miércoles, 1 de abril de 2020

COMPLEJO TURÍSTICO CHAPADMALAL

Complejo Turistico Chapadmalal. Decada del 50


Los primeros antecedentes de turismo social en el país se iniciaron en 1930, cuando organizaciones cristinas y laicas, empresas ferroviarias y sindicatos comenzaron a reproducir las iniciativas que se estaban desarrollado en Europa. El primer peronismo extiende estas acciones al conjunto del territorio nacional a partir de un sistema estatal de colonias de vacaciones, que incluyó las unidades de Embalse (Córdoba) y Chapadmalal (Mar del Plata). Ambas se convirtieron en los principales complejos destinados al ocio popular y hoy en día, a más de siete décadas de su puesta en marcha, continúan sosteniendo la política de turismo social en Argentina. Conozcamos su historia…

Antecedentes históricos del lugar

El 28 de junio de 1837, el Gobierno otorga escritura de venta a la testamentaria de Pedro Trapani de 12 leguas cuadradas entre la Laguna de los Padres, la costa del mar, el Arroyo Las Brusquitas y el campo de Ladislao Martínez. Es éste el primer plano con los tres límites, que se mantienen del territorio de Chapadmalal. Pedro Trapani es de los primeros pobladores blancos de esta zona (1816), como lo certifica la denuncia que realiza el 1º de diciembre de 1827 en el Departamento Topográfico. La posesión real de estas tierras era, por derecho propio, del Cacique Negro II ó Llampilco, puelche según D’Orbigny y tehuelche para Rosas, quien había reclamado para sí una amplia zona que abarcaba desde el Rincón del Tuyú hasta pasando las Sierras del Volcán, entre 1791 y 1806, cuando mantenía buenas relaciones con la autoridad colonial de Buenos Aires.

El 21 de mayo de 1819, el cacique vende las tierras en Bahía Blanca a Lorenzo López, sin la documentación que acreditara su titularidad, por trueque de provisiones y dinero, en una venta certificada en un papel de cartas, escrito a lápiz. En 1827 la Sociedad Rural, quien ya poseía una estancia en el lugar con puesto y pulpería sobre los arroyos Lobería y Las Brusquitas, y le compra a Lorenzo López las 12 leguas de tierra en el Rincón de Lobos, lo que determina numerosos incidentes con Pedro Trapani y sus sucesores, consecuencias de los cuales el Departamento Topográfico no reconoce la transacción de Lorenzo López con la Sociedad Rural.

Uno de los primeros autos que llegó a Mar del Plata. Lo maneja Miguel Alfredo Martinez de Hoz.-Archivo General de la Nacion.
Residencia de la estancia Chapadmalal de Miguel A. Martinez de Hoz. Foto publicada en Inglaterra por Jas Truscott and Son Ltda. // Greater Britain Publishing Company Ltd. Imagen gentileza Lic Angel J. Somma para Fotos de Familia del Diario La Capital

El 9 de enero de 1839, ante el Escribano Marcos Leonardo Agrelo, los albaceas de la Sucesión de Pedro Trapani (fallecido este le sucede como heredero su madre: Doña Jacinta Castellanos), José Juan Larramendi y Manuel José García venden a Augusto Favier (Pte. de la Sociedad Rural), en $ 212.000, las 12 leguas más hacienda vacuna, yeguas, caballos, potros y redomones. 27 de febrero de 1868, resuelta el área de tierras, mensura del Agrimensor Germán Kuhr: 237.067 ha, se venden las fracciones no vendidas antes, por los martilleros Balbín y Plowes, en Buenos Aires.

Plano de mensura de la Estancia Chapadmalal.

Al hacerse la adjudicación de bienes de la casa Narciso Martínez e hijos, le corresponde a don José Toribio Martínez de Hoz la estancia Chapadmalal que había fundado en 1860, en las aproximadamente 20.000 hectáreas que habían sido adquiridas en 1854. Con el dominio de la tierra perfeccionado, con límites precisos, las 237.067 ha se dividen en 107 campos de variadas áreas. Los campos 96 al 107 conformarían Chapadmalal, un área de 24.617 ha, plano de mensura y subdivisión de la Estancia Chapadmalal, de 15 de marzo de 1887, por el agrimensor Federico Gómez Molina. 

Hacia el año 1888 la heredad se divide en 2 grandes estancias: al sur de 13.000 hectáreas le fue adjudicada a Antonio Juan Martínez de Hoz, que pasa a llamarse "La Nueva", y posteriormente Santa Isabel; la otra de 12.500 hectáreas, le corresponde a Miguel Alfredo Martínez de Hoz, que sigue manteniendo el nombre de Chapadmalal. Esta subdivisión surge del plano de mensura realizado con fecha 15-03-1887, por el agrimensor Federico Gómez Molina.


Construcción del puente sobre el arroyo Chapadmalal. Década del 30. Aporte Horacio Dieguez para Fotos de Familia del Diario La Capital
En 1945 se realizó la expropiación de tierra fiscal para construir un “Hotel para Personal del Estado”. Se trataba de aprox. 50 hectáreas de tierra fiscal, ubicadas en el Partido  de  Gral.  Pueyrredón,  a  ambos  lados  del  arroyo  Chapadmalal,  y  el  camino costanero  que  une  a  Mar  del  Plata  con  Miramar.  El  área  fue  declarada  de  utilidad pública y expropiada por el Poder Ejecutivo Nacional con destino a la construcción de un hotel económico y colonia de vacaciones para empleados y obreros del Estado. La obra fue iniciada por el Gral. Juan Pistarini, Ministro de Obras Públicas, en 1948 y finalizada por la “Fundación Eva Perón”, durante la presidencia de Perón.


Creación del Complejo Turístico Chapadmalal

El Primer Peronismo (1943-1955) impulsa una serie de acciones específicas tendientes a facilitar el acceso de los trabajadores al turismo y otras medidas estructurales que fueron determinantes al proveerles tiempo disponible y recursos financieros (Pastoriza y Torre, 1999). El turismo social fue incluido dentro de las medidas reivindicatorias, asociada a las necesidades de jornada limitada, vacaciones pagadas y mejoras salariales, como una actividad de “recompensa” y “restauración”, tendiente a posibilitar el acceso de “la población trabajadora a los lugares de turismo […] facilitando a los servicios de bienestar y asistencia social de las asociaciones profesionales, Ia construcción de hoteles y colonias de vacaciones, y las franquicias posibles en los medios de trasporte” (Ministerio de Asistencia Social y Salud Pública, 1954:154).

El Decreto-Ley N°33.302/45 referido al salario mínimo, básico y sueldo anual complementario, constituyó el emblema de la política de turismo social, definiéndolo como “la remuneración del trabajo que permite asegurar en cada zona, al empleado y obrero y a su familia, alimentación adecuada, vivienda higiénica, vestuario, educación de los hijos, asistencia sanitaria, transporte o movilidad, previsión, vacaciones y recreaciones” (Art. 18). La norma determinó que el 3% del aguinaldo, derivado de un aporte del 5% del sueldo anual complementario que depositaba el empleador (pudiendo retener un 2% del pago al empleado), se destinaría al fomento del turismo social.

El Estado se convirtió así en el principal promotor y articulador de este tipo de iniciativas, pasando a administrar una extensa oferta hotelera, que incluía los alojamientos de las empresas ferroviarias británicas (nacionalizadas), los establecimientos dependientes de la antigua repartición de Parques Nacionales y otros trasferidos por las provincias y expropiaciones a privados. A partir de estos alojamientos y de nuevos edificios construidos por el Ministerio de Obras Públicas, se puso en marcha un sistema estatal de colonias de vacaciones en los principales destinos del país, como Ezeiza (Buenos Aires), Puente del Inca (Mendoza), Embalse (Córdoba) y Chapadmalal (Mar del Plata). Estas últimas constituyeron los principales complejos del turismo estatal, disponían de salas de cine, teatro y bowling, polideportivos, capillas, área de atención médica y farmacias en el mismo predio.

En el año 1945, durante la primera presidencia del general Juan Domingo Perón se firma el decreto 9305/45 donde se propicia la construcción de una ciudad balnearia en Chapadmalal. Para ser usufructada por los empleados públicos nacionales, trabajadores de todas las disciplinas abonando módicos valores y principalmente por los niños, ancianos y discapacitados de todo el territorio nacional de forma gratuita. Así comienza la construcción de los 9 hoteles, 19 bungalows y el edificio de administración, correo y ermita a través de la empresa "Santa Fe y PEGRA". 

En 1945 se realizó la expropiación de tierra fiscal para construir un “Hotel para Personal del Estado”. Se trataba de aprox. 50 hectáreas de tierra fiscal, ubicadas en el Partido de Gral. Pueyrredón, a ambos lados del arroyo Chapadmalal. El área fue declarada de utilidad pública y expropiada por el Poder Ejecutivo Nacional con destino a la construcción de un hotel económico y colonia de vacaciones para empleados y obreros del Estado. La obra fue iniciada por el Gral. Juan Pistarini, Ministro de Obras Públicas, en 1948 y finalizada por la “Fundación Eva Perón”, durante la presidencia de Juan Domingo Perón. Las obras estuvieron  cargo del Ministerio de Obras Públicas de la Provincia, através  de  la  Dirección  Nacional  de  Arquitectura,  para  el  programa  “Hoteles  y Colonias”.

Construcción del Complejo Turistico Chapadmalal
Construcción del Complejo Turistico Chapadmalal
Las asociaciones sindicales nucleadas en la Confederación General del Trabajo (CGT) ocuparon un lugar clave en el andamiaje de estos programas. El fortalecimiento de su capacidad política les permitió ampliar las iniciativas de los años 30, alcanzando nuevas organizaciones de trabajadores y consolidando las existentes. Así, entre 1946 y 1951 la cantidad de empleados afiliados pasó de 520.000 a 2.334.000, alcanzando en 1954 una tasa de sindicalización cercana al 43% (James, 2010). Este destacado accionar gremial, que identifica el caso argentino en el mundo, perdura incluso luego del golpe de Estado de 1955.

La articulación de estas iniciativas originó que la política de turismo social adquiera una magnitud y visibilidad que no se repitió en ningún otro periodo de la historia argentina. Los módicos costos de las propuestas oficiales (en muchos casos reunían el conjunto de los servicios totalmente subvencionados), así como la articulación con la Fundación Eva Perón (incorporando a aquellos colectivos excluidos de la estructura gremial), posibilitaron la participación de parte de los sectores populares, que lograron acceder al turismo en muchos casos por primera vez. Más allá de la retórica oficial, la afectación de recursos, la sanción de normativa, el despliegue de infraestructura estatal  y la valoración social de una cuestión que hasta ese entonces quedaba fuera del imaginario colectivo, reflejan la irrupción del turismo social en la agenda pública, constituyendo un caso inédito en Latinoamérica.


Construcción del Complejo Turistico Chapadmalal
Construcción del Complejo Turistico Chapadmalal
Construcción de uno de los hoteles de la Unidad Turística de Chapadmalal. Suministrada por la museóloga Silvia Rosa Daria (Museo Eva Perón de Chapadmalal) para Fotos de Familia del Diario La Capital
Folleto publicitario Fundación Eva Perón del Complejo Turístico Chapadmalal. Decada del 50
Año 1949, durante la construcción del complejo hotelero turístico de Chapadmalal. En el medio de camisa blanca Juan Bernardele, primer capataz de la empresa constructora Grassetto”.Imagen enviada por Juan Carlos Bernardele al sitio Fotos de Familia del Diario La Capital
Fue así que bajo la dirección de Jose Mai se realizó una topografía edilicia pabellonaria con tejas rojas piedras de la zona parquet de Canadá y con un entorno paisajístico que caracterizó la corriente estilista. Para su construcción se demandaron ingentes cantidades de trabajadores, entre los cuales se encontraba gran cantidad de españoles, italianos y yugoslavos. Es así que la construcción de estos hoteles y su posterior puesta en funcionamiento hicieron del lugar el principal polo laboral de la zona.

A partir de la instalación de la Unidad Turística en Chapadmalal, la zona aledaña comenzó a poblarse, dando origen al barrio San Eduardo de Chapadmalal, que en un principio fue habitado no sólo por los miles de trabajadores que cumplían sus tareas en los hoteles, sino por ocasionales turistas que se enamoraban de las playas y la tranquilidad del sector y se afincaban de manera definitiva allí. Esto dio lugar a la instalación de numerosos comercios que dieron vida a la región.

Tarjeta postal con el texto “Colonia Ministerio de Obras Públicas – Chapadmalal”. Fuente: delcampe.net Enviada por Prof. Julián Mendozzi para Fotos de Familia del Diario La Capital
Unidad Turística de Chapadmalal, año 1950. Edición e impresión: Robeduard. Distribuidor en Mar del Plata: Casa Moroni. Enviada por José Alberto Lago a Fotos de Familia del Diario La Capital
Unidad Turística de Chapadmalal. Década del 40. Enviada por Susana Cacciopo a Fotos de Familia del Diario La Capital
Enero de 1951 sobre el puente del lago en la Unidad Turística de Chapadmalal. Personas que aparecen: primera a la izquierda Ana Pellegrini, estudiante de nutrición; 2da. Irma Martínez compañera del Liceo Nº 1 5º A; tercera, estudiante mendocina; cuarta, Beatriz Menguez compañera del Liceo Nº 1 5º A; 5TA. Estudiante mendocina. Imagen enviada por Ana Pellegrini a Fotos de Familia del Diario La Capital.

Utilización y características del complejo

El complejo Chapadmalal, distante a sólo 40 kilómetros de la ciudad de Mar del Plata, fue el lugar de veraneo preferido por los obreros de la Capital y del interior del país que verían por primera vez el mar y gozarían de un período de descanso y esparcimiento. Ocupaba seiscientas hectáreas sobre los que se levantaban nueve edificios rodeados por pequeños bosques. Una de las construcciones estaba destinada exclusivamente a los niños, tenía una capacidad de ochocientas plazas y sus ocupantes eran elegidos "entre los más pobres y necesitados del país", razón por la cual sus padres no abonaban viajes, estadía ni comidas.

 Video Fundación Eva Perón. Colonia Chapadmalal

Los niños contaban con una parte de la playa especialmente reservada, ya que sus edades iban de los dos a los seis años, organizados en grupos de dieciséis o veinte a cargo de una institutriz. Se desplazaban desde el mes de diciembre a marzo en grupos de quinientos, renovables por quincenas. Los restantes ocho hoteles estaban destinados a los grupos familiares que sí podían abonar un paquete de alojamiento, con una capacidad total de dos mil ochocientas plazas. Chapadmalal también tenía un complejo de bungalows con capacidad para alojar a 76 personas. 


Tren repleto de niños en camino a la colonia de vacaciones en Chapadmalal.
Niños en el tren Roca rumbo a la colonia de vacaciones de Chapadmalal. Decada del 50
Colonia de vacaciones de el complejo turistico Chapadmalal. Decada del 50
Postal del Complejo Turistico Chapadmalal. Imagen gentileza Lic. Angel Somma
Unidad Turística de Chapadmalal. Fotografía tomada en 1958 por Dmitri Kessel para la revista Life. Enviada por José Boesmi a Fotos de Familia del Diario La Capital
Unidad Turística de Chapadmalal. Fotografía tomada en 1958 por Dmitri Kessel para la revista Life. Enviada por José Boesmi a Fotos de Familia del Diario La Capital
Tarjeta postal motivo “Arroyo Chapadmalal , en la Colonia de Vacaciones” .Fuente: delcampe.net. Enviada por : Prof. Julián Mendozzi a Fotos de Familia del Diario La Capital
Foto Postal. Hotel Infantil – Chapadmalal, perteneciente a la Colonia de Vacaciones”. Enviada por Enrique Mario Palacio a Fotos de Familia del Diario La Capital
Foto tomada en 1954 en la Unidad Turística de Chapadmalal. “Mi abuela con mi mamá y un hermano viajaban mucho Argentina y yo he recuperado algunas fotos.. saludos desde Santiago de Chile “, comenta el Sr. Solar. Fotografía enviada desde Santiago de Chile por Luis Eduardo Solar a Fotos de Familia del Diario La Capital
“Capilla del Complejo Turístico Chapadmalal- Enero de 1968”. Imagen enviada por el Lic. Angel J. Somma a Fotos de Familia del Diario La Capital
Capilla Chapadmalal, Fundación Eva Perón, Hoteles de Vacaciones Chapadmalal. Foto Balbuena.  Enviada por Enrique Mario Palacio a Fotos de Familia del Diario La Capital

La edificación era la misma para todos, aunque unos más grandes que otros, adjudicándose la cuota de acuerdo a lo que cada familia podía pagar; así se trataba de reunir en un mismo hotel a los grupos con Ingresos similares, porque el complejo disponía de centros comerciales ubicados en la planta baja de cada edificio. Algunos tenían cine y salas de bowling. Las habitaciones eran muy amplias (dobles, triples y cuádruples) y la Fundación, al hacerse cargo de la administración, había renovado totalmente el mobiliario y la vajilla.

Como los gastos de mantenimiento de estos hoteles debían solventarse con el producto de su propia recaudación, la Fundación había instalado en la colonia un matadero que procesaba dieciocho animales por día y producía 3.200 litros de leche diarios. Trabajaba también una panadería y repostería que producía 2.700 kilos de pan por día para toda la colonia.


Partida de viaje hacia el descanso y solaz en las colonias de vacaciones Chapadmalal. Año 1950.
Llegada de los niños a la Colonia de vacaciones en Chapadmalal. Decada del 50

El golpe de Estado de 1955 interrumpió aquellas iniciativas identificadas con el peronismo, iniciando un periodo de bloqueo y reconversión del turismo social, que se asocia a la alta inestabilidad del sistema democrático. A partir de la invalidación de normas y la transferencia de recursos a provincias, sindicatos y privados, se desarticuló progresivamente el sistema estatal de turismo social.

Los distintos interregnos democráticos pretendieron reactivar las prestaciones mediante las colonias vacacionales, particularmente con Embalse y Chapadmalal que fueron las únicas que resistieron los procesos de transferencia, sin embargo los sistemáticos golpes de Estado coartaron estas iniciativas.

La última dictadura militar, autodenominada “Proceso de Reorganización Nacional”, canceló el histórico Fondo de Turismo Social (creado en los primeros gobiernos de Perón), que había logrado resistir distintas embestidas. Se decidió englobar dicho fondo dentro del IVA, implicando un quebranto irremediable para la política de turismo social argentina y, particularmente, el mantenimiento de los complejos estatales.

Villla para los XII Juegos Panamericanos

La Villla  de los XII Juegos Panamericanos funcionó en el Complejo Turístico Chapadmalal con  muy  buena  facilidad  de  acceso  a  los  lugares  de  competencia  y entrenamiento y su ubicación contribuyó a que los deportistas pudieran descansar. Los atletas y acompañantes se alojaron entre el 1 y el 27 de Marzo de 1995. Las autoridades del COPAN  dispusieron en 1986  la  reforma del complejo  para  adaptarlo  a  las necesidades de los 5200 huéspedes. Se dispuso de una sala equipada con fax y teléfonos para la prensa, y un salón de reuniones con capacidad para 40 personas, adecuado para la realización de conferencias o actividades protocolares. 


Vista del Complejo Turistico Chapadmalal en 1986 durante la visita del Comité Olimpico Argentino. Imagen gentileza Ruben Aguilera
Vista del Complejo Turistico Chapadmalal en 1986 durante la visita del Comité Olimpico Argentino. Imagen gentileza Ruben Aguilera
Agosto de 1986. Visita de los miembros del Comité Olimpico Argentino en Chapadmalal. Sarquis Kaloghlian (Presidente de la Unión Panamericana de Yudo) y Francisco Malgialardi (Secretario de la Comisión Sudamericana de Remo). Imagen gentileza Ruben Aguilera
Agosto de 1986. Visita de los miembros del Comité Olimpico Argentino en Chapadmalal. Sarquis Kaloghlian (Presidente de la Unión Panamericana de Yudo) y Francisco Malgialardi (Secretario de la Comisión Sudamericana de Remo). Imagen gentileza Ruben Aguilera
Agosto de 1986. Visita de los miembros del Comité Olimpico Argentino en Chapadmalal. Sarquis Kaloghlian (Presidente de la Unión Panamericana de Yudo) y Francisco Malgialardi (Secretario de la Comisión Sudamericana de Remo). Imagen gentileza Ruben Aguilera.
Año 1995. Villa Panamericana. Imagen gentileza Ruben Aguilera
Publicación sobre la Villa Panamericana Año 1995. Imagen Ruben Aguilera
Publicación sobre la Villa Panamericana Año 1995. Imagen Ruben Aguilera

Para la atención médica funcionó un mini hospital y en lo deportivo,  la  Villa  contó  con  un  gimnasio  cubiertos  y  amplios  espacios  verdes  que permitieron realizar también entrenamientos al aire libre. Como complemento de estas actividades los atletas contaron con servicios de sauna y control de peso. El  Complejo  fue  escenario  de  numerosas  actividades  culturales  y  recreativas. Para esos fines se dispuso el funcionamiento de una disco, un cine, una galería de arte y una biblioteca y una capilla donde se ofrecieron  servicios religiosos diarios, tanto en español  como  en  inglés,  del  culto  católico  y  un  salón  no  identificado  con  creencia alguna, ambientado para las oraciones y promesas que quisieran hacer los participantes.


Unidad Turística Chapadmalal. Turismo para Todos. Imagen gentileza Ruben Aguilera
Unidad Turística Chapadmalal. Imagen de Mario Fabelli para Fotos de Familia del Diario La Capital
Unidad Turística Chapadmalal. Imagen de Mario Fabelli para Fotos de Familia del Diario La Capital

En 1996 la Dirección de Turismo Social y Básico fue reemplazada por la Dirección de Prestaciones Turísticas, organismo que gestiona los programas hasta nuestros días, tendiente a atender directamente o por convenios con otros organismos públicos o privados la participación turística de jubilados y pensionados, escolares y familias carenciadas (Decreto 1407/96).

La coalición de partidos que llegó a la presidencia en el año 1999 inició una serie de modificaciones en el sistema de turismo social, argumentando que la concentración de las prestaciones en Embalse y Chapadmalal desde 1950 originaba un servicio de “alto costo”, “baja calidad” y “bajo impacto” sobre otros destinos nacionales (JGM, 2000). En este marco, impulsó el Plan Federal de Turismo Social, que articulaba las prestaciones estatales con hoteles de diferentes destinos del país, y encomendó la formulación de los Máster Plan de UTCH y UTE (2000), a fin de evaluar distintas posibilidades de uso y transferencia. 

Las modificaciones incluyeron la disminución de los días/turista ofrecidos: para el periodo 1998-2001 las prestaciones cayeron un 75%, permaneciendo abierta UTCH sólo cuatro meses al año (JGM, 2002).


Voluntariado Jovenes y Memoria. Imagen del sitio oficial en Facebook
Estudiantes de la Escuela Secundaria N° 1 de Lezama participa en Chapadmalal del encuentro provincial de Jóvenes y memoria. 2015. Imagen FM La Nube 104.1 Lezama
Unidad Turistica Chapadmalal.
Jovenes y Memoria en Chapadmalal.Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Año 2019.
Jovenes y Memoria en el Complejo Turístico Chapadmalal.Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Año 2019. Imagen gentileza quedigital.com.ar

La eclosión de la crisis en diciembre del año 2001 dejó todos estos proyectos inconclusos. Conseguida una nueva estabilidad macroeconómica, se inició el último periodo de reactivación del turismo estatal en el país. Chapadmalal y Embalse adquirieron una importancia creciente en esta etapa: pasaron de concentrar el 70% de los turistas sociales (2001), al 98% (2012). En Chapadmalal, se recuperó el antiguo teatro del Hotel N° 5, fundando el Museo Eva Perón (2003), se logró la reapertura de los Hoteles n° 8 (2003) y 9 (2004), cerrados desde el año 2000, y se inició la recuperación del n° 6 (2014).

Asimismo, se repararon el Polideportivo y parte de los playones deportivos (2006) y se adecuaron instalaciones para personas con problemas de movilidad (2009), colocando ascensores en los Hoteles n° 1 y 2, baños adaptados en el Hotel n° 5 e instalando rampas de acceso en los Hoteles 1, 2, 4, 5, 7, 8 y 9. Por medio de la cláusula de inversión en obras se logró habilitar el sector del paseo de los artesanos (2008) y se inauguró la Parrilla del Lago (2012). A pesar haberse iniciado este proceso de recuperación, y a excepción de los Hoteles “Categoría A” (Hoteles N° 1 y 2 en Chapadmalal y N° 4 y 7 en Embalse), parte de los complejos continuaban, a fines del 2015, presentando limitaciones edilicias propias de sus setenta años de antigüedad (agravada por la falta de mantenimiento a lo largo de décadas).

Situación actual del complejo

Actualmente de los 9 hoteles 5 se encuentran en uso, mientras que se prevé la refacción de los 4 restantes que se encuentran en estado de abandono. Es así que los hoteles Nº1,Nº2 y Nº4 están en uso y son administrados por el Ministerio de Turismo de la Nación. En tanto que los hoteles Nº5 y Nº9 son administrados por Gendarmería Nacional y por un club de rugby local respectivamente. 

 
Video La meca del turismo social peronista en el olvido
Video extraido del sitio Telenoche. Año 2016


Durante la gestión del presidente Alberto Fernandez,  la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, dispuso que el complejo turístico de Chapadmalal ya no sea ocupado por la Gendarmería. Con esta decisión, la ministra Frederic dejó sin efecto lo ordenado por la gestión anterior ejercida por Patricia Bullrich, quien había delegado el complejo, patrimonio y edificio a la Gendarmería.

La Federación de Voleibol Argentina FEVA puso en valor las instalaciones del Polideportivo y el Hotel N°9 del Complejo Turístico Chapadmalal. Año 2016. Imagen Diario Clarin
En la actualidad el hotel N°5 se encuentra utilizado por Gendarmeria. Imagen gentileza 0223
Gendarmes en el Complejo Chapadmalal.Imagen gentileza Diario La Capital

Respecto a ellos el Hotel Nº3, se espera que se refaccione y se transforme en un centro cultural y educativo, el Hotel Nº6 se espera que sea reincorporado al servicio del Turismo Social. La zona presidencial, en tanto, ha recibido acondicionamiento en los últimos años y ha sido usada como lugar de descanso predilecto por el presidente Mauricio Macri.

El secretario de Obras Públicas de la Nación Martin Gill con personal de la Direccion General de Arquitectura recorrió la Unidad Turística de Chapadmalal con el objeto de evaluar una posible intervención. Año 2020. Imagen extraida del Instagram de Martin Gill. Gentileza 0223


En el año 2020, el actual secretario de Obras Públicas de la Nación Martin Gill con personal de la Dirección General de Arquitectura, recorrió la Unidad Turística de Chapadmalal con el objeto de evaluar una posible intervención. Los hoteles Nº3 ,Nº6, Nº7 Y Nº8 se encuentran notablemente descuidados y vandalizados.
En el año 2020 y debido a la aparición del coronavirus, Edea repotenciará hoteles de Chapadmalal que funcionarán como hospitales. Se trata de los hoteles 1 y 2 de la Unidad Turística de Chapadmalal que serán acondicionados como hospitales de emergencia en el marco de las acciones que se están adoptando ante la pandemia de coronavirus. La obra estará concluida en un plazo de 10 días.


Reacondicionamiento de los hoteles N° 1 y 2 del Complejo Chapadmalal. Imagen gentileza 0223

Con personal de Edea se está trabajando en la repotenciación de la red eléctrica que abastece a los hoteles 1 y 2 de la Unidad Turística de Chapadmalal, que por iniciativa del gobierno nacional serán acondicionados como hospitales de emergencia en el marco de las acciones que se están adoptando ante la pandemia de coronavirus.

Según informaron desde la empresa distribuidora de energía, para el funcionamiento de las nuevas instalaciones hospitalarias se requirió de manera urgente contar con una potencia de 750 Kw. Para ello se activó un proceso de trabajo conjunto entre personal de la Unidad de Chapadmalal, la Dirección de Calidad Turística de la Nación y Edea. Esperamos que una nueva mirada a este histórico complejo pueda devolverle sus antiguos días de esplendor.


Fuentes:
https://www.elliberal.com.ar/noticia/27207/intimidad-cristina-chapadmalal-caminatas-vida-familiar?utm_campaign=ScrollInfinitoDesktop&utm_medium=scroll&utm_source=nota
http://nulan.mdp.edu.ar/1719/1/01411.pdf 
http://www.lacapitalmdp.com/noticias/La-Ciudad/2013/06/25/244557.htm