jueves, 5 de enero de 2017

LA TRAGEDIA DEL NEPTUNE EN LA ANTARTIDA

El Comando del Area Naval Atlántica, recuerda siempre a los nueve (9) camaradas de la Aviación Naval que perdieron su vida al accidentarse en Isla Livingstone, del Archipiélago de las Shetland del Sur en uno de sus aviones. Uno de los aviadores navales, integrantes de la dotación del 2-P-103, el teniente de corbeta Claudio María Cabut, que era oriundo de la ciudad de Mar del Plata, llevó al Instituto Aeronaval de ésta filial a organizar un homenaje.

El 15 de Septiembre de 1976, el avión Lockheed SP-2V5 “Neptune” identificado como (2-P-103) de la Escuadrilla Aeronaval de Exploración, despegó a las 8.40hs de la Base Aérea de Río Gallegos, con la misión de realizar un vuelo de reconocimiento de hielos en el Pasaje de Drake, sobre la ruta de navegación que a partir del mes de Diciembre navegaría el rompehielos (Q-4) ARA “General San Martín”, en cumplimiento de la Campaña Antártica 1976/77.

El avion Neptune 2-P-103 en vuelo

La dotación estaba integrada por el capitán de corbeta Arnaldo M. Mutto (Comandante); teniente de navío Miguel A. Berraz; teniente de navío Carlos R. Migliardo; teniente de corbeta Claudio M. Cabut; suboficial segundo Nelson Villagra; suboficial segundo Juan O. Notto; suboficial segundo Remberto Brizuela; cabo principal Omar Campastri; cabo principal Jesús Arroyo; cabo primero Benjamín Scesa y el corresponsal (camarógrafo) Canal 13 TV Ushuaia, D. Rodolfo Rivarola. 

Esquema y matricula del avion siniestrado.

A las 12.45 hs ante la ausencia de comunicación radial con el vuelo de la Naval, la Torre de Control de Río Gallegos, declaró al vuelo en emergencia. Comenzó así un amplio operativo de búsqueda y rescate por aire, mar y tierra. Recién el día 18, un vuelo de reconocimiento de la Fuerza Aérea Argentina, detectó el impacto y restos de la aeronave, en la ladera Norte del Cerro Barnard, en la Isla Livingstone.

La dotaión del avion Neptune 2-P-103

Hubo que esperar hasta el mes de Enero de 1977 para poder intentar el rescate de los cuerpos de los integrantes de la dotación del avión naval. En esa tarea, cuando daba apoyo a la expedición que por tierra intentaba el ascenso a más de 1.500 metros de altura, con una ladera de hielo inclinada a 70 grados, un helicóptero Bell 212 de la Aviación de Ejército (AE-451) se precipitó a tierra, falleciendo sus tres tripulantes, el teniente primero Mario E. García, el teniente Alejandro R. Merani y el sargento mecánico Ricardo L. Segura.

Ante la tragedia, la mayor registrada en estos 108 años de presencia antártica argentina, se decidió no volver a intentar el rescate de los cuerpos. Son centinelas eternos, guardianes aeronavales de los cielos antárticos argentinos. 



16 de Septiembre de 2012. Capilla “Stella Maris” de la Base Naval Mar del Plata, el Instituto Aeronaval, con la colaboración del Comando del Area Naval Atlántica, recordaron a los nueve (9) camaradas de la Aviación Naval que perdieron su vida al accidentarse en Isla Livingstone, del Archipiélago de las Shetland del Sur, al cumplirse 36 años de aquella tragedia.


Fuentes:
MUSEO DE LA AVIACIÓN NAVAL ARGENTINA.-
La tragedia del NEPTUNE (2-P-103) en la Antártida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario