lezama y los tres hermanos Ortiz, más conocidos por el paraje al que dieron nombre Los Ortices, y luego Pedro Luro, el gran pionero vasco propulsor de Mar del Plata, los que habrían de sembrar junto a otros, estas tierras de apellidos vascos.

Pedro Luro. El mas importante representante de la colectividad vasca en Mar del Plata

Denak Bat

Nada de particular tiene que un buen día de mediados del año de 1943, para que un grupo de vascos y de argentinos se reuniera para encarar la creación de un centro que nucleara a la crecida colectividad vasca, sus descendientes y los argentinos consustanciados con el amor a la tierra natal, a la libertad, la paz, el orden y el trabajo fecundo.
 
 “Teyú Cuaré”, Club de Pelota, se ubicaba en Moreno 3440, luego es demolido y en el mismo predio se levanta el actual “Centro Vasco Mar del Plata”. Foto de Enrique Mario Palacio
La iniciativa contó con el entusiasta concurso de vascos y de muchos argentinos de ascendencia vasca que, reunidos un 17 de julio de 1943 declararon constituida la entidad que esperaban los vascos radicados en nuestra ciudad y la zona de influencia. De esa reunión surgió el nombre de la flamante institución, centro vasco Denak Bat, es decir todos uno, manifestando así el deseo de los fundadores de reunir a todos los vascos nacidos en los territorios históricos vascos, de uno y otro lado del Pirineo, en un centro que les recordara el hogar de la patria lejana.
 
Mar del Plata. Centro Vasco Denak-Bat. Foto de Iñaki Linazasoro
Las primeras reuniones se realizaron en las instalaciones del desaparecido Parque Hotel de don Pablo Lamariano, ubicado en la calle Mitre 2011, en cuyo patio interior aprendieron los primeros pasos de danzas vascas buen número de niñas y niños. Al poco tiempo la entidad contaba con más de trescientos asociados, siendo marco propicio para su desarrollo el edificio de La Atalaya, ubicado en Luro 3862, tan ligado a la historia marplatense por haber sido residencia urbana del hacendado Zubiaurre.
 
Edificio Atalaya, Av. Luro y Dorrego. Recuerdo en esa esquina el Bar Pueyrredon del Señor Nivio. Tenía un hermoso billar “.Carlos Alberto de Adá
En la vieja casona de prestancia señorial, con amplios jardines y arbolado parque desarrolló el Denak Bat una intensa labor de interesantes proyecciones y en sus instalaciones se escribieron páginas trascendentes de la historia institucional. Allí, un 12 de diciembre de 1943 se realizó la primera asamblea, se aprobaron sus estatutos y se eligió la primera comisión directiva que presidió don Domingo Lerchundi.

Fundadores


Para la mayoría de los vascos, la forma más común de incorporarse en el proceso productivo fue el trabajo asalariado, que ganará importancia a medida que avanzamos en el siglo. Otra manera fue a través de contratos de mediería o aparcería, que tendieron a desaparecer a medida que avanzó el siglo XX. El funcionamiento de redes interpersonales, que favorecieron la inserción laboral y social de los vascos en el momento de la llegada, se revelan en esta zona y en esta época como un fenómeno importante de los factores de inmigración vasca; las primeras referencias ubican a Pedro Luro como dador de trabajo a sus paisanos. 

Familia Argel. año 1898. Pedro Argel vino a trabajar contratado por don Pedro Luro. Se dedicaba al traslado de cueros y haciendas de Dolores a Bahia Blanca. Se instaló en Dolores -donde vivía Pedro Luro- el cual luego de unos años lo recomendó para trabajar en la estancia de don Benjamín Zubiaurre. Información suministrada por el Museo de Kakel Huincul. Maipú. Gentileza de Griselda Susana Curuchet


Familia Larrea. Francisco María, Juan (parados), José Agustín, Elizondo (un primo de Maipú) y José Antonio (José Agustín y José Antonio, fueron los que trabajaron con Pedro Luro
Juan Gaillour Donat
Fiesta Vasca año 1942.
Primera semana vasca año 1945.
semana vasca 1954.
Carnaval en el Centro Vasco junto a Mariano Mores y Jorge Sobral año 1954.
Aizkolaris, demostración en Plaza Colon Semana Vasca.

Uno de los casos de los que tenemos referencias es el de los hermanos José Antonio, Agustín, Juan y Francisco María Larrea Irisarri, quienes llegaron a la República Argentina en el año 1887, procedentes de Urroz de Santesteban, Navarra, llamados por Pedro Luro, y se iniciaron de manera inmediata en tareas rurales en campos de su propiedad en el río Colorado. Francisco María, después de varios años, se radicó en Mar del Plata y se transformó en arrendatario junto a su esposa doña María Urbieta y a sus hijos Francisco, Antonio, Ignacio, Isabel, María Celina y Aurora Larrea Urbieta, en la zona de la estancia El Soldado, camino a Balcarce.


Kalejira por el centro de la ciudad de Mar del Plata. 1955.jpg
Fachada original año 1955.
José Antonio de Aguirre saludando al Intendente Celso Aldao. Mar del Plata, 1955.
1957.- Francisco Manrique, Secretario Presidencia de la Nación, Arturo Bégue, Presidente del Centro Vasco, Pedro de Basaldúa, Delegado del Gobierno Vasco en Argentina, Pedro Eugenio Aramburu, Presidente de la República Argentina, Dr. Celso Aldao, Intendente de la Municipalidad de Mar del Plata, Francisco Uriaguereca, Vicepresidente del Centro Vasco Denak Bat.
Viaje a Uruguay del coro y del cuerpo de baile del Centro Vasco. 1958

El testimonio de Pedro Goicoechea muestra otra forma de reclutamiento de trabajo entre los vascos y Pedro Luro. Llegó a Mar del Plata en 1879, luego que Luro lo encontrara recién arribado en el puerto de Buenos Aires, puesto que este empresario rural solía concurrir a la escollera en el momento del arribo de buques con migración vasca y procedía allí mismo a ofrecer trabajo en alguna de sus estancias. Ta m b i é n  a l g u n o s documentos mencionan que la ayuda consistía en darles para trabajar ovejas al tercio.
 
Visita del Lehendakari Jesús Maria de Leizaola, acompañado de Jokin de Gamboa, Francisco Gorritxo, Teodoro Bronzini, Rufino Inda y Pedro de Basaldua. En homenaje al General San Martín. Año 1961..jpg
Homenaje al árbol de Gernika. Con la presencia del Lehendakari Jesús María De Leizaola, junto al presidente de FEVA, el Intendente Municipal Teodoro Bronzini, el presidente del Concejo Deliberante Rufino Inda. 1961.

Uno de los seis hermanos Gaillour, a quien trajo directamente Pedro Luro a trabajar en su estancia de Puente Viejo ubicada a unos kilómetros de la localidad de Bahía Blanca. De ellos sólo retornó uno de los seis hermanos. Y fue Juan Gaillour Donat  (padre de Juan Gaillour quien ocupó la presidencia del Centro Vasco entre 1975 y 1993), quien años más tarde, en 1911, cubrió como “manejante” de una galera propiedad de otro vasco Francisco Cortajarena (dueño también del almacén de ramos generales Santa Rosa), el trayecto desde el pueblo hasta la estancia Ojo de Agua. 

 Fiesta Vasca en Mar del Plata

En dicho recorrido iba levantando tanto a la ida como a la vuelta pasajeros y correspondencia en su paso por las tranqueras de las estancias. En Mar del Plata esta galera paraba en la “Fonda la Prudencia”, propiedad de Prudencio Ignacio Marcaida, también de origen vasco.


José María Domingo Ormaetxea en un carro de reparto en Plaza Colon. Año 1962
Mariano Mores y el coro del Denak Bat
Presentación del Coro en la  Iglesia de San Miguel de Aralar MDP
Bailes en Plaza San Martin año 1978.
Bailes en Plaza San Martin -año 1978
Mar del Plata. Retoño del árbol de Gernika plantado por el Centro Vasco Denak-Bat en la plaza de San Martín. Foto de Iñaki Linazasoro, 1978


Francisco Aizpun; Manuel Ameztoy; Florencio Amparan; Antonio María Aramburu; Felix de Ayesa; Ricardo Barroeta; Martín Bercaitz; Juan José Boubee; Pedro Carballo; Juan Gaillour; José Miguel Gogorza; Antonio Irurzun;  Pablo Lamariano; Patricio Landeta; Ignacio Landeta; Domingo Lerchundi; Jesús Lopez Belzunegui; Pedro Marco Mendizábal; Pedro Mozo Eguiguren; Prudencio Mozo Eguiguren; Julián Ochandorena; Juan Setien; Antonio Urdangaray;  Francisco P. Uriaguereca; Isidro Vicente Galduroz; Santiago Villar e Ignacio Yanci.
 
Intendente Roig, Juan Gaillour, Xabier Arzalluz, Josu Legarreta, Elichiribehety año 1987
Colectividad Vasca en el Homenaje a Jesus de Galindez junto al intendente Angel Roig. año 1986
entrevista a Josu Legarreta a su llegada año 1986. Foto Jose Martin Azarloza
Sra. Armentia, J. Legarreta, J. Gaillour, X.Arzalluz,Julio Elichiribehety, Maria C.Arriola Cena en homenaje a Gernika
Misa de P. Iñaki Aspiazu, costanera . Año 1986
El 23 de noviembre de 1946, merced al esfuerzo y al tesón de sus directivos y las aportaciones de todo tipo de algunos socios, se inauguró la nueva sede social en la calle Moreno 3440, con un nutrido programa de actos. En el edificio que compró la institución se encuentra la cancha de pelota denominada TEYÚ CUARÉ, inaugurada el día 21 de febrero de 1928, con la asistencia del presidente de la República, Marcelo Torcuato de Alvear. Se da cima así a la materialización de una aspiración colectiva, haciéndose realidad el sueño de la casa propia.
 
Foto de la actualidad. Centro Vasco  - situado en calle Moreno 3440
Restaurante del Centro Vasco de Mar del Plata
Restaurante del Centro vasco
Natalio Ricardo Marengo en el Centro Vasco Denak Bat, Moreno 3440 - Biblioteca José de Ariztimuño, Mar del Plata en el marco del 25º Congreso de Historia
Cancha de pelota-paleta del Centro Vasco
Remanso frente a las canchas de pelota-paleta del Centro Vasco
Escenario del Centro vasco
 
Semana Nacional del Bicentenario Año 2010

En el año 1960 la institución encara el ambicioso proyecto de remodelar totalmente el edificio, logrando una maravillosa obra que refleja en su fachada la expresión genuina y caracterizada de la arquitectura vasca. La obra fue llevada a cabo por el ingeniero Mario Salles, el dibujante y pintor Felix Muñoa, y la construcción a cargo de Bingen Azarloza.

Alguien dijo que el vasco es un pueblo que canta y baila en el Pirineo; no podía, pues, faltar en una casa de vascos la expresión organizada de esa actitud vital, y así surgió el coro Denak Bat y el grupo de dantzaris Beti Alai, creado por el inolvidable Isidro Vicente Galduroz. Estos dos pilares del Denak Bat, la danza y la canción, han brindado a Mar del Plata y a varias ciudades de la Argentina, Estados Unidos y País Vasco, cumplidas manifestaciones. (Diario La Capital 24-7-2011.)
 
Año 2007. Homenaje frente al arbol de Guernica en Plaza San Martín
Cuando los vaskos llegaron aquí, a estas tierras ubérrimas, no lo hicieron como conquistadores- que nunca lo fueron- ni como colonizadores, aunque así lo parezca. Fué, mas bien, un retorno a sus viejos lares, como un regresar a las fuentes, descendientes los vaskos de la raza Roja, Larru -Gorría, oriunda de Austerria, de donde sus hijos pasaron a América al producirse el hundimiento del continente Austral, y de América, a través de Asia y Grecia, hasta sus cumbres y los valles del Pirineo- como afirma rotundamente Florencio de Basaldúa
 
Recorte de diario del año 1951
Año 1958 obra de teatro Dona Toda con Birgen Azarloza (segundo de la izquierda)
El pintor vasco que residió mucho tiempo en Mar del Plata Mauricio Flores Karepotxipi

No es extraño, pues, que las mas feraces obras realizadas en el “pago” de la Lobería desde sus mas remotos comienzos, ni es extraño, tampoco, ese poder de adaptación del Basko a las mas disímiles tareas, propias del nuevo ambiente, desconocidas en su tierra; él, que nunca ha montado, se convierte en reputado jinete y hábil domador; en diestro alambrador y eficaz ordeñador, cuando en su tierra no se utiliza el alambre para delimitar la propiedad y el ordeñe es tarea de la “andrea”.


Autoridades vascas firman el libro de visitantes ilustres. 1998. Ortuzar. Greaves e Iñaki Aguirre 
Escultura en homenaje a Jesús de Galindez año 1986
Si Juan de Garay, el vizcaíno, es quien abre el desfile por la entonces tierra de indios a la que describe como “La muy Galana Costa”. De entonces acá, la historia del desarrollo de la Ciudad de Mar del Plata y de su zona de influencia está sembrada de apellidos Baskos, que dedicados a las actividades agropecuarias, el comercio, la industria, han aportado a su desenvolvimiento y progreso,s u tenacidad, su voluntad de trabajo, su acrisolada honradez, su amor a la libertad y sus cristianas virtudes.
 
Monumento al vasco Pedro Luro, Plazoleta en la avenida Luro y San Luis, obra de Hidelberg Ferrino, donación del Centro Vasco Denak Bat.
Mar del Plata. Placa en homenaje a Pedro Luro. Foto de Iñaki Linazasoro
Monumento al Inmigrante vasco, obra donada por el gobierno de Euzkadi y el Centro Vasco Denak Bat de Mar del Plata, y realizada por Hidelberg Ferrino

Así, Gregorio de Lezama; los hermanos Ortiz; Antonio, Javier e Inocencio, instalados con una esquina en un pintoresco paraje, confluencia de antiguos caminos, que aún hoy se conoce como Los Ortices, en la toponimia lugareña. Así Joaquín de Imaz; Eusebio y Ovidio Zubiaurre; Patricio Peralta Ramos, de oriundez de Nabarra; Barragán, Igarzábal; Berro; Jáuregui; Izaguirre; Anchorena; Camet; Valdez, Errecaborde; Uranga y tantos otros pobladores de estancias y sembradores de trigo como Pedro Luro.
 
El vasco Bautista Balerdi y su hija Juana Manuela en el año 1880
Así Balerdi; Jáuregui; Goñi; Maetxantene; Aspillaga, fijadores de rumbos y creadores de rutas, como sus Galeras y sus Postas, recorriendo grandes extensiones de campos vírgenes con su interminable sucesión de arroyos, pajonales, cañadones, vizcacheras y montes de currus extensiones recorridas con una inquebrantable fé, una tenacidad a toda prueba. Así Domingo Boubee en 1888 instala uno de sus primeros tambos en campos de Peralta Ramos-actualmente en Cerrito entre la calle 39 y Mario Bravo- edificando su casa en lo que hoy es Matheu y Santa Fé, allí se dedica al trasporte de mercaderías.
 
El vasco Martin Errecaborde, dueño del campo Las Dos Marías, para 1885
Así también los Ortuzar; Eskerra; Guerra; Guevara; Belaunzarán; Jáuregui; Sorondo; Salinas, que figuran entre los primeros compradores de parcelas para poblar, dentro del ejido urbano, y Fermín Irigoyen, propietario de El Soldado, importante casa de comercio, y Caasimiro Barbier, comerciante, con mas alma de poeta que de traficante de mercaderías, dueño del almacén y tienda Los Baskos que allá por el año 1890 estaba en la esquina de Rivadavia y Córdoba, y el basko Etxepare, que vino al pago con Martín Errecaborde y luego hacia 1889 compró chacras en el extremo norte de la ciudad, sobre la actual Avenida Constitución, que pobló y explotó con tambo, haciendo el reparto domiciliario a la manera del clásico y tradicional vasco lechero, montado a caballo, tambo que sus descendientes siguen explotando todavía en el mismo lugar.

Otro reconocido historiador de Mar del Plata el vasco don Felix de Ayesa
Artículo del periódico El Atlántico de Mar del Plata aparecido el 3 de marzo de 1957
Programa de actos en homenaje a Jesús de Galíndez - Buenos Aires 1957.
Breve reseña sobre la vida de Jesús de Galindez

O esa formidable pareja formada por Justo Beramendi y Polonia Castán que, a partir de 1901, cultivaron una extensión de tierra delimitada por las actuales calles Güemes, Peña, Almafuerte y el mar, pasando luego a cultivar los parajes que hoy conocemos como Gruta de Lourdes y Termas Huincó. Paralelamente muchos religiosos de estirpe vaska han venido realizando ejemplar labor evangelizadora en el curso del tiempo a partir del Padre Juan Orué, primer sacerdote de la Capilla de Santa Cecilia en 1873, vale decir, antes de la fundación, y el Padre Martín Zabala, entre otros.
 
Afiche del 70º Aniversario del Centro Vasco de Mar del Plata
Semana Nacional Vasca del Bicentenario Año 2010
Semana Nacional Vasca del Bicentenario Año 2010
Semana Nacional Vasca del Bicentenario Año 2010
Semana Nacional Vasca del Bicentenario Año 2010
Semana Nacional Vasca del Bicentenario Año 2010
Semana Nacional Vasca del Bicentenario Año 2010
Semana Nacional Vasca del Bicentenario Año 2010


Fuentes:
Aties’tar Peli- Diario La Capital -10-02-1974
Historia del Centro Vasco Denak-Bat, Mar del Plata -Por Adriana Álvarez - Eusko Jaurlaritzaren Argitalpen Zerbitzu Nagusia = Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco, 2002 - 195 páginas - http://www.habe.euskadi.eus/contenidos/informacion/06_urazandi_coleccion/es_712/adjuntos/urazandi7.pdf