lunes, 5 de agosto de 2013

CLUB PUEYRREDON

Club Pueyrredon
Este edificio se encontraba en Boulevard Marítimo y San Martín, dentro del complejo del Bristol Hotel. Los dormitorios del Bristol Hotel, se comunicaban con esta manzana por medio de túneles. En este club funciono un casino que como se vera en las fotos tenía un gran esplendor.

Casino Pueyrredon. Se encontraba en la esq. de Boulevard Marítimo y San Martin, dentro del complejo del Bristol Hotel. Foto Federico Kohlmann”. Enrique Mario Palacio.
Lateral norte del hotel Bristol en la década del 10. Sin dudas, la foto fue tomada desde el Club Mar del Plata, que se hallaba en la actual Avenida Luro y la costa.  Jose Lago
Postal enviada el 26 de mayo de 1911 por Manuel G Canata -primer escribano de la ciudad- a su hermano Luis A. Canata, domiciliado en Paraguay. Esta reliquia se encuentra en poder de Francisco Antonio Riveros Canata, bisnieto de Luis, quien la compartió con Fotos de Familia desde Ciudad de Luque, República de Paraguay. El Sr. Francisco A. Canata entabló vínculo con Fotos de Familia en mayo pasado. Manuel Gerónimo Canata fue un vecino de renombre en la época fundacional de Mar del Plata. De hecho, la historia lo recuerda como el primer escribano que tuvo el incipiente poblado. Sabemos que obtuvo el título en 1878 y que en 1881 se radicó aquí, procedente de Buenos Aires. Su primera vivienda y escribanía estuvo en San Martín al 2500, donde hoy se encuentra. Foto enviada por el Licenciado Angel Somma.

Aunque historiadores y memoriosos nunca terminan de ponerse de acuerdo, se cree que la primera casa de juegos de esta ciudad (llamarla Casino sonaría exagerado) comenzó a funcionar en el año 1889, por impulso de don Fernando Iza, padre de un reconocido político de la época. El único juego de azar con que contaba era la ruleta y el lugar, sin habilitación oficial, tenía como sede una gran casilla de madera. 

Semanario de los años 20 publica dibujo de mi abuelo, Félix Cayrol conteniendo la gente para el ingreso a la ruleta del club Pueyrredon, en las salas del Hotel Bristol.  Carlos Fiore


En el mismo año, otros vecinos de la zona, Juan y José Lasalle, Inocencio Echeverría y Fermín Bañuelos, se anotaron con otro sitio similar que –en forma premonitoria- ocupó un lugar en la playa Bristol, muy cerca del actual Casino Central. Una tercera sala de juegos se instaló sobre la rambla Pellegrini, en el domicilio de Benigno Bañuelos. 

“El Club Pueyrredon, donde trabajó mi abuelo materno durante varios años”. Carlos Fiore


Cuentan que cuando el casino se trasladó al Bristol Hotel, cerca de 1890, algunos de sus asiduos concurrentes eran Carlos Pellegrini, por entonces vicepresidente de la Nación, y vecinos ilustres de la ciudad, como Pedro Luro o Saturnino Unzué, entre otros. Cuentan que cierta noche, de improviso, se hizo presente en el lugar el jefe de la policía local y le aplicó a Pellegrini la ley de juego. 

El Club Pueyrredon, donde trabajó mi abuelo materno durante varios años”. Carlos Fiore


En el mismo acto, la ruleta fue confiscada y la llevaron presa, a la comisaría. El vicepresidente de la Nación respondió con el sentido del humor que se le atribuye: “Hace bien, comisario, llévesela nomás (a la ruleta), que en la comisaría vamos a poder jugar mucho más tranquilos”. Lo que nadie puede confirmar, ni desmentir, es si Pellegrini pudo darse el gusto de seguir despuntando el vicio, rodeado de uniformados, en la sede policial.

El Club Pueyrredon, donde trabajó mi abuelo materno durante varios años”. Carlos Fiore


Eran los años de la belle èpoque, cuando las clases altas traían de Europa un estilo de vida marcado por el lujo y la ostentación. Y Mar del Plata se iba convirtiendo en el lugar de veraneo elegido por esa clase social. Los técnicos Juan y José Lasalle habían trabajado para la Sociedad del Casino de San Sebastián y llegaron a la Argentina, con la ruleta, contratados por José Luro, hijo de don Pedro Luro. Esa fue la que terminó funcionando en el Bristol Hotel. En Mar del Plata se podía jugar, pero eso mismo estaba prohibido en la ciudad de Buenos Aires. 

Interior del Club Pueyrredon año 1927. Carlos Fiore. (En esa época el Club Pueyrredon funcionaba en dependencias del ala norte de los salones del Bristol Hotel).


En 1910, en el Club Mar del Plata, se instalaron mesas de juego atendidas por croupiers franceses y españoles. Dice que, todos los días, los poderosos se jugaban fortunas, sobre el verde tapete reclinados.

LOS ORIGENES DEL CLUB
La historia del Club Pueyrredón surge mas adelante. Los orígenes del Club Pueyrredon, fue por inicitiva de Jacinto P. Castilla, funcionario del Banco Nación, junto a otros colegas del Banco Provincia y Español del Río de la Plata..

Interior del Club Pueyrredon año 1927. Enviada por Carlos Fiore (Corresponde a la época en que la entidad funcionaba en el hotel Bristol).


Interior del Club Pueyrredon año 1927. Enviada por Carlos Fiore (Corresponde a la época en que la entidad funcionaba en el hotel Bristol).


El Sr. Nicolás Trabuco cedió un salón y dependencia en San Luis 1622, don Francisco Fertitta consiguió que donaran 12 mesas, y Fortunato de la Plaza numerosos libros para la biblioteca, el Club Mar del Plata dió en préstamo una mesa para juegos, y el intendente Gascón cuatro macetones con plantas.

Interior del Club Pueyrredon año 1927. Enviada por Carlos Fiore (Corresponde a la época en que la entidad funcionaba en el hotel Bristol).


El 19 de mayo de 1916, quedó oficialmente fundado. Sus primeras autoridades fueron: Castilla como presidente, Alberto S. Muttoni como vicepresidente, de secretario Eduardo B. Barla y los demás integrantes de la comisión directiva eran: Rosendo Decap, Juan Manuel Pelerán, Saverio F. Mastrascuso, Roque Aronna, Juan B. Balerdi, Antonio V. Beyer, José María Grosso y Caupolicán Gascón. En cuanto al edificio situado en Boulevard Marítimo y San Martín, nos consta por un vecino de nuestra ciudad  -Carlos Fiore- que alli  funcionó este casino ya que su abuelo Felix Cayrol fue gerente del club y encargado de los carnets para el ingreso.

Interior del Club Pueyrredon año 1927. Enviada por Carlos Fiore (Corresponde a la época en que la entidad funcionaba en el hotel Bristol).


Cabe destacar que el padre de Felix fue el fundador de la familia, Clemente Cayrol, quien vino de Francia con su esposa, Francisca Saves y sus hijos, Clemente, Felix, Adrián, Eduardo y María. Clemente nacido en noviembre de 1860, se casó con Juana Vidondo y fue un importante hombre público, llegando a ser intendente en 1892, el mas conocido de los Cayrol en la historia marplatense.

Los Lasalle (con su socio Echeverría) estuvieron autorizados a regentear casas de juego por un largo tiempo: desde fines de siglo hasta 1926. Primero funcionaron en el Hotel Victoria y después en el salón del Bristol, (algunos dicen que con el tiempo se convirtió en el Club Pueyrredon). También funcionaron en Mar del Plata sitios “clandestinos”… y frecuentemente fueron clausurados. Prácticamente el juego estuvo prohibido desde fines del 20 y durante toda la década del 30. Cuando se retiran los Lasalle, aparecen en la historia Silvestre Machinandarena y Félix Sola, quienes obtienen por licitación la patente de Casino y son los concesionarios que construyen el Casino actual.

El Club Pueyrredon, que funcionaba en San Martín y San Luis. Luego se instalarían sucesivamente la firma Fava y la tienda Santa Rosa. Hoy Lafayette. Postal enviada por José Alberto Lago.


Posteriormente fue construido un edificio para que sirviera de sede de la institución en San Martin y San Luis que tambien respondió al nombre de Club Pueyrredón como se lo conoció siempre. Esto sucedió cuando la entidad asumió la responsabilidad de albergar las salas de juego del casino. Después del club, funcionó alternativamente en su planta baja la confitería Mar del Plata de la familia Dupetit, Fava Hnos y la sucursal Mar del Plata de Grandes Tiendas Santa Rosa. Posteriormente, la planta superior fue destinada a viviendas particulares. A principios de la década del 70 la Municipalidad inspeccionó el edificio y tras constatar deterioros estructurales lo declaró en “estado peligroso”. Finalmente se ordeno su demolición.


Fuentes:
Pagina 12 - El Casino, La Ciudad
Fotos de Familia del Diario La Capital

1 comentario:

  1. Maravilloso trabajo. Naci en Mardel en el 45, Pude ver las ultimas pelicas en el Cine Bristol, el incendio del Casino en Luro y la costa, la playa de los ingleses. Trabajando como mensajero en el correo en el 60 recorri mi ciuad de la costa hasta Champagnat, de J:B:Justa a Rio Costitucion. Hoy vivo en Pisa Italia y es muy interesante compartir estas imagenes. En uno de mis viajes recurdo la mustra de fotos en la Diagonal Puerredon. Gracias a todos Eduardo Gonzalez

    ResponderEliminar