jueves, 25 de agosto de 2016

JUAN CARLOS LESPADA

Juan Carlos Lespada

Nacido en Buenos Aires, República Argentina, en 1949, emigra a la ciudad marina de Necochea. Allí transcurre su infancia y primera juventud. Realiza estudios en la Escuela Municipal de Bellas Artes y concurre a la escuela Normal de donde egresa como Maestro. En 1974 cursa en Mar del Plata estudios superiores en Ciencias de la Educación. Obtiene en 1979 el título de Licenciado en Psicología. Se especializa en EDUCACIÓN POR EL ARTE.

Juan Carlos Lespada (segundo de arriba a la izquierda) cursando el 7mo grado - circa 1962

En 1977 se une al movimiento Argentino de Educación por el arte, propulsando este movimiento en Latinoamérica. Obtiene dos Pos-títulos de Formación Docente: de Nivel EGB 3 y Polimodal y el Postítulo para el Nivel De Educación Superior. Creó el Instituto Argentino de Expresión y Comunicación (IAIEC) desde donde se generaron hasta 1999, publicaciones literarias, muestras de arte, talleres, cursos, encuentros, etc.

Se ha desempeñado como Asesor-Consultor de la Dirección General de Cultura y Educación, formando parte de grupos de investigación junto a especialistas de UNESCO, FNUAP y de los Ministerios de Salud y Educación provincial. Su vocación creativa lo lleva a ejercer la docencia toda su vida en diferentes niveles y a cultivar varias expresiones artísticas a las que concibe integradas. Su obra pictórica ha sido desarrollada a través de 40 años de manera ininterrumpida.

Colegio Nacional de Necochea Juan Carlos Lespada año 1967
En 1978 realiza una investigación prolongada y profunda sobre el desarrollo evolutivo del dibujo y la pintura en el niño y el adulto, junto a investigaciones con jóvenes en el aula. Sigue la línea piagetiana y logra la identificación de esquemas gráficos desde sus rudimentos mismos y su transformación en diferentes edades y crisis de situación y evolutivas. Esto lo seduce y desarrolla los rudimentos de su pintura Näif.

Experimenta con el “esquema”, diferenciándolo claramente del “estereotipo”, conjugando lentamente un estilo propio reconocible que lo hace sentir cómodo en la expresión de su persona y el mensaje visual-espiritual que desea transmitir. Los párrafos siguientes han sido extraídos de diferentes entrevistas en diarios y revistas, críticas y catálogos:

Colegio Nacional de Necochea Juan Carlos Lespada año 1967
En su obra Naïf sus paisajes intentan acercarse al Paraíso de los niños. «El Paraíso fue creado como espacio y tiempo suspendido, eterno, cimentado en el bien, la verdad y la belleza, con paisajes oníricos de cuentos, con castillos y niños felices. El adulto que somos provoca la guerra que rasga la vida, la envidia y los celos que anulan la nobleza, la contaminación que envenena la viva faz de la tierra...» Por eso no pinta personas en su obra. Sin embargo se advierte en ella, claramente, la presencia inocultable de los niños: estrellas, globos, pájaros y barriletes, techos multicolores y soles de espuma, cuentan que los niños merecen recuperar un mundo sano, creativo, digno de ser vivido.

Las imágenes cargadas de fantasía y su variada paleta, connotan siempre más allá e inducen a introducirse en la intimidad del ser, hasta llegar al niño interior de la audiencia que con su sensibilidad se permite (en espejo), disfrutar de sus obras sin prejuicios ni inhibiciones.”

“Su obra muestra estos resultados, basados en el esquema repetido y jugado en diferentes planos, con colores crudos y sin perspectiva real, logrando paisajes en los que la figura humana está ausente, pero que configuran escenarios de niñez, de esa niñez pura que brota en sus símbolos, en su estallido de jardines y lomas en plena ebullición, en sus pueblitos y barriletes, en sus estrellas y árboles multicolores que se elevan hacia un fondo de cielos que recuerdan su etapa surrealista inicial.

Juan Carlos Lespada junto a su familia

A pesar de la ausencia humana, la obra no es una obra que transmita soledad, sino todo lo contrario, propone espacios de paz, de tranquilidad, de esperanza y núcleos de conexión con el niño fresco que Lespada propone y que todos reconocemos en nuestro propio niño escondido. El näif logrado es un näif especial, definidamente distinto de las obras de este estilo de su tiempo que lo distinguen en cualquier lugar del mundo como un autor que ha madurado lentamente su obra al sol de su impulso y a la sombra de su resguardado rincón de investigador callado. Es la pasión y la esperanzada paz que transmite al alma del espectador, tal vez, el logro más destacado de cada pintura.”

Éste es un trabajo casi secreto, que le regala amplios espacios de solaz, descanso, y estudio, mientras continúa con el desempeño de su profesión y su otro amor, la literatura. 


Muestra de Artistas Marplatenses. Hotel Primacy. Año 2014.con Alejandra La Porta, Mónica La Rama, Lilian N Muelas, Andrea Gonzalez Soto, Laura Ibañez, Alejandra La Porta, Juan Carlos Lespada, Mabel Pampín, Eros Vanz, Marité Svast, Carlos Bertelli y Juan Acosta. Foto de Andrea Gonzalez Soto.

Ha realizado exposiciones individuales y colectivas en diferentes salas e instituciones de la provincia de Buenos Aires, nacionales e internacionales en Chile, Uruguay, Paraguay ,Brasil y México, mostrando sus series y colecciones como:
  • “Del Paraíso Perdido I” ,
  • “Del Paraíso Perdido II” patrocinado por el Centro de Formación UNESCO,
  • “Del Paraíso Perdido III”.
  • “Más acá de la infancia”
  • “Del arco Iris”.
Posee distinciones en el ámbito local, provincial e internacional. Obras suyas forman parte de colecciones particulares y de reparticiones públicas de varios países. Ha expuesto en el ámbito provincial, comunal y latinoamericano. Sus más de doscientas obras continúan recorriendo un largo camino abandonando las paredes de la torre en las que están apiladas y varían sus espacios lejos de la costa y el mar que arrulla con sus olas el nacimiento de las lomadas insólitas de Lespada. Así como corren los niños, sin importar donde llegar, así “...del Paraíso perdido..” seguirá su destino, mostrando a un argentino que ama haciendo lo que hace y ... compartiéndolo. “

Presentación del libro: "No quise callarme" de Juan Carlos Lespada

En referencia a la obra de Juan Carlos Lespada, el Diario La Capital hace la siguiente referencia en octubre 2007 mientras expuso en “Los Cuencos – Espacio de Arte:

La obra del Lic. Juan Carlos Lespada, un profesional que ha incursionado en varias disciplinas artísticas lo cual le aportó la experiencia de ahondar en las profundidades del ser humano. A través de la pintura, ha podido transcribir una simbiosis entre las imágenes profundas del ser y la experimentación con el material. Cabe destacar que el punto de partida en la obra de Juan Carlos Lespada, no es otro que el recuerdo de una experiencia y vivencia profunda que, por el hecho de serlo, debe ser analizada en sus múltiples implicaciones. Al contemplar sus producciones, las imágenes hablan de un soporte de comunicación visual en el que se materializa un fragmento del universo perceptivo interno y que presenta la característica de prolongar su existencia en el curso del tiempo.

Juan Carlos Lespada junto al Dr. David De Prado Diez

Podemos decir que la obra comunica, que define, que extrae las ideas de materialidad y su independencia, que permite la existencia de una historia de las imágenes perdidas de ese universo paradisíaco en cual esas imágenes son un componente central. Se destaca por su carácter singular de los otros artistas plásticos NAIF. Tiene las posibilidades de mostrar al contemplador la importancia de la representación icónica; su grado de iconicidad como opuesto de abstracción, hace referencia a la calidad de la identidad de la representación con los objetos representados.

Con Alberto Tenaglia en Centro Cultural Osvaldo Soriano. Año 2016

Es imprescindible incluir en este terreno las competencias del espectador que juegan en el inconsciente la admisión de la existencia de las imágenes de cada individuo y sus experiencias. Frente a la obra de Juan Carlos Lespada, tanto un niño como un adulto pueden interpretar al artista sin ninguna traducción, disfrutando del Paraíso Perdido. La pintura Naif de Lespada nos ofrece imágenes amadas desde la infancia que perduran internamente en nuestro ser, tanto del espectador como la del artista. 
 
Juan Carlos Lespada en el Hospital CEMA para el evento de prevencion en el dia Mundial del Cancer de Mama. Año 2015.


Aborda temas relacionados con el bien, la alegría, la plenitud de vivir, la naturaleza con una visión poética, integrando vivencias propias. Este artista marca su signo en cada obra, el signo natural, simple, con una mirada inocente, muestra un lugar interior en el que todos quisiéramos por momentos estar, o llegar. Trasmite una profunda tranquilidad, madurez y paz. Perdura en la obra cromática el amor a la naturaleza y el sentido profundo de la vida, del alma misma.

Muestra Melona Melina-Juan Carlos Lespada en el Club Nautico. Año 2016

La obra pictórica Naïf de Juan Carlos Lespada es el resultado de una profunda investigación, sostenida en el tiempo, sobre el desarrollo evolutivo del dibujo y la pintura en el niño. Ello le ha permitido pintar con mano adulta, los mundos ideales de la niñez. Sus cuadros están planteados desde el «esquema» jugado en diferentes planos, con colores puros y sin perspectiva real, logrando paisajes que configuran escenarios de notable inocencia. 

Ello se disfruta a medida que el espectador se adentra en la observación y comienza a participar de ellos, metiéndose en el estallido de jardines y lomas, pueblitos y barriletes, estrellas y árboles multicolores que se elevan hacia un fondo de cielos, en esa búsqueda permanente y comprometida de la sencillez y la pureza del alma. La obra propone espacios de serenidad, de esperanza, de tranquila invitación a la contemplación. En ella surgen núcleos de conexión que el espectador reconoce desde el propio niño escondido en cada ser.



Taller de áreas creativas integradas, coordinado por Juan Carlos Lespada
con la asistencia de Walter Reynoso Peralta. Realizado como apertura
del Congreso Latinoamericano de Educación por el Arte - 12 de julio de
2016. en Asunción - Paraguay, invitados por al CLEA
(Consejo Latinoamericano de Educación por el Arte)


Desde México hasta Ushuaia, ha recorrido países y caminos en los que mostrara su obra a la vez que desarrollara su tarea de educador por el arte, dando cursos y talleres expresivo-creativos en Latinoamérica. Pueden apreciarse trabajos de los últimos treinta años en armónica conjunción de espacios, tamaños y colores. Se incluyen caracolas, lápices, cuencos y otros objetos tridimensionales, incorporados como frases rítmicas que acentúan su mensaje.

Ha publicado varias obras técnico-pedagógicas, entre ellas:
  • “Aprender haciendo. Los Talleres en la escuela”
  • “Acerca del concepto de Comunidades socialmente desfavorecidas”
  • "Apuntes de borrador para el docente creativo"
  • "Talleres para transmitir conocimientos"
  • "Hacia una educación expresivo-creativa para todos"
  • “Creatividad, esa riqueza que creemos no tener”
  • "La educación por el arte en el proceso de enseñaje"
  • "El Proyecto Educativo Institucional en el marco de una educación personalizante” “Enseñar y aprender en comunidades socialmente desfavorecidas”
Su obra literaria incluye la publicación de:
  • “Cuentos nostálgicos”
  • “Adagios. Ecos de otoño”
  • “Cuentos del Alba”
  • “Acaso el viento. Haikus”
  • “Al Sur de las Ausencias”


Ha representado al país en foros internacionales, congresos y encuentros regionales, disertando, siendo jurado, coordinando grupos de investigación y talleres de áreas expresivo-creativas integradas.

Habiéndose jubilado como Rector del Instituto Superior de Formación Docente Municipal “Almafuerte” de Mar del Plata, actualmente es Asesor Consultor en Educación desempeñándose como profesor e investigador en diferentes instituciones de educación Superior siendo Director de tesis de Doctorados y Magistraturas en diversas universidades.


video
Colección Locas Razones - Juan Carlos Lespada


SU OBRA LITERARIA

Acaso el viento. Haikus

Sinopsis: El haiku es un tipo de poesía japonesa. Consiste en un poema breve, de diecisiete sílabas, formado generalmente por tres versos de siete y cinco sílabas respectivamente. Esta cesura métrica no es fija. (...) La poética del haiku generalmente se basa en el asombro y la emoción (aware) que produce en el poeta la contemplación de la naturaleza.

Acaso el viento. Haikus -de Juan Carlos Lespada

La esencia del Haiku es "cortar" (kiru) mediante la yuxtaposición de dos ideas o imágenes separadas por un kireji que es el término "cortante" o separador. Tradicionalmente, un Haiku debe contener también una referencia directa o indirecta a la estación del año, frecuentemente mediante el uso de un kigo o palabra que evoca las estaciones. Los saijiki son listas extensas de palabras "kigo" en japonés, que el poeta puede utilizar. En este libro podremos admirar la poesía de Juan Carlos Lespada quien ha separado el libro en tres partes como si de un ritual temático se tratara. Es una invitación a develar el alma y a jugar. ¿Acaso no es un juego la vida finita en lo infinito?

No quise callarme

Sinopsis: El 5 de septiembre a las 18 en el espacio cultural municipal ubicado en 25 de Mayo N| 3108 de la ciudad de Mar del Plata, se inauguró, en el marco de la presentación del libro de poemas del mismo nombre del Licenciado Juan Carlos Lespada, la muestra “No Quise Callarme”.

 No quise callarme de Juan Carlos Lespada
En la misma, se pudieron observar ilustraciones de: Cristina Gerbi, Silvia Kum, Alejandra La Porta, Juan Carlos Lespada, Irma Mazza, Santos Pereyra, Alejo Sánchez, Alberto Tenaglia y Juilio Argentino Valdez, residentes en Mar del Plata. Además,  Juan José Mosca de la ciudad de Buenos Aires y Marcos Faccio, quien actualmente reside en España. Las técnicas utilizadas para la muestra son varias: tapices con técnicas propias, cerámicas, esculturas y pinturas en una variada proposición de estilos personales, colores, texturas y sugerencias.

Al Sur de las Ausencias

Sinopsis: He comenzado a vivir el otoño. Me sorprendo con cierta frecuencia pensando en este sur de mi vida emparentado con el mar y la nostalgia. Un sur enamorado de las dunas solitarias que se deshacen con el viento y se vuelven a dibujar sobre los lomos bajos de la orilla. Un sur al que he llegado luego de haber partido tantas veces. Un sur lozano, tenue, contemplativo, calmo. El otoño es manso… Desde la torre de mi casa, aparece deslumbrante. Los frutos maduros se despliegan sobre los campos y los árboles se van desprendiendo de sus ramajes superfluos, de sus defensas tontas, de sus excusas, para atravesar el invierno. La tierra se recoge sobre sí y comienza a saborear la espera. Como mi alma. 

Al Sur de las Ausencias - Juan Carlos Lespada
Estoy lleno de caminos, de imágenes, de abrazos, de llegadas y partidas, de susurros y de lágrimas, de vinos siesteros y de sensaciones, de alegrías compartidas. Nunca hubiese imaginado acumular tanto andar. De norte a sur he recorrido América por todos los rincones que pude Me he sorprendido partiendo hacia México, volviendo de Brasil, recreando el alma en Cuba, emocionándome en el Castella de Costa Rica, zapateando en El Salvador, caminando Chile, rozando Uruguay, pintando y dando talleres de educación por del arte en Paraguay, Bolivia o enseñando en ciudades y pueblos de mi patria desde Formosa a Ushuaia.

ALGUNAS DE SUS PINTURAS NAIF

La denominación naíf (del francés naïf, 'ingenuo') se aplica a la corriente artística caracterizada por la ingenuidad y espontaneidad, el autodidactismo de los artistas, los colores brillantes y contrastados y la perspectiva acientífica captada por intuición. En muchos aspectos, recuerda (o se inspira en) el arte infantil, muchas veces ajeno al aprendizaje académico. Así son las expresiones artísticas que nos deja Juan Carlos Lespada.

Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada
Juan Carlos Lespada

Juan Carlos Lespada

Juan Carlos Lespada

Fuentes:
“Una obra para ver y disfrutar”.María Rosa Bega - Prof. Provincial-Nacional - Artista Plástica