lunes, 11 de mayo de 2009

PATRICIO PERALTA RAMOS

Patricio Peralta Ramos

Nació en el hogar de sus padres, calle San Martín entre Bartolomé Mitre y Rivadavia en la ciudad de Buenos Aires, el 17 de mayo de 1814. Sus padres eran Juan José Porcel de Peralta (oficial del Regimiento de Patricios) e Hipólita Ramos. Patricio Porcel de Peralta y Ramos abrevió su apellido, dando así origen al tradicional apellido Peralta Ramos.


Patricio Peralta Ramos
Cecilia Robles y su hijo Jorge Peralta Ramos hacia 1861 - Pintado de Prilidiano Pueyrredón -Museo Nacional de Bellas Artes
 Esta es toda la descendencia de Patricio:


1. Mercedes Peralta Ramos Robles,
2. Cecilia Peralta Ramos Robles,
3. Isidora Peralta Ramos Robles,
4. María Isidora Amelia Peralta Ramos Robles,
5. Julia Peralta Ramos Robles,
6. Angélica Peralta Ramos Robles,
7. María Josefa Peralta Ramos Robles,
8. María del Rosario Julia Peralta Ramos Robles,
9. Jacinto José Peralta Ramos Robles,
10. Manuel Angelino Peralta Ramos Robles,
11. Eduardo María Peralta Ramos Robles,
12. Alberto Teófilo Peralta Ramos Robles
13. Rafael José Antonio del Sagrado Corazón de Jesús Peralta Ramos Robles,
14. Luís Gonzaga María de las Mercedes del Sagrado Corazón de Jesús Peralta Ramos Robles,
15. Jorge José Hermenegildo Peralta Ramos Robles,
16. María Celestina Peralta Ramos Robles,

 
En 1840, a sus 26 años, se casó con Cecilia Robles Olavarrieta, que había nacido en 1826 y era hija de Francisco Robles Fernández Dozal y Maria Isidora de Olavarrieta Sánchez de Cueto. Patricio Peralta Ramos tuvo con ella doce hijos, Eduardo y Patricio entre ellos. Cecilia Robles muere el 12 de febrero de 1861 como consecuencia del parto del último de sus hijos, a los 35 años de edad y trece años antes de que su marido fundara Mar del Plata. 



Patricio Peralta Ramos en su juventud. Oleo Carlos Morel - Villa Mitre



María Cecilia Rita del Corazón de Jesús Robles Olavarrieta - el nombre completo de la esposa de Patricio Peralta Ramos - Foto extraida de Nenealogia.Net
Patricio Peralta Ramos
En Mar del Plata, una loma, un barrio céntrico, una capilla fundacional - primera construcción religiosa de la incipiente ciudad, que es Monumento Histórico Nacional desde 1971 porque el joven agrimensor Carlos de Chapeaurouge tomó su frente como punto de partida para delinear la traza urbana de la naciente ciudad - y una escuela religiosa centenaria, llevan el nombre de Santa Cecilia. Estos nombres, recuerdan a Cecilia Robles de Peralta Ramos. Incluso la Catedral de Mar del Plata, está bajo la advocación de San Pedro y de Santa Cecilia.


El fundador de Mar del Plata, Patricio Peralta Ramos, en la playa, junto a cuatro de sus hijos. De izquierda a derecha: Amalia C. Peralta Ramos, María Mercedes Peralta Ramos de Barreiro, Angélica Peralta Ramos y Patricio Peralta Ramos. Abajo, sentado en la arena, Jacinto Peralta Ramos. Foto de Pedro Baliña

Trabajó de tendero en su ciudad natal. Durante el gobierno de Rosas proveyó a sus tropas de indumentaria y participó de la Sociedad Popular Restauradora (Mazorca), desde 1842 hasta la finalización del gobierno. Esta actividad le permitió prosperar económicamente. Después, Rosas no le paga deudas contraídas con él y vende sus propiedades urbanas y cambia de actividad, buscando nuevos horizontes.

 Llegada a Mar del Plata

En 1860 viajó por primera vez a la zona donde se estableció Mar del Plata en una galera de la compañía "Mensajerias Generales del Sud", lo acompañaban sus hijos Jacinto y Eduardo. Le había comprado el 25 de septiembre a José Coelho de Meyrelles, que era Cónsul de Portugal, sus tierras consistentes en las estancias "Laguna de los Padres", "San Julián de Vivoratá" y "La Armonía" un total de 136.425 ha . 


Casa de Peralta Ramos Luro y Entre Rios 1863 - Angel Somma

Madre de Cecilia Robles Olavarrieta de Peralta Ramos,mujer de Patricio Peralta Ramos, fundador de Mar del Plata.Obra de PRILIDIANO PUEYRREDÓN - Escuela Argentina., 1823-1870.
Patricio Peralta Ramos en su vida adulta

Plano de los campos de Patricio Peralta Ramos segun Teodoro Differt año 1861. Se observan el Arroyo "El Barco",(hoy Las Chacras),"El Cardalito" de La Perla y "La Tapera" de Camet. Gentileza Lic. Angel J. Somma
Plano de Mar del Plata y campos adyacentes en la época de la fundación
Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires. Gentileza Lic. Angel J. Somma

La única población existente se encontraba en la desembocadura del arroyo Las Chacras. También adquirió la parte de Benigno Barbosa quedando como dueño absoluto de la estancia y del saladero. Intentó reimpulsar la actividad del saladero pero la producción no mostró mejorías.

Mural recuperado de la demolición de la casa de Luro y Rioja de Eduardo Peralta Ramos por la Universidad nacional de Mar del Plata UNDMDP. Las medidas eran de 4,20 por 1,65 una pintura al oleo que se refería a un retrato visual del Puerto Laguna de Los Padres y el Saladero. Hoy podría ser la Playa Popular. Se pintó sobre unas de las paredes de su casa bajo su supervisión. Hay descendientes directos de Eduardo: los Varela Peralta Ramos. Fuente: Pablo Arauz - Fotos de Familia - Diario La Capital

Al fracasar este intento, dividió el terreno en parcelas e instaló un poblado en el puerto del saladero a pesar de las críticas de algunos estancieros vecinos que no estaban de acuerdo con la ubicación del poblado y proponían establecerlo en el centro del partido de Balcarce (este partido era más extenso en ese entonces). Aunque otros vecinos eran partidarios de instalarlo en el denominado "Puerto de Laguna de los Padres". La decisión del lugar determinaría quien se beneficiaría con el aumento del valor de las tierras donde se ubicara el poblado. Esta conversión de tierras rurales en lotes urbanos fue uno de los negocios que se inició en las últimas décadas del siglo XIX en la provincia.


Chalet de Patricio Peralta Ramos 1888 BMPP Ramos y Olavarría- foto de German De Lellis - Fotos de Familia - Diario La Capital
Angelica Peralta Ramos de Balcarce - 6ta hija de Patricio Peralta Ramos
María Isidora Amelia Peralta Ramos Robles de Bayá - 4ta hija de Patricio Peralta Ramos
Jacinto José Peralta Ramos Robles - 9no hijo de Patricio Peralta Ramos
Eduardo María Peralta Ramos Robles - 11ro hijo de Patricio Peralta Ramos
Cecilia Peralta Ramos de Lestache, con sus sobrinas nietas Raquel, Celina y Mané Arauz Peralta Ramos. Cecilia era hermana de Jacinto Peralta Ramos e hija del fundador. Fué la primera bañista de Mar del Plata antes de su fundación. Y fué así: en 1868, agobiada por el calor, Cecilia decidió meterse al mar con una malla comprada en Buenos Aires. Mientras ella se refrescaba, su padre improvisó una carpa con el lienzo de una vela y un mástil de un buque abandonado.Esta foto es inédita en la redes sociales y una de las pocas que se conocen de esta extraordinaria mujer.
Patricio Peralta Ramos y familia, como figura en el Primer Censo Argentino de Buenos Aires, Sección Catedral Norte, 1855. En ese momento ya tenía 9 hijos. Imagen gentileza Gaetano Marchese.

En 1865 se creó el partido de Balcarce y Peralta Ramos recibió el apoyo del Juez de paz Juan Peña que argumentó ante las autoridades provinciales la conveniencia de establecer un poblado sobre la costa. Pero un grupo de vecinos estaba en contra de que la provincia utilizara fondos públicos para expropiar las tierras. El fundamento de esta negativa radica en el hecho de que cuando se dividió la estancia en lotes y se hizo la mensura las tierras que poseía eran mayores que la que figuraban en el registro de propiedad, entonces le tenía que devolver 1000 ha al Estado. 


Escudo de armas de Porcel de Peralta

Pero las leyes vigentes lo autorizaban a ubicar dentro de sus propiedades lo que sobraba, a fin de que el Estado tomara una decisión sobre los mismos, generalmente subastarlos públicamente. Los vecinos opositores (José Chaves, fundador de Balcarce, entre ellos) sugirieron que la localidad se debía establecer en esos sobrantes a fin de que el estado se ahorre los gastos de una expropiación. Pero Peralta Ramos finalmente ubicó los sobrantes fuera del partido de Balcarce en inmediaciones de la Laguna de Mar Chiquita, estas tierras eran propensas a inundaciones, dentro de la estancia San Julián de Vivoratá manteniendo su postura original de fundar la localidad en el partido de Balcarce donde no había terrenos fiscales.
El monumento al fundador de Mar del Plata Patricio Peralta Ramos en su antiguo emplazamiento. Atrás, a la derecha, se ve la casa del Dr. Manuel Guerrero, hoy en día calles Buenos Aires y Rivadavia (Havanna), Edificio Guerrero.

En 1867 José Bernal, Juez de Paz de Mar Chiquita, apoyó a Peralta Ramos por medio de una carta al Ministro de Gobierno bonaerense, Nicolás Avellaneda, donde le informó que los terrenos fiscales eran campos bajos y de bañados inadecuados para instalar allí una población. En cambio el lugar propuesto era ideal para constituir uno de los puertos argentinos más comerciales. En compensación de este auspicio Bernal le solicitó al ministro que las tierras de la antigua estancia "Laguna de los Padres" volviera a pertenecer al Partido de Mar Chiquita para que este partido tuviese su poblado. Esta moción no fue apoyada por el Departamento Topográfico provincial argumentando que el partido de Balcarce había sido creado que necesitaría de un pueblo cabecera y esas eran las mejores tierras.

Capilla de Santa Cecilia en homenaje a su esposa Cecilia Robles  - foto de Enrique Mario Palacio - Fotos de Familia - Diario La Capital

En el año 1873 afectado por la muerte de su esposa, en honor a ella destinó un terreno para la construcción de una capilla en su homenaje. Esa capilla es la actual capilla de Santa Cecilia, el primer templo de la localidad. Peralta Ramos en persona trabajo en la obra de construcción hecha con tablas de un naufragio que estaban abandonados en una playa. En conmemoración de esta obra el Honorable Concejo Deliberante, en su sesión del 18 de noviembre de 1897, sancionó una Ordenanza con fecha 18 de noviembre de 1897 que establece:

Art. 1. Habiendo el Excmo. e Ilmo. señor Arzobispo de esta Diócesis acordado el Patronato de este Pueblo de Mar del Plata a la gloriosa Santa Cecilia, declárase feriado para las dependencias municipales, el día 22 de noviembre de cada año".

Y en este momento Peralta Ramos inició los trámites ante el gobernador Mariano Acosta para fundar el pueblo enviando a partir de noviembre de 1873 una serie de cartas. Algunos fundamentos expresados en la misiva son:

Saladero hacia 1875 - foto del libro Mar del Plata de Ayer - de Roberto O. Cova

"Este punto llamado a gran desenvolvimiento, es ya hoy un pueblo, excelentísimo señor. Hay en él un gran saladero cuyo costo primitivo fue de cuatro millones de pesos, aproximadamente. Hay un muelle de "fierro" que costó treinta mil duros. Hay un molino de agua que puede elaborar la harina suficiente para las necesidades de la localidad. Hay una iglesia de piedra y cal con todo cuanto es requerido, que puede contener cuatrocientas personas. Hay botica, panadería, herrería, zapatería y otros ramos industriales.

Conmemoración de los 50 años del fallecimiento de Patricio Peralta Ramos. Año 1937. Imagen de Ignacio Iriarte para Fotos de Familia Diario La Capital

Está también listo el colegio municipal y hay, además, más de veinte casas de piedra, madera o ranchos ocupados por negocios de diversos géneros. La población que allí se forme está llamada a ser una de las más felices de la provincia, tanto por su clima como por la feracidad de su suelo. Los ramos a explotar se presentan desde ya de una manera fácil y productiva. A corta distancia se halla el gran criadero de lobos marinos, cuyo producto lo estimo en quinientos pesos por cabeza, siendo una mina inagotable....." .

Monumento a Patricio Peralta Ramos ubicado en la Plaza Colon

Carta enviada por Patricio Peralta Ramos 
para fundar la Ciudad de Mar del Plata

La carta solicitando la aprobación para fundar la ciudad de Mar del Plata. EL 14 de noviembre de 1873 Peralta Ramos dirige una carta al gobernador Mariano Acosta solicitando "la licencia que fuere necesaria" para trazar un pueblo ya formado en las costas del sur de la provincia en el puerto de la Laguna de los Padres en el Partido de Balcarce, antes Partido de Mar Chiquita en terrenos de su propiedad llamado Mar del Plata. La carta decía lo siguiente:
14 de noviembre de 1873

Al Gobernador de la Prov. de Bs. As.
Don Mariano Acosta

Excelentísimo Señor:

Patricio Peralta Ramos, ciudadano argentino, ante S. E. respetuosamente expongo: ” Que vengo a solicitar de la superioridad se sirva acordar la licencia que fuera necesaria para la traza y formación de un pueblo en el partido de Balcarce, en terrenos de mi propiedad sobre el puerto conocido como ” Laguna de los Padres” , hoy “Mar del Plata, según las explicaciones que mas adelante expondré. Me permitiré E. S. antes de entrar a las necesarias enunciaciones, manifestar algunos hechos y consideraciones de la importancia actual y futura de aquella localidad, emporio dentro de un tiempo no largo, de la vasta extensión sobre la costa en la parte sur de nuestra provincia. Consagrado a la formación de este pueblo, desde hace muchos años y permaneciendo constantemente en el aquel paraje durante los siete últimos años, conozco exactamente todos sus recursos y elementos de desarrollo en el porvenir. Dotado de un puerto natural sobre el océano Atlántico, que lo pone en comunicación directa con el extranjero es ventajosísimo para la agrupación de los saladeros con provecho para la industria, para la ganadería y la higiene, pues es muy fácil exportar todos los productos como lo demuestra el hecho de haber entrado y salido durante mi permanencia con carga o con lastre, mas de veinte buques de alto bordo sin el menor inconveniente y solo la mala intención de algunos capitanes de buques viejos asegurados eligió alguna vez aquel punto desconocido en general, para naufragar voluntariamente.-1- No es con los recursos de un particular que pude formarse un puerto seguro y cómodo, pero tengo la convicción aunque incompetente profesionalmente de que un estudio por personas idóneas, demostraría que no se requieren grandes costas para habilitar un puerto que seria de un inmensa importancia, por cuanto esta llamado a ser el punto de salida natural y barata de los valiosos productos que forman la riqueza de aquella vasta extensión de la provincia. Este punto llamado a tan gran desenvolvimiento, es ya hoy un pueblo. Hay en el un gran saladero, cuyo costo primitivo fue de cuatro millones de pesos moneda corriente aproximadamente un muelle de fierro que costo treinta y cinco mil duros -2- hay un molino de agua que puede elaborar la harina suficiente para las necesidades de la localidad; hay una iglesia de piedra y cal, con todo cuanto es requerido, que puede contener cuatrocientas personas erigida recientemente en parroquia provisoria y esta allí el sacerdote que debe regentearla; hay botica, panadería, herrería, zapatería y otros ramos industriales. Esta listo el colegio municipal y hay además más de veinte casas de piedra, madera y ranchos, ocupadas por negocios de diversos géneros. La población que allí se forma, esta llamada a ser una de las mas felices de la provincia, tanto por su clima como por la veracidad de su suelo. Los ramos a explotar se presentan desde ya de una manera fácil y productiva. A corta distancia se halla el gran criadero de lobos marinos cuyo producto estimo en quinientos pesos moneda corriente, por cabeza, siendo esto una mina inagotable. Se halla allí la piedra granito, cal, tierra hidráulica en cantidad suficiente para llenar las necesidades de toda la provincia y en cuanto a la fertilidad de su suelo baste decir que con solo una reja de arado el trigo cosechado ha dado un peso de nueve arrobas y varias libras por fanega. Los demás ramos de agricultura se producen con una mejoría notable sobre otras localidades, con circunstancia especial de no ser allí conocida la hormiga negra. Como S. E. lo reconocerá se trata de un pueblo ya formado, con todo los elementos y establecimientos primordiales, que solo requiere la sanción de la autoridad para ser una importante población. Si S. E. me permite, me propongo delinear, amojonar y nivelar convenientemente, un pueblo de cien manzanas de cien varas por costado cada una, divididas unas de otras por calles de veinte varas de ancho las comunes. Las principales de cuarenta y del mismo ancho las de circunvalación cuyo pueblo será rodeado por quintas y chacras de conveniente extensión, formando su totalidad una área de dos leguas y un quinto de otra; habrá en el siete plazas de doscientas varas por costado cada una. Donare gratuitamente, otorgando la correspondiente escritura, el terreno necesario para edificios públicos a saber: Cementerio, Iglesia, Hospital, Escuela municipal y Juzgado, no pudiendo en ningún tiempo ni caso darle otra aplicación y cuya toma de posesión deberá tener lugar antes de un año por la Municipalidad del Partido. Sentadas las bases de fundación para este pueblo, en condiciones tan generosas, S. E. ha de permitir y conceder la legítima y única propiedad para el establecimiento de todo conductor por raíl o vía recta en las calles o caminos públicos en el terreno destinado para el pueblo. La localidad de este pueblo ira sobre el puerto, llevando el nombre de Mar del Plata. En el hay agua potable en abundancia y variantes naturales. Los mas exigentes para la formación de pueblos nada tendrán que observar en cuanto al que me ocupa, por su situación, salubridad, riqueza y porvenir, y me persuado por ello que S. E. no vacilara en darme su superior aprobación, disponiendo para que el sea una inmediata realidad, que sea el asiento de las autoridades locales, dando así a los habitantes de aquel partido el gran beneficio de no tener que recurrir a lejanas y diversas localidades, en busca de los que les garante sus intereses y labores, lo que ocasiona grandes perjuicios pudiendo dirigirse a un punto conocido, en que las autoridades tendrán residencia fija y adonde encontraran cuanto requiere el que deja su hogar o necesita lo preciso para residir en el. Y para que se levanten todos los edificios públicos requeridos, hay E. S. fondos que tiene reunidos la Municipalidad, los provenientes de la venta de este partido que me habían sido enajenados y devolví, vendido por mucho mas en remate publico y cuyo producto existe en el Banco, destinado a ese objeto, según el acuerdo general de 27 de Septiembre de 1867, en cumplimiento de la ley de 11 de enero del mismo año-1-, sobre el particular, cuya suma excede de un millón de pesos moneda corriente. y hay además el deseo y voluntad del vecindario del partido que consta de mas de sesenta mil habitantes, ansiosos de que se realice una de sus mas ardientes aspiraciones y decididos a coadyuvar por los medios a su alcance para que esto sea cuanto antes realidad. Dictadas esas resoluciones por S. E. acerca del asiento de las autoridades y destinación de los fondos depositados, el pueblo estará inmediatamente formado. No entro en otras muchas consideraciones, que S. E. en su ilustrado criterio alcanza. Sintiendo haberme extendido distrayendo sus recargadas atenciones, dispuesto a dar cuantas explicaciones e informes se creyesen conducentes. por tanto, a S. E. suplico se sirva acordar la formación del pueblo indicado bajo el nombre expresado de “MAR DEL PLATA”, proveyendo en todo de conformidad a lo expuesto y solicitado E.S.
Patricio Peralta Ramos
Los inconvenientes que debió afrontar fueron las discrepancias con los vecinos y con algunas disposiciones oficiales por la ubicación del poblado. El gobernador Acosta firmó el decreto de fundación de Mar del Plata el 10 de febrero de 1874 previo informe del Departamento Topográfico de la provincia y una recomendación del Juez de paz Pedro Bouchez y del Fiscal de Estado que recomendaban dejar una avenida costera de 200 m de ancho. Esto en vez de una fundación puede considerarse una oficialización de la localidad ya existente. Pero oficialmente esa fecha es considerada el aniversario de la fundación de la ciudad.

Fallecimiento


Mausoleo de la familia Peralta Ramos en el Cementerio de La Recoleta

Falleció el 25 de abril de 1887 y sus restos fueron enterrados en un cementerio adyacente a la capilla Santa Cecilia y posteriormente trasladados al Panteón Familiar en el Cementerio de la Recoleta, en la Ciudad de Buenos Aires.

Luego de 144 años de la fundación de Mar del Plata, su tataranieto Pablo Arauz Peralta Ramos tiene su bastón que guarda con orgullo. Imagen gentileza de El Marplatense
El baston de Patricio Peralta Ramos. Imagen gentileza de El Marplatense
Medalla conmemorativa de la fundación de la Ciudad de Mar del Plata en 1874 por Patricio Peralta Ramos. Imagen gentileza Charlie Peralta Ramos

Referencias
«Fundación». Consultado el 16 de octubre de 2009.
Bibliografía-Centenario del natalicio del fundador de Mar del Plata Don Patricio Peralta Ramos, 1814 - 17 de mayo - 1914: fiestas conmemorativas. El Progreso.
Arbol Genealogico Patricio Peralta Ramos - Genealogía Familiar
https://elmarplatense.com/2018/02/10/peralta-ramos-a-mar-del-plata-la-llevo-en-la-sangre/