martes, 10 de enero de 2017

HOTEL HURLINGHAM



 
Hotel Hurlingham
El “Programa de puesta en valor y funcionamiento de los edificios Chateau Frontenac, Hurlingham y Royal”, aprobado por el Consejo Deliberante de la ciudad de Mar del Plata en febrero de 2011, evidenció la necesidad de encontrar soluciones a los problemas edilicios y urbanísticos derivados de la falta de políticas adecuadas en defensa de nuestro patrimonio.


Foto de 1925. Hotel y Balneario Hurlingham,de Martín Durruty. Extraido de la "Guias de Hoteles, y Lugares de Veraneo de la Republica Argentina”. impresa en Bs.As. por AHRRA, Av. de Mayo 1370.. Gentileza del Lic. Angel J. Somma para Fotos de Familia Diario La Capital
Circa decada del 20. Hotel Hurlingham. Fotografía enviada por José Alberto Lago.

“Foto de 1925. Hotel y Balneario Hurlingham,de Martín Durruty, tenía capacidad en esta fecha para 160 pasajeros. En la publicidad indicaba que tenía “ascensor para los 5 pisos y acceso directo a la explanada”. Extraido de la "Guias de Hoteles, y Lugares de Veraneo de la Republica Argentina”. impresa en Bs.As. por AHRRA, Av. de Mayo 1370.. Gentileza del Lic. Angel J. Somma para Fotos de Familia Diario La Capital
Si se considera el caso del edificio del Hotel Hurlingham, aunque no estuvo incluido en la Ordenanza de Preservación Patrimonial, se le reconoce que “posee un valor histórico por el cual resulta importante generar incentivos para la conservación de sus características generales”. Las notas que siguen buscan aportar al conocimiento de ese valor histórico, con una breve reseña de las características generales del edificio y de la arquitectura que representa.

Enero de 1938. Carrera Circuito Mar del Plata. Al fondo,construcción del Hotel Hurlingham, Archivo General de la Nación. Ignacio Iriarte. Gentileza Fotos de Familia Diario La Capital

Sobre un sector de la ciudad privilegiado por sus vistas, conocido entonces como Playa de los Ingleses (hoy Playa Varese) se inauguró en 1939 el Hotel Hurlingham, propiedad del señor Martín Durruty, y proyectado en 1937 por el estudio H. Miglierini de la ciudad de Buenos Aires. La construcción original se levantaba sobre un lote de 1.936 metros cuadrados, con una superficie cubierta de 8.365 metros y otros frentes por calles Pellegrini y Gascón.

 
Hotel Hurlingham. Imagen de Hart Preston Revista LIFE año1940
Carlos J. Marinelli, junto a sus hermanos y abuelos De fondo el Hotel Hurlingham.  Gentileza de Cinthia Marinelli para Fotos de Familia del Diario La Capital

Como puede apreciarse en las imágenes, este volumen blanco y austero construido sobre una barranca desprovista de otras edificaciones causaba un fuerte impacto en aquellos más acostumbrados a arquitecturas rústicas o pintorescas que a lenguajes modernas. Precisamente, los edificios sobre la costa tenían una expresión conservadora vinculada a las villas pintorescas (techos de tejas con fuertes pendientes, volúmenes articulados, exteriores de piedra y madera, etc.) construidas mayoritariamente en las décadas anteriores, lo que convertía a este hotel en un objeto único y fuertemente diferenciado de su entorno. 

Hotel Hurlingham - Mar del Plata 1941 - Revista Life-Hard Preston
Hotel Hurlingham - Mar del Plata 1941 - Revista Life-Hard Preston

Hotel Hurlingham - Mar del Plata 1941 - Revista Life-Hard Preston

Puede incluirse este edificio en una corriente del racionalismo, el yacht style o “estilo yate”, de clara inspiración marinera, que tuvo sus raíces en Europa en los años 20 del siglo pasado. Se difundió en Argentina unos años más tarde, especialmente luego de su éxito en la exposición de Paris de 1937. Uno de los primeros edificios construidos en el país siguiendo estos principios fue el Yacht Club de Buenos Aires, obra del arquitecto Eduardo Le Monnier.

 
Un ejemplo de la arquitectura Yacht Style o “estilo yate”. Este balneario privado del Dr Luis Costa Buero estaba situado en Playa Grande,construido por los arquitectos Raul Biraben y Ernesto Lacalle Alonso,edificio terminado en 1934 y demolido dos años despues. Es un estilo similar al del hotel D´Ambra en Punta Mogotes.
Hotel D´Ambra construido en el estilo Yacht Style o “estilo yate” que tambien tenía el Hotel Hurlingham

En Mar del Plata se construyó en 1933 el balneario privado del Dr. Costa Buero, pequeño edificio que recreaba un ambiente náutico muy logrado en sus originales terrazas. Se demolió pocos años después para dar lugar a las obras del balneario Playa Grande. Tambien es del mismo estilo que el demolido Hotel D´Ambra.
 
Postal coloreada de Playa de los Ingleses en la década del 50-60. En la parte superior, como punto de referencia, se observa el Hotel Hurlingham. Enviada por Leticia Radolovich a Fotos de Familia

El edificio del hotel Hurlingham reconstruye la línea municipal de una manzana trapezoidal con un basamento de dos niveles donde se albergaban las áreas públicas del mismo. Sobre este se encontraba el volumen de las habitaciones organizado siguiendo un planteo en L, para lograr las mejores vistas y un óptimo asoleamiento. La impronta del estilo yate puede verse en los ventanas de los baños (ojos de buey) y en los ángulos redondeados de los volúmenes prismáticos.
 
Postal coloreada Playa de los Ingleses, se ve “Hotel The Cottage”, “Hotel Saenz”, “Hotel Bella Vista”, “Hotel Saint James”, “Hotel Hurlingham” entre otros”. Enviada por Enrique Mario Palacio a Fotos de Familia.

Pero es en las construcciones que rematan el conjunto y en las terrazas aledañas donde el estilo yate se expresa con mayor libertad y le otorga un carácter original. Esta parte recrea el puente de mando de un navío, y cada detalle contribuye al efecto: las ventilaciones que se curvan y las barandillas metálicas que bordean las terrazas.

El hotel Hurlingham recorrió a lo largo de su historia etapas similares a las de otros hoteles importantes de la ciudad. Pocos años después de su inauguración, cuando la ciudad se trasformó a partir de la recepción del turismo masivo generado por las cambios políticos y sociales de la década del 40, fue vendido y se convirtió en un hotel sindical. El hotel fue adquirido en 1948 por la Federación de Empleados de Comercio, cuyo secretario general era Angel Borlenghi, ministro del interior del presidente Juan Domingo Perón.

 
Angel Borlenghi, ministro de interior durante el gobierno de Juan Domingo Perón descubre un busto de Evita en el Hotel Hurlingham. Gentileza de Nair Miño. Fotos de Familia Diario La Capital
Junio de 1952. El hotel Eva Perón (Hurlingham) cubierto de flores en señal de duelo por al muerte de la primera dama. Gentileza Fotos de Familia Diario La Capital

En esa época recibió grandes contingentes de turistas y hasta cambió de nombre: se llamó Eva Perón. Sus salones, con amplios ventanales que daban al mar, fueron escenario de grandes eventos sociales. Comenzó aquí un lento e inexorable proceso de transformaciones para responder a nuevas demandas edilicias y modernizaciones que no respetaron la unidad de su expresión original. 
 
 El hotel Hurlingham se llamaba Eva Perón tal como puede leerse en el gran cartel. Imagen gentileza de Hilda Gonzalez para Fotos de Familia del Diario La Capital

Así el lenguaje náutico fue desapareciendo, y el orgulloso volumen blanco, símbolo de modernidad y pujanza se convirtió en una estructura carente de identidad, hoy abandonada, como muchas otras que corrieron igual destino y terminaron desapareciendo de nuestra memoria y de nuestro patrimonio local y nacional.
 
Hotel Hurlingham. Imagen de Nahuel Ponce de León para www.skiscrapercity.com



Demolición

En el inicio de la década del 2000, el Hurlingham era alquilado a contingentes del interior del país a través de agencias de turismo. Pero en la temporada 2004/2005, ante sus serias irregularidades edilicias, fue clausurado por la Dirección de Inspección General.

 video del Desaparecido Hotel Hurlingham de Mar del Plata, Septiembre 26, 2010
Gentileza de Hermes Lai


En febrero de 2011, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad un proyecto de su entonces presidente, Marcelo Artime, para crear un programa de puesta en valor y funcionamiento de los edificios Chateau Frontenac (Alvear y Bolívar), Royal (diagonal Alberdi y Santa Fe) y Hurlingham. El objetivo era atraer inversiones de capital privado para preservar el patrimonio arquitectónico. 

Hotel Hurlingham. Extraido de Proyecto ex Hotel Hurlingham en www.skiscrapercity.com

Hotel Hurlingham. Extraido de Proyecto ex Hotel Hurlingham en www.skiscrapercity.com

Lo que hacía, en rigor, era habilitar la construcción de edificios algunos metros más altos que los que permitía el factor de ocupación de la zona. Fue el ex presidente de Gimnasia y Esgrima La Plata, Juan José Muñoz, quien lo compró en el remate judicial que siguió al concurso judicial del inmueble. Lo concreto es que el dirigente falleció en mayo de este año y que ahora son sus hijos los dueños del hotel y sus terrenos adyacentes. Contó el secretario de Planeamiento Urbano José Luis Castorina lo siguiente:
"Antes de su fallecimiento se hizo una consulta sobre qué posibilidades de construcción había en el lugar, pero en el municipio no fue presentado ningún proyecto",
Del edificio en el que durante varias décadas funcionó el emblemático hotel Hurlingham -en la manzana delimitada por el Boulevard Marítimo y las calles Carlos Pellegrini, Gascón y Bernardo de Irigoyen- solamente quedó en pie la planta baja ya que el resto de la construcción, que desde hace tiempo estaba abandonada, fue demolido. Las tareas concluyeron el 13/12/14 pero recién el 18/12/14 se retiraron las últimas maquinarias que trabajaron en el lugar.

 
Demolición del Hotel Hurlingham. Extraido de Proyecto ex Hotel Hurlingham en www.skiscrapercity.com

Demolición del Hotel Hurlingham. Extraido de Proyecto ex Hotel Hurlingham en www.skiscrapercity.com

Demolición del Hotel Hurlingham. Extraido de Proyecto ex Hotel Hurlingham en www.skiscrapercity.com

Demolición del Hotel Hurlingham. Extraido de Proyecto ex Hotel Hurlingham en www.skiscrapercity.com


Como el hotel ocupaba el 100% del predio y teniendo en cuenta que actualmente rige una ley provincial que obliga a dejar libre una superficie del 40%, si lo demolían todo iban a tener que ajustarse a esa norma; como ese porcentaje quedó en pie, el día que se presente alguna iniciativa seguramente van a solicitar el mantenimiento de los indicadores de ocupación que tuvo antes.

Como se trata de un terreno ubicado en una zona R3, que es de media densidad, puede llegar a levantarse una edificación de hasta 7 pisos de altura. No hay dudas de que se trata de un lugar privilegiado, ubicado en la parte central de la bahía Varese, desde donde, hacia el norte, se tiene una de las mejores vistas de la costa marplatense; por otro lado, está reparado de los vientos del sur y no tiene problemas con el cono de sombra que pueda proyectar ya que daría contra Cabo Corrientes.


Demolición del Hotel Hurlingham. Extraido de Proyecto ex Hotel Hurlingham en www.skiscrapercity.com
Demolición del Hotel Hurlingham. Extraido de Proyecto ex Hotel Hurlingham en www.skiscrapercity.com

Fuentes:
Arq. María Isabel Fernández, docente investigadora de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la universidad local. Integra el proyecto de Investigación dirigido por la Arq. Perla Bruno y co-dirigido por el Arq. Carlos Mazza: “El territorio del turismo 1920-1955 (Parte Segunda). En viaje: caminos, hoteles e indumentaria” de donde se extrajo la mayor cantidad de información de este post.Extraído del sitio http://www2.mdp.edu.ar/v1/index.php?key=6230
“Guias de Hoteles, y Lugares de Veraneo de la Republica Argentina”. impresa en Bs.As. por AHRRA, Av. de Mayo 1370.

No hay comentarios:

Publicar un comentario