viernes, 30 de agosto de 2013

EL HOTEL SASSO

Hotel Sasso - Foto extraida de la Revista Magazine


Corría el año  1892.  Se llamaba Nicola y era el mayor de seis hermanos; le seguían Innazio, Santiago, Teodoro  y Michelle de apenas seis años. Había acompañado a su padre desde muy joven, apenas terminado “il prima” (el equivalente al primer nivel de la escuela argentina, lo que hubiera sido un “séptimo grado” para nuestra época); siendo un adolescente estaba acostumbrado a la vida en el mar, a las largas mareas, observaba el cielo y predecía la pesca por el aire y el tipo de viento. Desde el puerto de Bari, había cruzado a  Tirana, Corfú,  Grecia y hacia el norte, a Sarajevo y desde Trieste  a Bari, había recorrido muchas veces la costa italiana  del Adriático.  

Don Nicola Sasso en el Balneario de Punta Mogotes
Sabrá Dios qué inquietud, lo llevó a apartarse de su querido Bisceglie natal en Bari (Italia);  de sus casas blancas de calles angostas que guiaban a la playa. Faltaban años para que comenzara el “gran éxodo europeo” posterior a la primera   guerra, pero su espíritu aventurero lo llamaba a otra tierra , y él era un pionero, un visionario. Nicola estaba ávido de conocer otros lugares, mucho mas tarde contaría a sus nietos, “le dije a Papá, si no lo hago ahora cuándo lo haré…”; desembarcó en el puerto de Buenos Aires, en octubre de 1892, solo lo había acompañado Cósimo, estudiaron sus posibilidades; y después de seis meses regresaron a Bari, para contarles a sus hermanos cómo era esa  América, que prometía una vida mejor.
 
Maríetta, la "nona" y Nicola los iniciadores. - Foto extraida de la Revista Magazine
Seguramente, recordó a Marietta, aquella morena del coro de la Chiessa de Santa Margheritta, de tan solo quince años; sus hermanos también eran pescadores. Debería luchar contra la voluntad de los padres de aquella joven, que de tan joven no le permitían apartarse de su casa. Volvió al coro, volvió a la Iglesia y comenzó el noviazgo, llegó el casamiento en la Catedral de San Nicolás de Bari como correspondía a cada novia que esperaba ser bendecida con muchos hijos y una vida próspera,  y después  nacieron: Alfredo y Yolanda, así retomaron sus sueños y el proyecto de la vida en América.

Comedor del Hotel Sasso - Foto extraida de la Revista Magazine

Cuando llegaron a América,  Marietta tenía solamente 18 años y Nicola 25. A María, no le gustó el barrio de La Boca  no se parecía en  nada a Bari, no había mar, unos meses mas tarde, le dijo a Nicola, “no quiero esto, me vuelvo a Italia” y volvió a su “paese”, con los dos hijitos. 

 
La tia Italia, belleza rompecorazones de su tiempo - Foto extraida de la Revista Magazine


Meses mas tarde Nicola volvió a buscarla  para regresar a  América, con la promesa de establecerse cerca del mar; había que mirar hacia el sur “Hay buena pesca, está todo por hacerse…es un lugar en el que le gusta veranear a la sociedad de Buenos Aires”. Partieron otra vez desde Bari. Tiempo mas tarde los seguirían las hermanas y hermanos de Marietta y  los hermanos de Nicola, ya no estarían tan solos, y eran todos vecinos del Bisceglie.

Reuniones en el viejo hotel con presidentes argentinos, Alvear, Justo. Foto extraida de la Revista Magazine

Mar del Plata era apenas una aldea, trazada con vistas a recibir al público más exigente de la sociedad bonaerense. Maria y Nicola se habían instalado en una pequeña vivienda de madera sobre la playa Bristol, desde donde salían los barcos para  capturar las piezas que María prepararía según las costumbres del puerto de Bari. Eran tiempos duros. Comenzaba el siglo XX. Era mucho lo que se debía trabajar para sacar adelante  una familia que crecía en número, había que educar a los hijos, nada mejor que dejarlos pupilos, para poder trabajar sin otro límite que el horario. Los varones iban al Colegio de los Hermanos Maristas, las mujeres al Santa Cecilia. El tiempo corría y Marietta ya había adquirido notoriedad en la sociedad bonaerense, la fama de sus chupines no se hacía esperar en el restaurante de doña María Sasso.

Foto extraida de la Revista Magazine
Ya para aquel entonces, Nicola había traído a Mar del Plata la primera lancha a motor, con la que organizar su tarea y crear una “empresa” incipiente. Solía recordar doña María, en su dialecto de Bari “voy a construir diez habitaciones;  cinco, que miren al mar, las más lindas; y otras cinco que miren hacia la ciudad, bien instaladas, que la gente sepa que aquí se va a sentir  mejor atendida que en su casa”. 
 
 
Playa Grande, década del `30, antes que se construyera el complejo, a la izquierda el original “Hotel y Balneario Sasso”. Enviada por Enrique Mario Palacio a Fotos de Familia del Diario La Capital


El avance de la urbanización obligó el traslado de los pescadores instalados en la actual zona de la Playa Bristol hacia el sur; se arraigaron en Playa Grande, otra vez con sus sueños a cuestas, pero con la certeza de que llegaría la prosperidad. Para muchos, ese traslado resultaba un golpe a sus esperanzas, pero no para Maria ni Nicola que tenían la certeza de que el éxito los seguiría a ellos, no importaría dónde estuvieran. 
Marietta sentadado en el porche del hotel con su hijo Armando - Foto extraida de la Revista Magazine

Y llegó la prosperidad, la concurrencia de la sociedad porteña, uno de los mas asiduos visitantes era el presidente Carlos M. de Alvear con su esposa, Doña Regina “¿Y doña María… qué hizo hoy de rico?”  y precisamente, no había plato que desentonara con la atención y la calidad de la cocina italiana. Y la ciudad siguió avanzando hacia el sur, y nuevamente la urbanización obligó a los pescadores de la Playa Bristol y ahora de Playa Grande, a buscar otro rumbo.  Fue entonces que “Don Arturo” (Don Arturo Peralta Ramos) les ofreció a Maria y Nicola “tomen las manzanas que necesiten… las podrán pagar cómodamente con su trabajo,” el precio era módico: $5 el metro cuadrado.
       
La familia reunida - Foto extraida de la Revista Magazine
Construyeron la primera hostería de material, y la vieja casilla de madera que había sido trasladada de Playa Bristol a Playa Grande, constituía “el anexo” el primer hotel, frente a la bahía de Punta Mogotes. Todos los hijos trabajaban y la empresa crecía, fue por esa época que Doña María fundó la empresa naviera, armadora y propietaria de tres buques el NICOLAS SASSO, el MARIA SASSO y RAPOSO TAVARES cuyo itinerario se realizaba mediante la exportación e importación de café y madera en Brasil, Estados Unidos y Hamburgo, a cargo de sus hijos Nicolás  (marino mercante) y Armando.


Carmelo D´Angiolo y Antonio Sasso, década del 40, banquina de pescadores - Foto extraida de Fotos de Familia del Diario La Capital


RESCATE HISTORICO
En Mar del Plata el Hotel Sasso siempre fue una referencia conocida

Tantos años después, a pesar de la avalancha de "inversiones" y esa euforia edificadora y, a la vez, destructora, el histórico hotel que albergó -y lo sigue haciendo, claro- a generaciones de argentinos y extranjeros, sigue firme y pujante, como si el espíritu de su impulsora se hubiera mixturado con el hormigón y sus columnas. Dialogamos con María Marta Sasso, "Marieta", descendiente de aquellos pioneros. Porque también la historia urbana tiene pioneros que no anduvieron con lanzas ni fusiles sino con la cuchara del albañil y las dotes de quien es afable y cordial para brindar su casa a quienes llegan a la ciudad. Marieta escribió una introducción, un prólogo para esta nota y tal como nos lo dio, así se publica. Luego, nuestra charla y las fotos, antiguas, que nos llevan al siglo pasado y más allá. Espero que disfruten de este "rescate histórico" de uno de los hitos marplatenses que, seguramente, muchos de los lectores de nuestra publicación habrán conocido en directo.


La nonna, la bella tia Italia y un cocinero en la cocina del Sasso - Foto extraida de la Revista Magazine



¿Como era tu abuela?

La Lela Maria o la Nonna, porque cuando éramos chicos era la Lela, por aquello de abuela...era lela, pero después era la nonna, cuando tomábamos contacto con el resto de los primos que vivían en Mar del Plata y que la llamaban la nonna.....era la nonna decidió esto..en cambio para los hijos seguía siendo mamita.

¿Era toda una matriarca, no?

¡Sí!, (rotundo), totalmente. Era la que infundía respeto entre sus hijos. Alfredo, el mayor, el marcado a fuego por todo el signo familiar, porque era uno de los que le había tocado trabajar en serio. Fijate que cuando murió mamita, el tenia cerca de 65 años, el estaba en Europa y, en el momento que llego, le dijo a algún hermano "bueno, voy a ver como esta mamá" entonces, un hermano -que creo fue papá- le dijo "mamá murió la semana pasada" y el se puso a llorar como un chico... "No puede ser que no me hayas dicho antes que mamá estaba mal". Es que mamá nunca estuvo enferma; mamá se sintió mal como tantas veces por el cambio de clima, porque había estado hasta mediados de agosto en Mar del Plata. Para el 15 de agosto se volvió a Buenos Aires y por el cambio de clima tenia un poco de tos. Murió el 22 de agosto de 1971. El había vuelto para el 30 de agosto porque quería estar el día del cumpleaños de su madre, el 1 de septiembre; 94 años.

Funerales de Don Nicola, el féretro fue llevado en andas desde Punta Mogotes, hasta el Cementerio de la Loma en Playa Grande donde se encuentra la bóveda familiar - Foto extraida de la Revista Magazine

¿Cómo la recordás vos?

Cuando tenia dos años, me llevaban a verla, todas las tardes a la casa de ella

¿Donde vivía?

Santa Fe y Paraná, en un primer piso sobre Av. Santa Fé, frente al colegio que todavía existe, Leguizamon; en la otra esquina estaba una joyería, Escasany, y a continuación había una casa de artículos de dibujo que se llamaba De Salvo, y yo todos los días tomaba el té con mi abuela, cuando todavía no iba ni a preescolar.

Armando, padre de Maria Marta Sasso, la tia Italia y Nicola en el cumpleaños de la nona Marietta -Foto extraida de la Revista Magazine

¿Y quien te llevaba?

O las mucamas, o mamá o mis hermanos, antes de ir al colegio que quedaba ahí cerca, el Champagnat, porque iban también de tarde. Nosotros vivíamos en Rodríguez Peña entre Guido y Vicente López. Yo tenia mucho contacto con la familia paterna, porque, por ejemplo, mi tía Italia, que era la que vivía con la nonna, como vivían las dos solas, me llevaban a pasear; incluso me acuerdo del marido de mi tía Italia, ella se divorció en el año 62.

Contanos como fue la historia de esa nonna que fundó un hotel emblemático como lo fue el Sasso...

La historia comenzó en Italia, cuando se casó con Nicola, ella tenia 15 años, la familia de Nicola era una familia que tenia mas poder adquisitivo, pescadores también, pero la familia ya comerciaba a Grecia y a Albania, no se exactamente que pero ya lo hacían

Bendiciendo y botando el Maria Sasso en el Puerto de Buenos Aires - Foto extraida de la Revista Magazine

¿Como se conocieron?

En la Parroquia, eran cantantes del coro, el la acompañaba a ella hasta e pueblo que queda a pocos Km. de Bari, dos o tres. ahí hay permanentemente barcas sobre el mar, todos eran pescadores y todas las familias lo que hacían era cocinar los frutos del mar y una hija mujer no hacia otra cosa. Según tengo referencias por mi padre, el le preguntaba, a ver mamá ¿como eras en el colegio? ¿buena alumna?, y la nonna se reía. Una vez, la tía Elizabetta, la hermana menor, contó era la mejor del grado y lo que ella decía se hacia por todos, siempre fue líder.

Y ese liderazgo lo trajo a Mar del Plata ¿cómo?

Cuando se casó con Nicola, en la Iglesia de San Nicolás de Bari, que era la premisa de cualquier hija mujer, mas ella que era la mayor, porque era la antesala de un matrimonio duradero, prospero y con muchos hijos. Ellos tuvieron10 hijos, pero llegué a conocer 6 porque los otros murieron antes de que yo naciera. Nicola, ya había venido a la Argentina, con un hermano, creo era Teodoro, y se volvió a Italia dispuesto a buscar a sus hermanos, que eran tres mas, y uno, el mas chico, Miquele, se quedo para siempre con sus padres viviendo en Italia. La buscó a María y le dijo: "nos casamos y nos vamos". Ninguna de las dos familias quería esto: de María Marietta porque era muy joven, 15 años, y de Nicola porque le decían, tenés que buscar una mujer con mas dinero y ¿que te vas a ir a ese país a hacer fortuna? No nos olvidemos que todavía no había estallado la Primer Guerra Mundial, estamos hablando de antes del 1900

Armando y Nene, padres de Maria Marta Sasso - Foto extraida de la Revista Magazine

¿Y que referencias tenían de la Argentina?

No lo se, fueron pioneros.

Y llegaron...

...y estuvieron viviendo en La Boca un tiempo y a María no le gustó y se volvió sola o con los primeros dos hijos, no lo se, y cuando llegó a Italia, no se si estaba embarazada o por el mareo del viaje -eran viajes de un mes-, la madre de Nicola la vio llegar y le dijo " hay María, que alegría tengo de verte; ¿por qué tenés tan mala cara? ¿te sentía mal?, ella respondió: " no, es de verla a Ud."

La nona, con sus 87 años, entre el Obispo de Mar del Plata y un sacerdote amigo el dia de la inauguración del hotel en 1957 - Foto extraida de la Revista Magazine

Largaba todo así, era así...

Así es que se quedó un tiempo en Italia, con su madre, hasta que apareció un día Nicola y le dijo, te prometo que no vamos a vivir en Buenos Aires, vamos a vivir cerca del mar. El había visto un lugar, antes de ver Mar del Plata, que coincide con las coordenadas de Ostende, pero ese lugar estaba lejos de la ruta, y lejos del camino del ferrocarril, entonces prefirieron venirse a Mar del Plata y vivieron en una casilla prefabricada en la playa Bristol.

Y ahí nacieron todos los hijos, entre ellos mi padre, Armando Humberto Nicolás. Humberto porque tenían la señal clara del príncipe Humberto de Italia, todavía estaba la monarquía en Italia y mi abuela amaba al príncipe, por eso le puso Humberto a mi papá.
La nona, con sus 87 años, entre el Obispo de Mar del Plata y un sacerdote amigo el dia de la inauguración del hotel en 1957 - Foto extraida de la Revista Magazine

...en honor de "su" príncipe...

Sí, era su príncipe... Todos desfallecían por Armando, era el chico mas bueno, el más querido

Contame de la Bristol ¿adónde van?

A Playa Grande, vivían en la playa, en la casilla

¿Sabés como era esa casilla?, ¿te contaron algo?

Era toda de madera, he visto algunas fotos..Eran varias habitaciones y había un comedor importante. Además los barcos llegaban a Playa Grande, todavía no estaba hecho el puerto entonces los barcos llegaban directamente a las playas. Tengo idea de que el puerto de Mar del Plata fue construido cerca de 1940, y ahí empezó la pesca industrial en Mar del Plata. Mi abuelo fue el primero que trajo una barca a motor, se llamaba Nicolás Sasso... ¡Cómo se iba a llamar? (risas)

¿Y por que deciden trasladarse a Punta Mogotes?

Porque crecía la civilización, había que urbanizar todo. Estuvieron en la Bristol antes de la Rambla de Madera; ahí es cuando se trasladan a Playa Grande. Cuando se van de Playa Grande mi abuela tenía idea de comprar algún terreno en esta zona ( se refiere al Parque San Martín), y uno de los lotes que le llamaba mucho la atención era donde estaba el olvidado hotel Tourbillon. Ella decía: si bien está sobre el mar la ciudad va a seguir creciendo, entonces esto va a quedar circundado por calles, por mucho transito...
En el B/M "Eugenio C", con 86 años, charlando con el Capitán - Foto extraida de la Revista Magazine

...una visionaria...

Sí. Y además, corremos con otro riesgo mas, que era el progreso de los sindicatos, que tenían mucho dinero. Hubo una pulseada, pero a María nada de esto la atemorizaba. ahí es donde se encontró con Arturo Peralta Ramos quien le dijo: "María, Uds. pueden tomar lo que quieran, si quieren 5/ 6 manzanas tomen lo que quieran". No necesitamos tanto, entonces vamos a elegir una manzana, eligieron la manzana donde actualmente esta el hotel Sasso

Tu abuelo, a todo esto ¿Qué decía?

Que había que hacer lo que María decía (risas)

Me decías que el se dedicaba a pescar...

Sí, pero, además, la seguía a María en todo. Por supuesto se enojaban, era sabido. El se dedicaba a las compras, y si a ella no le gustaba lo que el compraba en cuanto a calidad mercadería, fruta, verdura o lo que sea, se lo tiraba. Hablamos de mercadería para el hotel y el restaurante, que comenzó cerca de 1910, cien años atrás...

Invitación por el Aniversarío

¿Empezó primero el restaurante?

Sí. Y después, ella, cuando sus hijos eran mas chicos, cuando Italia tenia 10 años, los chicos no vivían con los padres permanentemente, estaban siempre pupilos, porque los padres tenían mucho que trabajar, eso no hizo mella, no hizo que ninguno tuviera frustraciones, ni ningún problema psicológico.

Tarjeta publicitaria “Hotel Sasso – Punta Mogotes”. Fuente : delcampe.com -Enviada por Prof. Julián Mendozzi.

Un verano María dijo, aquí viene mucha gente, vamos a hacer 5 habitaciones mirando al mar y 5 mirando a la ciudad. ahí empezó la hotelera.

¿Llamaron a un constructor o se pusieron ellos? porque con ese temple...

Mi abuela sabia operar con créditos, cuando el crédito no existía en el mundo, y le decía a los gerentes de los bancos: " me tenés que atender porque lo que yo tengo que hacer es muy importante, y no me hagas esperar" así, tal cual. "entonces vos dame plata y yo te la voy a devolver después de la temporada"...

¿Con cuál banco trabajaba?

Con el Banco Nación. Y además, trabajó a crédito durante mucho tiempo con la familia Fava. Ella estaba inmensamente agradecida con la familia, porque la ayudaron mucho. Y los Guarino también, la empresa de construcción. Es más, sigue habiendo una amistad con la familia Guarino, y ya estamos en la tercera generación.

¿Que es lo que mas recodas de tu abuela? de esos dos años que tenias...

El perfume, Lanvin ( me muestra un frasco que conserva) y sus pañuelos blancos, porque siempre tenía rinitis, igual que yo, todos los problemas respiratorios que tengo son los que tuvo mi abuela, de alergia, igual que ella, me pongo nerviosa y toso, como ella, camino igual, y, me siento igual... Ella tenia pañuelos blanco, pañoletas negras, porque como mi abuelo ya había muerto, en Italia se usa el luto siempre, siempre de vestido negro, mi abuelo murió en 1953

Me contabas hace un rato una anécdota divertida ...

Sí, se iba a pescar a Chapadmalal, no perdió nunca el contacto con sus hermanos que continuaron siendo pescadores, el pescaba allí y desde la orilla, le decían."¿Y don Nicola, hay pesca? Y él respondía, "noooooooo, no hay nada". Era mentira. Él guardaba muy bien los pescados para que nadie mas pescara allí; sabia donde estaban los caladeros, que era lo que podía pescar, cuando la pesca era muy abundante, inclusive, un hermano de mi abuela, sobrevivió a un naufragio, en 1914, pero tuvo tantos problemas por haber tragado tanta agua que de por vida tuvo problemas estomacales. Fue durante una tormenta muy famosa, el chico estuvo perdido durante tres días, apareció agarrado a una tabla, en  la playa

Decís "chico" ¿qué edad tenía?

8, 9 años

Me contabas también a vos te llevaban a los barcos...

Cuando se vendió el ultimo barco yo tenia 12 años, pero a los 5 años me llevaban a los barcos, me parecían enormes, y me costaba subir porque las planchadas eran angostas, con tablas, enormes, todo me llamaba la atención, y además los marinos olían distinto, todos tenían barba. Me decían "Marietta tenés que tomar el café con leche con la galleta dura con anís" , que mi nona llevaba. Eran tazas enormes, de esas de plastiloza, que ya no existen.

Esas galletas duras que comió tu nona siempre y que hasta su último día conservo su dentadura intacta...

así es

Cocinaba muy bien, ¿no?

Sí. Es más, cuando se vendió el hotel, en 1985, mis tíos decían: "en definitiva la lógica es que disfrutemos el dinero de mamá que fue quien traspiró en la cocina", porque ella era la que elegía el pescado, era ella la que cocinaba, era la que marcaba a todos con puntero para que cocinaran bien.

El hotel se traslado en el 40 y pico a Punta Mogotes, funcionaba en un anexo de madera; en el 1956, largaron el anexo y construyeron las 100 habitaciones que ellos querían, y paso a ser un hotel de 120 habitaciones, y el restaurante que se daba a la carta, al medio día y a la noche,

En 1970 cuando empezó el problema inflacionario, con los cambios de moneda, decidieron que en lugar de pensión completa había que tener desayuno y cena, y al medio día a la carta, era una forma de achicar el precio. Fue un consenso entre Alfredo y Armando.

¿Cuando murió tu abuela?

En 1971 a las doce de la noche. murió en Buenos Aires, pero la velaron acá.

Por ejemplo, Armando viajaba todos los años al exterior, a México, a EE.UU. y Europa para copiar ideas

¿Y tu nona aceptaba los cambios?

La abuela también se iba de viaje. A los 93 años fue por última vez a Europa. Le gustaba Paris, España, pero mas que nada Italia, volver a su pueblo, una cosa extraña era que en su pueblo hablaba castellano (risas) y fuera de su pueblo, en dialecto.  Entonces Italia, la hija que la acompañaba, le de día "pero mama ¿por que haces esto?". En italiano, claro. Y la nona contestaba: "per que mi piacce"

Una rebelde total...

Sí, era una forma de mantener la exclusividad. Ella se había ido y había vuelto, podía entonces hacer lo que quisiera...

Inclusive me acuerdo cuando se fue de viaje por ultima vez, en el Julio Cesare, me acuerdo que salio de Buenos Aires en junio, un domingo, que la fuimos a despedir y que llovía a cantaros. Papá le dijo: "pero mamá ¿como vas a hacer para subir?". Le dijo, "vos llevá el paraguas". Entonces le dijo a uno de los maleteros que la llevara a upa,...

¡Que personaje!

¡Todo un personaje!

La admiras ¿no?

Lo que pasa es que en tiempos muy duros que a todos nos toca vivir en la vida, me acuerdo de esa mujer que llegó, sin tener a su mamá que la consolara en los momentos duros, acá en Mar del Plata perdió a una hija, Yolanda, en un accidente, la aplastó un carro, en el puerto. Otro hijo se le murió de tuberculosis, Cesare, otro, se murió a los 50 y pico de años por otro problema físico; ya había muerto mi abuelo... Entonces, que deja todo, deja su país, el arraigo de una nación, el de un pueblo, viene a la Argentina a luchar, tuvo sus hijos, lo que lucho fue mucho mas de lo que disfruto, supo vivir la vida, tuvo cosas de muy buena calidad, les dio comodidades a cada uno de los hijos, ver triunfar a alguno de los hijos, ver a sus nietos... Pero, fijate, que de 9 hijos sobrevivieron 6, a partir de los cuales tuvo 8 nietos, es un promedio bajo. No creo le haya sido fácil la vida acá.

¿Y por qué decide pasar temporadas en Buenos Aires?

Primero porque tenia la empresa naviera, en Buenos Aires: Sasso Naviera. Además, hacía todas las compras allí; iba a los mayoristas y negociaba lo que era la importación de frazadas, para el hotel, las sabanas, siempre quería lo de mejor calidad, y lo obtenía.

¿Era el hotel mas grande de la época?

Sí, era el mas grande,

Y regenteado por una mujer... No es un tema menor

Sí. Además era la primera que se levantaba, a las 5, porque decía que tenia que dar el ejemplo; y vigilaba la limpieza, que todo estuviera perfecto, esto porque todo lo vinculado a la pesca requiere una prolijidad y una limpieza extremas, porque el pescado fresco huele a mar, en cambio el pescado que no esta fresco huele muy mal...

Todo lo que se comía era de excelente calidad. Por ejemplo, los duraznos en almíbar que comía no los he vuelto a comer... o el jamón crudo, era único. Mi nona comía todos los días jamón crudo con melón, y después uvas, muchísima fruta... De noche no comía. Comí chupines hechos por mi abuela, y me salen igual la los que hago yo...

Memoria genética, tal vez

Los chirichellis, los estraginattis, son postres. Los postre duros me resultaban incómodos, estaba cambiando los dientes... El anís no me gustaba.

Veo que mantenés muy viva la imagen, el recuerdo de tu nona...

Es el recuerdo emotivo, es mi recuerdo, pero de hecho cuando me encuentro con mi prima Nora Sasso, es la hija del menor de los varones, Nicola, Colito, siempre decimos, ¿qué hubiera hecho la nona?

¿Como era físicamente?

Mediría 1.60, un poco mas baja tal vez, chiquita, muy  menuda, muy delgada, no fumaba, tomaba a la tarde leche con coñac por el problema respiratorio... Relaja y hace bien...

¿Le costó saber que se hacía mayor?

No creo, porque estuvo atrás de todo hasta una semana antes de morir.

Mar del Plata ¿le ha rendido algún tipo de homenaje a una pionera?

No, aunque veo que hay un interés particular dentro de la franja generacional en la que nos encontramos, por saber como son nuestras raíces. Yo no soy nyc. Fui 1 y 2 grado al colegio Adoratrices, luego al Mallinckrodt, de monjas alemanas. Me acuerdo que cuando tome la comunión a los 7 años, la que estaba era mi abuela, con sus 88 años se levanto a las 7 de la mañana para ir, y me regalo una Virgen niña...

Me acuerdo le decía, Lela Que voglia? Quiero tener lápices nuevos, ¿me das la plata?, "no", me decía;  "daaaaale", "¿cuantos querés?", "uno de 12". Bueno, al otro día llegaba a la casa de la nona y tenia el mejor juego de lapices, con una palanquita para elevarlos...

Era generosa

Sí. Recuerdo también me llevaba a pasear con su chofer por el paseo donde esta la estatua de Lola Mora. ahí había hidroaviones. Recuerdo el auto, era un Caravel negro con tapizado de cuero colorado capitoné. Luego tuvo el único Mercedes Benz de Mar del Plata de esa época...

¿Ella conducía?

No. Aparte los hijos la tenían así... (hace un gesto con sus manos como emulando a una bandeja).En este momento lamento no haber estado más cerca de ella, pero siento estaría orgullosa de mi

Sos abogada, ¿no?

Sí. Y también tuve una vida de mucha lucha... Mis tías, cuando se enteraron que me había recibido, dijeron "mirá lo que hizo Marietta sola... no tuvo miedo"

Repetiste en parte la historia

Sí... Ella tuvo hijos. Yo, tengo un perrito (risas,)



Maria Marta Sasso "Marietta" la protagonista de la charla realizada por la Revista Magazine - Foto extraida de la Revista Magazine
“Punta Mogotes, año 1948, atrás vemos el “Hotel Sasso”. En la foto Irene, Rodolfo y Carlos von Zedtwitz - Foto enviadada por Enrique Mario Palacio a Fotos de Familia

Fuentes:
Nota extraida textualmente de la Revista Magazine.
Fotos de Familia Diario La Capital

miércoles, 28 de agosto de 2013

LAS USINAS DE MAR DEL PLATA



Si bien el Bristol Hotel contó con usina propia y su luz habría deslumbrado a los marplatenses desde 1893, se considera que la primera Usina Eléctrica de Mar del Plata la instaló Roux, Deyacobbi y Compañía en lo que había sido el Molino Luro (1898).  El tendido de alumbrado público primero adjudicado, son de fines de 1898, de la firma Roux Deyacobbi y Cía, eran 45 lámparas y podían ser mas si la Municipalidad las solicitaba, el precio era de 37 pesos por lámpara y por mes, en verano funcionaban del amanecer hasta las 3 de la madrugada, y en invierno hasta la una. 

Inauguración de la Compañía de Electricidad del Sur Argentino, el 25 de enero de 1928. Gentileza Pedro Malavento, quien 10 años más tarde, el 13 de septiembre de 1938, ingresó a trabajar en esa empresa. Fotos de Familia del Diario la Capital

La primera usina Belgrano entre Diagonal e Yrigoyen. Detrás, la Catedral. Primer plano lavanderas en el arroyo Las Chacras. Principios del siglo XX”. Enviada por Lucio Strap.

Esta licitación de abril del año mencionado se aprobó el 9 de mayo, el gobierno municipal solicitaba de 75 a 80 focos de 500 bujías, en temporada veraniega y de 45 en invierno, (se consideraba del 1ro. de mayo al 1ro. de diciembre). El contrato fue por 2 años, y el llamado a licitación fue firmado por el intendente Eduardo Peralta Ramos y el Secretario Clemente Cayrol, y se presentó una sola propuesta, que es la firma mencionada anteriormente. El Honorable Concejo Deliberante lo acepta y firman el acuerdo Juan B. Goni, como presidente y el Secretario M. Laborde se notifica la Municipalidad por escritura pública realizada por el escribano Vicente Varela.

 
“Foto publicada en Buenos Aires, en 1922 aproximadamente, en Historia de las compañias de luz y gas. Dice Cia. de electricidad de la Pcia. de Bs. As. Ltda. Usina Mar del Plata”. Lic. Angel J. Somma

Continuando con el alumbrado público de 1898, las lámparas fueron colocadas en los siguientes sitios: 

Por la avenida América: Entre Ríos, Corrientes, Santa Fé, Santiago del Estero, Córdoba, San Luis, Mendoza, San Juan, Rioja, Boulevard Independencia (ex Londres), Salta , Jujuy, Centro de la quinta 42, Plaza Rocha, esquina de esta y quinta 308, esquina quinta 309, en medio de la chacra 31, portón de la estación.
Por calle San Martín: cruce con Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fé, Santiago del Estero, Córdoba, San Luis, Mendoza y San Juan.
Por calle Rivadavia: cruce con Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fé, Córdoba, San Luis y Mendoza.
Por calle Belgrano: en los cruces de Santa Fé y Santiago del Estero.
Por calle San Juan: en los cruces de 9 de Julio, 11 de Septiembre, Boulevard Constitución y Rivadavia. Las lámparas estaban de 6 a 8 metros de altura y a 10 metros en las calles que se colocaban cada 200 metros de distancia.


Transformadores de la Usina Pueyrredon (Hoy Shopping Diagonal). Enero de 1964. Foto enviada por Roque Martínez

Transformadores de la Usina Pueyrredon. Enero de 1964. Foto enviada por Roque Martínez.
La firma Roux Deyacobbi y Cía era una empresa que contaba con la participación del Ing. Ernesto Stricker, el cual desarrollará un sistema de alumbrado de arco voltaico y a través de un contrato con la Municipalidad cubrirá la provisión de luz en las calles, reemplazando en parte a los faroles a kerosén. Algunos problemas surgidos por el régimen irregular del arroyo y el incremento de la demanda del servicio por parte de un pueblo en rápido crecimiento, fueron la causa de la construcción de esta segunda Usina que contó con una nueva máquina a vapor y su fantástica chimenea de 36 metros de altura, mojón de un pueblo aún no convertido en ciudad y que formara perfecta simetría con la torre de la Catedral, durante mas de cincuenta años (ver la otra foto de la serie)

Esta seria la esquina de Pueyrredon y Belgrano,donde mas
tarde se habria construido las oficinas administrativas.Foto enviada por José Alberto Lago.


“Oficinas administrativas de la usina en Belgrano y Diagonal Pueyrredón. Atrás, la Catedral con andamiaje alrededor de la cúpula”. Enviada por Lucio Strap.


En 1904, se encomienda al ingeniero lombardo Juan Carosio (1876-1959) la construcción del edificio que muesta la foto. Se trató de una sólida estructura de hierro y mampostería de ladrillo de máquina, que supo ostentar una placa de hierro fundido con el nombre de su constructor que fundó la Compañía de Electricidad de la Provincia de Buenos Aires y organizó la Compañía Italo Argentina de Electricidad. 

Compañia de Electricidad de la Provincia de Buenos Aires,el Gerente de la Usina de Mar del Plata,Sr. Roberto G. Nicolai con el personal a su cargo.Año 1924. Gentileza Lic. Angel J. Somma

Paradójicamente, frente a la usina vivió Pedro di Cilio, uno de los faroleros de fin de siglo, que en su tiempo sufrió por los progresos de la modernidad, cuando los faroles a kerosén se van reemplazando por la electricidad. A poco tiempo de su construcción, la usina es transferida a la “Compañía de Electricidad Mar del Plata”, con motores, materiales e instalaciones eléctricas.

Construcción de la vieja usina del puerto. Enviada por José Alberto Lago.
Vieja Usina del Puerto”. Foto enviada por Guillermo Olivieri a Fotos de Familia
-Vieja Usina del Puerto. Enviada por José Alberto Lago.
Vista del edificio de la Usina Puerto después de la reciente ampliación. Capacidad 7300 HP. Reza el epígrafe de esta publicación realizada en 1937 por la Compañía de Electricidad del Sud Argentino. Enviada por Julio Lotártaro
Interior de la vieja Usina. Foto cedida por el Arq. Hector De Schant

Luego pasa a manos de la Compañía de Electricidad de la Pcia. De Buenos Aires (1910, Sociedad Argentina) y en 1912 se vuelve a transferir a una empresa del mismo nombre pero de capitales ingleses. En 1928 esta empresa inaugura la Usina del Puerto, destinada a brindar servicios a este barrio y apoyar la expansión de la ciudad. 

 
Vieja usina del puerto. Década del 50″. Enviada por Roque Martínez.
La historia de la Usina, en continuo crecimiento, muestra el fenomenal crecimiento de Mar del Plata entre 1898 y 1930. La vieja Usina del Puerto fue inaugurada el 25 de enero de 1928 por la compañía de Electricidad de la Provincia de Buenos Aires Limited.Operó hasta la década del 50.
 
-José  Maria Alarcón junto a compañeros de trabajo en la usina del puerto. Año 1944. Enviada por Laura Kurtz.
Usina vieja-Foto enviada por Jose Alberto Lago a Fotos de Familia
“Nuevo grupo de 2600 HP. instalado a principios del año 1937 en la usina Puerto, con motivo del constante aumento de turistas”, raza parte del epigrafe de la publicación realizada ese año por la mencionada firma. Material enviado por Julio Lotártaro.
“Salón de exposición y ventas de la Compañía de Electricidad del Sud Argentino en Mar del Plata, inaugurado en enero de 1937″, reza el epígrafe de la publicación hecha por esa firma. Material enviado por Julio Lotártaro.

La Usina fue proyectada y construída por la empresa Christian y Nielsen en el año 1928 en un predio de forma triangular que abarca unas tres hectáreas. La nave industrial es de estilo italianizante. La construcción está compuesta por tres cuerpos, la nave central es de 91 metros de largo y 20 de ancho, donde se instala la sala de máquinas que tiene una estructura independiente que sostiene el puente-grúa y un volumen menor adosado de igual altura; en cuanto a el tercero es de menor altura.
 
Jose Maria Alarcón junto a compañeros de trabajo en la usina del puerto. Año 1944. Enviada por Laura Kurtz.
Los dos cuerpos principales tienen estructuras con pórticos independientes y cabriadas metálicas y están cubiertos con chapas de fibro-cemento. Las fachadas se materializan con revoque símil piedra y presentan un zócalo de piedra, se muestran pilastras y arcos que contienen los ventanales. 

La usina funcionó durante casi 30 años, pero su producción no era suficiente para el consumo de la ciudad que crecía muy rápido, entonces se hizo necesaria la construcción de la nueva Usina 9 de Julio. Está dentro de las Ordenanzas 8342, 9689, 10075 y 15728 según Ley provincial 13429.

 
Nueva estacion de energia denominada 9 de julio - Foto extraida del sitio Patrimonio Arquitectonico Marplatense
El edificio de la Usina 9 de Julio es de estilo moderno y de carácter industrial fue construido en 1950 por el ingeniero José Zanier. Presenta 3 cuerpos independientes pero adosados y con grandes aventanamientos de triple altura sobre las fachadas que dan a la Avenida Martínez de Hoz. 

Nueva estacion de energia denominada 9 de julio - Foto extraida del sitio Patrimonio Arquitectonico Marplatense
Dicha central termoeléctrica fue precursora en su tipo y cuenta en su diseño con un oleoducto interconectado a la planta de YPF que se encuentra en el Puerto y túneles subterráneos unidos al mar para la refrigeración del agua. Todavía hoy sigue abasteciendo energía a la ciudad. Antes se llamó 4 de Junio.
 
Nueva estacion de energia denominada 9 de julio - Foto extraida del sitio Patrimonio Arquitectonico Marplatense
Remodelación de la vieja usina del puerto

Posteriormente, un jurado eligió el trabajo del arquitecto Mario Corea para transformar a la vieja usina del Puerto en una institución. El concurso contó con la participación de prestigiosos profesionales argentinos y extranjeros. La vieja usina del Puerto de Mar del Plata seria convertida en la sede del Centro Cultural Italiano en base al proyecto presentado por el estudio del arquitecto argentino Mario Corea, el cual fue seleccionado entre una serie de propuestas diseñadas por prestigiosos profesionales argentinos y extranjeros. La elección estuvo a cargo de un jurado convocado por la Commissione per la Cultura Italiana a Mar del Plata, presidido por el arquitecto Héctor De Shant, quien elogió las virtudes de la propuesta ganadora.

Proyecto de Remodelacion de la Vieja Usina - Imagenes extraidas de Espacio Arquitectura

Se trata de un proyecto muy interesante por el planteo general, por la síntesis que tiene y por cómo honra al barrio poniendo en valor a la zona, cumpliendo con el objetivo central de articular lo nuevo con la defensa del patrimonio, destacó. Según De Schant, la elección no resultó para nada sencilla, debido a la calidad de todas iniciativas que participaron del concurso. Las otras propuestas fueron elaboradas por el estudio BF4S (La Plata, Argentina); el arquitecto Paulo Gastón Flores (Buenos Aires, Argentina); Caruso Torricella Architetti (Milán, Italia); Clorindo Testa (Buenos Aires, Argentina); Irigoyen-Vignoni (Buenos Aires, Argentina); y el Arquitecto Lucio Moroni (Córdoba, Argentina).

Proyecto de Remodelacion de la Vieja Usina - Imagenes extraidas de Espacio Arquitectura

Todos los estudios invitados fueron de primera línea y fueron convocados por tener experiencia formada en el desarrollo de proyectos para centros culturales, museos y otras instalaciones vinculadas con el arte, le explicó por su parte al Diario La Capital el artista plástico Raúl La Cava, quien también formó parte del jurado. Finalmente, la decisión terminó siendo a favor de Mario Corea, cuyo proyecto contó con la participación de otros autores, como Diego Nakamatsu, Marcelo Ranzini y Eugenio Tioni.

Proyecto de Remodelacion de la Vieja Usina - Imagenes extraidas de Espacio Arquitectura

Corea si bien es argentino, posee desde hace varios años su estudio en Barcelona, España. En el dictamen expresó que la nueva arquitectura de carácter neutro y minimalista no compite con la arquitectura industrial (ya existente) y genera una envolvente leyéndose todo como un conjunto integrado. Según su estatuto constitutivo, la Commissione que se conformó tras la convocatoria del intendente Gustavo Pulti y consulado italiano- tiene como objetivo la creación de un Centro de promoción de Cultura Italiana, gestionando la mejora, restauración, reforma y puesta en valor de las estructuras existentes en el predio de la Vieja Usina, las cuales pertenecen al Municipio del Partido de General Pueyrredon. 


El jurado estuvo compuesto por los arquitectos Héctor De Schant, María de las Nieves Arias Incollá, Juan Manuel Borthagaray; y Roberto Frangella, los artistas plásticos Héctor Becerini y Raúl La Cava y el diseñador Leandro Chiappa. La convocatoria a concurso se había realizado en el marco del convenio firmado por la Commissione per la Cultura Italiana a Mar del Plata con el Colegio de Arquitectos del Distrito IX de la Provincia de Buenos Aires y con la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de Mar del Plata.


Proyecto de Remodelacion de la Vieja Usina - Imagenes extraidas de Espacio Arquitectura
Según informó el municipio tras la elección del proyecto ganador se avanzará con la puesta en marcha del proceso de licitación para ejecutar la obra. Entre otras virtudes del proyecto ganador, también se puso énfasis en que la propuesta contenía un planteo “sustentable con ahorro energético y la posibilidad de desarrollar una obra por etapas, que podrían ser inauguradas y puestas en funcionamiento de manera progresiva. Luego de que se conociera el dictamen del jurado, Rafael Vitiello, titular de la comisión sostuvo que nos llenan de satisfacción los proyectos que se han presentado del ámbito nacional e internacional. Es muy importante el apoyo del intendente y ahora el nuevo cónsul, cuando escuchó el lunes a Pulti en el acto de asunción, se hizo carne de lo que dijo: “Es mucha la alegría de hacer este centro que va a estar abierto a toda la comunidad”.

Proyecto de Remodelacion de la Vieja Usina - Imagenes extraidas de Espacio Arquitectura
En la misma línea, Arial Incolla apuntó que este llamado a concurso fue muy satisfactorio porque se está privilegiando un patrimonio de Mar del Plata de mucho peso específico que tiene una historia, una significación y un simbolismo para la comunidad italiana y que le hayan dado la oportunidad de hacer este centro en un edificio tan simbólico y en un barrio tan especial tiene que poner contentos a todos los marplatenses y a los italianos que han venido a vivir acá. En tanto que otro de los miembros del jurado, Héctor Becerini explicó que es un buen proyecto con un costo no caro y preparado a futuro para la sustentabilidad del mismo. Tiene sistemas para producir energía solar y esto hace que el mantenimiento sea más sencillo. Además, se realizará en etapas y podemos ir inaugurando la obra en partes y seguir construyendo.

(Publicado en el DIARIO LA CAPITAL el 15-12-2011)

LEY 13429-EL SENADO Y CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, SANCIONAN CON FUERZA DE LEY:
Artículo 1°.- Declarase a la Torre Tanque de Obras Sanitarias de la Nación, originalmente denominada Torre de la Administración de Aguas, ubicada en la ciudad de Mar del Plata, partido de General Pueyrredón, en la calle Falucho N° 993, cuyos datos catastrales son: Circunscripción I, Sección C, Manzana 221 Parcela 10
Del Dominio Público Municipal, como Monumento Histórico Arquitectónico, definitivamente incorporado al Patrimonio de la Provincia de Buenos Aires en los términos de la Ley 10.419, modificatorias y ampliatoria 12.739.
Artículo 2°.- Declarase a la USINA ELECTRICA ESEBA, ubicada en la Ciudad de Mar del Plata, Partido de General Pueyrredón, en la calle Ayolas s/n, entre Pedro Dutto y Avenida Edison, donde actualmente funciona la Escuela de Capacitación Técnica catastralmente identificada como: Circunscripción VI Sección-H,M-17-j-k-n del Dominio Público Provincial como Bien de Interés Histórico Arquitectónico, definitivamente incorporado al Patrimonio de la Provincia de Buenos Aires en los términos de la Ley 10.419, modificatorias y ampliatoria 12.739.
Artículo 3°.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Fuentes:
Mar del Plata - Reseña Histórica de Roberto T. Barili
Virginia Echarren - Lic. Angel J. Somma en Fotos de Familia del Diario la Capital
Patrimonio Arquitectonico Marplatense de Oscar Casemayor
Publicación del  DIARIO LA CAPITAL el día 15-12-2011
Imagenes extraidas de Espacio Arquitectura 
http://www.espacioarquitectura.com.ar/2012/05/primer-premio-concurso-por-invitacion-centro-cultural-italiano-en-mar-del-plata-mario-corea-arq/