jueves, 4 de agosto de 2016

LAS 84 HORAS DE NÜRBURGRING


LA MISION ARGENTINA

En el verano de 1969, el balcarceño Juan Manuel Fangio, ya retirado como piloto y cumpliendo su faceta de embajador de Mercedez Benz en Argentina, se enteró que existía una exigente carrera de resistencia llamada “La Maratón de la Ruta”, exclusiva para autos de turismo, que se realizaría en agosto en el circuito alemán de Nürburgring. Sin pensarlo dos veces, el "chueco" se fue corriendo a ver a Oreste Berta, que a pesar de su juventud ya era toda una eminencia en la preparación de motores de competición. La idea era clara: correr en Alemania con un Torino coupé 380w, la última gema de la industria nacional.

Oreste Berta en su estudio
Oreste Berta en su taller.
Oreste Berta fué varias veces a recorrer el circuito de Nurburgring con Fangio que lo conocía muy bien.
Oreste Berta y Juan Manuel Fangio en Alemania publicitando el Torino
Los autos son de color blanco con pintura reflectante y de otro color en la trompa, para su identificación. Nótese el ancho de las llantas.
El Ing. Durwald Leeper es el responsable directo de la preparación de las unidades. Aquí lo vemos sentado en uno de los coches que participarán en la prueba alemana.
El reglamento de la prueba exige luces para iluminar los números identificatorios.  Así las llevarán los Torino
Heriberto Pronello de Industrias Kaiser Argentina
El Ing. Durwald Leeper es el responsable directo de la preparación de las unidades.
El Torino Nº1 antes de partir. Año 1969

Berta rápidamente aceptó el reto, y puso manos a la obra en la fábrica que Industrias Kaiser Argentina (IKA) tenía en Santa Isabel, Córdoba. El proyecto era trabajar sobre la matriz original del Torino y prepararlo para competir 84 horas en Nürburgring, siempre siguiendo el estricto reglamento que imponía la carrera, y que para esa altura ya había sido traído de Europa por el propio Fangio. Además, para acondicionar la carrocería del modelo de calle -pensada originalmente por Pininfarina- al prototipo de competición, se sumó al equipo el destacado diseñador Heriberto Pronello. No faltaba nadie, los mejores representantes del automovilismo nacional velaban por el éxito del Torino en lo que sería la Misión Argentina.

El equipo de la Mision Argentina.Soplo faltan dos integrantes.
Todos los integrantes de la Misión Argentina

El equipo argentino estuvo compuesto por los pilotos Eduardo Copello, Rodríguez Larreta, Oscar Mauricio Franco, Jorge Cupeiro, Gastón Perkins, Eduardo Rodríguez Canedo, Luis Di Palma, el marplatense Oscar "Cacho" Espinoza (más conocido como Cacho Fangio), Carmelo Galbatto, Nestor García Veiga y Nestor Sainz, acompañados también por Oreste Berta, que tenía a su cargo el grupo de mecánicos y colaboradores, compuesto por Batelli, Andrew, Casarín, Comari, José Diez, Cordero, Huerta, Pablo Macagno, San Feliú, Zagaglia, J.C. Zurita y Giaconi.


Con los cromados protegidos con laminados de la posible corrosión del agua de mar, los tres Torino de la Misión Argentina esperan el momento de ser embarcados en el puerto de Buenos Aires. Año 1969
Embarcando los vehiculos Copello y Jose Diez
Los Torino 380W preparados para el embarque hacia Alemania 
El embarque
Son casi las 19 del jueves 4 de julio de 1969. El primer Torino va rumbo a la bodega del carguero Río Cuarto de ELMA. 
El segundo Torino va rumbo a la bodega del carguero Río Cuarto de ELMA. 

En poco más de seis meses quedaron listos los tres autos que afrontarían la competición. Estaban íntegramente fabricados con piezas nacionales, salvo los carburadores que eran italianos, por una exigencia del reglamento. Los Torinos viajaron en barco y llegaron al puerto de Hamburgo el primero de agosto. Allí los recibió Berta y se encargó de trasladarlos al circuito de Nürburgring. 


Llegada de los Torinos al taller de Alemania
Uno de los Torino de la Misión Argentina, siendo observado por el público alemán.
Dias previos de La Misión Argentinde en las 84 horas de Nürburgring. Año 1969
Alemania Antes de modificar los autos.
Agregando las adhesivos en los autos
Realizando los últimos ajustes
En los boxes antes de la carrera. Juan Manuel Fangio y Oreste Berta. Año 1969
Ya se encuentran prácticamente terminados los Torino 380 W que van a competir
Oreste Berta conversando con Juan Manuel Fangio
Los vehículos estaban con los frentes de color distintos para poder ser identificados rapidamente.

Juan Manuel Fangio dandole indicaciones al equipo. Año 1969

Juan Manuel Fangio en los boxes antes de la carrera. Año 1969

Juan Manuel Fangio dandole indicaciones al Torino Nº3 antes de la carrera. Año 1969
Juan Manuel Fangio antes de la carrera. Año 1969
Ajustando las opticas en boxes. Juan Manuel Fangio atras observando el trabajo. Año 1969

Cuatro días después de su llegada, los coches comenzaron las pruebas ya con sus respectivos pilotos asignados. El Torino número 1 iba a ser conducido por Luis Di Palma, Carmelo Galbato y Oscar Fangio; el 2 por Eduardo Rodríguez Canedo, Jorge Cupeiro y Gastón Perkins; y el 3 tendría al volante a Eduardo Copello, Oscar Franco y Alberto Rodríguez Larreta, el popular 'Larry'.

Torino Nº1

Luis Di Palma
Carmelo Galbato
Oscar "Cacho" Fangio
Torino Nº2
Eduardo Rodriguez Canedo
Jorge Cupeiro.
Gastón Perkins 
Torino Nº3


Eduardo Copello
Oscar Mauricio Franco.
Alberto Rodríguez Larreta, el popular 'Larry'.

Los entrenamientos fueron accidentados, y desde el principio se destacaron más los mecánicos que los pilotos. La exigencia que propone el trazado –Nürburgring es considerado el circuito más difícil del mundo- y las malas condiciones climáticas provocaron serios inconvenientes en los conductores, que se vieron obligados a combatir contra la lluvia, el viento y la niebla, además de soportar recurrentes problemas en los frenos. Sumado a eso, el resto de los equipos llevaba más de un mes practicando. Definitivamente las condiciones no alimentaban la ilusión, y el público en general consideraba a los Torinos inferiores a los Lancia, a los BMW, a los Porsche y a los Mercedes Benz.



Oscar Cacho Franco y Gaston Perckins en Nürburgring
Antes de largar, de izq. a derecha, Pepe Migliore, Eduardo Rodriguez Canedo, un aficionado y Cacho Fangio
Mision Argentina en Nurburgring Fangio, Garcia Veiga, Larry, Oreste Berta
Cacho Fangio, Eduardo Rodríguez Canedo, Luis Di Palma, Eduardo Copello y Néstor García Veiga.
Oscar Mauricio "Cacho" Franco en los boxes de Nurburgring.
La Misión Argentina a punto de comenzar la carrera
Aqui vemos a "la bananita" dando su primera vuelta de prueba  luego de ser reparado.


En medio de las contrariedades para el equipo argentino, se largó la prueba el 20 de agosto de 1969. Desde el comienzo los Torinos dominaron la competición y se pusieron al frente. Al principio generó sorpresa que tres autos venidos del fin del mundo dominasen una carrera plagada de marcas europeas, pero para la segunda noche, justo en la mitad de la competencia, todos los participantes ya habían comprendido el poderío de los autos nacionales.


El Torino Nº 1 en plena carrera
A poco de iniciarse la carrera, el martes 19 de agosto de 1969, uno de los Torino tomaría la punta.
Al volante Cacho Franco, quien seria responsable de las ultimas vueltas en la pista. Auto y equipo, coronados por el éxito
Cambiando cubiertas fuera de boxes para que no les descuenten una vuelta
El Torino Nº1 de Luis Di Palma
El fuera de pista de Cupeiro. Quedo intacto pero no pudo salir de tan difícil posición y quedo descalificado.JPG

Cumplidas 42 de las 84 horas de la prueba, el Torino número 2, pilotado por Perkins, se salió de pista y le fue imposible volver. No obstante, Copello seguía al frente de la carrera a bordo del auto número 3. El reglamento establecía que cada parada en boxes sería penalizada con una vuelta menos para el equipo en cuestión, por lo que los pilotos se las ingeniaban para reparar sus coches a un costado de la pista. Los conductores cambiaban pastillas de frenos, arreglaban las luces o subsanaban los problemas en el cárter en tiempo récord. Nürburgring, el Infierno Verde –tal cual lo bautizó Jim Clark, el bicampeón de Fórmula 1-, mostraba toda su bravura.


Los Torinos en Nurburgring
Torino Nº3 en boxes
Torino Nº3 en boxes
Los Torinos se mantenían siempre en punta
La Bananita. Torino Nº1.
Torino Nº2 luego del accidente en la curva

La Misión Argentina sumó otro contratiempo en la hora 50, cuando el Torino número 1 conducido por Luís Di Palma se quedó sin luces y se despistó en una curva. Sólo quedaba uno de los autos argentinos en pista, que seguía peleando el podio con los Mazda, los BWM, los Lancia y los Triumph. Sobre la hora 80, y cuando sobrevivían menos de veinte coches en la carrera, el Torino de Copello se acercó al Triumph, que marchaba tercero, pero una falla en el caño de escape le generó una penalización. El comisario deportivo le avisó al equipo argentino que debía reparar el vehículo porque excedía el límite de la sonoridad permitida. 

Torino Nº3 con problemas sonoros por rotura del caño de escape. Año 1969
El Torino Nº3 mientra se le cambiaba el caño de escape. Año 1969.jpg
El momento justo en que le estaban cambiando el caño de escape al Torino Nº3

El Torino Nº3 pasando por boxes
El Torino Nº3 llegando a su meta. Fue mas festejado que el Lancia ganador.

En el cambio de pilotos, tomó el volante Franco, y llevó consigo alambre y amianto para arreglar el auto a la vera del camino. Logró reparar la falla, pero se le tornó imposible alcanzar los primeros lugares. El 23 de agosto, cumplido el tiempo reglamentario, el Torino número 3 finalizó cuarto, detrás de un Lancia, un BMW y un Triumph.

Momento en el que el Lancia HF ganador traspasa la linea de llegada.
De izquierda a derecha los tripulantes del auto ganador- Fali, Barbassio y Kallstrom
Larry, Copelo y Cacho Franco los unicos que culminaron las 84 Horas de Nurburgring en cuarta posición
Eduardo Copello con el Torino Nº3 en Nürburgring. Año 1969

Sólo las sanciones impidieron que el equipo argentino ganase la competencia, porque el Torino fue el auto que más vueltas dio a lo largo de las 84 horas de la bien llamada “Maratón de la Ruta”. Fueron un total de 334, que las penalizaciones redujeron a 315. El Lancia ganó acumulando 322 giros, seguido por las 318 del BWM y las 315 del Triumph.

El historial de la carrera fue el siguiente:
1º Torino: Un fusible deja sin luces al auto a las 49 hs 44 minutos de carrera.
2º Torino: En la vuelta 41 sale de pista y queda atascado, el equipo habia perdido su primer auto.
3º Torino: Logra la Maratón siendo el que mas vueltas dió, pero a pesar de esto quedo en 4º puesto por "penalizaciones reglamentarias"


 Fangio regresa de Europa. Año 1969
Regreso a Ezeiza. Las protagonistas son llevados en andas con coronas de laureles. Año 1969
Los Torinos en la caravana triunfal. Año 1969
Luis Di Palma recibiendo felicitaciones. Año 1969
Cuando llego de Nurburgring, Cacho Franco y Jorge Cupeiro año 1969.

La Misión Argentina redondeó en Nürburgring una heroica actuación, demostrando al mundo que la industria automotriz más fuerte de Latinoamérica de ese momento era competitiva en cualquier circuito del planeta. Fue la primera repercusión mundial del automovilismo nacional desde el retiro de Fangio, en 1958. Los Torinos brillaron en Alemania, justo con el Chueco a la cabeza, que había confiado más que nadie en el proyecto de Berta y en el poderío de los autos, tal cual lo manifestó en el aeropuerto, antes de partir a la competencia: 
“Porque somos todos argentinos es que toda nuestra fe, todo nuestro entusiasmo, se concentra en los colores de nuestra bandera, y en estas dos palabras que, como única insignia, lucen estos coches que llevan a Europa nuestra gran esperanza: Industria Argentina”.


LAS PELICULAS SOBRE EL TEMA

Torino

En la película de Agustín Rolandelli, se incluye la historia del desarrollo del Torino, así como la actualidad (al año 2009) de cuatro de los mecánicos que fueron a Alemania, la conmemoración de los 40 años y el hallazgo de la coupé Nro 1 (La Banana).


 Torino La Película de Agustin Rolandelli.


La Misión Argentina

El 23 y 24 de noviembre del año 2014, en Mar del Plata, se exhibió el documental “La Misión Argentina”, de Adrián Jaime. El film cuenta con el apoyo de Oreste Berta, Pagani Automobili y el auspicio de YPF. Y se presenta como la película oficial sobre las 84 Horas de Nürburgring de 1969, de las que se cumplen 47 años.  


Tapa del film "La Misión Argentina" de Adrián Jaime

Mientras en la N.A.S.A. organizan la Misión Apolo XI para el primer viaje del hombre a la luna, al mismo tiempo en una fábrica de automotores a orillas de la ciudad de Córdoba, un grupo de pilotos, mecánicos y preparadores de autos de carrera, ultiman los detalles de LA MISIÓN ARGENTINA bajo la dirección de Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón mundial de automovilismo. El film revive una histórica carrera de 1969 en el circuito de Nürburgring, Alemania; siendo desde entonces una de las hazañas más populares de la historia automovilística nacional.

 
VIDEO "La Misión Argentina" film de Adrián Jaime


EL FINAL DE LOS TRES AUTOMOVILES

Desde que retornaron al país, los autos no fueron preservados. Si bien el único que alcanzó la meta, se luce en el Museo Juan Manuel Fangio de Balcarce, los otros dos estuvieron más de 30 años “perdidos” en distintos rincones de la Argentina. Luego de una gran tarea de restauración, en la actualidad, los tres vehículos se muestran en distintas partes de la Argentina para recordar su memorable historia: Para los muy fanaticos del Torino, cuando están expuestos los tres juntos, los reconocen como "La Santísima Trinidad". Vamos a conocer la historia de la restauración de cada uno de ellos.

Los 3 Torino de Nurburgring en una muestra en San Isidro Imagen extraida de autoblog. com.ar.
Los Torino de Nurburgring en una muestra en San Isidro Imagen extraida de autoblog. com.ar.
Los Torino de Nurburgring en una muestra en San Isidro Imagen extraida de autoblog. com.ar.
Los Torino 380W en Bariloche. Gentileza del sitio Autoblog.com.ar.jpg
Los Torino 380W en Bariloche. Gentileza del sitio Autoblog.com.ar.jpg
Los Torino 380W en Bariloche. Gentileza del sitio  Autoblog.com.ar
En referencia a las muestras que se hacen en distintas partes del país, cabe destacar que llama mucho la atención los colores del frente de la parrilla del Torino Nº3. Aparentemente, el Museo Juan Manuel Fangio no lo pone a competir para cuidar el estado y la integridad del mismo. El que se expone en el museo claramente sabemos que es el Nº3 y no una replica. El fremte está pintado de color gris. Notesé que en las exposiciones donde se juntan los tres Torino, el Nº3 no se ajusta a la realidad. Solo queda establecido que es el original si se puede verificar la chapa identificatoria en el motor y tiene la trompa con el reconocido color gris, tal como se muestra esta histórica foto de los tres vehículos juntos en los boxes de Nürburgring. 

Notesé también que el Nº1 no tiene el adhesivo en el parabrisas delantero que dice RENAULT. Y los colores de los números de las puertas tienen ecaracterísticas distintas: El Torino Nº2 tiene la puerta con el Nº2 en negro y fondo amarillo. El Torino Nº3 tiene el número 3 en azul y el fondo en gris. Y el Torino Nº1 tiene el número en negro y el fondo en blanco (debería ser rojo si se sigue el mismo criterio, pero en la carrera no podría distinguirse de noche)

Los tres Torino 380W en los boxes de Nürburgring. Año 1969

Torino Nº 1

El Torino Nº1 fue el primero en abandonar por un problema eléctrico que lo dejó sin luces. Además, era el auto más difícil de llevar sobre la pista mojada porque, a causa de un accidente durante los entrenamientos, el chasis se había doblado. Por este motivo había recibido el apodo de “Bananita”.

El Torino Nº1 que corrió en Nürburgring encontrado en un desarmadero
El Torino Nº1 que corrió en Nürburgring encontrado en un desarmadero

En noviembre de 2006 Autoblog encontró, en un desarmadero de Moreno, el Torino Nº1 en estado calamitoso. Su autenticidad fue confirmada por Oreste Berta y el auto ahora está en poder del coleccionista Daniel Van Lierde, quien se resiste a restaurarlo y dice lo siguiente:

“Yo iré con el mío a Bariloche, en estado calamitoso, adrede, para mostrar cómo perdemos nuestra historia”

Todo empezó en 2003, cuando Daniel Van Lierde, con un preciso dato de Héctor Mendizábal, encontró el Torino Nº1 en San Luís. Allí lo guardaba celosamente quien como gestor de Renault Argentina, se había quedado la unidad como parte de pago de su indemnización. No fue hasta 2006, que finalmente el coleccionista compró la unidad que, para ese entonces, ya se había mudado al barrio de Moreno, en la provincia de Buenos Aires.

Daniel Van Lierde junto al recuperado Torino Nº 1
La chapa identificatoria del Torino Nº1
“No quería comprar un auto que estaba en un estado calamitoso y que nadie me aseguraba que era el original. Tras distintas averiguaciones y constatar que tenía todos los papeles con el 08 a nombre de Renault Argentina, 38 años después me lo transfirieron a mí”, recuerda Daniel Van Lierde, que en 1969 seguía las alternativas de la carrera con la oreja pegada a la radio “Spica” durante los recreos, en el colegio.”

Oscar "Cacho" Fangio manejando el Torino Nº 1
El Torino Nº 1 estaba en un desarmadero. Fue restaurado a nuevo. La valuación actual de este vehículo de colección es de u$s 50.000. Imagen extraida de Autoblog.com.ar
El Torino Nº 1. Imagen extraida de Autoblog.com.ar

No conforme con esto, comenzó una gira por la provincia de Córdoba donde, se reunió con algunos mecánicos del equipo, con “Cacho” Fangio y hasta con Oreste Berta para constatar fehacientemente que se trataba del auto de carrera.

“Fue increíble. Lo que me pasó con el señor Andreu, el electricista de los Torino de ´Nürburgring. Se tiró a revisar el tablero de instrumentos y al descubrir un relay que él había puesto en 1969 –especialmente, para solucionar los problemas eléctricos que tenían entonces los autos- se puso a llorar desconsoladamente”, comenta el coleccionista, quien luego agrega: “Berta lo primero que miró fue el diferencial y descubrió que se trataba del auto ya que antes de la carrera, cuando él mismo lo estaba probando, chocó y tuvo que hacerle una modificación a la suspensión. Por eso, al Torino #1 lo bautizaron “La bananita” porque había quedado torcido. Pero, definitivamente se convenció que se trataba del Torino de la carrera, cuando paso sus manos por las llantas. Ante mi curiosidad me comentó que al ser las primeras de aleación que se fabricaban en el país tenían microfisuras y para corregirlas les pedía a los mecánicos que las lijaran a mano”.

Los dos Cacho, Fangio y Franco, con el Torino Número 1. en Bariloche. Imagen extraida de Autoblog.com.ar

Torino Nº2

El Torino #2 tuvo tras su retorno, una sobrevida “tuerca” corriendo en San Juan y posteriormente, en el TC del Oeste santafesino.

El Torino Nº2 estaba en Chaco. Extraido del sitio autoblog.com.ar

Recuperar un auto antiguo arrumbado en algún campo es de por sí una compleja misión no apta para ansiosos, pero hacerlo con el auto más buscado de Argentina en los últimos 40 años importa una cruzada épica en la que sólo pueden triunfar los elegidos. Mario Luis Suárez, un ingeniero agrónomo que recaló en Corrientes en su juventud para echar raíces sin saber que en esta, su provincia adoptiva, se convertiría en protagonista de un rescate sin precedentes: la resurrección de la coupé Torino 380 W Nº2 utilizada en el Proyecto Fangio para la Misión Argentina a Nürburgring.

Torino Nº2 - Extraido del sitio El estadocopio

Todo comenzó con un aviso en “Corsificados”, la sección de compra-venta de la revista Corsa, que en su edición de 1971 publicó el aviso de venta del Torino Nº2. Para ese entonces Renault se había desprendido de los Torino que no llegaron a completar la prueba de resistencia en Alemania (se quedó sólo con el Nº3) y los autos iniciaban un destino errante. Mario reunió datos. Apeló a bibliografía, hemerotecas, testigos vivientes de Nürburgring y el boca a boca. Así comenzó a encontrar partes del auto original, al que se creía perdido para siempre.

Torino Nº2. Imagen gentileza del sitio retrovisiones.com

Pero no. Mario, que se apoyaría también en una celosa recopilación de su hijo Francisco, dio un día con una llanta, luego con una butaca, más adelante con el motor, en otra oportunidad con la tapa de cilindros, y así hasta hallar el auto en una finca rural de Santa Fe. Cuando descubrió la placa identificatoria que rezaba “Proyecto Fangio”, un escalofrío le recorrió todo el cuerpo. Lágrimas de emoción le brotaron mientras cargaba el chasis en una grúa para traerlo a su taller de Corrientes, donde el auto fue tomando forma. Chapa, pintura, motor, tablero, tapizados, electricidad, suspensiones. Todo eso y mucho más, en un proceso largo en el que contó con el respaldo de sus amigos del Club de Automóviles Clásicos de Corrientes, el que presidió varios años.

Video del Torino Nº2. 
Extraido del sitio A Toda Velocidad

La Misión Argentina junto al Torino Nº2

Fueron años de aventuras y desventuras, de tratar con buena gente que le obsequió partes del auto, pero también con inescrupulosos que pidieron un ojo de la cara por una pieza. Con todo eso lidió y con mucho más, hasta que debió mudarse a su Buenos Aires natal. Allí finalizó el proceso de restauración, días antes de las Mil Millas donde ahora recoge el fruto de sus desvelos: el honor de haber sido quien regresó a la vida a un auto indispensable para la historia del automovilismo argentino.

Torino Nº3

Se expone en el Museo Juan Manuel Fangio de la ciudad de Balcarce. La coupé Nº3, perteneciente al Museo Fangio fue devuelta a su estética original con el asesoramiento de los propietarios de los otros dos autos. 
  
El Torino Nº3 en el Museo Juan Manuel Fangio
El Torino Nº3 en el Museo Juan Manuel Fangio
El Torino Nº3 en el Museo Juan Manuel Fangio. Gentileza Museo Juan Manuel Fangio
El Torino Nº3 en el Museo Juan Manuel Fangio
Torino de Nürburgring exhibido en el Museo Juan Manuel Fangio. Gentileza de welcomeargentina.com
Torino Nº3. Gentileza Museo Juan Manuel Fangio


Fuentes:
Revista El Grafico // 84 horas en Nürburgring: La otra hazaña de Fangio por Matías Rodríguez - @mmatiasr- 
Reportaje a Cacho Fangio -extraído de la edición digital del Diario Ole - Domingo 24 de diciembre de 2000- http://www.historiatc.com.ar/foro/index.php?topic=61.0 
http://www.historiatc.com.ar/foro/index.php?topic=61.0 
http://www.cupecitas.com.ar/piloto%20w.htm 
http://www.elgrafico.com.ar/2013/07/26/C-4862-84-horas-en-nrburgring-la-otra-hazana-de-fangio.php
Imagenes de la decada del 80 extraidas del sitio HistoriaTC.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario