domingo, 1 de enero de 2017

ESTANCIA LA RAQUEL

En los pagos de Guerrero, sobre la ruta Nº 2 en el km 168, partido de Castelli, se encuentra emplazada la estancia Villa La Raquel, cuyo centenario castillo rosa asoma entre la frondosa arboleda a la vera del río Salado. Abierto al público desde 1996, el sitio fue una vez próspero centro de desarrollo industrial de la zona, con su propia estación, fábrica de leche y almacén de ramos generales. El castillo, tal como hoy es retratado desde las ventanillas de los autos que pasan por el kilómetro 168 de la autovía, fue construido en 1894, aunque su torre fue terminada años más tarde. Está ubicado a la vera del río Salado y cuenta con 80 hectáreas, 40 de ellas parquizadas por el paisajista danés Forkel

 
Por el año 1835 don Félix de Alzaga recibe de Juan Manuel de Rosas estos terrenos, por haber sido jefe del Regimiento "El Restaurador".  A su muerte, su heredero, Martín de Alzaga se casa con Felicitas Guerrero, una descendiente de Carlos José Guerrero, el primer Guerrero en llegar a la Argentina, procedente de un pueblito que lleva el nombre de Alahurin el Grande, en Málaga, España. 

Carlos José Guerrero y Felicitas Cueto y Montes de Oca.

Las propiedades sumadas comprendían 71.000 hectáreas. El 11 de junio de 1864 Martín de Ãlzaga se casó con Felicitas Guerrero, quien heredó los campos a su muerte en 1870. Felicitas murió trágicamente dos años después. (Esta historia esta relatada al final del post). Al no tener descendencia, los recibió su padre, Carlos José Guerrero, quien falleció en 1906 legándolo a los 9 hermanos de Felicitas. En la franja costera de estos terrenos (llamada el fondo de los campos por sus propietarios) se formaron las localidades del Partido de Pinamar, Ostende, Montecarlo, Cariló, Pinamar y Valeria del Mar. 

Carlos Francisco Guerrero, hijo de Carlos Jose Guerrero

El municipio está en las tierras que Suárez llamara "Manantiales". Valeria del Mar, con Ostende y Pinamar, está situada en la fracción "La Invernada" de 5730 has., heredada por Manuel Guerrero. Cariló está en "Dos Montes" de 5171 has, fracción heredada por Carlos Francisco Guerrero.
 
Informe desde la Estafeta Juancho sobre si dable crear una estafeta en Balneario Ostende.jpg
En 1908 el Gobierno Provincial declara a este pueblo cabecera del "Partido del Tuyú". Corría ese año cuando el Ferrocarril del Sud habilita, en los campos de José Guerrero, una estación denominada "Juancho", que más tarde sería aprovechada para transportar a los turistas a estas playas. 

En 1910, una ley de fecha 8 de agosto dispuso cambiar el nombre del Partido del Tuyú por el de "Juan Madariaga". Cuando muere Carlos José Guerrero, los campos pasaron a Manuel Justo, uno de sus hijos que se casó con Raquel Cárdenas; a ella se debe el nombre de la estancia, ya que en esa época, se homenajeaba a las mujeres poniéndoles sus nombre a los campos.

Allí se instaló el primer asentamiento industrial de la cuenca del Río Salado, y, en 1910, sus tambos obtuvieron varios premios por la fabricación de quesos. Cabe aclarar que Felicitas Guerrero nunca vio este castillo, ya que ella murió y su padre Carlos Guerrero, al heredar estas tierras decide construir el castillo en el año 1894, terminándose de construir la cúpula en el año 1905.

La estancia

La estancia "La Raquel" se encuentra en el kilómetro 168 sobre la ruta 2. Actualmente la estancia dispone de 17 habitaciones equipadas con los servicios de un hotel cinco estrellas, comidas gourmet en varios restaurantes, piscina en verano, un spa con sauna e hidromasajes, sala de juegos, biblioteca y un estupendo museo que funciona como centro de interpretación. 
 
Marta con Carlos Estrada en La Raquel en Guerrero. Extraido del sitio ecosdecariló

Por cierto, está la posibilidad de montar a caballo o andar en bicicleta, practicar deportes -fútbol, tenis y voleibol en las canchas habilitadas, o recorrer los circuitos guiados por el parque, el monte nativo y la costa del Salado, donde los que quieran pescar encontrarán truchas, lisas y pejerreyes; otros podrán ver liebres, ñandúes, nutrias, cigüeñas y garzas.

Vista de frente del casco de la Estancia La Raquel
Vista aérea  del casco de la Estancia La Raquel
Vista de frente del casco de la Estancia La Raquel

El altillo, donde estaba la sala de armas, ahora es un sector de habitaciones revestidas en madera y textiles de colores cálidos. El antiguo galpón de esquila de las ovejas es hoy un centro de convenciones. La carnicería fue transformada en una galería de juegos y el sitio donde los peones mateaban ahora es La Matera, un restaurante criollo. La torre que se usaba para almacenar el agua potable es ahora un spa con jacuzzis, área de masajes, sauna y ducha escocesa.


 Felicitas Gerrero - 1era parte

  Felicitas Gerrero - 2da parte

Con buen criterio, los dueños de Bella Vista fotografiaron el "antes y después" de cada sitio, imágenes que permiten un recorrido en clave histórica mientras el viajero toma un buen café en la sala de estar, junto al hogar a leña. Ahí, mientras las brasas arden y la tarde muere con un sol rojo en el horizonte, vuelve el encanto de este escenario.

Vista actual del casco de la Estancia La Raquel
Vista actual del casco de la Estancia La Raquel

La trágica vida de Felicitas Guerrero


Muy cerca de allí, por esas tierras, pasaba sus días Felicitas Guerrero, la bellísima, rebelde y talentosa hija de Carlos José Guerrero. Entre las familias porteñas poderosas, Felicitas era conocida, a sus 15 años, como "La joya de los salones porteños". Y fue en ese tiempo cuanto su padre, fiel a las costumbres de la época, arregló un casamiento con un adinerado amigo, Martín de Alzaga, propietario de las estancias donde hoy se ubican balnearios como Pinamar y Cariló.


Carlos José Guerrero, padre de Felicitas, fue el que introdujo las vacas Aberdeen Angus al país
 
En ese momento comenzó la novelada historia de nuestra protagonista. "Ella al principio no quería saber nada con su marido, que era 40 años mayor. Ella era muy inquieta. Pintaba, tocaba el piano, actuaba... Se casó a regañadientes", reconstruye hoy Cecilia Guerrero, sobrina bisnieta de Felicitas y una de las herederas del castillo, que durante años fue un atractivo turístico y hoy se repiensa como espacio para eventos, convenciones y presentaciones culturales.
 
Felicitas Cueto y Montes de Oca., la madre de Felicitas
Con el tiempo, cuenta Cecilia, Felicitas se encariñó con su marido y tuvo dos hijos, pero la alegría fue efímera. Uno murió al nacer y el otro a los pocos años, víctima de una epidemia de fiebre amarilla. A principios de 1870 (seis años despues de casarse) también murió su esposo y Felicitas, con poco más de 20 años, quedó viuda y millonaria, a cargo de una enormidad de tierras. Tres años después y durante uno de sus viajes en carruaje hacia otra de las estancias cercanas, La Postrera, Felicitas quedó atascada en medio de una tormenta y conoció a Samuel Sáenz Valiente, un joven propietario de la zona. El hombre la rescató de la tormenta y la invitó a refugiarse en su estancia. Samuel Pedro Sáenz Valiente era nieto de Anselmo Sáenz Valiente, casado con Juana Pueyrredón, hermana del Brigadier Juan Martín de Pueyrredón.

Felicitas. Su nombre completo era Felicia Antonia Guadalupe Guerrero.

No pasó demasiado hasta que Felicitas y Samuel entablaron un romance y echaron por tierra las pretensiones de varios referentes de la aristocracia porteña de la época, que tenían puestos sus ojos en la joven, atractiva y acaudalada mujer. El 29 enero de 1872, Felicitas volvía de Buenos Aires hacia La Postrera, donde iba a inaugurar un puente sobre el Salado y además anunciaría su matrimonio con Sáenz Valiente. Sin embargo, en uno de los salones la esperaba Enrique Ocampo, un antiguo pretendiente que no se resignaba a verla, una vez más, en los brazos de otro hombre. Esa mañana Enrique Ocampo se dirigió a la quinta de los Guerrero luego de haber estado en la confitería del Gas y haber ingerido alcohol y después de una agitada discusión enfermo de celos, le disparó a Felicitas.



Samuel Pedro Sáenz Valiente Higuimbothom nació el 20 de agosto de 1846 y se suicidó el 11 de enero de 1924. Dato aportado por genealogía familiar.

El juez de la causa, el doctor Ángel Justiniano Carranza, luego de tomar declaración a diferentes testigos, la cerraría figurando como "suicidio". O sea que Enrique Ocampo se eliminó con el mismo revólver que usó para asesinar a Felicitas. Aunque entre varias versiones, una de ellas afirmaba que, al percatarse de la discusión de la pareja y al oír los disparos que pusieron fin a la vida de Felicitas, concurrieron a la habitación del hecho Cristián Demaría —primo segundo de Felicitas, que supuestamente habría amado a esta en secreto— y su padre. Al encontrarse con la terrible escena, habrían forcejeado con Ocampo. También estuvo en discusión si estos mataron a propósito a Ocampo, o este resultaría muerto por un tiro escapado accidentalmente de su propia arma. Otra versiones cuentan que fueron los hermanos de Felicitas quienes le dispararon a Ocampo luego de lo acontecido, o que fuera en legítima defensa por parte del arma de un caballero presente en la fiesta.

La bala a Felicitas le había perforado el pulmón derecho. Recibe el disparo a la tardecita del día 29 de enero y fallece al día siguiente, el 30 de eida. nero de 1872, poco antes de las 6 de la mañana. Fue uno de los femicidios más resonantes de la época. La velaron en su casa natal de la calle México donde actualmente funciona la sociedad Argentina de Escritores.

  
Dolores Urquiza Costa

Al año siguiente, Samuel Sáenz Valiente, contraería matrimonio con una hija del Gral. Urquiza: Dolores Urquiza Costa. Tuvieron siete hijos, pero este hombre se suicidó en 1930 al verse quebrado económicamente. La fortuna de Felicitas quedó en manos de los padres y, con los años y las herencias, algunas de esas estancias terminaron en localidades como Pinamar, Cariló e incluso Valeria del Mar, que lleva su nombre por Valeria Guerrero, su sobrina. Cabe destacar que la escritora Victoria Ocampo fue sobrina nieta del asesino de Felicitas.
 
Victoria Ocampo fue sobrina nieta del asesino de Felicitas Guerrero.


La película

La vida de Felicitas se llevó al cine. Dicha película está basada en la vida de Felicitas Guerrero y fue dirigida por Teresa Costantini y protagonizada por Sabrina Garciarena y Gonzalo Heredia. La película cuenta la trágica y breve vida de Felicitas Guerrero y Samuel Pedro Sáenz Valiente. Se amaron con pasión pero el deber y la obediencia los separó. Fue estrenada en 2009.

Afiche promocional de la película. Año 2009
Sabrina Garciarena interpreta a Felicitas Guerrero.
Sabrina Garciarena y Gonzalo Heredia.
Felicitas, un film de Teresa Constantini
Gonzalo Heredia en el papel de Samuel Pedro Sáenz  Valiente.


Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario