lunes, 17 de febrero de 2014

LAS TERMAS HUINCÓ



Don Pascual Marcone y un rabdomante seleccionando el lugar de perforación - Foto de Salvador Marcone en Panoramio
Las Termas Huincó, fueron un complejo de aguas termales, que ocuparon una serie de construcciones cuyo edificio principal, es el que vemos en la fotografía. Su propietario, fue el Sr. Don Pascual Marcone, quien también se desempeño como director del diario El Atlántico, entre otras funciones llevadas acabo aquí en nuestra ciudad.

El complejo funcionó durante la década del 40*, siendo entonces uno de los cuatro destinos de las excursiones turísticas que salían desde la ciudad de Mar del Plata, posiblemente desde algún lugar en la actual zona centro, (accesible también desde la Terminal, (en aquella época una de las tres estación del ferrocarril) mediante el servicio de tranvía, hacia el sur sud / oeste de la avenida Cincuentenario (actual Av. Juan B Justo). Aquella zona, entre las décadas de 1911 (año en comienzan los primeros movimientos en la construcción del puerto**) y 1940, era conocida como "Pueblo de los Pescadores" y también ¨Pueblo de Peralta Ramos".

Los otros tres destinos obligados de la "oligarquía" y la "burguesía" porteña que venían a descansar a la Mar del Plata de entonces, y desde esta, a aquel pueblo allende la frontera de la avenida cincuentenario (lugar de canteras y cientos de obreros trabajando en ellas, pescadores y barcos que arribaban de Bs.As. y hasta de Europa misma, templos, iglesias y viviendas obreras construidos por las Damas Vicentinas), eran la "Banquina", "El Faro" y la "Gruta de Lourdes".

Don Pascual Marcone EN 1935 construyendo TERMAS HUINCO - Foto enviada por su hijo Salvador Marcone a PANORAMIO
Desde 1936, en el lugar también funcionó una fábrica de agua mineral, que sólo se comercializaba en la ciudad de Buenos Aires, quizás, aprovechando que, en aquella época, el tren llegaba desde BsAs. hasta la misma banquina.
En la actualidad, en parte de aquel complejo de antaño, funciona la Escuela Huinco "Monseñor Rau", y a una manzana de allí, la sede del Club Atlético Banfield.
Quien quiera visitar el lugar, su dirección es calle Triunvirato entre Vértiz y Azopardo. En aquel momento, sin embargo, el complejo se extendia desde la Av. Edison hasta la calle Juramento y desde la av. Vertiz a la calle Tripulantes de Fournier. Fue un enorme predio rodeado por un cerco de árboles y atravesado por dos arroyos, Del Barco y Huinco. Casi un paraíso en la tierra, del cual muchas personas, en su gran mayoría turistas de Buenos Aires y extranjeros, disfrutaron durante apenas una década.

Termas Huincó. Foto enviada por José Alberto Lago a Fotos de Familia del Diario La Capital
Recomiendo el libro "El puerto que conocí en la década del 40", de José Ibañez, reeditado por EUDEM, y que actualmente se encuentra disponible en la Biblioteca Leopoldo Lugones, de la calle Padre Dutto esq. Ayolas.

Si bien la piedra fundamental que dio comienzo oficial a la construcción del puerto fue colocada en 1913, los primeros trabajos se iniciaron ya en el año 1911, ya sancionada la ley del Poder Ejecutivo Nacional el año anterior, entre la cantera que luego, muchos años más tarde, durante los años 1990, albergó el estadio Adolfo López del Club Atlético Aldosivi, y el predio que hoy se conoce como La Manzana de los Circos, y entre las décadas de 1930 y la mitad de la década del 1970, ocupo el legendario estadio Almirante Brown del Club Atlético Ministerio de Obras Públicas, hoy desaparecido, y parte entrañable en el sentimiento de aquel barrio que vivió momentos de gloria cuando era un pueblo separado de la ciudad, a la que sin embargo proveía de electricidad (el edificio de la vieja usina se conserva en Ayolas entre Pa Dutto, Ortiz de Zárate y Posadas), piedras para la construcción, desde no menos de una docena de canteras, pescado y todo tipo de encomiendas desde y hacia Bs. As.

Fuente: José Olarte

EL AGUA VIENE CALIENTE

“Es común ver durante el verano en nuestra ciudad, gran cantidad de turistas que recorren los paseos más clásicos; el puerto, con sus clásicas lanchitas amarillas es una visita obligada que la disfrutan tanto adultos como niños, la banquina de los pescadores artesanales, es un pintoresco paseo para el turista y la fuente de trabajo de muchas familias que forman parte de nuestra comunidad.

Muy cerca de la banquina, encontramos nuestra escuela: “Huincó” Monseñor Enrique Rau, lleva en su nombre dos distintivos que la hacen muy particular: el nombre de su fundador, quien además fue el primer obispo de Mar del Plata: Monseñor Enrique Rau y “Huincó” que significa “aguas claras” característica del lugar, ya que nuestro barrio se llama “las termas de Huincó” . En los años 40-50, todo lo que hoy es el colegio y sus alrededores, fue un gran parque con manantiales de agua surgente. Muy cerca del actual edificio, funcionaba un establecimiento de agua mineral que embotellaba y la distribuía hacia Capital Federal.

En la estructura misma del colegio, funcionaba un hotel de descanso, un SPA, en palabras de hoy, alli los manantiales eran explotados también como baños termales, famosos en aquellos años por sus propiedades curativas. Muchas personalidades de nuestro país recorrieron las instalaciones del hotel, hoy nuestra escuela, haciendo uso de las bondades de las aguas termales. Dentro de ella todavía encontramos alguna piscina interna, como testigo de aquella época, también en el frente de la escuela se conservan todavía algunas construcciones originales de lo que fue el hotel.

Don Pascual Marcone
La propiedad perteneció a una numerosa familia italiana que tenía su finca en los límites del hoy barrio Termas de Huincó, dentro de lo que en aquel entonces se llamaba el Pueblo de Pescadores (el puerto de Mar del Plata) en aquellos años. La visita a las termas era tan obligada, como lo es hoy la plaza del milenio. Con el correr de los años, la urbanización del lugar, la instalación de pozos de agua para el abastecimiento, fue extinguiendo los manantiales y las napas subterráneas hasta que dejó de funcionar el hotel.”

En realidad, lo que sucedió fue que la proliferación de loteos, la explotación de la tierra para viviendas familiares de una creciente población portuaria hizo que los manantiales naturales, además de contaminarse con “pozos  ciegos” (sin cloacas), a fin de seguir “urbanizando”, se taponaran adrede  los efluentes con piedras, ramas y residuos urbanos, hasta conseguir que el “agua termal” dejara de fluir a la superficie, pero siguiera, en su cause subterráneo, su camino geológico.

Don Pascual Marcone caminando por la rambla Bristol

Pero que el agua termal sigue pasando por allí, lo saben – y me lo han dicho- damas y caballeros del Club de Jubilados, que cuentan que, aun hoy, sientes vibraciones subterráneas producto del movimiento teutónico, y les aparecen rajaduras en los cimientos de sus casas, edificadas sobre el relleno artificial de una “terma viva”.
Y como siempre hay escépticos,  invito  a quien quiera visitar el Museo del hombre del  Puerto:

 “El Museo del Hombre del Puerto fue creado en 1990, en su sede de calle Padre Dutto, y desde el 2001 funciona en el Centro Comercial del Puerto de Mar del Plata. Su principal objetivo es rescatar el acervo cultural e histórico del puerto, para preservar a las futuras generaciones los nombres, hechos históricos y anécdotas que se vinculan al origen del primer asentamiento en el lugar, su crecimiento y desarrollo hasta constituir la actual comunidad portuense.

Biblioteca, hemeroteca, videoteca, archivo de voces (cerca de 160 horas de grabación de entrevistas con pescadores históricos), registro de familias y de historia de instituciones, monumentos y patrimonio arquitectónico. Cuenta con servicio educativo para escuelas pudiendo realizar visitas guiadas y utilizar el archivo” (tomado de Internet)..

 Alli encontrara, como yo lo hice, un libro de visitas de “Ilustres” que  concurrían con sus carruajes a darse baños termales, resultados de los análisis de las aguas, fotografías de la planta embotelladora del agua mineral, fotos del complejo (Hoy escuela dependiente  de Obispado local) y muchos testimonios de lo que fue una “Terma marplatense” que sin dudas podría rehabilitarse a muy poco costo, devolviéndole a la ciudad un “producto” ideal para pelear con la temida y real ”temporalidad”..

Cartilla de publicidad de Termas Huincó

Y cuando Antonio Torrejón, en su alocución ya comentada, expreso que “El principal enemigo del turismo es la estacionalidad” no pude menos que maldecir la ceguera, ignorancia y canibalismo de quienes, aprovechado el valor creciente de los lotes y  tierras circundantes, taponaron, desviaron, enterraron las termas. Taparon con basura a la gallina de los huevos de oro. Para mas datos, tuve el honor de ser amigo de José Ibáñez, reconocido hombre de familia y tradición portuense, fundador de la” Fiesta” que lleva su nombre.

Aspectos del agua termal de Termas Huincó - Contracara de la cartilla anterior

(En el año 2005 se promulgo la Ordenanza Nº 16608, mediante Decreto Nº 049 de fecha 07 de enero, que la misma impone el nombre de JOSE IBAÑEZ, al escenario de la PLAZA ITALIA, lugar donde se realiza la Fiesta). Además, José Ibáñez fue autor del libro “El puerto que conocí” donde relata. con detalle, personas ,lugares y hechos del “barrio Puerto” de antaño. José me contaba que, siendo niño, “trabajaba” de cuida coches” en la puerta de las Termas, ateniendo los carruajes de quienes concurrían a darse sus baños terapéuticos. Y fue el quien me dijo que: “las  termas desaparecieron por que “era entonces mas negocio lotear y vender lotes, que explotar el agua caliente”.

Termas Huincó - Vista actual de la fachada principal

Fuente: 
MILENIOMDQ de Alfredo Pelaez


23 comentarios:

  1. sabe alguien si fue don pascual marcone quien dono las manzanas de la plaza narwal en colinas y donde puedo encontrar informacion?
    gracias

    ResponderEliminar
  2. No es cierto que cerraron las termas. Yo se que esto les va a parecer muy raro, pero la verdad es que las termas nunca existieron. Por eso, cuando se descubrio la cosa, taparon todo y se fueron chiflando bajito para no armar un escándalo nacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hables como ignorante pedes visitar lo que queda,tenia piletas con baños termales.el dr. Tamini profesor de la Faciltad de Medicina de Bs.As tenia la dupervicion de los enfermos.Para EVA PERON era su bebida preferida cuando estaba enferma ,incluso de Europa venian a las Termad

      Eliminar
    2. Donde dice pedes es puedes y faciltad ed Facultad

      Eliminar
  3. Gente para que existan aguas termales se necesita una fuente de calor interna, en la profundidad del subsuelo, como un cuerpo magmatico, que caliente el agua de las freáticas. Hay que recalcar entre otras cosas que vivimos en un margen tectónico pasivo en donde los fenómenos volcánicos no tienen lugar activamente, en consecuencia no hay cuerpos magmatico en profundidad activos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eran segun los analisis Agua Mineral, estaba bajo la supervicion por el prof. Dr. Tamini de la Fac. De Medicina de Bs. As

      Eliminar
    2. Luis Alberto Amado23 de abril de 2016, 19:59

      Realmente no entiendo como una persona tan erudita, como aparentas ser puede a su vez ser tan escéptico y necio. Yo te puedo asegurar q años después de cerrarse las termas y el hotel vi, con mis ppios ojos, pozos donde todavía brotaba agua caliente. yo fuí hasta 2do. grado a la escuela q allí funcionó y bailé folklore en la piscina interna del hotel. Las aulas estaban hechas en las hab. del ex hotel

      Eliminar
  4. Gente para que existan aguas termales se necesita una fuente de calor interna, en la profundidad del subsuelo, como un cuerpo magmatico, que caliente el agua de las freáticas. Hay que recalcar entre otras cosas que vivimos en un margen tectónico pasivo en donde los fenómenos volcánicos no tienen lugar activamente, en consecuencia no hay cuerpos magmatico en profundidad activos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con la apreciacion de Salvador (mi primo) Mas aun vivi en la Termas en la decada del 50 y recuerdo los envasas con el agua mineral original,y miles de botellas vacias con la incripcion en el vidrio de "termas huinco" conservo aun algunas botellas.
      Para afirmar algo no hay que ser temerario hay que tener la confirmacion fehaciente de lo que se dice, a riesgo de afirmar falsedades como en este caso.

      Eliminar
  5. Las Termas se secaron cuando O.S.N hizo varios pozos para extraer agua para la ciudad y no por lotear que fue muchos años despues por mas tramites que se hicieron para que no extraigan para no extinguir dichas TERMAS muy comentado en su tiempo. Por eso decian que el Agua de MAR DEL PLATA era mineral

    ResponderEliminar
  6. Muy lindos recuerdos de aquellas épocas y que gratificante es ver estas publicaciones que tienen mucha historia en nuestra Ciudad y en las mismas encontrar el nombre de Mi Querido Papá José Ibáñez, que tantas cosas realizo por el bien del Puerto y de toda una Ciudad que lo vio nacer.- Muchas gracias por recordarlo y que siempre serán el recuerdo de quienes muy orgullosamente pudimos tener el privilegio de estar al lado de quien me dio la Vida.-

    ResponderEliminar
  7. me parece que agua mineral es una cosa y termal es otra. Lo del agua mineral es cierto pues en la cuenca de mar del plata confluyen varios arroyos provenientes de las sierras ,terminan aqui el plegamiento de tandilia en cabo corrientes y el mas viejo de ventania en mary pesca.Varios arroyos del barco, las chacras,y lugares con aguas surgentes tambien,(cantera de rizzo). Lo de si eran termales no lo se, pero seguramente eran curativas por las piscinas

    ResponderEliminar
  8. Quisiera conocer el lugar exacto de las termas, cual seria su dirección actual.Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la actualidad, en parte de aquel complejo de antaño, funciona la Escuela Huinco "Monseñor Rau", y a una manzana de alli, la sede del Club Atletico Banfiel.
      Quien quiera visitar el lugar, su dirección es calle Triunvirato entre Vertiz y Azopardo. En aquel momento, sin embargo, el complejo se extendia desde la Av.Edison hasta la calle Juramento y desde la av. Vertiz a la calle Tripulantes de Fournier.

      Eliminar
  9. Mi Amado Barrio, lluvia de hermosos recuerdos.

    ResponderEliminar
  10. En la esquina de Vertiz y Juramento, los Marcone desarrollaron el Loteo Parque Japones, con un cartel que indicaba "Visite Parque Japones". Miles de turistas venían a ver el parque, nos encontraban a ahi a los vecinos, que nos juntábamos a jugar a la pelota en "La Canchita".

    ResponderEliminar
  11. Fe de erratas: su fundador fue Don Pascual y no su hijo Aldo, si lo pueden corregir estaría bien, muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es correcto. Muchas gracias. Ya esta corregido.

      Eliminar
  12. Salvador P.C. Marcone compro unas columnas talladas en piedra para colocarlas en la Plazoleta Pascual Marcone, sueño que no pudo realizar, si alguien está interesado en ayudarme para concretar su proposito, les estoy muy agradecido( su hijo Salvador Marcone)

    ResponderEliminar
  13. Fe de Erratas; el director del diario fue su hijo Aldo Marcone

    ResponderEliminar
  14. Si mal no recuerdo el diario en su momento lo había comprado mi tío Hugo Marcone, y el director su hermano Aldo

    ResponderEliminar
  15. La imagen de la Virgen, es una donación de mi tío Alberto Marcone que se observa en la fachada de la Capilla

    ResponderEliminar