lunes, 25 de abril de 2016

AVIACION NAVAL EN MAR DEL PLATA



La Aviación Naval comienza a operar en Mar del Plata en diciembre de 1919. En el vuelo Puerto Belgrano-Buenos Aires del Tte. ZAR, ya utiliza a Mar del Plata como escala técnica, amerizando en su dársena con el Macchi 9. En 1923 se construye en el puerto, un talud revestido con cemento, una plataforma y una rampa para el deslizamiento al mar de los hidros o anfibios.

El entonces Teniente de Fragata Marcos Antonio Zar, llevando como pasajero al Jefe de la División Aviación Naval, (creada el 17 de Octubre de 1919), Capitán de Fragata José C. Gregores, realiza al mando de un Hidroavión M-9 un vuelo, cubriendo el trayecto Puerto Belgrano-San Fernando. El mismo se concreta sobre el mar, con apoyo de la Flota y con una breve escala en Mar del Plata, el 19 de Diciembre de 1919, aquí en la Dársena de Pescadores del Puerto local, alcanzando su destino sin novedad y batiendo el récord sudamericano de distancia y velocidad sobre el mar”. Enviada por Enrique Mario Palacio.
Revista aeronaval y entrega de los diplomas de aviadores

En noviembre de 1924 tiene lugar una revista aeronaval, con asistencia del Presidente de la República y del Ministro de Marina (Dr. Marcelo T. de ALVEAR y Alte. DOMECQ GARCÍA) y la participación de hidros Curtiss F5L y anfibios Vickers Viking. Se agrega ese año a lo existente un hangar metálico, depósitos de combustible y otros servicios, los cuales son frecuentemente utilizados por los aviones de la Base Aeronaval de Puerto Belgrano, de la cual dependen. Mar del Plata recibe frecuente visita de los hidros F5L y Dorniers, y de los anfibios Viking. En 1939 la Provincia de Buenos Aires otorga una superficie de 16.000 m2. en el aeródromo civil de Mar del Plata, para el uso aeronaval.

 
Avión aeronaval en la Base Naval Mar del Plata

Su uso será posteriormente cuestionado y dará lugar a serios roces y conflictos con la Fuerza Aérea Argentina (1950/56). En 1933 se arrienda el campo privado "La Josefa ", en el cuartel 2 del Partido de General Pueyrredón, y se lo prepara como aeródromo auxiliar, para el uso de los aviones terrestres. Este campo es frecuentemente utilizado en ejercitaciones y en su ámbito tienen lugar varias revistas aeronavales en los años treinta.

Revista aeronaval y entrega de los diplomas de aviadores

En 1940 se expropian unas 4000 has. próximas a la estación del Ferrocarril Sud en IRAIZOS, para la instalación futura de una Base Aeronaval, que no se concreta. Una pista de tierra habilitada es utilizada entre los años 1943/52, como Aeródromo Auxiliar. Este bien se restituye, por reventa, a sus primitivos dueños en 1964. 

Construida la Base de Submarinos Mar del Plata, se utilizan partes de sus calles internas como pistas de aterrizaje y decolaje, siendo frecuentemente empleadas en los años 1950/70 por aviones AT-6, AT-11; "Catalinas"' y Corsarios F4U, y posteriormente por helicópteros navales. Desde la BNMP han operado en ejercitaciones y misiones reales los aviones y helicópteros de la Aviación Naval Argentina, con limitaciones propias de la infraestructura, pero sin accidente alguno.
 
Un Catalina despegando de la pista interna de la Base

Estas pistas dejaron de usarse, ya que luego de diversos inconvenientes con la Fuerza Aérea que prohibía su uso por parte de la Aviacion Naval, su uso es ahora compartido.

AERÓDROMO EVENTUAL "LA SIRENA"

Otro aeródromo auxiliar de la Aviación Naval en el área de Mar del Plata, en los años cuarenta. Sus instalaciones precarias (pistas de tierra, torre control primitiva, casillas, etc.) permitían no obstante operar desde allí a los bombarderos Glenn Martin 139 de las E.A. Nros. 2 y 3, como lo hicieron en repetidas oportunidades en ejercitaciones con la Escuadra de Mar y la Escuadrilla de Submarinos. Era un campo arrendado para tal fin, de unas 350 Has., cuyo propietario hacía las veces —en forma gratuita y desinteresada— de "encargado".


La Josefa. Una de las primeras pistas de aterrizaje en Mar del Plata. Gentileza del ar. Hector De Schant

La tragedia del NEPTUNE (2-P-103) en la Antártida

El Comando del Area Naval Atlántica, recuerda siempre a los nueve (9) camaradas de la Aviación Naval que perdieron su vida al accidentarse en Isla Livingstone, del Archipiélago de las Shetland del Sur, uno de sus aviones. Uno de los aviadores navales, integrantes de la dotación del 2-P-103, el teniente de corbeta Claudio María Cabut, fuera oriundo de la ciudad de Mar del Plata, llevó al Instituto Aeronaval de ésta filial, a organizar un homenaje mencionado.

El Neptune apostado antes de la salida de reconocimiento

El 15 de Septiembre de 1976, el avión Lockheed SP-2V5 “Neptune” identificado como (2-P-103) de la Escuadrilla Aeronaval de Exploración, despegó a las 8.40hs de la Base Aérea de Río Gallegos, con la misión de realizar un vuelo de reconocimiento de hielos en el Pasaje de Drake, sobre la ruta de navegación que a partir del mes de Diciembre navegaría el rompehielos (Q-4) ARA “General San Martín”, en cumplimiento de la Campaña Antártica 1976/77.
 
El Neptune en la Base Aeronaval de Rio Grande
El avion Neptune 2-P-103 en vuelo

La dotación estaba integrada por el capitán de corbeta Arnaldo M. Mutto (Comandante); teniente de navío Miguel A. Berraz; teniente de navío Carlos R. Migliardo; teniente de corbeta Claudio M. Cabut; suboficial segundo Nelson Villagra; suboficial segundo Juan O. Notto; suboficial segundo Remberto Brizuela; cabo principal Omar Campastri; cabo principal Jesús Arroyo; cabo primero Benjamín Scesa y el corresponsal (camarógrafo) Canal 13 TV Ushuaia, D. Rodolfo Rivarola. 

El avion Neptune 2-P-103 en vuelo

A las 12.45 hs ante la ausencia de comunicación radial con el vuelo de la Naval, la Torre de Control de Río Gallegos, declaró al vuelo en emergencia. Comenzó así un amplio operativo de búsqueda y rescate por aire, mar y tierra. Recién el día 18, un vuelo de reconocimiento de la Fuerza Aérea Argentina, detectó el impacto y restos de la aeronave, en la ladera Norte del Cerro Barnard, en la Isla Livingstone. 

Posición donde se estrelló el Neptune
La dotaión del avion Neptune 2-P-103
 

En el accidente falleció su único pasajero, el periodista Rodolfo Rivarola, Director y camarógrafo de Canal 13 de la televisión local de Río Grande, Tierra del Fuego. El resto de la tripulación estaba compuesta por:

  • Comandante Aeronave, Capitán de Corbeta Arnaldo Mario MUTTO
  • Copiloto Teniente de Navío Miguel BERRAZ
  • Meteorólogo Teniente de Navío Romualdo MIGLIARDO
  • OCO/Navegante Teniente de Corbeta Claudio María CABUT
  • Mecánico de Vuelo Suboficial Segundo Nelson VILLAGRA
  • Operadores de Equipos Electrónicos Suboficial Segundo Juan NOTO
  • Armas Suboficial Segundo Roberto BRIZUELA
  • Radio Operador Cabo Principal Omar COMPASTRI
  • Cabo Primero Jesús ARROYO
  • Operadores de Equipos Electrónicos Cabo Primero Benjamín SOESA

Hubo que esperar hasta el mes de Enero de 1977 para poder intentar el rescate de los cuerpos de los integrantes de la dotación del avión naval. En esa tarea, cuando daba apoyo a la expedición que por tierra intentaba el ascenso a más de 1.500 metros de altura, con una ladera de hielo inclinada a 70 grados, un helicóptero Bell 212 de la Aviación de Ejército (AE-451) se precipitó a tierra, falleciendo sus tres tripulantes, el teniente primero Mario E. García, el teniente Alejandro R. Merani y el sargento mecánico Ricardo L. Segura. 
 
Helicoptero Bell 212 de la Aviación del Ejercito. Imágenes del AE 450, helicóptero similar al estrellado en servicio en la Aviación de Ejercito de la República Argentina.


Ante la tragedia, la mayor registrada en estos 108 años de presencia antártica argentina, se decidió no volver a intentar el rescate de los cuerpos. Son centinelas eternos, guardianes aeronavales de los cielos antárticos argentinos.

En la reunión mantenida el pasado día 23 de Octubre del 2010, la Comisión Directiva de la Filial Mar del Plata del Instituto Aeronaval, quedó constituida de la siguiente forma: Presidente; Sr. José Antonio Galandrini, Vicepresidente 1º; Sr. Guillermo Luis Sollazzo; Vicepresidente 2º; Juan José Fernández; Secretario; Sr. Oscar Héctor Filippi, Prosecretario: Sr. Jorge Omar Orofino, Vocal 1º; Sr. Norberto Ignacio Barro; Vocal 2º; Sr. Joas Labayen, Vocal 3º; Sr. Víctor Hugo Rossito, Vocal 4º; Sr. Norberto Néstor Ferre.


Para recordar estos hechos, el 18 de Septiembre del 2010, en una reunión llevada a cabo a bordo de la Fragata ARA “Libertad”, un entusiasta grupo de Integrantes de la Aviación Naval, de todas las jerarquías, que viven en Mar del Plata con la aprobación previa de la Comisión Directiva del Instituto Aeronaval, nivel nacional, dejaron formalmente constituida, la “Filial Mar del Plata” del Instituto Aeronaval. Para ese logro, realiza investigaciones y difusión de la historia de la Aviación Naval y de la vida de los precursores y de los primeros integrantes de la Aviación Naval.

En la capilla Stella Maris de la Base Naval Mar del Plata, el Instituto Aeronaval y el Comando del Área Naval Atlántica recuerdan siempre a los nueve hombres de la Aviación Naval que perdieron su vida el 15 de septiembre de 1976 en la Antártida cuando volaban un avión Neptune. Uno de los aviadores navales integrantes de la dotación del 2-P-103, el teniente de corbeta Claudio María Cabut, era oriundo de Mar del Plata y este hecho fue el que llevó al Instituto Aeronaval a organizar el homenaje mencionado.  

Homenaje al teniente de corbeta Claudio Cabut por la tragedia del Neptune en Mar del Plata. Año 2012

En el año 2012, en uno de los recordatorios que se efectúan en la Base Naval, el capellán naval padre Jorge Rotela, ofició una misa y la señora Elsa Noemí Albinet de Manchinelli leyó la Oración a Nuestros Aviadores. Seguidamente, el corresponsal naval Oscar Filippi, dio lectura a las palabras enviadas por el presidente del Instituto Aeronaval, contralmirante VGM (RE) Rafael Luis Sgueglia, en homenaje a la dotación del avión Neptune 2-P-103.


Fuentes:
HISTARMAR-Historia y arqueología Maritima-Bases Aeronavales de la Armada Argentina – Estacion Aeronaval Mar del Plata – Estaciones Auxiliares en su Area.

No hay comentarios:

Publicar un comentario