sábado, 17 de agosto de 2013

HISTORIA DEL SOCIALISMO EN MAR DEL PLATA



Se reconoce como fecha de fundación del Centro Socialista de Mar del Plata el 22 de mayo de 1907, ocasión en la que se reúnen ocho vecinos, modestas trabajadores manuales todos ellos, para “dar principio” –según expresa el acta labrada-, a la formación del Centro Socialista de Mar del Plata. Fundada en 1874, nuestra ciudad se insinuaba como un pequeño conglomerado urbano que dependía fundamentalmente de la afluencia veraniega de la oligarquía gobernante, que construía fastuosas residencias y se sentía dueña  indiscutida de la formación.

El primer gobierno socialista de Mar del Plata. Año 1920. “Arriba, izquierda: Antonio de Tomaso, Alejandro López, Antonio Zacagnini, Francisco Berengeno y Miguel Pascarelli. Sentados, izquierda; Juan A.Fava, Teodoro Bronzini, Antonio Valentini, Juan Laffranconi y Rufino Inda.Foto enviada por Leticia Laffranconi

Teodoro Bronzini haciendo una arenga política en 1917 - Foto enviada por Eduardo Bronzini (nieto del Don Teodoro) al sitio Recuerdos del Socialismo Marplatense

Esos ocho pioneros que lanzaban el reto que significaba la constitución de un centro de educación cívica eran –según el acta- Simón Girardi, Jorge Giuranovich, Juan Barindelli, Ángel Reig, Isidoro Carbajo, Cesar Gasparini, Carmelo Pérez y Dámaso Barrio. El accionar del centro recibe nuevas incorporaciones, hombres de trabajo, modestos, decididos, incansables, dotados de una alta superioridad moral. Conferencias, asambleas, reuniones de estudio, debates y polémicas, fueron abriendo cauce a la expansión de ideas y esclareciendo mentes. 

Primeras luchas del Socialismo en Mar del Plata

En 1912 se constituyó un subcentro en el barrio conocido como Tierra del Fuego, en Alberti y Güemes. Un año antes había tenido lugar un episodio de relevancia, que es el inicio de futuras luchas políticas locales. Efectivamente el 17 de mayo de 1911 el diario “LA CAPITAL” publicó el texto de una carta dirigida al comisionado municipal por un denominado “Comité de Libre Pensamiento”, presentado por la acción del inspector general del municipio que procedió al secuestro de una publicación con la que, bajo el titulo “Sarmiento y su obra liberal”, ese comité se proponía rendir un homenaje al gran sanjuanino en el año de su centenario. En días sucesivos, el mismo diario publica una enérgica nota de protesta por este atropello del Centro Socialista de Mar del Plata. 

Arenga política de Teodoro Bronzini frente al ferrocarril - 1924

Como consecuencia, el Comité de Libre Pensamiento, la logia masónica “7 de junio”, el centro Socialista y una comisión de vecinos hacen un manifiesto convocando al pueblo a un mitin de protesta para el 28 de mayo. Se calcularon tres mil  quinientos asistentes sobre una población de veinte mil. Dos días después los organizadores resolvieron constituir la denominada “Junta Popular de Resistencia a los Comisionados Municipales”, y convocó a otra manifestación masiva. Los miembros socialistas de esta junta eran Domingo Risso y Juan Conde, y aparece como vocal un joven de 22 años: era Teodoro Bronzini. Quince días después del acto del 28 de mayo la UCR adhiere a la Junta Popular de Resistencia. 


Como resultado directo de ese movimiento, surge la convocatoria a elecciones municipales para 1913. En ese heterogéneo conjunto de ciudadanos, predominaba el anticlericalismo y las ideas liberales. Así se funda el Partido Liberal por el cual es electo concejal el joven Bronzini, de 24 años, y sus postulados estaban orientados a la defensa de la libertad de conciencia, tolerancia religiosa, enseñanza laica y obligatoria, divorcio absoluto, reglamentación legal del trabajo, reforma electoral de la provincia otorgando el voto a los 18 años. Este partido es de efímera duración. Los jóvenes integrantes del mismo, progresivamente se fueron incorporando al Centro Socialista. Consagró así a Teodoro Bronzini el 11 de mayo de 1915, así como a Rufino Inda y Juan Fava el 8 de abril de 1916.

Dos hitos se suceden. A comienzos de 1915, en las elecciones provinciales, gana el socialismo con 700 votos contra 400 de los conservadores. En las elecciones del 26 de julio de 1916, el Partido Socialista obtuvo dos concejales y un consejero escolar a los que se sumaron otros dos en las elecciones del 26 de noviembre de 1916. Ellos fueron Atilio Merega, Atilio Sampietro, Teodoro Bronzini y Miguel Pascarelli como concejales, y Domingo Risso como consejero escolar. Así se producen las renovaciones parciales, teniendo el Partido Socialista representación permanente, y hasta mayoritaria, como en el año 1919 en que se produce un enfrentamiento de un intendente radical, con un concejo  con mayoría socialista: cuatro ediles sobre seis que componían el cuerpo.

Teodoro Bronzini en un acto en 1920
Por fin llega a la elección municipal del 30 de noviembre de 1919 que consagró el triunfo rotundo del socialismo, asumiendo su primera intendencia Teodoro Bronzini el 1 de enero de 1920, con amplia mayoría en el Concejo Deliberante. A partir de entonces se repiten los triunfos socialistas en la corporación deliberativa, siendo la sucesión de intendentes (1920-1921), Teodoro Bronzini; (1922-1933), Rufino Inda; (1924-1925) Teodoro Bronzini; 1926 Juan Fava (seis meses); (1926-1927) Rufino Inda; (1928-1929), Teodoro Bronzini.

Camara de Diputados Provinciales siendo Teodoro Bronzini el unico socialista en 1948

Ante la imposibilidad de derrotar al socialismo en las urnas, en dos oportunidades se intentó el camino de la intervención provincial. Posteriormente, en los años treinta se inicia para los socialistas marplatenses una etapa de forzado ostracismo respecto de la función pública, pues el conservadorismo gobernante se había propuesto marginarlo de la escena política. Durante los años del “fraude patriótico”, y los primeros del gobierno peronista el socialismo marplatense tuvo como tribuna al diario “El Trabajo”, la banca de diputado que durante los años 1948 a 1955 ocupó Teodoro Bronzini, y lo actuado por sus representantes en el Concejo Deliberante.

Parado a la derecha Raul Lombardo, abajo sentado el segundo desde la izquierda Teodoro Bronzini, luego Rufino Inda y muy joven Luis Fabrizio


En el año 1957 vuelve a triunfar el socialismo en las elecciones para convencionales constituyentes y en 1958, elegido por el voto directo de los ciudadanos, asume como intendente Teodoro Bronzini, acompañado por diez concejales. Se suceden así, los triunfos en 1962 de Jorge Raúl Lombardo (elecciones anuladas) y en 1963, con una amplia mayoría en el Concejo Deliberante (16 sobre 24 concejales); y el triunfo de Luis Nuncio Fabrizio en 1973, única ocasión en que concurren a elecciones todos los partidos políticos, sin la proscripción del peronismo.

Primeras obras en la Ciudad

A partir del inicio de las actividades de la fuerza socialista, se produjo una rápida transformación en nuestra ciudad, encaminándola hacia el progreso y el futuro. Se organizaron los servicios públicos, se extendió el alumbrado. Fue creada la Asistencia Pública Central y la sala de primeros auxilios del puerto.


Se creó el asilo para los ancianos desamparados, la farmacia cooperativa municipal que contó con la adhesión de las sociedades de socorros mutuos, pero combatida por los intereses creados y por las autoridades centrales. También se construyó el primer edificio escolar por iniciativa municipal, la Escuela Nº 18, iniciando una acción supletoria de la función que en materia educativa debía realizar el gobierno de la provincia, y que cobró fuerte impulso en posteriores administraciones socialistas.

Una imágen histórica: obras de entubamiento del arroyo Las Chacras, que atravesaba el centro de la ciudad y que hoy corre hacia el mar por debajo de la Diagonal Pueyrredón para desembocar en la zona de Punta Iglesia.
La primera parte del entubamiento se produjo en 1917 y 1924 durante las gestiones de los intendentes Julio César Gascón y Teodoro Bronzini respectivamente. Imagen facilitada por María de Luján Lemmi.

Se entubó el arroyo “Las Chacras”, y se rectificó su desembocadura que arruinaba parte de la playa Bristol. Por iniciativa de la comuna marplatense se reactivó una ley Provincial de “bonos de pavimentación”, con los cual se asfaltó la avenida Juan B. Justo, el Boulevard Marítimo Patricio Peralta Ramos, el Paseo Jesús de Galíndez y numerosas calles.

Se apoyó intensamente el deporte, y así se construyó la tribuna y remodelación con cancha de fútbol y gimnasio en la Plaza España; se realizó el estadio municipal con velódromo, cancha de fútbol y gimnasio en la actual Plaza Peralta Ramos. Se entubó el arroyo “El Cardalito” y se realizaron desagües; se remodeló el cementerio de La Loma. Se crearon las carnicerías municipales y una cooperativa de pan, para ejercer un papel modelador en los precios de consumo popular.

Teodoro Bronzini


Teodoro Bronzini (1888-1981) fue un político argentino, miembro del Partido Socialista, y uno de los intendentes más reconocidos en la historia de la ciudad de Mar del Plata, dónde su actividad, tanto pública como privada, se extendió por más de 60 años. Su nombre, más allá de las distintas opiniones políticas e ideológicas, es unánimemente reconocido como sinónimo de honestidad y buena administración del erario público.
 
Teodoro Bronzini en 1920

Nació el 10 de octubre de 1888 en Buenos Aires, en el barrio de la Boca. Hijo de inmigrantes italianos originarios de Puerto Recanatti, región Las Marcas, sobre el Mar Adriático. Su padre Juan Bronzini, piloto de barcos de ultramar, se dedicó en la Argentina a la pesca profesional, primero en el Río de la Plata desde Buenos Aires y luego en Mar del Plata desde su radicación en esta ciudad desde 1892. Su madre fue Luisa Giorgetti. Desde los 8 años de edad trabajó en uno de los viejos balnearios de madera en la Playa Bristol. Luego fue vendedor de diarios y mensajero en el Hotel Bristol.

Bronzini en Plaza Rocha en 1937

Completó sus estudios primarios para luego obtener el título de tenedor de libros, a partir de lo cual trabajó llevando contabilidades a comerciantes. También dictó clases de contabilidad y matemáticas alternadas con actividades de imprenta y a partir de 1937 se dedicó a la promoción de seguros, tarea que realizó hasta los últimos años de su vida.


Bronzini se afilia al Partido Socialista en abril de 1915 y el 7 de diciembre de ese año funda el semanario El Trabajo, del cual es su primer Director y que a partir de 1920 se transforma en diario hasta su desaparición en 1974. Durante toda su trayectoria política Bronzini tuvo a su cargo una columna editorial desde la que desarrolló una lucha permanente por los principios socialistas de justicia social en democracia, con plena vigencia de las libertades públicas, de una sana economía con un manejo idóneo y honesto de los intereses públicos a cargo del Estado. Combatió sin concesiones los negociados y los avances de los gobiernos centrales que afectaban la autonomía municipal.

Teodoro Bronzini con la tripulacion del Repulse mientras esperaba al Principe de Gales

En 1917 accedió por primera vez al Concejo Deliberante en representación del Partido Socialista, siendo reelecto para el periodo 1918/19, al cabo del cual y en reconocimiento a la labor desarrollada obtuvo en noviembre de 1919 el triunfo en las urnas. Esto dio lugar al hecho revolucionario de consagrar un Intendente socialista en una ciudad que, como Mar del Plata, se había caracterizado por ser un reducto reservado a la clase alta veraneante y a sus representantes vernáculos. Se constituyó así en uno de los primeros intendentes socialistas del continente americano.
 
Comite Italia Libre contra el Fascismo en 1934
Ese primer período de 1920/21 fue interrumpido por una arbitraria Intervención del Gobierno Provincial, que sin embargo debió reintegrar la comuna a su legítimo Intendente por fallo judicial. En el período 1922/23 fue concejal, siendo Intendente el también socialista Rufino Inda. Volvió a la intendencia en el período 1924/25, concejal en 1926/27, y otra vez fue elegido Intendente para el período 1928/29. Este período también fue interrumpido por otra arbitraria intervención en septiembre de 1929, a sólo 60 días de la elección municipal, con la intención de impedir una nueva victoria socialista. De la eficaz tarea realizada por las administraciones socialistas de la década de 1920, dan elocuente testimonio las sucesivas victorias electorales obtenidas con porcentajes superiores al 50 % y en coexistencia con gobiernos provinciales y nacionales abiertamente hostiles a la ideología socialista.
 
Teodoro Bronzini con la Sociedad Italiana

Asimismo, fue diputado provincial por los períodos 1921/22, 1925-28 y 1930 hasta el golpe militar del 6 de septiembre. Cabe señalar que la doble representación legislativa y municipal tenía por objeto utilizar los fueros legislativos como protección a la autonomía municipal. Luego del gobierno militar del General Uriburu, reiniciada en teoría la vigencia de la soberanía popular, ésta fue totalmente avasallada en varias provincias, especialmente en la de Buenos Aires donde el fraude electoral alcanzó niveles escandalosos. Esta época es conocida en la Argentina como la década infame. En el caso de Mar del Plata, a pesar del fraude, hubo representación socialista en el Concejo Deliberante, integrada entre otros por Bronzini, que se caracterizó por una dura lucha en salvaguarda de los intereses populares. Por esos años alcanzó gran resonancia la defensa de la Cooperativa de Electricidad y la denuncia del escandaloso contrato con la Compañía Argentina de Electricidad (CADE), en la misma época que en la Capital Federal tenía lugar el famoso negociado de la CHADE.
 
Teodoro Bronzini

A partir de entonces, en todas las elecciones de esa época, el fraude se realizaba en Mar del Plata apenas abierto los comicios mediante el llamado "vuelco de padrones", procedimiento mediante el cual se impidió el ingreso de concejales socialistas. Bronzini fue diputado provincial en el período 1933-36, donde se destacó por una rigurosa tarea opositora a los vicios y abusos del gobierno conservador. También promovió un severo control del gasto público en los debates presupuestarios.

 
Bronzini y Felipe - Duque de Edimburgo -
En 1934 fue convencional constituyente para la Reforma de la Constitución provincial. Caído el régimen conservador con el golpe de Estado del 4 de junio de 1943, y luego de que el gobierno militar llamara a elecciones, Bronzini volvió a la Legislatura en los períodos 1948-51 y 1952-55 hasta el golpe militar del 16 de septiembre de 1955, que derrocó al presidente Perón. En este período legislativo fue muy reconocida su lucha en defensa de las libertades públicas y de la sana administración de los recursos del Estado, profundizando su interés por los asuntos presupuestarios e impositivos. En 1957 resultó elegido diputado constituyente para la convención de Santa Fe que reformó la Constitución Nacional.

Teodoro Bronzini y su gabinete
Bronzini festejando la 4ta Intendencia en 1958
En 1958 fue elegido nuevamente Intendente, esta vez por 4 años. En 1962, al anular el presidente Frondizi las elecciones legislativas de marzo de ese año, el gobierno provincial resultante prorroga los mandatos de numerosos intendentes, entre ellos Bronzini, quien así continua en el cargo hasta abril de 1963.  Renovadas las autoridades constitucionales en octubre de 1963, Bronzini es elegido Senador Provincial, mandato que ejerce hasta el golpe militar del 28 de julio de 1966, que provocó la caída del gobierno del presidente Arturo Illia.
 
Teodoro Bronzini en 1970 en su escritorio a los 82 años

Durante este mandato, que significó el último cargo público ejercido por el político marplatense, Bronzini tuvo un destacado papel en la reforma de la Carta Orgánica del Banco de la Provincia. Por iniciativa suya se introdujo la obligación del Banco de otorgar préstamos a las municipalidades para la financiación de obras en proporción a los aportes financieros que aquellas estaban obligadas a realizar a la Provincia. Falleció el 20 de agosto de 1981 en Mar del Plata.
   
Rufino Inda

Nació en Mar del Plata el 17 de abril de 1893, consciente de la necesidad de un arma política que posibilitará la conclusión de las aspiraciones de los trabajadores, se incorporó al Partido Socialista apenas está constituido en la ciudad y fue uno de los fundadores en 1915 del diario El Trabajo. La actividad política a la que se consagró con entusiasmo y vocación le llevó a desempeñar por dos períodos el cargo de Intendente Municipal en 1922 y 1927. Electo Diputado Nacional en 1932, le cupo una labor brillante en las comisiones de esa rama legislativa habiendo sido uno de los coautores de la Ley Nacional de Vialidad. En el ámbito local desempeño en varias oportunidades la presidencia del Concejo Deliberante y ocupó por varios períodos una banca en el cuerpo deliberativo.

Rufino Inda

Fomentó el turismo, participando en la habilitación del circuito Mar y Sierras y en las Primeras conferencias Regionales de Turismo cuyas conclusiones fundamentaron la Ley Nacional de Turismo de 1940. Participó como fundador de Instituciones tales como el Automóvil Club Argentino, El Club Náutico Mar del Plata, La Dirección Nacional de Turismo, El Rotary Club Mar del Plata y en protección de la niñez el Centro de Rehabilitación (Ex Cerenil) así como la Asociación Protectora de Menores. Murió el 8 de marzo de 1964.

Rufino Inda y el presidente Don Hipolitpo Irigoyen para  1921

Reseñar la vida de su persona, que reunió una extensa gama de cualidades notables conjugadas en una existencia múltiple en entregas, en vivencias y en realizaciones, no es una empresa fácil pero sí necesaria. Fue un hombre afable, cordial y modesto que cultivó la vida llana y corriente pero que, tras una bonhomía campechana, había una voluntad inquieta, infatigable y generosa dispuesta a prodigarse en favor del bienestar y el progreso de la comunidad.

Rufino Inda en la Estancia El Casal para 1958-Foto de Griselda Hernandez.

Compartió la realidad de convivencia humana jovialmente, con humor y gentileza de vecino de barrio, amable, servicial y cortés.  Gustaba y disputaba el encuentro, la comunicación, la proximidad y la tertulia.  Paciente y ameno interlocutor, dosificaba las pláticas con notas simpáticas e ilustrativas conclusiones. Era siempre un placer intercambiar con él proyectos y pareceres.  Sabía escuchar, atender y considerar reflexiones, que no son virtudes abundantes. Su humildad cubrió con velos de suave serenidad y de total sencillez sus atributos interiores y la centella de un ingenio imaginativo y sagaz que se anticipara a los hechos y a los tiempos.

 Rufino Inda y Teodoro Bronzini  en 1962

Jamás pregonó méritos ni aciertos.  Prefirió la acción callada, sin alboroto, sin vocería, sin grandilocuencia, desprovista de petulancia, alarde y presunción.  Le importaban los motivos y los resultados.  En su militancia no se propuso liderazgos de tribuna ni usó el halago demagógico para proselitismos engañosos, Ejercitó el entendimiento consensuado y la convergencia esclarecedora de opinión.

Teodoro Bronzini, Raul Lombardo y Rufino Inda

Nunca desconoció los valores ajenos ni proyectó sombras de maledicencia sobre juicios y convicciones discrepantes.  No hizo del descrédito, del escarnio o del sarcasmo medios indignos para zaherir reputaciones o famas. Fue un manantial permanente de actividades y de iniciativas.  Bullían en su pensar los programas más atinados, atrevidos y oportunos.  Comparadas sus ansiedades íntimas, ricas en proyectos, con su temperamento pacífico y su bonhomía sosegada resultaba sorprendente y fascinante encontrar estas condiciones en una misma persona.   


Rufino Inda ( Intendente del 1/1/1922 al 1/1/1924 y del 14/6/1926 al 1/1/1928) ,en un congreso sobre Turismo,a su lado Nicanor García,titular de la Dirección de Turismo de la Provincia y Jorge Raúl Lombardo,Intendente del Partido de Gral Pueyrredon.(del 12/10/1963 al 6/7/1966) (foto Roberto T. Barili año 1964) Gentileza Lic. angel J. Somma


Llevaba sus bolsillos atiborrados de notas: cada una correspondía a chispazos de planes, a súbitas lucubraciones, a ocurrencias felices, a concepciones novedosas a respuestas ingeniosas a problemas inmediatos de la comunidad y a futuras situaciones que la imprevisión podría generar inconvenientes o desastres.  Vio más lejos, en su época, que ninguno de sus contemporáneos.

“Año 1962. Don Teodoro Bronzini junto al gobernador Oscar Alende y el presidente del Concejo Deliberante, Rufino Inda, en la sala de sesiones del HCD

Respondía siempre con agudeza y rapidez a los planteos nuevos que las situaciones creaban, a las distintas alternativas que producían los cambios y vislumbraba con visión de profeta las transformaciones que ocurrirían y los requerimientos que eran necesarios anticipar.  Tuvo para cada caso la respuesta inteligente y certera. Durante la intendencia de Rufino Inda, se realizaron las primeras y grandes obras de asfalto en la ciudad, especialmente en todo el recorrido de la costa.
   
Juan Ambrosio Fava

Descendiente de una familia de inmigrantes italianos, oriunda de la región del Piamonte, fueron sus padres Juan y Clementina Boccalatte quienes, con sus primeros hijos, se radicaron, a poco de su llegada al país, en la Provincia de Entre Ríos con la intención de dedicarse a tareas agrícolas. En el seno de ese hogar, asentado en el Departamento de Gualeguay, nació Juan Ambrosio Fava el 29 de Octubre de 1891 en el ámbito de una familia ya numerosa constituida en Italia donde habían nacido los primeros vástagos, para verse aumentada en nuestro país con el advenimiento de otros hijos. Fueron sus hermanos: Francisca, Pedro Agustín, Rosa, Rosario , María y Ana. Posteriormente la familia se traslado al barrio porteño de Almagro.

Juan Fava intendente en 1926

Fallecido el Jefe de la familia cuando Juan cursaba el cuarto grado tuvo que abandonar la escuela para sumarse al esfuerzo que realizaban sus hermanos mayores para contribuir al sostén del hogar trabajando, no obstante su corta edad, en una relojería donde cumplía tareas auxiliares. Ya adolescente, inicia el aprendizaje de una difícil artesanía: el tallado en madera para su aplicación en ebanistería. 

En 1906, junto a su hermano Agustín, apenas cumplidos sus quince años de edad, se radica en Mar del Plata donde ambos se dedican a trabajos de carpintería, a la vez que Juan Ambrosio, reinicia sus estudios, los que continúa luego asistiendo a cursos de contabilidad y Administración que le habilitarán para asesorar a pequeños comercios y talleres, a la vez que organizar la sociedad que constituía con su hermano, establecida ya en el ramo de carpintería y aserradero bajo la denominación Agustín Fava y Hermano - precursora de Fava Hnos. S.A. fundada en 1909, la que en su constante evolución alcanzó la importancia que exhibe en la actualidad y le ubica entre los principales que operan en el comercio marplatense.

Juan Fava y periodistas de Caras y Caretas. año 1932. Foto Lic. Angel Somma

Por aquellos lejanos días, Juan Fava traba una estrecha amistad con Rufino Inda y con Teodoro Bronzini, jóvenes como él, con quienes por afinidad de ideales y sentimientos, comparten ilusiones que se proyectaron en el plano político, alcanzando los tres a ocupar las destacadas posiciones públicas conocidas. Juan Fava militó en el Partido Socialista entre 1916 y 1926, alejándose desde entonces de toda actividad política y resignando al cargo de Intendente Municipal, al que había accedido por el voto popular luego de haber ocupado una banca en el Concejo Deliberante por varios periodos, para iniciar desde entonces y prácticamente hasta su muerte, una intensa y fecunda actividad cívica a favor del desarrollo de la ciudad a través de sus instituciones, algunas de las cuales le contaron como su fundador.

Muchas fueron las instituciones de Mar del Plata que contaron con su apoyo, pero tal vez fuera la desaparecida Asociación de Propaganda y Fomento - de la que fue uno de sus fundadores- en 1928 y a la que Juan Fava volcó sus mayores esfuerzos, convirtiéndola en una entidad dinámica, difusora de las bellezas de nuestro balneario y eficaz propulsora del turismo veraniego; la presidió durante muchos años y se constituyó en su gran animador. La niñez y la juventud fueron también otras de sus preocupaciones: a iniciativa suya y sostenida por la Asociación de Propaganda y Fomento se distribuyó durante muchos años, en las escuelas que no contaran con ello, un refrigerio para los alumnos y se creo la Colonia de Vacaciones para niños marplatenses.

Trabajó con denuedo junto al filántropo José Roger Balet, donante del edificio, para obtener de la familia Zubiarre, la cesión del terreno en que se construyó la Escuela Nacional Nro. 54 "El Soldado". Fundador y primer Presidente de la Asociación Protectora de Menores (APROME) y uno de los fundadores más activos del Centro de Rehabilitación de Niños Lisiados (CERENIL). Miembro de la Comisión Asesora de la Asociación Cantinas Maternales Filial N.ro 10 Miembro de la C.D. de la Junta Pro Cultura de Mar del Plata; del Asilo Municipal de Ancianos; de la Liga Argentina Pro Recuperación de las Islas Malvinas; de la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos; del Circulo Italiano. Presidió el Tiro Federal Argentina y fue gestor de la creación del Aero Club Mar del Plata.
Juan A. Fava Primer gestor del Asilo Municipal de Ancianos de Mar del Plata
foto y nota en la Revista Mar del Plata Social de Septembre de 1943. Gentileza
Lic. Angel J. Somma
La Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) le contó entre sus fundadores desempeñando su Vicepresidencia durante dos períodos y la Presidencia en 1950. El Banco Argentino del Atlántico, primer intento de la creación de una entidad bancaria auténticamente local, fue una de sus más importantes creaciones y cuyo Directorio presidió durante su vida institucional. Fue Presidente del Directorio del Molino de Mar Chiquita S.A.: emprendimiento de urbanización de una de las zonas más propicias para el turismo, por sus singulares características topográficas. 

Fue miembro activo del Rotary Club de Mar del Plata, institución de servicio a la comunidad, fundado en 1931, ingresando al mismo poco después de su fundación y hasta su muerte en 1979. Se desempeño en distintos cargos de sus Juntas Directivas y ejerció la Presidencia del mismo en dos períodos. Estos rasgos de la personalidad de Juan Fava, así escuetamente descriptos, son reveladores de un obstinado afán de realizaciones y de una inagotable fuente de iniciativas que le llevaron a estimular y apoyar a cuanta institución que pudiera servir a objetivos superiores, creadores de la ciudad moderna y pujante.   

Jorge Raúl Lombardo

Jorge Raúl Lombardo, periodista, fue electo intendente municipal de General Pueyrredón en 1963, ejerciendo esa función de el 12 de octubre de ese año hasta el 28 de junio de 1966. Nacido en Mar del Plata en 1921, fue redactor de los diarios locales “La Capital”, “La Mañana” y “El Trabajo”, prestigioso vocero de nuestros ideales.

Jorge Lombardo intendente de  1963 a 1966

Se incorporó al Partido Socialista en 1940, y ocupó todos los cargos dirigentes de la militancia local; delegado a congresos provinciales y nacionales, miembro del Comité Ejecutivo Nacional y participó del Primer Congreso Nacional de Juventudes Socialistas (1941).  Fue en varias oportunidades concejal municipal (1948/50, 1952/53,1958/59 y 1989/90). Ocupó la Secretaría de Gobierno y Hacienda de la Municipalidad durante la cuarta intendencia de Teodoro Bronzini, y fue asesor de Gobierno, Secretario Coordinador y Presidente del Consejo Municipal de Planificación.

 
Don Teodoro Bronzini y Lombardo en el triunfo electoral de 1957, a convencionales constituyentes, luego del escrutinio”. Foto de Pablo Javier Junco.
``Lo hice hace cuatro años, y efectivamente, se refiere a Mar del Plata en este año que se ha iniciado. Surgió espontáneamente. Un dia vi sobre el escritorio de Jorge Lombardo, el ex intendente, a quien conozco desde chico, un libro titulado precisamente así. Le dije de inmediato: es un lindo motivo para componer algo, y lo hice''

Candidatos a intendente en las elecciones de 1962. Entre ellos, Angel Roig, Jorge Raúl Lombardo (ganador de los comicios) y Buenaventura González, quien nos suminstró esta fotografía.


 Astor Piazzolla - en La Capital el dia 23-01-70

Las musas pudieron más que la realidad. Piazzolla supo cómo (en la partitura). Mar del Plata no. Lo que Jorge Raul Lombardo ideo en 1965 para los 70, aun no se concreto, cuarenta anos después. No le gusta que le digan forjador. Cree que antes y después de el hubo otros forjadores de la Mar del Plata que hoy conocemos. Mas allá de su modestia, entre ellos, entre los mas importantes, seguramente habrá que ubicarlo. Por lo mismo, tampoco admite el termino ``precursor''. Aunque lo acepta cuando pluralizamos ese atributo y se lo asignamos a los socialistas marplatenses en general. Al cabo, con todas esas salvedades, quizás le quede mejor el calificativo de ``arquitecto de Mar del Plata''.

“Asunción del intendente socialista Jorge Raúl Lombardo el 12 de octubre de 1963. Detrás a la izquierda se puede ver, micrófono en mano, al periodista Enrique de Thomas “Wing”. Enviada por Magdalena Rivas.

Desde lo metafórico, pero también desde lo literal. Porque ahí están, por ejemplo, las primeras escuelas municipales de la ciudad, construidas, ladrillo por ladrillo, a partir de su gestión al frente del Ejecutivo Municipal. Pero Jorge Raul Lombardo fue arquitecto de Mar del Plata por lo que efectivamente hizo, y por lo que no pudo hacer, pero ideo e imagino adelantándose a su tiempo. Como la Mar del Plata del 70, un proyecto ciertamente revolucionario que escribió en 1965, desde el mandato deintendente que, como todos los demás, no le dejaron terminar (``Ahora los mandatos se respetan, pero lo malo es que continúan'', dice con ironía).

1963 -Frente a la Casa del Pueblo festejando el triunfo del Socialismo Democrático Jorge Lombardo electo Intendente, junto a Teodoro Bronzini electo Senador Provincial y Luis Fabrizio electo Diputado Nacional.- Foto enviada por Eduardo Bronzini

El de la Mar de Plata del 70 fue un proyecto, un mapa, un ideario, que, con el subtitulo de ``Rumbo para estos próximos anos'' hablaba de necesidades de la ciudad, un par de ellas satisfechas mucho pero mucho después que en esos 70 (como por ejemplo, el Aeropuerto Internacional) y otras todavía increíblemente no completadas, como la Ferroautomotora o el Centro de Convenciones. Jorge Raul Lombardo tiene hoy 87 anos. Hace tres sufrió una desgracia familiar muy dura. ``Que me quito ganas de vivir hasta para casi todo...solo me sostengo por mi vocación...'', confiesa. ¿Por su vocación política? ``No, por mi vocación periodística. Esa es mi vocación originaria. A mi todavía hoy me sostiene leer los diarios, discutir las noticias, las tertulias de los miércoles para tratar diversos temas'', contesta.

1963 -Frente a la Casa del Pueblo festejando el triunfo del Socialismo Democrático Jorge Lombardo electo Intendente, junto a Teodoro Bronzini electo Senador Provincial y Luis Fabrizio electo Diputado Nacional.- Foto enviada por Eduardo Bronzini

En efecto, trabajó y tuvo cargos importantes en los diarios La Mañana, El Trabajo y LA CAPITAL de Mar del Plata. Aunque el primer diario que ``fundo'' fue La Verdad. ``Era uno que hacíamos manuscrito con un compañero del colegio primario, y como todos los primeros diarios de un lugar, se llamaba La Verdad'', cuenta. Su primer trabajo, sin embargo, fue como empleado de la Casa Liot, una librería de San Martín y España, enfrente de la vieja sede de Empleados de Comercio. ``Ahi, desde muy pibe, porque entre a trabajar a los 14, empecé a interesarme por las cuestiones sociales. Ese Centro lo manejaba Mario
Sasiain, que era bandoneonísta y venia a buscar partituras a la librería. El me llevo a Empleados de Comercio y empecé a relacionarme con esas cuestiones. Era una época en la que las leyes de trabajo no se cumplían. Hacían manifestaciones y yo habitualmente concurría...

-Así nació, entonces, la otra vocación...

-Si, ahí ganaba 10 pesos y por eso al poco tiempo me fui a trabajar a Casa Fava, donde ganaba 35. No pude seguir el Colegio Nacional, sentí la necesidad de ayudar en mi casa. En Fava había muchos cadetes y yo era ya el que revolvía el ambiente. Por las relaciones que había hecho con Empleados de Comercio. Concurría a manifestaciones para reclamar por las 8 horas de trabajo, el sábado ingles y las seis horas para los menores. Y yo era menor...

-Así, desde la acción, se puede decir que empezó a ser socialista...

-Desde ese momento empecé a ser socialista. Pero ser socialista en esa época no era facil. Me afilie en el 40 cuando tenia 19 anos. Fui espontáneamente. Veía cosas que echaba de menos, que sentía que no podía alcanzar, sufría en carne propia la desigualdad. No podía ir al Colegio Nacional. No podía seguir mis estudios. Me sentía rebajado. Tenia que hacer algo por eso. Me recibieron bien pero me hicieron muchas preguntas. En aquel entonces en el Partido había que llenar una ficha y había que buscar dos afiliados que nos apadrinaran, que nos presentaran. Me preguntaron por qué quería ser socialista y les explique que seguía la actuación de los diputados socialistas. ``?Usted conoce la Declaración de Principios del Partido?'', me preguntaron. ``No'', respondí. ``Entonces tómela, léela y si esta de acuerdo, vuelva''. Vaya si los principios de un partido tenían importancia...En ese momento no éramos ni 400 afiliados.

Después no llegábamos a 600 y ya ganábamos todas las elecciones. Y ahora, con un padrón de 5.000 no se consigue un concejal si no nos asociamos a otro.

-¿Es verdad que, en todos los casos, esas reivindicaciones sociales las enarbolaron ustedes pero las supo poner en practica el Justicialismo?

-Son del socialismo, y en algunos casos las ejecuto el Justicialismo. Pero en aquella época, aca en Mar del Plata, los logros los conseguimos nosotros. En eso si fuimos precursores. Las ocho horas, el sábado ingles y las seis horas para los menores. Eso me costo el despido. El gerente de la casa me explico que era inevitable, y despues don Fava, que mas adelante seria gran amigo mio. En esa epoca ya era el un hombre grande y yo un cadete. Después, cuando fui intendente, se convirtió en un gran amigo mio.
El fue intendente tambien, estuvo seis meses nada mas en el cargo... Pero en mi mandato, ante cualquier problema que tenia yo, me visitaba para expresarme su solidaridad. Fíjense que paradójico...
Ricardo Junco, Jorge Raul Lombardo y Danza. Año 1960-

-Que el plan para la Mar del Plata del 70, escrito por usted como intendente en el 65, no se haya concretado, ¿es una frustración o signo de incapacidad de la ciudad?..

-Yo no termine el periodo tampoco...Porque en este país, ¿hubo interrupciones, no? (risas)...Yo nunca termine mi mandato. Fui concejal cuatro veces electo y dos veces intendente electo y nunca pude terminar mi mandato. Fíjese, yo estaba escuchando la otra mañana a Jorge Mondi en LU9 que le hacia un reportaje al concejal Artime. Y hablaban de uso de suelo...Yo el plan regulador conseguí que lo hiciera un grupo de arquitectos y urbanistas, hicimos incluso un curso para periodistas...

Estábamos hablando del 58, con los planes ya para ejecutar. En ese momento era concejal y pasé a desempeñarme en la secretaria de Gobierno y Hacienda. Cuando el plan regulador estuvo listo, pegábamos afiches en las calles para advertirle al vecino que antes de comprar un terreno o iniciar una construcción debía consultar a las oficinas municipales si alli estaba permitido hacer eso. Yo comprendo que los planes ordenadores no son eternos, que hay que "aggiornarlos", pero después de eso, en realidad, nadie lo continuo. La ciudad esta creciendo en forma caótica y no se planifica. 

 
Inauguración del monumento al pescador en 1966

Nosotros contratábamos gente para planificar. Yo me quise traer un argentino que estaba en Londres, que trabajaba en planeamiento, con un equipo ingles, reconstruyendo lo que habían destruido los alemanes en la guerra. Después no pudo venir, pero otros argentinos hicieron su plan. Aquel trabajo tenia previsto abrir calles, cambiar cursos, por los cambios que el crecimiento del parque automotor generaba. Preveía como regular y compensar cuando se hacían caminos peatonales, lo que antes espantaba a los comerciantes, cuando ahora es al revés... Nosotros, por ejemplo, fuimos los primeros en
implementar el estacionamiento horizontal, y fue una verdadera revolución...

-¿Y por que no se concreto la Mar del Plata del 70?

-Posiblemente no se pueda hacer ya en los términos en los que yo lo pensaba. Yo pensaba, por ejemplo, en una estación ferroviaria mas al norte, en La Florida, nadie puede pensar en ponerla ahora ahí...

-Pero no se hizo, ni ahí ni en ningún lado...Recién ahora lo de la Ferroautomotora es algo concreto...

-Es cierto. La gestión en el Aeropuerto apuntaba a un aeropuerto mayor, también. Nosotros hablábamos de Centro de Convenciones en aquella epoca. Y lo teníamos hablado con Tito Lectoure. Para que en ese centro se presentaran las premieres de los espectáculos que después estrenarían en el Luna Park o en otros lugares de Buenos Aires. Todo eso jugaba como fondo de pretender la autonomía para la Municipalidad. Hasta creamos una policía municipal, con comisarías municipales, con comisarios designados por el intendente...A los ``zorros grises'' los convertimos en policías...

-Que no se haya concretado aun esa Mar del Plata, ¿habla mal de nosotros, como ciudad, como ciudadanos...?

-No, de ninguna manera. Cada generación tiene el derecho a crearse el habitat en que puede vivir mejor...

-En todo caso , los gobernantes no supieron o no quisieron...

-No se hicieron las cosas en su debido tiempo. Las recetas estaban ahi, pero ahora hay que cambiarlas, recrearlas... Ahora hay que cambiar las recetas, pero las cosas hay que hacerlas...

-Y también usted fue quien creo el sistema de escuelas y jardines municipales...

-Tengo muy adentrado en mi pensamiento que las comunas deben ser autónomas. La Constitución del 94 abrio las puertas a eso pero las burocracias provinciales no quieren descentralizar...En esa época, con el edificio construido, la provincia tardaba como dos anos para poner la escuela, como paso con la 45. Yo pense: a mi no me va a ocurrir lo que le paso a Bronzini. Yo voy a hacer escuelas, pero las voy a hacer integralmente. Voy a poner los materiales, y los muebles. Y no voy a poner ningun impuesto nuevo. Había una ley de la provincia que establecía un subsidio a las escuelas particulares, especialmente las religiosas. Le escribí al gobernador Marini, al Ministro de Gobierno, a los legisladores de la quinta sección. Les pedí para que incorporaran las escuelas municipales al subsidio. Eso aseguraba el cobro de todos los sueldos de los maestros. Con eso, y mucha ayuda de la gente, pudo hacerlo. 
 
Representantes del Ejército y de la Aeronàutica se hacen presentes en el Palacio Municipal para deponer a las autoridades electivas. Eran las 5 de la tarde del 6 de Julio de 1966. El Coronel Dagoberto Viola se hace cargo de la Intendencia. Aparecen tambièn ademàs del Intendente Jorge Raul Lombardo,el secretario de Gobierno Sr Julio Del Rio ( de pie junto a Lombardo) y el Presidente del Concejo Deliberante Sr Ricardo Junco ( de bigotes, de civil claro, con los brazos cruzados y una tristeza notable en el rostro) Fuente:  En Defensa de Mar del Plata. Intendencia Lombardo. Comentarios y apuntes Juan N.Morrell. Enviada por Carlos Valentín González Rivero


En las dos campañas electorales que hice, en las que hice como cien actos pequeños, yo iba a esos barrios conociéndolos y ya presintiendo las demandas. Pavimento, luz publica, agua, cloacas...Pero salio de la gente el pedirme escuelas. Algo que no pensábamos. Solo hablábamos de gestiones ante la provincia para que se hicieran mas escuelas. Faltaban escuelas y había hasta tres turnos en algunas, y ni así había banco para muchos chicos. Asi finalmente conseguí la ordenanza que me autorizaba a construir escuelas.

Una de las últimas fotos en los medios periodisticos de Jorge Raul Ñombardo
Asi hice las primeras cinco escuelas municipales...?Y como empezamos? Usando aquello de Sarmiento de que el alfabeto hay que enseñarlo hasta debajo de un ombú. Asi empezamos, en las sociedades de fomento, en un club en Martillo Chico, el club "Los Marplatenses"...Los vecinos participaban en la construcción de un aula mas, de mejoras, había gente que se ofrecía a ir a limpiar las escuelas. Tanto era el deseo de la gente mas humilde...Imagínense que eso, hace cuarenta anos, casi no eran barrios...

-Usted también peleo por la jurisdicción propia en las playas. Y hoy las playas en el Sur no son para la gente, son todas privadas...

-Yo no llegue a hacer el conflicto de poderes con la provincia. Porque me sacaron antes. Estaba redactado, estaba elaborado. Le habíamos pedido el proyecto a Rafael Pedro Bielsa, un jurista de primer nivel, que había estado en la Corte Suprema... El era medio reacio a esas cosas pero cuando me escucho las necesidades, en el hotel Waldorf de Buenos Aires, me dijo : "si, por Mar del Plata si, lo vamos a hacer..."
 
(Fuente: Nota realizada en el Diario La Capital el dia 10/03/08 por Vito Amalfitano)


Luis Nunzio Fabrizio

Se inicia formalmente en la actividad a los 15 años, como secretario de la Juventud Socialista “Jean Jaurés”, dentro del centro Socialista local, concurriendo en representación del organismo a los Congresos de la organización nacional de jóvenes, y dirige la página semanal Juventud que se publica en el diario EL TRABAJO. Cuando en 1943, los Partidos políticos son disueltos por el la revolución militar que derroca al gobierno de la nación, conjuntamente con militantes de la juventud partidaria y otros jóvenes independientes constituyen la Agrupación Cultural Elevación que cumpla por aquellos tiempos una importante labor en la ciudad. En tiempos que la oposición al gobierno del Gral. Perón era estrictamente controlada mediante el arbitrio del desacato, en agosto de 1951, tras un acto público donde participa como orador junto a los compañeros Vicente Tótaro y Ricardo Junco, los tres son detenidos por la Policía Federal y conducidos a la cárcel de Azul.

JorgeLombardo intendente de 1963 a 1966

Cumplidas las condiciones de edad exigida, es elegido como candidato a concejal simultáneamente ocupa el cargo de Secretario General del Centro Socialista. En 1957, constituida la Comisión Asesora Municipal, durante el comisionado del Dr. Celso Aldao, integra la misma en representación del Partido conjuntamente con Jorge R. Lombardo. En las elecciones de 1958 resulta electo concejal municipal y diputado provincial en representación de la 5º. Sección electoral; optando por éste último cargo, se incorpora a la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, e integra las comisiones de obras públicas y de presupuesto.

“20 de abril de 1976. Presentación de las 20 motocicletas Gilera 215cc. Patrulleras para Transito frente al palacio municipal De izq. A der:Victor Dilosa (motorista), Manuel Acri (motorista), Tulio Archieri (Encargado de Servicio de de Calle), Roberto De Felice (motorista), Ramiro Rodriguez (Jefe de Turno), Oscar Camaño (Director de Transporte y Transito), Señor Colombo (periodista de la Capital), Luis Fabrizio (Intendente Municipal), Sr. Lairal (Integrante del Gabinete Municipal), Sr. Caceres (tambien integrante del Gabinete), Dr. Ruben Junco (Secretario de Gobierno). La toma fotografica fue realizada por el señor Alfonso del Diario La Capital”. Victor Dilosa

En 1960, vuelve a ser electo diputado provincial, manteniendo su mandato hasta la intervención de la provincia, tras el golpe militar que derrocó al Presidente Arturo Frondizi. Convocado nuevamente el país a elecciones en 1963, postulado por el Partido como candidato a diputado nacional, resulta electo, incorporándose al Congreso Nacional, el 12 de octubre del mismo año, conjuntamente con el Prof. Américo Ghioldi, Juan A. Solari, José E. Rozas, y Eduardo Schaposnik. Integra las comisiones de comercio y previsión social.

Luis Nuncio Fabrizio

Entre la presentación de distintos proyectos, se destacan el que propone la creación del Servicio Nacional de Salud, y el Seguro de Vida Obligatorio para pescadores, que resulta aprobado por ambas Cámaras queda convertido en Ley. Interviene activamente en la formulación de la Ley de Abastecimiento, aceptando aceptando las comisiones intervinientes, la propuesta que presentara, modificando la estructura del proyecto que había elevado el P.E., Nacional, resultando el despacho votado y puesto en vigencia. 

 
Teodoro Bronzini y Luis Nuncio Fabrizio en la botadura del Angelito en 1962


Como integrante de la Comisión de Comercio toma parte en la elaboración de Medicamentos, importante instrumento sancionado durante la Presidencia del Dr. Illia. Contribuye a la creación del Fondo que posibilita la construcción de viviendas para empleados de comercio.
Novela publicada por Luis N. Fabrizio en el año 2006

Integrando la delegación parlamentaria argentina, concurre a la Conferencia Internacional del Trabajo, realizada en Ginebra, en junio de 1964. Disuelto el Congreso por el golpe militar de junio de 1966, encabezado por el Gral. Onganía, retorna a la actividad privada. En 1973 cuando es convocado el país para elegir autoridades en el orden municipal, provincial y nacional, el Partido Socialista lo postula como candidato a Intendente Municipal para las elecciones realizadas el 11 de marzo de ese año, resulta elegido, haciéndose cargo del ejecutivo municipal el 25 de mayo.

Durante la campaña del Dr. Ruben Junco a intendente acompañado por Raul Lombardo y Luis N. Fabrizio

La tarea debió ser cumplida dentro de las difíciles condiciones políticas en que se desenvolvía en país, y enfrentando dificultades financieras, no obstante pudo realizarse un importante plan de obras dirigidas especialmente a los barrios de la ciudad, en momentos que mostraba un crecimiento explosivo.   Nuevamente, el golpe militar de marzo de 1976, truncó el mandato.

    

Fuente:
La Cocina de Pascualino Marchese - http://www.pasqualinonet.com.ar/el_socialismo.htm
Recuerdos del Socialismo Marplatense - http://recuerdosdelsocialismomarplatense.blogspot.com.ar/




    

No hay comentarios:

Publicar un comentario