miércoles, 30 de marzo de 2016

ANDREA NOEMÍ GONZALEZ



Andrea Noemí Gonzalez

Andrea Noemí González, bonaerense de 34 años, es la patinadora más laureada de la historia del deporte nacional pero así como festejó once títulos mundiales y acarició el cielo, tambien ha sufrido por cuestiones extradeportivas. Su historia es la de muchas figuras del deporte que experimentaron ascensos y caídas pero que sin dudas, no deja de ser un ejemplo de esfuerzo y dedicación para conseguir nuestros logros en la vida.

La historia

Nacida en José C. Paz, provincia de Buenos Aires, el 11 de mayo de 1977, como cualquier niña conoció a los ocho años sus primeros pares de patines prestados y ese día supo que había nacido para eso. Comenzó su carrera en 1987 en el club Italiano, siendo su especialidad la velocidad. Su ídolo fue Nora Vega, referente histórica de éste deporte.

Las primeras carreras de Andrea Noemí Gonzalez
Las primeras carreras de Andrea Noemí Gonzalez

A pesar de haber empezado a patinar a los siete años imitando a su hermana mayor, Andrea González recién comenzó a competir en pista tres años después. Por más que ella ya le fascinaba la velocidad, sus primeras armas fueron en el patín artístico, pese a que hoy señala que esa disciplina no era para ella.

Sus primeras participaciones a nivel nacional.

Su tía la llevó al club Italiano de José C. Paz, y así comenzó. Querían que hiciera artístico, pero esa disciplina no era para ella. Ella siempre iba de una punta a la otra de la calle lo más rápido que podía, asegura.

“Me peleaba muy seguido con el profesor porque iba a toda velocidad y siempre corría el riesgo de tirar a alguna de las chicas de artístico. Así me decidí a seguir en patín carrera.”

Además de la satisfacción que le producía patinar, reconoce que el deporte también era el mejor tranquilizante de su infancia.

“Cuando estaba nerviosa el patín me relajaba, lo mismo cuando mi mamá me retaba. Cuando era chica sentía que todos los problemas desaparecían cuando empezaba a patinar.”

Su entrenador Carlos Adalberto Lugea

En el seleccionado argentino de patin carrera junto a Nora Vega

En el seleccionado argentino de patin carrera junto a Nora Vega


El entrenador Carlos Adalberto Lugea la convenció para dejar su José C. Paz y radicarse en Mar del Plata, su cuna deportiva. A los 17 años se mudó a Mar del Plata y allí fue creciendo bajo implacables sesiones de entrenamiento que componen horas y horas repartidas entre pista y ruta y otras tantas que pasa en un gimnasio entre pesas y elongaciones. La fortaleza de sus piernas, su velocidad y capacidad de concentración, sumada a la mentalidad ganadora, le dieron infinidad de medallas.
 
Andrea Noemí Gonzalez con la camiseta de la selección nacional.- Año 1998
Premio Olimpia de Plata y de Oro año 1998

Premio Olimpia de Plata y de Oro año 1998

En 1998 cerró su año inolvidable con el máximo galardón que otorga anualmente el Círculo de Periodistas Deportivos: el Olimpia de Oro. Con 21 años, González ganó en esa temporada tres medallas de oro y cuatro de plata en el Mundial de España y otras 14 de oro (en forma consecutiva) en los Juegos Odesur que se desarrollaron en Cuenca. También ganó ese año el premio Consagración Clarín al Mérito Deportivo, y el día anterior en el teatro Coliseo, el Olimpia de Plata. Tambien fue abanderada en los Juegos Panamericanos de Winnipeg en 1999.
 
Andrea Noemí Gonzalez Medalla de Oro en el podio
Andrea González, de 21 años, campeona mundial en los 300 metros contrarreloj.Foto de J. Giménez. Diario La Nacion. Año 1998
Andrea Noemí Gonzalez abanderada en Winipeg. año 1999

A partir de aquel momento dio la vuelta al mundo llenando su derrotero de gloria. La fortaleza de sus piernas, su capacidad de concentración y su firme mentalidad ganadora, fue conquistando el continente y el globo terráqueo. En los ODESUR ganó dos oros, dos platas y un bronce.

Andrea Noemí Gonzalez participando para la selección nacional
Andrea Noemí Gonzalez en el Equipo ROCES. Año 2004
Juegos Deportivos Sudamericanos al imponerse en la prueba de los 300 metros contrarreloj. año 2006
Andrea Noemí Gonzalez en los Juegos Deportivos Sudamericanos en la prueba de los 300 metros contrarreloj. año 2006
Andrea Noemí Gonzalez en los Juegos Deportivos Sudamericanos en la prueba de los 300 metros contrarreloj. año 2006

En el año 2006 fue objeto de un robo violento, durante el cual estuvo privada de su libertad y hasta simularon asesinarla en su casa de Mar del Plata, donde vivía en familia. Sospechosamente alguien controló todo y no se llevaron solamente dinero y efectos personales: también desaparecieron medallas, ruedas de competición y todo lo que necesitaba para entrenarse y competir. 

Andrea Noemí Gonzalez
Andrea Noemí Gonzalez luego del robo. Año 2006

Después, la depresión y el derrumbe moral; la bancarrota, el infortunio y la soledad, voltearon a esta deportista que, abatida, dispuso volver a Buenos Aires, porque si el final era la muerte, quería terminar donde había empezado, le confesó en el CENARD a la agencia Noticias Argentinas.

"Yo creo que lo que no te mata te fortalece. Hasta me he sorprendido de mi fuerza de voluntad. Pero no tengo nada. En las buenas, hay muchos a tu lado, en las malas, te encontrás con los que realmente están siempre. Ricardo Grin ha sido como un padre. Me ayudó siempre", dice una y otra vez.


No obstante, la vida le dió una sorpresa. En el año 2011 en el Campeonato Mundial de Roller Speed de Yeosu, la Organización le reconoció todos sus triunfos y le dió nuevamente las 11 medallas que le habian robado en el año 2006 obtenidas en títulos del mundo. Andrea Noemí Gonzalez, absolutamente emocionada, las recibe luego de haber dejado en el pasado ese mal momento de su vida.

Entrega de las 11 medallas robadas en el 2006 para Andrea Noemí Gonzalez en el Campeonato Mundial de Roller Speed de Yeosu. Año 2011.

 
  En el minuto 6:16 de este video, 
Andrea Noemí Gonzalez recupera sus medallas robadas

Gracias a Livio Forneris, (hoy titular del comité de carreras de la Confederación Argentina de Patín) fue homenajeada en Corea adonde viajó como campeona argentina de velocidad. Ella está agradecida con la entrenadora nacional, Roxana Sastre y con al presidente de la Confederación, Marcelo Martínez. Luego del Mundial, Andrea González comenzó a trabajar en el ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), en tareas de formación y detección de talentos, gracias a los buenos oficios de Nora Vega. Se incorporó al plantel en el año 2014.

Andrea Noemí Gonzalez como Directora Técnica de la Pre-Selección Argentina Juvenil 2015

Sus logros

Es la patinadora que más títulos mundiales logró para la Argentina (once):
  • Comenzó ganando los Campeonatos Internacionales de Italia y Argentina (1994).
  • En 1995 obtuvo la Medalla de Oro en el Panamericano de Mar del Plata y en todas las disciplinas en el Sudamericano de Neuquén.
  • En 1997 logró 15 Medallas de Oro en los Campeonatos Nacionales de Buenos Aires, Mar del Plata y San Juan.
  • En 1998 en España (tres Medallas),
  • También en 1998 ganó 2 Medallas de Oro en el Panamericano de Ecuador, triunfó en Mar del Plata, Neuquén, Roma y en los Juegos Odesur de Ecuador donde obtuvo 14 Medallas de Oro. Ese año ocupó el 2º lugar en el ranking mundial de Ruta.
  • En 1999 fue Campeona Argentina en 6 especialidades y ganó el Torneo de Tres Pistas. Medalla de Oro, Plata y Bronce en los Juegos Panamericanos de Winnipeg (1999), donde fue abanderada.
  • Colombia 2000, Francia 2001 (tres Medallas),
  • Venezuela 2003 (dos Medallas con record mundial)
  • Italia 2004 (dos Medallas).
  • Recibió ocho Olimpia de Plata (el último en 2005),
  • Olimpia de Oro (1998),
  • Lobo de Mar de Oro (1998 y 2001),
  • Bonaerense de Oro
  • Clarín de Oro.


La vida ha cambiado para Andrea Noemí Gonzalez, ya que formó una hermosa familia con Sergio Damian Orozco, un profesor de gimnasia y lucha olímpica. Los dos estan vinculados al deporte y pasan gran parte de su tiempo fomentando el alto rendimiento deportivo. Sin duda, Andrea Noemí Gonzalez tiene un fututo promisorio generando nuevos valores en el deporte argentino e inclusive, todavía nos pueda deparar alguna otra sorpresa en el patin, ya que con su ejemplo, su gran fortaleza física y su dedicación, le permita llegar a un nuevo talento a lo mas alto de este deporte.

Andrea Noemí disfrutando de unas vacaciones con Sergio Damian Orozco y su hija


Fuentes:

jueves, 24 de marzo de 2016

GOLPE DE ESTADO 24 DE MARZO DEL 1976


Para explicar el proceso que llevó al golpe de estado en la República Argentina, no basta simplemente con determinar las causas a nivel nacional, sino que ademas, hay que tener en cuenta la coyuntura internacional imperante en esa época. Basta recordar que los EE.UU. estaban en pleno proceso de la Guerra Fria con la URSS, que ante el temor de una escalada comunista en el continente, se adoctrinaban a los militares latinoamericanos en Panamá, bajo el nombre oficial de United States Army School of the Americas (USARSA), o más popularmente conocida como "Escuela de las Américas", donde estudiaron personajes tales como Leopoldo Fortunato Galtieri, Roberto Viola, Manuel Antonio Noriega y Manuel Contreras entre otros.

 
Miembros de la Escuela de las Americas

En la foto podemos ver a los miembros de la Escuela de las Américas: los generales argentinos Leopoldo Fortunato Galtieri y Roberto Viola; el ex jefe de la Dirección de Inteligencia chilena durante la dictadura de Augusto Pinochet, Manuel Contreras, el dictador boliviano Hugo Banzer Suárez (1971-1978) el golpista Romeo Orlando Vásquez Velásquez, el militar hondureño que participó en el derrocamiento del presidente de Honduras, José Manuel Zelaya, en junio de 2009

Su misión principal era fomentar o servir como instrumento para preparar a las naciones latinoamericanas a cooperar con los Estados Unidos y mantener así un equilibrio político contrarrestando la influencia creciente de organizaciones políticas de ideología marxista o movimientos de corte izquierdista. Todo ello en el nuevo marco internacional de la Guerra Fría, entre las potencias aliadas a los Estados Unidos y aquellas aliadas a la Unión Soviética.

 
Henry Kissinger y Jorge Rafael Videla
Henry Kissinger y Jorge Rafael Videla

El entusiasmo con que el gobierno de los Estados Unidos recibe el golpe y la disposición a colaborar con la imagen de moderación que la Junta Militar ofrece, se ven claramente cuando William Rogers advierte al secretario Henry Kissinger que los militares argentinos "van a tener que entrarle fuerte no solo contra los terroristas sino contra los disidentes de los sindicatos y sus partidos," y recomienda "no debemos apresurarnos en este momento y dar una acogida al nuevo régimen". Kissinger, sin embargo, ordena que se de apoyo de Estados Unidos al nuevo gobierno. "Si van a tener una oportunidad", dice Kissinger, "van a necesitar un pequeno aliento de nuestra parte". Esto se puede verificar en el informe reflejado por The National Security Archive, que muestra el apoyo de EE.UU. a la dictadura militar argentina. (ver The National Security Archive)

La situación social y economica:

Luego de la muerte de Juan Domingo Perón, su proyecto de institucionalización política, tenía como eje central un conjunto articulado de acuerdos, los cuales a mediados de 1975 fracasaron, y llevaron a reflejar que nuestro país marchaba sin rumbos. Sin embargo, los problemas se agudizaron aún más, cuando al Ministerio de Economía llega Celestino Rodrigo. Este último apoyado por José López Rega, adoptó una serie de medidas: la devaluación del peso (entre un 100% y un 160%), el precio de la nafta sufrió un incremento del 181%, sumado a los precios del trasporte (75%), entre otras. Estas medidas se conocieron como el “Rodrigazo”, y significaban una fuerte transferencia de ingresos a favor de las exportaciones agropecuarias, un gran impacto en los precios internos y un violento recorte del poder adquisitivo de los salarios.

 
Celestino Rodrigo, Ministro de Economía. Su política económica fue reconocida tiempo después como el "Rodrigazo" año 1975
 
María Estela Martínez de Perón, Presidente de la República Argentina con el Dr. José López Rega, ministro de Bienestar, año 1975.

José López Rega, Ministro de Acción Social y secretario privado de Perón, fue quien acompaño y aconsejó de manera influyente a la viuda del presidente. La influencia de López Rega sobre Isabel Perón fue enorme y así parecen indicarlo todos los testimonios públicos y privados. A partir del 19 de julio de 1975, López Rega inicia un largo recorrido clandestino cuyos detalles son, en su mayoría, desconocidos, que culmina el 13 de marzo, cuando a las 9.30 de la mañana lo detienen en el aeropuerto internacional de Miami funcionarios del FBI, a pedido del gobierno argentino. En realidad, el verdadero peticionante no era el Poder Ejecutivo de nuestro país, sino el Poder Judicial, en cuyo ámbito López está considerado “prima facie” como autor de varios delitos, el más grave de los cuales es ser el instigador de la Triple A.


Revista Somos - Lopez Rega arrestado por el FBI

Isabel Perón se alejó temporariamente del gobierno, que quedó en manos del presidente del Senado, Ítalo Luder. El nuevo ministro de Economía, Antonio Cafiero, apoyado por la CGT, procuró infructuosamente controlar la inflación. El retorno de Isabel Perón a la presidencia, la crisis interna del peronismo, la agudización de la violencia política, y la falta de colaboración (en muchos casos, la abierta oposición del empresariado y las Fuerzas Armadas), quitaron al gobierno toda base de apoyo.


Los conflictos


Como fue probado en su momento por la Justicia, Silvia Filler fue asesinada por un grupo comando de la Concentración Nacional Universitaria que irrumpió disparando armas de fuego en una asamblea que se estaba realizando en el aula magna la Facultad de Arquitectura de la entonces Universidad Provincial de Mar del Plata. La patota de la CNU estaba integrada por alrededor de veinte personas, de las cuales por lo menos dos realizaron disparos al bulto contra los estudiantes allí reunidos.

Silvia Filler, estudiante de Arquitectura asesinada el 6 de diciembre de 1971

Una de las balas, calibre 38, impactó en la frente de Filler, que murió poco después en la Clínica Central de esa ciudad. Otros cuatro estudiantes resultaron también heridos de bala: José Fiscaletti, Marcos Chueque –luego desaparecido durante la dictadura cívico-militar iniciada el 24 de marzo de 1976–, Oscar Alberto Ibarra y Nestor Adolfo Vila. Múltiples testimonios recogidos por la Justicia aseguran que frente a la Facultad –ubicada por entonces en el edificio de Alberdi 2621, actualmente sede del rectorado– estaba apostado un patrullero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires que permitió que se desarrollara el ataque sin intervenir.

En Mar del Plata los actos terroristas comenzaron muy temprano. Silvia Filler, una estudiante de Arquitectura fue acribillada a balazos por un grupo fascista llamado Concentración Nacional Universitaria. El 6 de diciembre de 1971, un grupo dirigido por ellos irrumpiò en la Facultad de Arquitectura para disolver una reunión estudiantil. Oscar Corres, dirigente del grupo y funcionario de la Policia Federal de la Pcia. de Bs. As. hizo estas declaraciones al periodismo pocas horas después de haber sido detenido:

Mural de Bruzzone recordando la muerte de Silvia Filler. Revista Panorama. Año 1971
“Hice los seis disparos del tambor contra la pared. Disponía de un revolver de la repartición calibre 38 largo. ..”

Muros de la ciudad de Mar del Plata recordando el asesinato de Silvia Filler. Revista Panorama. Año 1971
Colocación de baldosa recordatoria frente a la antigua Universidad (actual Rectorado) año 2015
Colocación de baldosa recordatoria frente a la antigua Universidad (actual Rectorado) año 2015
 
Sobre Oscar Corres y sobre Juan Carlos "Bigote" o el "loco" Gomez recayeron en aquel entonces las principales sospechas sobre el asesinato de Silvia Filler. Pocas horas despues Carlos Petroni, dirigente del Frente de Izquierda Popular (FIP) suscribia un comunicado convocando a la unidad del pueblo de Mar del Plata para exigir justicia contra los asesinos y discutir la autodefensa del pueblo frente a las agresiones de las bandas del regimen.
  
En la foto, el padre de Silvia Filler, el prófugo Juan Carlos Gomez, y el dirigente del FIP Carlos Petroni. Recorte de la Revista Panorama. Año 1971

Su llamado coincidió con el de otros partidos y en menos de una semana comenzó a gestarse la Coordinadora de Repudio y Justicia formada por la mayoría de los centros estudiantiles y diez partidos políticos: radicalismo, FIP, Movimiento de Bases Peronistas, ambos socialismos, Partido Justicialista, Comunismo, Partido Revolucionario de los Trabajadores, Encuentro de los Argentinos y Partido Socialista de la Izquierda Nacional. La Democracia Cristiana falto a la cita ya que uno de sus lideres -Jose Napolitano- pensó que se estaba inflando exageradamente el caso, mas allá de sus verdaderas dimenciones. 

La masacre de Ezeiza 

El 20 de junio de 1973 fue la fecha elegida para el retorno de Juan Domingo Perón tras 18 años de exilio. Acompañado por artistas, políticos, sindicalistas, deportistas y hasta por el propio presidente Cámpora y el ministro López Rega, el viejo líder viajó desde Madrid en un avión especialmente preparado para la ocasión. Perón retorna definitivamente al país y el generalísimo Franco lo despide en Barajas. Para su recepción se monta un palco en la Autopista a Ezeiza, a la altura del puente 12, donde confluye una multitud inmensa e inconmensurable. Mas de dos millones de personas, aguardaban la llegada de Perón, quien dirigiría un discurso a la concurrencia.
 
Juan Domingo y su tercera esposa Maria Estela Martinez. antes de su llegada a la Argentina. Año 1973
Juan Domingo Perón y su esposa a punto de regresar a la Argentina después de 13 años de exilio en España. Año 1973.
Juan Domingo Peron,  Francisco Franco, y el presidente Dr. Hector J. Campora en el Aeropuerto de Barajas. Año 1973
Franco despide a Perón de su exilio. Año 1973
Cámpora y Perón en el avión que trajo al líder de regreso al país, el 20 de junio de 1973. Detrás de ellos, sus esposas, Georgina Acevedo y María Estela Martínez. -EFE.jpg
Juan Domingo Peron a su regreso a la Argentina. A su derecha Maria Estela Martinez. Año 1973
 
Ese mismo día, sesenta miembros de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) habían viajado a Buenos Aires para participar en la planificación y ejecución de lo que se llamaría mas tarde la "Masacre de Ezeiza", que se desencadenó durante el regreso del Gral. Juan Domingo Perón a la Argentina. En esa masacre, los federados de la Juventud Sindical Peronista (JSP), el Centro de Operaciones de la Resistencia (COR) dirigida por el General Iñiguez de la “derecha peronista”, la Concentración Nacional Universitaria (CNU), el Comando de Organización Peronista (CdeO) y otros grupos de la ultraderecha peronista asesinaron entre 100 y 300 miembros de la organización peronista de izquierda Montoneros y sus afiliados de superficie. Para muchos, este fue el bautismo de fuego de lo que luego constituiría la Triple A.


Palco donde se esperaba a Juan Domingo Peron. 20 de junio de 1973
 
La Alianza Anticomunista Argentina (AAA), conocida como Triple A, fue un grupo paramilitar de la extrema derecha peronista que asesinó a artistas, intelectuales, políticos de izquierda, estudiantes, historiadores y sindicalistas, además de utilizar como métodos las amenazas, las ejecuciones sumarias y la desaparición forzada de personas durante la década de 1970. Fue responsable de la desaparición y muerte de casi 700 personas. Sus acciones fueron catalogadas como delitos de lesa humanidad por el juez federal Norberto Oyarbide en 2006.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), que en ese momento estaban fusionándose con la organización Montoneros.

El lugar estaba custodiado por el coronel retirado Jorge Manuel Osinde, perteneciente a la derecha del peronismo, junto con un grupo fuertemente armado que tenía la orden de reservar los sectores más cercanos al palco a los grupos más tradicionales del justicialismo, e impedir el acercamiento de la izquierda peronista al mismo. Cuando las columnas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y Montoneros intentaron ingresar en las primeras horas de la tarde, fueron sorpresivamente atacados a tiros desde el palco por los hombres de Osinde. Hubo 13 muertos y 365 heridos.

Comunicado de Montoneros. Año 1977. Imagen suministrada por Enrique Kohnen

Panfleto del Ejército de Liberación Nacional-Movimiento Peronista de Liberación, aunque conocidos con el nombre de Uturuncos, donde reconocen a un enemigo dentro de las filas de su movimiento.

Estalla una violenta disputa por los lugares próximos al palco, entre las columnas organizadas por la Juventud Peronista y Montoneros y las dirigidas por el teniente coronel Osinde, nutridas por la Unión Obrera Metalúrgica, la Juventud Sindical Peronista, el Comando de Organización y otros grupos del peronismo tradicional. Hay tiroteos, muchos muertos y cadáveres colgados de los árboles: la JP es vencida. Ante la falta de seguridad, Perón decidió aterrizar en la base aérea militar de Morón y la multitud se retira desilusionada, sin haber podido recibir a su líder. Por la noche se dirigió al país por la cadena de radio y televisión.
 
Juan Domingo Peron dando el discurso en la Plaza de Mayo el 1 de mayo de 1974
 
                                        Historia de un paìs: Argentina en el siglo XX.
 Cap 20 Perón, regreso y derrumbe


A continuación se transcribe el discurso del presidente Juan Domingo Perón. Aquellos comentarios serían la chispa que encendería la mecha del antagonismo existente entre las facciones del peronismo. En todo el paìs se iniciaría un enfrentamiento entre los grupos de la izquierda y la derecha peronista.


DISCURSO DEL PRESIDENTE JUAN DOMINGO PERÓN.
 
HABLA PERON: "...Compañeros: hoy, hace veintiún años [se refiere a 1953] que en este mismo balcón, y con un día luminoso como el de hoy, hablé por última vez a los trabajadores argentinos. Fue entonces cuando les recomendé que ajustasen sus organizaciones, porque venían días difíciles... No me equivoqué, ni en la apreciación de los días que venían, ni en la calidad de la organización sindical, que a través de veinte años... pese a esos estúpidos que gritan... "...Decía que a través de estos veintiún años, las organizaciones sindicales se han mantenido inconmovibles, y hoy resulta que algunos imberbes pretenden tener más mérito que los que durante veinte años lucharon....Por eso compañeros, quiero que esta primera reunión del Día del Trabajador sea para rendir homenaje a esas organizaciones y a esos dirigentes sabios y prudentes que han mantenido su fuerza orgánica, y han visto caer a sus dirigentes asesinados, sin que todavía haya sonado el escarmiento.....

Compañeros, nos hemos reunido nueve años en esta misma plaza, y en esta misma plaza hemos estado todos de acuerdo en la lucha que hemos realizado por las reivindicaciones del pueblo argentino. Ahora resulta que, después de veinte años, hay algunos que todavía no están conforme de todo lo que hemos hecho.....Compañeros, anhelamos que nuestro movimiento sepa ponerse a tono con el momento que vivimos. La clase trabajadora argentina, como columna vertebral de nuestro movimiento, es la que ha de llevar adelante los estandartes de nuestra lucha. Por eso compañeros, esta reunión, en esta plaza, como en los buenos tiempos debe afirmar decisión absoluta para que en el futuro cada uno ocupe el lugar que corresponde en la lucha que, si los malvados no cejan, hemos de hacer.....

Compañeros, deseo que antes de terminar estas palabras lleven a toda la clase trabajadora argentina el agradecimiento del gobierno por haber sostenido un pacto social que será salvador para toda la República...

Compañeros, tras ese agradecimiento y esa gratitud puedo asegurarles que los días venideros serán para la reconstrucción nacional y la liberación de la nación y del pueblo argentino. Repito compañeros, que será para la reconstrucción del país y en esa tarea está empeñado el gobierno a fondo. Será también para la liberación, no solamente del colonialismo que viene azotando a la República a través de tantos años, sino también de estos infiltrados que trabajan de adentro, y que traidoramente son más peligrosos que los que trabajan desde afuera, sin contar que la mayoría de ellos son mercenarios al servicio del dinero extranjero...

Finalmente compañeros, deseo que continúen con nuestros artistas que también son hombres de trabajo; que los escuchen y los sigan con alegría, con esa alegría de que nos hablaba Eva Perón, a través del apotegma de que en este país los niños han de aprender a reír desde su infancia...

Queremos un pueblo sano, satisfecho, alegre, sin odios, sin divisiones inútiles, inoperantes e intrascendentes. Queremos partidos políticos que discutan entre sí las grandes decisiones...

No quiero terminar sin antes agradecer la cooperación que le llega al gobierno de parte de todos los partidos políticos argentinos...Para finalizar compañeros, les deseo la mayor fortuna, y espero poder verlos de nuevo en esta plaza el 17 de Octubre..."

Otros hechos


Dos semanas despùes, el 11 de mayo de 1974 moría acribillado a balazos el padre Carlos Mugica cuando salía de la Iglesia Francisco Solano, donde acababa de celebrar una misa. El “cura villero” adhirió incondicionalmente al Movimiento de Sacerdotes por el Tercer Mundo y luchó incansablemente por mejorar las condiciones de vida de la gente humilde.

 
Domingo 12 de mayo de 1974. Comando mata al padre Mugica

Lo cierto es que Mugica pudo haber sido muerto por la Triple A, pero también por Montoneros, dado que había roto ruidosamente con Mario Firmenich y su voluntad de enfrentar a Perón, que, recordemos, el 11 de mayo de 1974, era presidente. Como señala Juan Manuel Duarte, en su libro Entregado por nosotros, Mugica había confesado sus temores de ser asesinado por Montoneros a Antonio Cafiero y Jacobo Timerman, entre otros. Lo cierto es que aún no se sabe quién mató a Mugica. Sin embargo, Mugica fue baleado con una ametralladora Ingram MAC-10. Los proyectiles le afectaron abdomen y tórax; trasladado al hospital, falleció a los pocos minutos. Ese modelo de arma era el utilizado en atentados por la Triple A.

El padre Mugica
Ricardo Capelli dijo en el programa de Felipe Pigna de Radio Nacional que al llegar a la capilla de San Francisco Solano con Mugica, para dar misa, advirtió la presencia de Rodolfo Almirón - mano derecha de López Rega. Al salir, luego de dar la misa, se dirigían al auto Renault 4L para retirarse y alguien llama al padre Mugica. Este se vuelve. Los demás siguen caminando. Se escucha un fuerte insulto de Mugica ante algo que ve y a continuación el tableteo del arma con que le dispararon. Los disparon le llegan a Capelli. Uno le golpea en el hombro y lo tira. Al caer ve que Mugica está herido, deslizándose contra la pared hasta quedar sentado y ve claramente a Rodolfo Almirón con el arma en la mano. Es el arma que les disparó a ambos: Mugica y el propio Ricardo Capelli.
  
Los que iban con el grupo del cura los cargan en el auto, que con 5 ocupantes no tenía fuerza para tomar mucha velocidad y lo llevan para ser atendido por médicos. (Fuente: Radio Nacional Argentina - Programa: Historias de Nuestra Historia - 18/5/2014), El 12 de julio de 2012 el juez Norberto Oyarbide emitió una declaración en la que hizo público que «Rodolfo Eduardo Almirón fue el autor inmediato del homicidio de Carlos Francisco Sergio Mugica, en el marco del accionar delictivo de la Triple A». Justificó su decisión a fin de «declarar la verdad de lo que aconteció, y así brindar una respuesta a los familiares de la víctima y a la sociedad».

 
Recorte del Diario La Capital de fecha 30-05-74

Articulo de las paginas centrales del Diario Noticias ·186 - Viernes 31 de mayo de 1974 donde se relatan las primeras noticias de la Masacre de Pacheco, los atentados en Mar del Plata y en Córdoba contra el PST
  
En Mayo de 1974 la Triple A y sus brazos ejecutores en Mar del Plata, la CNU (Concentración Nacional Universitaria) y la Juventud Sindical Peronista (JSP) intentaron asesinar en tres oportunidades al Secretario del Frente de Trabajadores Mercantiles y dirigente del Partido Socialista de los trabajadores locales, el Sr. Carlos Petroni. La agresión se consumó en las inmediaciones del centro de Empleados de Comercio y en plena calle, según relata el diario Noticias del  31 de mayo de 1974. Tambien  aquel martes por la noche, en inmediaciones de la Plaza San Martín, un grupo que regresaba de una reunión de trabajadores, fue sorprendido a balazos. Como consecuencia de ese acto, Ricardo Moyano terminó herido de una pierna. Posteriormente, a las 3 de la madrugada, personas desconocidas tiraron una bomba Molotov contra la sede de la misma entidad sita en calle La Rioja Nº 1557.


Tapa del Diario Cronica del martes 2 de julio de 1974

Funeral de Juan Domingo Perón en el Congreso Nacional. A su lado se encuentra su viuda María Estela Martinez. Año 1974

Despedida postuma de Juan Domingo Peron. Año 1974
Despedida postuma de Juan Domingo Peron. Año 1974

El soldado que llorò al paso del féretro
La muerte de Peron en el Diario Clarin

Dos meses despues de lo del padre Mugica, trasciende la terrible noticia. Juan Domingo Perón tenía sus días contados: el lunes 1º de julio de 1974, a las 14.10, María Estela Martínez de Perón –en ejercicio de la presidencia desde el sábado 29 de junio- anunció a todo el país el fallecimiento de Juan Domingo Perón por un infarto agudo del miocardio. Inmediatamente después de su muerte, los restos de Perón fueron instalados en la capilla de la quinta presidencial de Olivos, vestido con uniforme militar, para que el pueblo lo despida.
 
La derecha peronista agrupada en el Comando de Organización reivindicó el liderazgo de Isabel Perón como expresión de "ortodoxia"

Tras la muerte de su fundador, el gobierno de su viuda y sucesora, María Estela Martínez, estuvo signado por el enfrentamiento abierto y violento entre las dos vertientes más activas del Partido Justicialista, la derecha ―dirigida por el ministro López Rega― y la izquierda, identificado principalmente con las organizaciones armadas de esa tendencia. La lucha violenta y la falta de liderazgo fueron utilizadas como excusas por las Fuerzas Armadas, que derrocaron a la presidenta.

 
Maria Estela Martinez de Perón, presidente de Argentina, haciendo su primer discurso. Atras de ella Italo Argentino Luder, presidente del Senado
 
  Historia de un paìs: Argentina en el siglo XX.
    Cap 21- La dictadura, la economía y la represión


Por ejemplo, a Ernesto Piantoni, jefe de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) lo mataron el 20 de marzo de 1975 en una operación de Montoneros y poco después, durante la noche del velorio, se decidió la serie de crímenes de acuerdo con la fórmula "Cinco por uno". La seguidilla de muertes, que terminó con la vida de ocho estudiantes universitarios, profesores y profesionales del Derecho, se extendió entre febrero de 1975 y marzo de 1976, en Mar del Plata.

 

Maria estela Martinez en la ceremonia de juramento del nuevo gabinete Con ella están el ministro de Economía doctor Emilio Mondelli, ministro del Interior, doctor Ares (con gafas) y ministro de Relaciones Exteriores Doctor Quijano (a la derecha).

Lorenzo Miguel, María Estela Martínez de Perón y Casildo Herrera en febrero de 1976.
 
En marzo de 1975 a la madrugada fueron asesinados Enrique “Pacho” Elizagaray, hijo del senador provincial del Frejuli Carlos Elizagaray, referente de la JUP marplatense, su tío el teniente primero (RE) Jorge Videla y los hijos de éste Jorge Lisandro y Guillermo Enrique, más el cirujano Bernardo Goldemberg, secuestrado de su casa y acribillado a balazos en un descampado. Más tarde, el 25 de abril, en la avenida Edison, a unos tres kilómetros de Mario Bravo, fueron hallados los cuerpos sin vida del contador público Daniel Gasparri y de Jorge Alberto Stoppani; como las demás víctimas, con numerosos impactos de bala.

 
María del Carmen Maggi, decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica
 
La última víctima es María del Carmen Maggi, decana de la Facultad de Humanidades y Secretaria General de la Universidad Católica. Su cuerpo sin vida fue encontrado de manera casual en cercanías del balneario Mar Chiquita, unos 30 kilómetros al norte de Mar del Plata, un día antes del golpe de estado del 24 de marzo de 1976. Solo faltaban 262 días. Apenas ocho meses para las elecciones convocadas para el 12 de diciembre. Ese día el pueblo argentino podría elegir nuevo Presidente de la Nación. La difícil situación del país, y la gran presión que orquestaron los partidos opositores y medios de difusión metropolitanos interesados en el quiebre del orden institucional precipitaron el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

Las consecuencias
  
Los dirigentes y afiliados a todos los partidos políticos (salvo honrosas excepciones), silenciosamente aprobaron la usurpación del poder soberano del pueblo por parte de los militares, aplaudiendo esperanzados la llegada del general Jorge Rafael Videla al Gobierno nacional.

 
Residencia El Messidor en Villa La Angostura

Muy pocos recuerdan  la prisión que padeció por cinco años la Presidente de la Nación, María Estela Martínez de Perón. El 24 de marzo de 1976, era destituida y encarcelada la primera mujer presidenta de una Nación en Latinoamérica. Fue recluida en la residencia “El Mesidor”, Neuquén, donde permaneció detenida casi cinco años.
 
Golpe de estado. Año 1976
Soldados argentinos frente a la casa rosada tras el golpe de estado que depuso a María Estela Martinez de Perón. Año 1976

El general Jorge Rafael Videla sería el designado para asumir el cargo de presidente. Año 1976

La Junta Militar: Massera, Videla y Agosti. Año 1976
 
La Dictadura que se inició el 24 de marzo de 1976, abolió prácticamente todas las formas de convivencia pública y de interés por lo público usurpando los lugares de la representación política, con complicidades de todo orden. En tanto la política económica del gobierno militar fue decidida y ejecutada durante cinco años por José Alfredo Martínez de Hoz, ministro de economía entre 1976 y 1981. Martínez de Hoz concentró un enorme poder, que le permitió tomar decisiones que transformaron profundamente el funcionamiento de la economía y la sociedad argentinas.

Jorge Rafael Videlo y Jose Alfredo Martinez de Hoz, ministro de Economía.

El programa económico que Martínez de Hoz presentó al país el 2 de abril de 1976 era de inspiración liberal y postulaba la necesidad de pasar de una economía de especulación a una de producción, por medio del estímulo a la libre competencia y la limitación del papel del Estado en la economía. Estos objetivos no fueron alcanzados. Por el contrario, el resultado de la política económica de Martínez de Hoz fue un crecimiento explosivo de la especulación financiera y una caída dramática de las actividades productivas. El esquema de Martínez de Hoz estalló en 1980, de la mano de la quiebra de importantes entidades financieras —entre ellas uno de los mayores bancos privados— y el Estado terminó haciéndose cargo de los pasivos de los bancos quebrados.
 
Intervención del Vaticano - Conflicto del Beagle 1978
 
En 1978, el conflicto limítrofe con Chile por la zona del canal Beagle estuvo a punto de desencadenar una guerra. Las Fuerzas Armadas fueron reequipadas con vistas al enfrentamiento y movilizaron tropas hacia la frontera. La guerra se impidió por la mediación del Papa Juan Pablo II.

El 29 de marzo de 1981 deja el cargo de Presidente Jorge Rafael Videla y asume el general Roberto Viola

En 1981, el general Viola reemplazó en la presidencia a Videla, y Martínez de Hoz también fue reemplazado. En ese año, el descalabro económico llegó al extremo. El gobierno dispuso una devaluación del peso del 400%, al tiempo que la inflación llegaba al 100% anual. Esta devaluación tomó impagables las deudas en dólares de las empresas privadas. El Estado nacionalizó las deudas, lo que acrecentó el endeudamiento público.

 
Año 1981 Dirigentes de la Junta Multipartidaria, integrada por radicales, justicialistas, democristianos, desarrollistas e intransigentes

Este intento de encontrar nuevas bases de apoyo para el régimen militar fracasó. En el terreno político, la apertura fue recibida con frialdad por las principales fuerzas políticas, que dudaban de la representatividad de Viola dentro de las Fuerzas Armadas y, por consiguiente, de la viabilidad de su política. En julio de 1981, se constituyó la Multipartidaria —convocada por la Unión Cívica Radical e integrada por los partidos Justicialista, Intransigente, Demócrata Cristiano y el Movimiento de Integración y Desarrollo—, con la finalidad de ofrecer un bloque político unificado “tendiente a recuperar la vigencia de las instituciones democráticas y a ofrecer al país, coyunturalmente, una propuesta de solución ante la emergencia nacional”.

Sin embargo, la oposición decisiva al proyecto de Viola provino del frente interno militar. Esta oposición se manifestó como un conflicto de poderes entre la Junta Militar y el presidente, que culminó con el desplazamiento de Viola, en diciembre de 1981. Su reemplazante fue el general Leopoldo Fortunato Galtieri.
  
El paro de la CGT del 30 de marzo de 1982
 
Galtieri intentó restablecer la imagen de autoridad del gobierno militar y retomar la orientación liberal de la política económica, que quedó en manos de un nuevo ministro de Economía, Roberto Alemann. Endureció las relaciones con los partidos políticos y con el sindicalismo, que por su parte endurecieron también su oposición. Una masiva concentración promovida por la CGT-Brasil —el ala más combativa del sindicalismo, diferenciada de la CGT-Azopardo, más conciliadora—, el 30 de marzo de 1982, fue duramente reprimida. Pero la magnitud y el carácter de la movilización mostraron que la oposición social y política había crecido.

 
Diario Cronica del 2 de abril de 1982

Revista Gente. el buzo tactico -cabo Batista- de la Armada Argentina toma prisioneros britanicos

Galtieri saludando desde la Casa Rosada a la multitud el 2 de abril de 1982

El 2 de abril de 1982 el gobierno ocupó por la fuerza las islas Malvinas. La ocupación, si bien se originó en una decisión tomada en secreto por unas pocas personas y sin calibrar adecuadamente sus posibles consecuencias militares y políticas, contó con un amplio respaldo popular. El gobierno imaginó que la recuperación de las Malvinas iba a resolver sus problemas políticos, en un momento en que el rumbo de la experiencia militar se veía comprometido. Al principio, eso pareció posible. Pero el gobierno había subestimado la respuesta de Gran Bretaña y creyó además que los Estados Unidos —cuyo principal aliado era precisamente Gran Bretaña— apoyarían la acción argentina.

 
Oficiales ingleses llevan prisioneros a soldados argentinos
 
Una de las fotos mas publicadas en Inglaterra:  los cascos argentinos tirados en Malvinas

En el plano de la política internacional, la Argentina recibió la adhesión de los países de América latina y del Movimiento de Países No-Alineados, pero quedó aislada de las potencias occidentales. Un intento desesperado del gobierno argentino por cambiar sus alianzas y conseguir el apoyo de la URSS tampoco prosperó. En el plano militar, el poderío y la organización británicos superaron al caótico e improvisado dispositivo militar argentino. El 14 de junio de 1982, el mando militar argentino en Malvinas capituló ante los jefes británicos.

 
La embajadora de Colombia, Nelly Turbay, saluda a Reynaldo Bignone. Espera turno, el Brasilero Dr. Azambuja
 
Dadas las condiciones militares del conflicto y el control de la información por parte del gobierno, la derrota militar fue a la vez inevitable e inesperada. Una de sus consecuencias principales fue la descomposición inmediata del gobierno militar. Galtieri renunció, la Marina y la Fuerza Aérea se retiraron de la Junta y el comandante en jefe del Ejército designó a un nuevo presidente, el general Reynaldo Bignone.

Sin embargo, varios países europeos reclamaron, vía diplomática, por ciudadanos oriundos de ese continente, que figuraban en las listas de los detenidos-desaparecidos. Al año siguiente las marchas de denuncia y reclamo de justicia se sucedieron. En agosto, a las "Madres de Plaza de Mayo" se sumaron las "Abuelas de Plaza de Mayo". En el mes de septiembre el gobierno militar decretó una auto-amnistía, a la que denominó con el eufemismo de "Ley de Pacificación Nacional". El 30 de octubre de 1983, con gran entusiasmo popular, se concretaron las elecciones. Alfonsín, líder de la U.C.R., resultó electo Presidente de la Nación con el 52% de los votos contra el candidato peronista Italo Luder que obtuvo el 40%.

Bignone le entrega los símbolos presidenciales a Raúl Alfonsín, en 1983

Posteriormente, se realizó un juicio a la Junta Militar. Tras 9 meses de juicio oral, la Cámara Federal condenó a prisión perpetua a Jorge Rafael Videla y Emilio Eduardo Massera; a 17 años de reclusión a Roberto Eduardo Viola, a 8 años a Armando Lambruschini y a 4 años a Orlando Agosti, ex comandantes de las Fuerzas Armadas, a quienes encontró culpables de asesinatos, desapariciones, torturas y otras graves violaciones de derechos humanos, durante el proceso militar que comenzó el 24 de marzo de 1976 y terminó con la vuelta a la democracia el 10 de diciembre de 1983. De estos procedimientos surgió un informe sobre desaparecidos realizado por la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) llamado "NUNCA MAS" que Ernesto Sabato le entregó a Raùl Ricardo Alfonsín en 1987 y que reúne más de 9 mil denuncias por desapariciones, torturas y asesinatos.


Juicio a la Junta Militar. 22 de mayo de 1985
Juicio a la Junta Militar. 22 de mayo de 1985

Por eso el recordatorio del 24 de Marzo de 1976 es muy importante; aunque sea muy dolorosa la reflexión. Aunque sea muy duro el recuerdo. Lo que veran a continuación, es otro paquete, un triste legado. Lo que descubrió después la Delegación local de la CONADEP en Mar del Plata. Cuando las investigaciones progresaron, fueron surgiendo denuncias que expusieron categoricamente los lugares utilizados por las fuerzas de la represión para la tortura de aquellas personas sospechadas de participación en la lucha subersiva.


Informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas CONADEP
El 20 de septiembre de 1984, Alfonsín recibía de manos de Ernesto Sabato en la Casa de Gobierno, el informe final de la CONADEP sobre la desaparición de personas
 
Tal como ocurrió en otros lugares del país, la labor de la Delegación local de la CONADEP realizó una tesonera y minuciosa labor de investigación que le permitió establecer la existencia de varios Centros Clandestinos de Detención perfectamente localizados a través de las denuncias de un grupo importante de personas que habían estado allí detenidas entre los años 1976 y 1978. Se estableció también la estricta coordinación entre las tres Fuerzas, así como la conexión con otras áreas represivas.


En Mar del Plata Luis Nuncio Fabrizio ganó la Intendencia Municipal en 1973, cuando solamente en dos ciudades de la provincia de Buenos Aires, el peronismo resultó derrotado. En 1976 fue desalojado por el golpe militar, y en 1981, nombrado nuevamente al frente de la comuna por el mismo gobierno que lo había sacado. Haber aceptado ese ofrecimiento siempre lo mortificó, y reconoció públicamente que fue una equivocación de la que él se declaró único responsable. Sin embargo, había sido una multitudinaria asamblea del socialismo local la que lo autorizó y lo instó casi por unanimidad a asumir ese compromiso.

El intendente Luis Nuncio Fabrizio acompañado de la Reina Nacional del Mar
 
Por su parte el Partido Socialista en el orden nacional, presidido por Américo Ghioldi, lo presionó para que accediera a volver al cargo que había ganado anteriormente por el voto popular. Muchos socialistas regresaron felices de la mano de Fabrizio a sus puestos de altos funcionarios municipales, pero luego, ya en democracia y con la unificación del Socialismo Democrático con el Popular, algunos de esos correligionarios lo culparon acremente por la pérdida del capital político de ese partido como consecuencia de aquella errónea determinación colectiva. Era tal su hombría de bien que cargó en silencio sobre sus espaldas una "culpa" que era de todo el Socialismo Democrático y no solamente suya.

LOS CENTROS CLANDESTINOS DE DETENCIÓN en MAR DEL PLATA

1. Base Naval Mar del Plata
Av. De los Trabajadores desde Escollera Norte hasta Av. Juan B. Justo


Los crímenes cometidos por la Fuerza de Tareas Nº 6, con acción en Mar del Plata y cuyo territorio de operaciones fue la Base Naval de esa ciudad destaca sus tres principales centros clandestinos de detención: la sede de la agrupación de Buzos Tácticos, la Escuela de Suboficiales de Infantería de la Marina y los calabozos de la Prefectura. En el proceso se investigan hechos en perjuicio de 85 víctimas ocurridos en la Comisaría Cuarta de Mar del Plata y el Centro Clandestino de Detención conocido como “La Cueva”, ubicado en el ex radar de la Base Aérea Mar del Plata.

Base Naval de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires.

Los militares están acusados de delitos cometidos en los centros clandestinos de detención que funcionaron en la Base Naval Mar del Plata, en la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM) y en la sede de la Prefectura Naval Argentina, en perjuicio de 69 víctimas. Durante la dictadura militar, los detenidos-desaparecidos eran generalmente llevados a centros clandestinos de detención, donde eran torturados y eventualmente asesinados.


Los marplatenses Susana Beatriz Pegoraro y Ruben Santiago Bauer.

Angélica Chimeo de Bauer o Angélica de Ayacucho (quien falleció en el año 2014 en Tandil) como la llamaban las Madres por pertenecer a esa localidad de la provincia de Buenos Aires, comenzó en junio de 1977 la desesperada búsqueda de su hijo Rubén Santiago Bauer y de su nuera Susana Pegoraro, embarazada de cinco meses, quienes fueron secuestrados. Hebe de Bonafini, a través de un comunicado, la definió como "una Madre luchadora como pocas". "Para ella no había impedimento para luchar por sus hijos. No había nada que la parara", agregó la titular y una de las fundadoras de de Madres de Plaza de Mayo.

Después de años, Angélica logró saber que su nuera estuvo detenida en la ex ESMA, luego fue llevada a la Base Naval de Buzos Tácticos de Mar del Plata, al centro clandestino de detención "La Cacha" y luego devuelta a la ESMA donde dio a luz, a fines de noviembre de 1977. La beba fue entregada al matrimonio compuesto por el ex marino Luis Policarpo Vázquez y su esposa, Ana María Ferra. En 2008, ante la negativa de la chica, la justicia ordenó recoger objetos personales de su domicilio a fin de extraer muestras de ADN y se comprobó que Evelyn era nieta de Angélica.

2. Cuartel Central de Bomberos
Salta entre Falucho y Gascón.


Desde 1976 y hasta 1983, en esa dependencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires operó un centro de detención ilegal en el marco del plan sistemático de terror y exterminio ejecutado por la última dictadura cívico-militar. Según testimonios obrantes en el Archivo Nacional de la Memoria y en causas judiciales, en el Cuartel de Bomberos permanecieron secuestrados hombres y mujeres perseguidos por su militancia política, social y sindical.


Cuartel de Bomberos de Mar del Plata

Muchos de ellos fueron interrogados en una habitación del subsuelo y, al poco tiempo, trasladados a otros centros clandestinos de detención de Mar del Plata, como la Comisaría 4ª, “La Cueva”, la Base Naval, la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (E.S.I.M.) y la Prefectura Naval Argentina. Algunos de los detenidos derivados de Bomberos a la Comisaría 4tª no recuperaron su libertad y aún se encuentran desaparecidos.

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, a través de la Red Federal de Sitios de Memoria, señalizó el Cuartel de Bomberos de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, por su funcionamiento durante el terrorismo de Estado.
 
Alejandro Cucicaw, ex detenido y sobreviviente del cuartel de bomberos de Mar del plata destacó que:
"Este fue un centro de detención de distribución de las fuerzas represivas. Aquí, los compañeros que sobrevivieron, relataron hechos nefastos" y agregó: "Esto no fue obra de un grupo de locos. Esto fue un plan de exterminio. Se ha hecho y se sigue haciendo mucho por esclarecer lo ocurrido en este lugar, pero nunca debemos bajar las banderas de lucha".
3. "La Cueva"

También conocido como "Viejo Radar"
Base Aérea Militar Mar del Plata

La Cueva estaba ubicada a más de 1500 metros de la entrada de la Base Aérea de Mar del Plata, a la cual se accede por la Ruta Nacional Nº 2 que une la Capital Federal con la ciudad de Mar del Plata en la Provincia de Buenos Aires, y para llegar hasta el lugar hay que transitar ese kilómetro y medio por calles internas de la misma base.

“Base Aérea de Mar del Plata , ex centro clandestino de detención” Fuente documental : http://www.esacademic.com/

La cinta asfáltica que utilizan los aviones comerciales se encuentra a escasos metros del lugar, por eso todos los sobrevivientes recuerdan el impresionante ruido producido por las turbinas de los jets. Hasta hace unos años existía una gran torre de mampostería que asemejaba al sostén de un tanque de agua, pintada de color blanco con franjas rojas, edificación muy visible por los automovilistas que transitan la Ruta Nacional Nº2.

La cueva - Base Aerea Militar Mar del Plata
  

La cueva. Imagen extraida del sitio Desaparecidos.org
Llevaba ese nombre porque era una construcción subterránea sobre la que se erigía la torre de un viejo radar. La entrada estaba casi al ras del suelo. Los detenidos debían descender varios escalones para llegar hacia su lugar de calvario y cautiverio. "...bajé alrededor de 20 o 30 escalones, oyeron cerrar grandes puertas de hierro, supuse que el lugar estaba bajo tierra; era grande, ya que las voces retumbaban y los aviones carreteaban por encima o muy cerca...", había relatado la sobreviviente Marta García de Candeloro, por cuya privación ilegal de la libertad y tormentos fue elevado a juicio Alberto Pedro Barda.


La cueva - Base Aerea Militar Mar del Plata

En 1976 las instalaciones fueron cedidas "en préstamo" por la Fuerza Aérea a la Agrupación de Artillería Antiaérea situada sobre la costa del mar. La unidad militar es más conocida como GADA 601 y fue la encargada de la represión en la zona, siendo su primer y temido jefe, el entonces Coronel Pedro Barda. Las dimensiones de la construcción semisubterránea superan apenas los 50 metros cuadrados. Según los datos aportados por ex detenidos desaparecidos, ese campo de concentración habría empezado a funcionar a fines de 1975 y lo habría seguido haciendo hasta 1978.

conducto de acceso a La Cueva
 
Explicó en un artículo Carlos Bozzi, sobreviviente del operativo que se conoció como "la noche de las corbatas:
"En 1976 las instalaciones fueron cedidas en préstamo por la Fuerza Aérea al Grupo de Artillería de Defensa Aerea (GADA). La unidad militar -más conocida como GADA 601- fue la encargada de la represión en la zona, siendo su primer y temido jefe, el entonces Coronel Pedro Barda, secundado por el Jefe de Inteligencia, en aquel entonces, el coronel Manuel Alfredo Arrillaga". En la semana del 6 al 13 de julio había sido secuestrado un grupo de abogados laboralistas. Días antes había sido asesinado en las sesiones de tortura el abogado Jorge Candeloro, por cuyo homicidio está imputado Barda.”
Se calcula que por ese centro clandestino de detención pasaron más de 200 personas. Como sostuvo Bozzi, "La Cueva" integró un circuito de centros clandestinos de detención compuesto por la Base Naval Mar Plata, la Escuela de Suboficiales de Infantería de la Marina, la Prefectura Naval Argentina, el Cuartel de Bomberos, la Comisaría Cuarta de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, el Destacamento 9 de Julio y el Destacamento Batán de la misma fuerza, la Unidad Regional IV de Policía, y la Brigada de Investigaciones y delegación local de la Policía Federal, entre otros.

Base Aérea Militar Mar del Plata, donde funcionó el centro clandestino de dentición conocido como “La Cueva. Extraido del sitio Ministerio de Defensa - Presidencia de la Nacion - Derechos Humanos

El lugar, totalmente transformado, actualmente se utiliza para algún tipo de instrucción de la Fuerza Aérea y depósito de elementos de entrenamiento militar.

Norberto Centeno, fue autor de las leyes de Contrato de Trabajo y de Asociaciones Profesionales, que fueron suspendidas en la última dictadura militar. Centeno fue secuestrado el 6 de julio de 1977 en Avenida Luro y La Rioja, en el centro marplatense, por un grupo de tareas del Ejército, y fue llevado al centro clandestino de detención conocido como La Cueva, en la Base Aérea Mar del Plata, donde fue sometido a duras sesiones de torturas que le provocaron la muerte. Por lo expuesto, la avenida Antartida Argentina de la ciudad de Mar del Plata pasó a llamarse Norberto Centeno, en memoria del abogado laboralista secuestrado y asesinado en la denominada Noche de las Corbatas, al cumplirse el 35º aniversario del trágico hecho.


Norberto Centeno, abogado marplatense secuestrado en la denominada Noche de las Corbatas
 
En el acto, Julio D'Auro, ex detenido desaparecido, aseguró que “quisimos hacerle un homenaje al doctor Centeno, quien además de ser abogado era un militante del peronismo, era un gran patriota y de mucho vuelo intelectual y jurídico”.

Recorte diario La Capital de fecha 30/6/2006


La Noche de las Corbatas tuvo lugar entre el 6 y 13 de julio de 1977, cuando fueron secuestrados y trasladados a la Base Aérea de Mar del Plata los abogados Centeno, Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alais, Camilo Ricci, Carlos Bozzi y Tomás Fresneda; su esposa María de las Mercedes Argañaraz de Fresneda –embarazada de cuatro meses–; Néstor Enrique García Mantica y su esposa María Esther Vázquez de García, José Verde y su esposa Ana María de la Arena. De todos ellos sólo Ricci, Bozzi, Verde y su esposa sobrevivieron.
 
4. Comisaría 4° de Mar del Plata

Ubicación: calle Chile esquina Alberti.

Descripción: Dos accesos peatonales sobre calle Chile, uno principal y otro secundario. Por el principal, luego de atravesar un pasillo y un patio se accede a una zona de celdas comunes e individuales numeradas de I al 8. Frente a la celda individual había un baño. Las puertas de las celdas eran de hierro.

 
Comisaria Cuarta Mar del Plata

Señalización del Centro Clandestino Comisaria Cuarta MDP
 
Las celdas comunes eran varias veces más grandes que las individuales. Un patio por cada celda común y un baño cada dos de ellas. Playa de estacionamiento con entrada por calle Chile que comunicaba con el edificio a través de una puerta, donde actualmente se levantó una pared.

5. ESIM – Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina

Ruta 11 – Faro Mar del Plata

Durante la dictadura el predio alojó a la Escuela de Suboficiales de Marina, conocida con la abreviatura de ESIM, y dependía de la Fuerza de Tareas 6 de la Armada. Desde los años de la CONADEP, el chalet es denunciado como centro clandestino, dado que se establecieron celdas en un sótano con detenidos. Durante el juicio oral que se lleva adelante ahora en esa ciudad, nuevos testimonios dieron cuenta de que la Sala de Comunicaciones de la escuela también funcionó como espacio de detención de prisioneros.
  
Escuela de Suboficiales de Infanteria de Marina - ESIM
 
El predio todavía está en manos de la Armada, no tiene ningún tipo de señalización y, como si fuera poco, el lugar de las celdas subterráneas está ocupado por el Acuario de la ciudad. Físicamente, el ESIM tuvo dos áreas de alojamiento clandestino de personas: la “Sala de comunicaciones” y un espacio subterráneo cercano al mar reconocido como “El Pozo” desde el comienzo de la democracia.

La Sala de Comunicaciones
 
La “Sala de comunicaciones” estaba ubicada a metros del faro y aún conserva las formas de las que hablaron los sobrevivientes durante el juicio: tenía al menos dos salones con pisos de madera. Uno, con baño interno, paredes revestidas por paneles acústicos, mesas y sillas. “Las víctimas dijeron haber permanecido durante horas sentadas ahí, lo que les produjo importantes problemas de infecciones y circulatorios en los miembros inferiores. El lugar se caracterizó por su música estridente, los cautivos eran custodiados las 24 horas y no podían cambiar de posición”, indicaron los alegatos. Algunos sobrevivientes contaron que los fumigaron y los bañaban luego de arrojarles baldes de agua.

El Pozo

“El Pozo”, en cambio, estaba cerca del mar. La CONADEP hizo una inspección. Encontró el lugar subterráneo frente a un polvorín y disimulado por un médano. Se accedía por unas escaleras y tenía celdas precarias muy “reducidas” en sus dimensiones. Durante el juicio actual, el Tribunal ordenó una inspección ocular en el lugar: ahí encontraron que el espacio subterráneo está ocupado por el Acuario.

El pozo en el ESIM

El “batallón de alumnos”

Un importante y todavía asombroso dato sobre el espacio surgió durante el último juicio de la mano de la declaración de un ex estudiante de la Marina que ya había declarado en la CONADEP. Héctor Grumblat fue convocado como testigo. Hizo sus estudios en 1978 y acercó a la audiencia no sólo su experiencia, sino los relatos posteriores al golpe. Allí confirmó la existencia de detenidos “civiles” a los que “catalogaban de subversivos”. Señaló dos espacios de detención: la “sala de armas” y la “sala de comunicaciones” y dijo que después se construyó una especie de pozo subterráneo con celdas, cerca de la playa.

El dato más relevante, sin embargo, llegó después: en la escuela había un “batallón de alumnos” de Infantería de Marina a quienes adoctrinaron en relación con la “Realidad social argentina” en cursos de lucha antisubversiva. Según Grumblat, los profesores “permanentemente bajaban línea sobre el gobierno militar y explicaban por qué los hombres de esa generación habían decidido tomar el poder, afirmando que los que estaban en contra eran ‘elementos subversivos’ a quienes debían combatir”, recordaron los fiscales sobre su testimonio en el alegato.

ESIM. Escuela de Suoficiales de Infantería de Marina

A los alumnos les enseñaron la forma en la que debía proceder un grupo operativo en materia de lucha antisubversiva. Así dijo que existían dos tipos de “patrullas”: las que se clasificaban como a) “‘patrulla fantasma’ donde se salía de civil con armas largas, a secuestrar gente y combatirla, usándolas en zonas urbanas y rurales; y b) la ‘patrulla resorte’, que estaba a disposición de las necesidades de cualquier comando perteneciente a las tres fuerzas, como la Base, la Fuerza Aérea o al GADA 601”.

Las “patrullas fantasma” tenían un oficial, 4 personas vestidas de civil y eran integradas por alumnos recibidos. Las “patrullas resortes” tenían personal del ESIM, concretamente soldados conscriptos, que usaban camionetas marca Dodge con asiento en el medio; con soldados distribuidos espalda con espalda, un conductor y un suboficial con mucha jerarquía, que daba las órdenes. También aseguró que para los operativos se utilizaban vehículos particulares que en general ingresaban de noche. En cuanto a la relación con la Base Naval, indicó que desde allí trasladaban detenidos en botes de goma hasta la ESIM y los dejaban en los “pozos”.
 
Vista aérea zona Faro Punta Mogotes. Año 1959. Foto Carnaghi. Enviada por José Alberto Lago.

En el juicio actual sólo hay un imputado de la ESIM: se trata de Mario José Osvaldo Forbice, director de la Escuela entre 1976 y 1979. Forbice no reconoció ninguna de sus órdenes, pero admitió en la indagatoria su tarea como director y la existencia del Placintara, clave para entender el programa de represión clandestina de la Marina. Dijo que “existía un plan utilizado para el caso de conmoción interna que era usado en cualquier problema que pudiera necesitar la intervención de las Fuerzas Armadas como por ejemplo, la subversión. Creyó que este plan se llamaba Placintara”.

En función del plan, Forbice tenía el doble rol que quedó probado durante el juicio: por un lado era director de la Escuela y por otro jefe de un grupo de tareas que operaba dentro de la FT6. El dato aparece reflejado en su legajo cuando uno de sus supervisores destacó su desempeño en el período 7/09/76 al 26/12/76 como comandante de un GT y ocasionalmente como comandante de la FT 6.

Dice Soiza Reilly.
“Esto nos llevó a reclamar que el espacio sea reconocido como centro clandestino de detención, y como el lugar está intacto, y es un chalet, sería importante que pueda conservarse”

“Entendemos que el Faro atrae muchos visitantes y que es una oportunidad para que se conozca qué ocurrió en ese lugar; el lugar puede aportar información valiosa para reconstruir la verdad de lo que pasó y ofrecer una garantía de reparación simbólica para las víctimas, por eso recurrimos al Instituto.”
6. Destacamento Batán - Mar del Plata

Ubicación: Sobre Ruta N° 88 - 20 km antes de Mar del Plata.
(Funciona como repartición policial de la población de Batán)

Descripción: Edificación de una sola planta con varias dependencias internas. Paredes de ladrillo y techo de losa. Una de las habitaciones funcionaba como celda colectiva, con cuatro tubos fluorescentes colocados en dos artefactos eléctricos ubicados en el techo. Otra habitación funcionaba como sala de torturas. Estaba ubicaba al final del pasillo que une dos habitaciones, cada una a un costado del baño. Desnivel en el piso.


Plano del Centro Clandestino Batan realizado por uno de los sobrevivientes

Baño con inodoro, lavatorio, ventana en el extremo superior de la pared ubicada al frente de la puerta de entrada. En las cercanías pasan vías de tren. Canteras cercanas a éstas.

7. Cementerio Parque

Ubicación: Av. Antartida Argentina y Cacique Chuyantuya

El señor Carlos García se desempeña como empleado en el Cementerio Parque desde 1977 hasta la actualidad. Particularmente en el año 1997, en su función de sepulturero tuvo que enterrar personas nn, según procedimientos diferentes a los habituales. García recordó que durante ese año, en numerosas oportunidades llegaron al Cementerio Parque cadáveres nn que eran ingresados en carros de asalto de la Policía y que eran custodiados por efectivos de esa fuerza hasta que se producía su inhumación.

Este hecho se producía tanto de mañana como de tarde. Los cadáveres ingresaban desnudos, sin cajones y eran colocados en el piso de la morgue del cementerio, que en ese momento no era la habilitada judicialmente (la morgue judicial era la del Cementerio de La Loma). Si los cadáveres eran ingresados de noche, la policía permanecía hasta la mañana custodiándolos. Estos cadáveres venían con herida de bala y sin rastros de haber sufrido autopsia. Generalmente eran jóvenes de alrededor de 20 años, muchachos y muchachas, a quien él se refería como "los chicos".

Cementerio Parque de Mar del Plata

Los empleados del cementerio no veían cuando eran ingresados a la morgue, sino que directamente los encajonaban ahí en cajones provistos por la Municipalidad. El capataz del cementerio, Raúl Espinosa, decidía en que sector inhumarlos y el personal policial esperaba el enterramiento apuntando a los empleados. En ese momento el Cementerio se encontraba intervenido y los directores eran los comisarios Ruiz y Del Villar.

Los casos de los otros NN, indigentes encontrados en la vía pública por ejemplo, eran manejados por la morgue judicial del Cementerio de La Loma, se enterraban con orden policial y la documentación era archivada en el cementerio. A diferencia de esto, "los chicos", como los llamaba García sólo se enterraban con una orden de trabajo que les entregaba la policía y que ellos completaban con el lugar de enterramiento, entregándola luego a la administración. García ignora el circuito que pudieron haber seguido estas órdenes y si se abrieron legajos.

 
Sector de fosas comunes Cementerio Parque Mar del Plata

García recuerda que en varias oportunidades llegaron familiares buscando algunos cuerpos, aunque ignora como consiguieron los datos. Uno de ellos fue un señor de Bahía Blanca que pudo exhumar a su hijo, quien tenía un balazo en la frente. En otra oportunidad conversó con una señora que buscaba a su hijo y a su nuera. García cree que esta señora finalmente logró sacarlos del Cementerio Parque.

 
Acceso Cementerio Parque Mar del Plata

García asegura que durante esos enterramientos nunca se colocó un cajón arriba de otro en una misma fosa ni se utilizaron fosas comunes. Tampoco hubo cremaciones. Por otra parte aclaró que los restos de los nn de 1977 no han sido movidos, ya que existe una orden judicial de no innovar.   


8. Villa Joyosa 
Ubicación: (Ruta 11)

En la década de 1970, la represión ejercida por los militares golpistas convirtió a la villa en una centro de detención clandestino que llegó a tener una nefasta fama internacional —aunque breve— en la historia de la violación de los Derechos Humanos en Argentina. Algunos años después (a mediados de los "80), como deseando tapar toda esa inmundicia, la Villa Joyosa se transformó en un "boliche" bailable.


Foto del acceso a Villa Joyosa enviada por Juan Marco Candeloro del libro "Mi hija Dagmar"

Foto de Villa Joyosa enviada por Juan Marco Candeloro del libro "Mi hija Dagmar"



Villa Joyosa tambien fué un lugar de paso previo a la detención. La villa fue construida aproximadamente en 1916, estando el proyecto a cargo de los señores Roberto Soto Acebal, Fontana y Cremonte.
   
A poco de dejar el casco urbano de Mar del Plata nos encontramos con la localidad de Camet, y allí, con el cuartel del Grupo de Artillería de defensa Aérea, GADA 601, que fuera la cabecera del Comando de Zona I, Primer Cuerpo de Ejército, durante la última dictadura militar, de 1976 a 1983. Desde allí, los “grupos de tareas”, conformados por torturadores uniformados, desplegaron su dominio de terror y represión por toda la zona; organizando numerosos centros clandestinos de detención. En su libro, Carlos Bozzi brinda una exhaustiva lista de ellos, consignando como tal al «Inmueble ubicado al ingreso del Parque Camet, utilizado por el Ejército, Mar del Plata: Villa Joyosa.[1]

Y algo más adelante amplía:
«Villa Joyosa cobró notoriedad pública a principios del año 1984, cuando el ex cabo de la Marina, Raúl David Villariño, comenzó a denunciar los asesinatos cometidos por esa fuerza. Entre varias notas publicadas en la revista La Semana, una fue dedicada a este sitio, donde el arrepentido dice haber visto con vida a la joven sueca Dagmar Ingrid Hagelin (…)».[2]
La historia de esta adolescente, desaparecida el 27 de enero de 1977 en el Palomar, provincia de Buenos Aires, secuestrada por un grupo de tareas al mando del ex capitán de la Marina, Alfredo Astiz (el Ángel de la Muerte), se convirtió en uno de los casos más conocidos del momento.

 
Villa Joyosa tambien fué un lugar de paso previo a la detención. La villa fue construida aproximadamente en 1916, estando el proyecto a cargo de los señores Roberto Soto Acebal, Fontana y Cremonte.

La búsqueda, iniciada por el padre de la joven, generó la reacción del gobierno sueco (que casi llegó a romper relaciones diplomáticas con Argentina) y el pedido de aparición con vida tanto del presidente James Carter (EE.UU.) como del Papa Juan Pablo II. De nada sirvieron. Dagmar Hagelin nunca apareció, pero los testimonios de ex detenidos liberados brindaron algunas pistas sobre su paradero posterior al secuestro.
 
Villa Joyosa tambien fué un lugar de paso previo a la detención. La villa fue construida aproximadamente en 1916, estando el proyecto a cargo de los señores Roberto Soto Acebal, Fontana y Cremonte.

Villa Joyosa en la actualidad. Foto enviada por Juan Marco Candeloro

Villa Joyosa en la actualidad. Foto enviada por Juan Marco Candeloro

Villa Joyosa en la actualidad. Foto enviada por Juan Marco Candeloro

En 1979 uno de ellos contó que, mientras estaba detenido en la ESMA (Escuela de Suboficiales Mecánica de la Armada), vio y habló con Dagmar en tres ocasiones. Dijo que la chica estaba conciente en una camilla de la enfermería del sótano. Posteriormente, tras el regreso de la democracia en diciembre de 1983, el padre de la muchacha insistió en sus investigaciones y, acompañado por periodistas de la revista La Semana, se entrevistó el jueves 12 de enero de 1984 con un confeso secuestrador de la ESMA, el ya mencionado Villariño, quien, desde Punta del Este (Uruguay), dijo que había visto a Dagmar en Mar del Plata, en lo que llamó un «centro de recuperación». Afirmó que la joven estaba en silla de ruedas y que él mismo la había ayudado en sus movimientos. Asimismo describió con precisión el sitio y sus alrededores (agregando posteriormente que, además de centro de recuperación, el lugar había sido una cárcel clandestina con crematorio incluido). [3]

Escudo nobiliario en el acceso a Villa Joyosa

Con estos datos en su poder, el señor Dagmar viajó a Mar del Plata el 14 de enero y encontró el sitio descripto por Villariño. Estaba frente al mar. Ya no funcionaba como centro de recuperación militar, sino que era una confitería llamada Villa Joyosa. [4] Diez días más tarde (24/1/84) con todos estos elementos en su poder, el juez Chichizola dispuso el allanamiento a la casona de Camet.


Tapa del libro "Mi hija Dagmar" de Ragnar Hagelin donde se relata desde la pagina 155 a la 164 el relato de su padre comentando que en Villa Joyosa fue llevada su hija secuestrada.

En el procedimiento se encontró, en la corteza de un árbol ubicado en los fondos de la propiedad, las iniciales «D.H» grabadas en un tronco. De inmediato se pensó que podían llegar a ser una señal desesperada de Dagmar Hagelin para demostrar su paso por ese lugar. Pero las pericias de la justicia no pudieron establecer definiciones concretas y todo quedó como el probable resultado de una casualidad.

Referencias
 "Mi Hija Dagmar" de Ragnar Hagelin - pag. 155 a 164 - Editorial Sudamericana-Planeta
 [1] Bozzi, Carlos, Luna Roja, Desaparecidos de las Playas Marplatenses, Ediciones Suárez, Mar del Plata, 2007, pág.33.
 [2] Ibídem, pág.34.
 [3] Véase en Web htpp://www.desaparecidos.org/arg/víctimas/h/hagelin/Dagmar.html>
 [4] Véase en Web htpp://www.derechos.org/nizkor/arg/doc/hagelin.html>


Gregorio Nachman 

Promotor y militante de la cultura, anfitrión múltiple de los teatristas y músicos del país, actor y director fundamental en la historia de nuestra ciudad, Gregorio Nachman es el artista gracias al cual Mar del Plata ocupa un lugar de privilegio en el atlas estético nacional, que sólo su secuestro y desaparición pudo interrumpir.

El compromiso social de Gregorio Nachman por mostrar lo que sucedía en aquellos tiempos fué quizá el motor que generó su trágico final. El 19 de junio de 1976 fue secuestrado en la misma fecha que otros actores (Luis Antonio Conti, Daniel Roman entre ellos) en Mar del Plata, despues de un operativo en su domicilio de Larrea e Independencia y al no encontrarlo, lo fueron a buscar a la Av. Colón N° 4210 casi esquina San Juan.

 
Gregorio Nachman construyendo el Teatro de la Comedia Marplatense
  
Eduardo, hijo del actor, siendo el mayor de 4 hermanos, dio testimonio en diversas oportunidades del doloroso peregrinaje que tuvo que iniciar por dependencias policiales y militares para intentar encontrar a su padre. La explicación que recibió refleja la barbarie de los autores y cómplices del terrorismo de Estado. No se tiene certeza donde lo llevaron inmediatamente; hay indicios por testimonios de sobrevivientes, que ha pasado por el centro clandestino de detención llamado Protobanco, en las cercanías de Ezeiza.

 
Eduardo Nachman con las Madres de Plaza de Mayo en la Marcha de la Memoria

El reconocido director y actor de nuestra ciudad tenía 46 años cuando fue secuestrado por la dictadura, tenía esposa y cuatro hijos, y hoy tendría nietos y una bisnieta que lamentan no haberlo conocido, ya que continúa detenido-desaparecido desde esa noche. En la actualidad hay una sala en el Teatro Auditorium de Mar del Plata que recuerda su nombre, la Biblioteca Teatral del Septimo  Fuego, una baldosa conmemorativa con su nombre en la esquina de San Martín y Juan B. Justo del Barrio La Paternal en la ciudad de Buenos Aires y un cartel con su leyenda en French 3617, sede del Departamento de Artes Dramáticas Antonio Cunill Cabanellas. (Se puede conocer la obra de este artista en este blog accediendo al enlace GREGORIO NACHMAN )

Carlos Waitz

El actor fue secuestrado el 26 de enero de 1977, en plena función teatral, durante la última dictadura cívico-militar. Sus restos aparecieron en una fosa común del cementerio de Avellaneda junto a 15 cuerpos más, todos oriundos de Mar del Plata, según lo determinó un estudio realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Fernando Waitz, hermano de Carlos, recordó a Télam que el trabajo de identificación de sus restos “comenzó en mayo del año 2011, cuando nos extrajeron a la familia muestras de sangre para cotejar el ADN”. El antropólogo forense Pablo Gallo acompañó a la familia de Waitz en la tarea de reconocimiento de los restos.

Carlos Waitz

Tras realizarse una misa en la capilla San Patricio, perteneciente al Instituto Peralta Ramos, donde cursó sus estudios primarios y secundarios, los restos de Carlos Waitz fueron llevados al Cementerio de La Loma, en la zona de Playa Grande. El cuerpo descansará en ese lugar, hasta que se resuelva la petición realizada por su hermano ante el Concejo Deliberante para la construcción de un panteón en el mismo cementerio municipal.

El actor Juan Vitali expresando sus respetos y entregando una ofrenda floral

Carlos Waitz fue detenido en el teatro “La Botonera”, que estaba ubicado en Rivadavia 3142, en el centro de Mar del Plata, en plena función teatral de la obra “Israfel”, de Abelardo Castillo, el 26 de enero de 1977, seis meses antes de La Noche de las Corbatas.


La Noche de las Corbatas

Entre la tarde del 6 y la madrugada del 13 de julio de 1977 fueron secuestradas en Mar del Plata once personas, entre ellas varios abogados. La lista incluye a los letrados Norberto Centeno, Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alaiz, Camilo Ricci, Carlos A. Bozzi y Tomás J. Fresneda.
 
Jorge Candeloro

Las otras cinco personas fueron José Verde y su esposa, María de las Mercedes Argañaraz de Fresneda –embarazada de 4 meses- Maria Esther Vázquez de García y su esposo Néstor Enrique García Mantica. De todos ellos, solo José Verde y su esposa, el Dr.Camilo Ricci y el Dr. Carlos A. Bozzi sobrevivieron a aquellos trágicos días.


Tomas Fresneda
María de las Mercedes Argañaraz de Fresneda

La simultaneidad del secuestro de seis abogados en solo dos días, y el alojamiento de los mismos en las instalaciones del viejo radar situado en la Base Aérea cercana a la ciudad de Mar del Plata, bautizó a esa noche como "La noche de las Corbatas".

Salvador Arestin

En la ciudad ya se hablaba que en julio de ese año (1977) fueron secuestradas once personas en Mar del Plata, seis de ellas abogados. Cinco laboralistas fueron asesinados. Carlos Bozzi relató su calvario a Télam y señaló que fue "la última operación de represión masiva que vivió esta ciudad a 16 meses de instaurada la dictadura militar". Hoy, se recuerdan a 40 años de la tragedia, enlutando a la familia judicial marplatense.


Testimonios de Burgos, Susana Muñoz y Etelvina García por la Noche de las Corbatas. Audiencia del 24-9-07

El Colegio de Abogados marplatense recordó siempre las trágicas muertes de Norberto Centeno, Jorge Candeloro, Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alaiz y Tomás Fresneda. Los secuestros conmovieron a toda la ciudad. Centeno, tenía 57 años. Su antiguo socio en el estudio jurídico, Jorge Candeloro, tenía veinte años menos. El resto, no llegaba a 28 años de edad de promedio. 

Recorte de diario de la época en referencia al ejercito de liberación

Se transcriben ahora datos de "La Noche de las corbatas" en Atrapados en libertad, AM 530, La Voz de las Madres, emisión 25 de septiembre de 2011.
"Creo que fue la última operación de represión masiva que vivió Mar del Plata a 16 meses de instaurada la dictadura militar", evocó Bozzi, especialista en Derecho Laboral, de 55 años, que regresó del exilio hace un tiempo. Bozzi, que había sido titular del Centro de Estudiantes de Derecho de la Universidad Católica local, en 1973, militaba en la Juventud Peronista. Tenía 21 años. Cuatro años más tarde, graduado en Derecho, fue secuestrado.

 "Era un grupo fuertemente armado de la Policía bonaerense en tiempos del temido general Ramón Camps, se supo después. También participó un grupo de Inteligencia de la Fuerza Aérea. Por eso nos llevaron a la Base Aérea, en Camet", reseñó Bozzi.
El contexto político local del régimen militar era otro: en una primera etapa el Ejército tenía el control absoluto de todos los operativos, pero al cabo de un tiempo, otras fuerzas de seguridad intervinieron en Mar del Plata. Para Bozzi "la CNU (Concentración Nacional Universitaria) que remitía como aparato de Inteligencia del GADA 601 ya no actuaba exclusivamente. Eran fuerzas combinadas y cada una funcionaba por su cuenta", puntualizó.
 "El doctor (Norberto) Centeno era uno de los laboralistas más prestigioso de la ciudad y artífice de la Ley de Contrato de Trabajo 20.744 promulgada por el gobierno de (Juan) Perón, en 1974. Centeno era peronista ortodoxo", reseñó.
 "La teoría que actuaban grupos de tareas entre las distintas fuerzas armadas fue avalada por otros testimonios, cuando debí declarar en el Juicio por la Verdad el 16 de mayo 2005", refirió.

"Paralelamente, luego se supo un grupo paramiilitar fue a buscar a Jorge Candeloro, ex socio de Centeno, otro abogado laboralista de prestigio. A Jorge (por Candeloro) se la tenían jurada por su militancia de izquierda", agregó Bozzi que vivió exiliado en la provincia de Corrientes más de una década.

"La investigación posterior la inició Marta, esposa de Candeloro, cuando confirmó que el 13 de junio lo fueron a buscar a Neuquén donde residía y allí se disparó el operativo de represión contra los abogados y ex estudiantes universitarios que habían tenido militancia política unos años antes", describió.

"Había profundas contradicciones en los objetivos ideológicos", analizó el abogado sobreviviente. "Centeno había sido un militante de la resistencia peronista y muy reconocido en el ambiente político local. A fines de los '50 había estado preso por peronista", subrayó.

"Los otros colegas habían tenido militancia de izquierda a principios de los '70. Vivían de su profesión, siendo abogados que actuaban a diario en los Tribunales de Mar del Plata, a un año y medio de instalado el gobierno militar", añadió.

"Otros sobrevivientes de aquella razia que terminó en una matanza fueron José Verde y su esposa, sumado al colega Camilo Ricci. Yo estuve encapuchado con (Tomás) Fresneda en la Base Aérea, a cargo del comodoro Ernesto Agustoni", siguió narrando.
"Es posible que hayan torturado al doctor Centeno, cercano a los 60 años de edad y cuyo asesinato no estuviera previsto" dudó. "Yo aparecí en el baúl de un auto cuando me trasladaban y distintas fuerzas de seguridad terminaron en un tiroteo. Entre ellos y cerca del paraje de Santa Clara del Mar. En los diarios de la época la información daba cuenta de un enfrentamiento con subversivos, algo imposible a esa altura", concluyó.

Pedro Barda

Perteneció al Grupo de Artillería de Defensa Aérea de Mar del Plata, Buenos Aires y fue jefe de la subzona 15 desde febrero de 1976 hasta el 15 de diciembre de 1977, y como tal fue responsable de los campos de concentración ubicados en Mar del Plata, que funcionaban en la base aérea, la base naval, la comisaría 4º, el destacamento Batán y la escuela de suboficiales de infantería de mar.

 
Declaraciones de Pedro Barda

En septiembre de 1983 fue llamado a declarar en el marco de la causa sobre Ana Rosa Frigerio, cuyo cadáver considerado NN, fue descubierto en el cementerio marplatense. abril de 1987, en el marco de la causa del primer cuerpo de ejército, la Cámara Federal porteña le impuso la prisión preventiva rigurosa por homicidio reiterado en las personas de Ana Lía Delfina Magliaro, secuestrada en 1976 y asesinada, y del doctor Jorge Candeloro, secuestrado en junio de 1977 y muerto en circunstancias que el propio Barda reconoció ante el tribunal.


En total, fue procesado por diez delitos cometidos como jefe de la subzona 15. No se benefició con la ley de obediencia debida pero la Corte Suprema de Justicia lo desprocesó en fallo de 21 de junio de 1988 por aplicación de la ley de Punto Final. Fue indultado por el Presidente Menem, causa 2.429: "Molina, Rafael Adolfo s/secuestro y privación ilegal de la la libertad" y de la causa "Patricia Emilia Lazzerie s/privación ilegal de la libertad y desaparición"
  
Norberto Oscar Centeno

Norberto Oscar Centeno era un reconocido abogado laborista y especialista en Derecho del Trabajo. Había escrito dos libros en la materia y numeroso material en revistas especializadas. Era demás el autor de la "Ley de Contrato de Trabajo" y la "Ley de Asociaciones Profesionales", las cuales habían sido suspendidas por la dictadura. Se desempeñaba como abogado del Sindicato de Choferes, Unión Gastronómica, Unión Obrera Metalúrgica y Asociación Obrera Textil, así como asesor de la C.G.T. regional Mar del Plata y Capital Federal.



Norberto Oscar Centeno - Desaparecido el 6 de julio de 1977- La Noche de las Corbatas

La noche del 6 de julio de 1977, Norberto y su amigo Ernesto Tomaghelli se dirigieron del café situado en La Rioja entre Luro y San Martín al estudio de Norberto que quedaba en La Rioja y 8 de Julio. Escucharon pasos detrás de ellos y una voz que les decía: "Alto, ejército argentino!". Los golpearon y se llevaron a Norberto con los pies a la rastra. Su secuestro fue parte de la famosa "Noche de las Corbatas", durante la cual varios abogados fueron secuestrados en Mar del Plata. Al día siguiente también detuvieron al ex-socio de Norberto, Jorge Candeloro, en Neuquén, donde residía desde 1973.

Norberto fue llevado a centro clandestino de detención ubicado en la Base Aérea de Mar del Plata. Allí fue brutalmente torturado, los detenidos escucharon a los torturadores gritar ."¡Denle al viejo!, ¡denle al viejo!" mientras lo torturaban. Una sobreviviente que le humedeció los labios y trató de animarlo, dijo que estaba confundido y prácticamente agonizando. Falleció durante una sesión de tortura. Su cuerpo apareció el 11 de julio en el camino viejo a Miramar, mostraba muestras de golpes a diversas partes del cuerpo. Se dejó constancia en el certificado de defunción que su muerte databa del día 9 de julio, y se dio como causa del deceso "shock traumático hemorrágico".

La Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) ha instaurado el 6 de julio como el Día Nacional del Abogado víctima del terrorismo de Estado.

Otras declaraciones

Tal como ocurrió en otros lugares del país, la labor de la Delegación local de la CONADEP realizó una tesonera y minuciosa labor de investigación que le permitió establecer la existencia de seis C.C.D. perfectamente localizados a través de las denuncias de un grupo importante de personas que habían estado allí detenidas entre los años 1976 y 1978. Los lugares individualizados, todos ellos objeto de una inspección por parte de la Comisión Nacional fueron:

    Escuela de Sub-Oficiales de Infantería de Marina (ESIM)
    Base Naval de la Armada
    Base Aérea Militar
    Cuartel Central de Bomberos
    Destacamento policial de Batán
    Comisaría Cuarta

Se estableció aquí también la estricta coordinación entre las tres Fuerzas, así como la conexión con otras áreas represivas. En este sentido resulta esclarecedor el testimonio ofrecido por la Sra. Marta García de Candeloro (Legajo N° 7305), psicóloga, quien fue detenida junto con su marido - abogado - el 7 de junio de 1977 en Neuquén, Capital. Después de pasar ocho días alojados en la Delegación de la Policía Federal incomunicados pero con conocimiento de sus familiares, que habían viajado desde Mar del Plata, el matrimonio es trasladado a esta ciudad, previa una corta etapa en el C.C.D. «La Escuelita» de Bahía Blanca.


GADA 601 Mar del Plata

Según manifestaciones del Jefe de Inteligencia de la VI Brigada de Neuquén a miembros de la A.P.D.H. de esa ciudad, estaban en conocimiento del traslado del Dr. Candeloro y su información también llegó a conocimiento de Marta García de Candeloro, quien el último día de su detención en Neuquén escuchó como uno de los custodios llamaba al GADA 601, «comunicando que ya tenían al detenido y preguntando qué hacían con su mujer...» Sin embargo, toda información con respecto a los detenidos fue negada por esa repartición militar, así como por cualquier otra dependencia de las Fuerzas de Seguridad consultada por los familiares.


Carlos Aurelio Bozzi en la actualidad
Mientras tanto, los detenidos eran alojados clandestinamente en la Base Aérea de Mar del Plata, a donde llegaron con los ojos vendados. El tipo de procedimiento utilizado con los esposos Candeloro no difiere de los utilizados en el secuestro de otras personas de la zona.
 
“El avión nos condujo a Mar del Plata, a lo que más tarde supe era la Base Aérea. Al llegar oyó gran movinuento de gente. Al bajarme por las escalinatas del avión uno de los hombres dijo a otro: «fijate como miran esos colimbas». Me introdujeron en el baúl de un coche e hice en él, por tierra, un trayecto muy corto. Me bajaron entre dos y se oyó gran movimiento de gente que al parecer salieron a recibirnos (a mi esposo y a mí). Bajé alrededor de 20 o 30 escalones, oyeron cerrar grandes puertas de hierro, supuse que el lugar estaba bajo tierra; era grande, ya que las voces retumbaban y los aviones carreteaban por encima o muy cerca. El ruido era enloquecedor... Uno de los hombres me dijo: ¿Así que vos sos psicóloga? Puta, como todas las psicólogas. Acá vas a saber lo que es bueno" y comenzó a darme trompadas en el estómago... El infierno había comenzado. Estaba en el Centro de Detención ilegal llamado la «Cueva», instalación ubicada en la Base Aeronáutica de Mar del Plata, que había sido una vieja estación de radar, que ya no funcionaba como tal. Dirigida por un Consejo perteneciente a las tres armas. El lugar, salvo en los momentos de interrogatorios, controles, preparación de operativos o traslados estaba a cargo de personas que cubrían guardias desde las siete u ocho de la mañana hasta el otro día a la misma hora. Al parecer uno de ellos era el responsable y de mayor grado, perteneciente a la Aeronáutica, el otro perteneciente al Ejército”
  “La última vez que oí a mi esposo fue el 28 de junio. Siempre lo llevaban a él primero (a la sala de tortura) y luego a mí. Esta vez fue al revés. En medio del interrogatorio trajeron a mi marido le dijeron que si no hablaba, iban a matarme. Comenzaron a aplicarme la picana para que él oyera rnis quejidos y él me habló a mí gritando:
Jorge Candeloro
 "Querida te amo, nunca pensé que podrían a vos meterte en esto". Estas palabras los enfurecieron, las últimas frases eran entrecortadas, lo estaban picaneando, me desataron y me tiraron en mi celda.
  “Estaban ensañados con él, su interrogatorio no terminaba nunca. De pronto se oyó un grito desgarrador, penetrante, aún lo conservo en mis oídos, nunca podré olvidarlo. Fue su último grito y de pronto el silencio. Mi esposo murió ese día, 28 de junio, víctima de torturas”.
(Legajo N° 7305)

Sin embargo, aún después de la liberación de Marta Candeloro, los familiares siguieron realizando gestiones en busca del paradero del abogado desaparecido. A fines de 1979 su esposa tomó conocimiento de una comunicación cursada por el Ejército en respuesta a un hábeas corpus interpuesto en 1977, en la que se informaba que el Dr. Candeloro había sido abatido en un traslado, al intentar escapar, precisamente ese 28 de junio de 1977. La comunicación había quedado retenida en el despacho del Juez Hoff. Tal actitud de indiferencia al drama que se vivió por parte del Poder Judicial de Mar del Plata, lamentablemente no fue de caracter excepcional.


Marta Garcia, esposa de Jorge Candeloro

En cambio, muchos abogados del foro local, en lugar de incurrir en desinterés o el olvido como forma de renunciar a sus responsabilidades, realizaron las gestiones que les fueron requeridas, tanto en favor del Dr. Candeloro, como también de otros prestigiosos abogados secuestrados a fines de julio, los Dres. Arestin, Centeno, Alais y Fresneda, cuya suerte pudo esclarecerse a partir del testimonio ya mencionado:
"Esa noche de espanto y de horror, que compartí con Mercedes fue denominada por los represores "la noche de las corbatas", ya que la casi totalidad de los prisioneros ingresados eran abogados... Hay mucho ruido y música a gran volumen; por momentos los gemidos y gritos de los torturadores superan la música... Cuando los torturadores se fueron, tuve la sensación como que había quedado un tendal de moribundos... El Dr. Centeno se quejaba continuamente. En un momento, me sacaron de mi celda para que le diera agua... Estaba tirado en el suelo. Apenas pude subir mi capucha a la altura de mis ojos. Pedí que me sacaran las esposas. No le di de beber en el jarro de aluminio que me alcanzaron. Ya me habían alertado a mí. Con una mano subí un poco su cabeza, mojé mi vestido y le humedecí los labios. No sé si fue precisamente al días sigiuente, pero habían pasado varias horas. Los interrogadores volvieron, dijeron: Traigan a Centeno. Volvieron a torturarlo en ese estado. Pensamos (con Mercedes, su compañera de celda) que no iba a soportar. Y así fue. Lo asesinaron. Arrastraron su cuerpo, y debieron dejarlo contra nuestra puerta. Se oyó un golpe contra la madera.”

Tomas Fresneda y Maria de las Mercedez Argañaraz de Fresneda

Al cabo de un tiempo, Marta Candeloro fue trasladada a la Comisaría IV de Mar del Plata, donde fue liberada meses después. Junto con otros testigos participó de la inspección a ese local, que se mantiene sin modificaciones. Por el contrario, tanto en la Base Naval como en la Base Aérea, las refacciones efectuadas son considerables, pero contrariamente a las expectativas de quienes las ordenaron, no impidieron el reconocimiento por parte de los denunciant es, quienes en el caso del procedimiento efectuado en «La Cueva», pudieron constatar que todo el local subterráneo donde funcionó el C C.D. estaba a punto de quedar disimulado.

Otro tanto ocurrió con las instalaciones del C.C.D. ubicado en la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM), uno de cuyos alumnos, Pérez Oscar Horacio, declaró a la CONADEP:
“Que en 1978, presume que puede ser julio o agosto, pudo observar mientras hacía la guardia en el Faro una ambulancia color blanco, colocada de culata, hacia unas construcciones que se encontraban justo frente al polvorín y disimuladas por un médano. En estas circunstancias ve que sacan de las construcciones mencionadas una camilla y una bolsa blanca de regular dimensión, ambos elementos los introducen en la ambulancia... Ante esta situación se comunica con la guardia central, a lo que le contestan que dejara de mirar y se introdujera en su puesto, caso contrario, lo sancionarían. También quiere aclarar... que en el año "79, últimos días de febrero, se acerca al lugar mencionado y junto con un grupo de aspirantes le ordenan destruir esas construcciones pudiendo constatar que eran celdas de construcción precaria y de muy reducidas dimensiones.”
 (Legajo N° 6756)

Por su parte, un ex cabo aspirante de la ESIM, que declaró en ocasión del procedimiento realizado por la Comisión a esa repartición, manifiesta:
 
“El puesto de guardia, donde le tocó hacer guardias repetidas veces, ubicado sobre la playa, hoy no existe, salvo unas chapas que quedaron en la arena. Que a su izquierda está El Polvorín lugar en el que se arrojaban detenidos... que era de conocimiento entre el personal que el recinto ubicado a la derecha, luego de bajar la escalinata, era utilizado como sala de tortura. El mismo estaba recubierto por fibra de vidrio... Que el dicente tenía orden expresa de custodiar a los detenidos; que de noche no entraban, sólo de día y eran llevados encapuchados. Que en una oportunidad vio al pasar un grupo de seis o siete personas de ambos sexos sin capucha pero custodiados por personas con armas. Que en una oportunidad vio que una joven era arrastrada por los pelos rumbo al Polvorín, por el camino que entonces era de tierra, que esto ocurrió en el verano de 1978.”
 (Acta del 27 de junio de 1984).


 
 Lesa Humanidad en Mar del Plata



9. Cementerio Loma

Ubicación: Bernardo de Irigoyen y Almafuerte

Con la presencia de familiares, referentes de organismos de Derechos Humanos y autoridades políticas se presentó este viernes en el cementerio municipal de La Loma el “Panteón de la Memoria” en el que descansarán los restos de detenidos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar que fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Panteón de la Memoria, la Verdad y la Justicia, otro paso hacia la reparación.
Cartel sobre calle Almafuerte y Bernardo de Irigoyen Cementerio Loma

Durante el acto, Rosana Casataro, familiar de desaparecidos y artista plástica, explicó que la construcción del panteón surgió hace más de dos años cuando una familia que encontró el cuerpo de un desaparecido planteó una inquietud ante la Comisión Permanente por la Memoria, la Verdad y la Justicia de General Pueyrredon en relación a la no existencia de un lugar que los reuniera, tal como ocurre en otros puntos del país.

María Juana Marucha Rivas, presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora,

Así fue que comenzaron a trabajar en el proyecto y todo empezó a tomar forma cuando el gobierno municipal cedió el espacio en el cementerio.

“Esta es la casa en la que por fin estarán juntos“, anunció Rosana. El panteón por fuera está decorado con mosaicos y cemento de color, en busca de reflejar “la alegría que ellos tenían en sus vidas“, según señaló la artista.

Panteón de la Memoria en el Cementerio Loma - Mar del Plata
Panteón de la Memoria en el Cementerio Loma - Mar del Plata

María Juana Marucha Rivas, presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, se encargó de destacar “el sacrificio y el amor” de la gente que participó de la creación del panteón. Además aprovechó para hacer referencia a recientes dichos del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que habló del “curro de los Derechos Humanos”.
“Hay idiotas hablando de esa manera y reflotando la teoría de los dos demonios. Por eso tenemos la obligación de contarles lo que pasó a los que no vivieron esa época tan difícil”, expresó.

Nota del editor: Para finalizar, hay que destacar que aun se siguen investigando las desapariciones de muchas personas que no se encuentran en este informe y que estan incluidas en el informe "NUNCA MAS" de la CONADEP. La intención de este trabajo es llevar al conocimiento público los lugares utilizados en esta ciudad como Centros Clandestinos de Detención. Las opiniones vertidas en dicho trabajo fueron extraidas de los sitios que se detallan a continuación, cuya información fue chequeada de las distintas fuentes mencionadas.


Fuentes:
José Luis Ponsico (Télam)
Fotografias y charlas con Juan Carlos Candeloro - hijo del abogado Jorge Candeloro secuestrado en "La Noche de las Corbatas"
Romanticismo, Ciencia y Literatura de Fernando Jorge Soto Roland*
La villa del miedo - Villa Joyosa