sábado, 16 de mayo de 2015

MATEO BONNIN

Mateo Bonnin en una caricatura

Lo antiguo y este presente acelerado, en el que el futuro parece querer dar anticipos cada día, se han puesto de acuerdo para revalorizar la figura de Mateo Bonnín, uno de los pioneros de la fotografía de Mar del Plata. Sus fotos de la rambla afrancesada, allá por los años 10 y 20, pasaron con el tiempo a ser parte de la iconografía de la Argentina aristrocrática que se mostraba y retrataba por entonces en la Biarritz criolla. Muchas de sus fotos cobraron celebridad en nuestra memoria visual, pero su nombre y apellido se fueron diluyendo en los ríos de las escrituras periodísticos e históricos, sobreviviendo, apenas, en las referencias académicas o eruditas.

Mateo Bonnin, uno de los grandes personajes de Mar del Plata en las primeras décadas del siglo XX. Reconocido fotógrafo, dejo una importante obra documental de gran valor histórico. Esta foto, suministrada por José Galeppi, ilustró el artículo dedicado a Bonnin en el suplemento especial que editó LA CAPITAL el 10 de febrero.
María Cocepción Suárez de Bonnin con sombrero, Mateo Bonnin el de bigotes, sus cuatro hijos Armando, Anselmo, Delia y Marina, un amigo fotógrafo llamado Valentin Marques y la criada. Año 1913.
María Cocepción Suárez de Bonnin Gentileza Mercedes Monteverde. Año 1913

Hoy, sin embargo, paradoja del avance tecnológico y sus fotos digitales que desbordan internet, la foto antigua se revaloriza y con ella sus autores, que están siendo rescatados gracias a que, incentivada por iniciativas como la de “Fotos de familia”, la gente descubre en esa caja olvidada en el altillo o en un cajón, un pequeño gran tesoro, el de las imágenes de los antepasados, que pudieron ser personajes de interés histórico, o simplemente pudieron estar en un acontecimiento decisivo para la vida de la ciudad, y haber sido captados en fotos representativas de una época, y por lo cual documentos valiosos hoy para nuevos estudios, desde los científicos hasta los motivados por la simple pasión de reconstruir el ayer.
 
Foto de turista en Mar del Plata tomada por Mateo Bonnín, con publicidad. Año 1927

La caja de las fotos

Así ha sucedido con los Galeppi, entre otros apellidos que aparecen en las ramas actuales de descendencia que parten de Mateo Bonnín. Su nieto José Galeppi (65) nos recibe en su casa del barrio Cerrito Sur con la típica caja con las fotos familiares sobre la mesa del comedor, y reconociendo que él hace poco, y gracias a su hija Andrea (”que sí usa la computadora”), que descubrió la trascendencia de su abuelo en la historia gráfica de Mar del Plata. También tiene al alcance de la mano sólo tres de las decenas de tomos de fotografías que editó su abuelo, lo que se conoce como Album Bonnin, en el que aparecen personalidades de época, y trabajos de fotomontaje, extraordinaria novedad en aquel tiempo, que aún hoy sorprende por su calidad.
 
Mateo Bonnin, fotografiado en la Rambla en 1929. Imagen suministrada por la familia Galeppi, descendiente de Bonnin. Fotos de Familia Diario La Capital

Desde hace años parece que varios de esos tomos se han perdido, o tal vez algunos duerman en la biblioteca de algún coleccionista, que seguramente en tiempo más también se sumará a “la democratización plena” del patrimonio histórico fotográfico que internet terminó de imponer.

Del teatro a las fotografías

¿Y la historia personal de Bonnín? Una nota de LA CAPITAL de octubre de 1959, 24 años después de su fallecimiento lo describe así: “Uno de los fotógrafos que hizo de su profesión una contribución gráfica a la historia del balneario y un auténtico vehículo de propaganda digno y eficiente ha sido don Mateo Bonnín, fallecido en 1935. 
 
Año 1912. La abuela Concepcion Suarez y sus hijas Marina y Delia Bonnin en la Rambla”. Enviada por Andrea Galeppi, bisnieta de otro de los famosos fotógrafos de la rambla: Mateo Bonnin.
Biografía

Mateo Bonnin nació en 1872 en Mallorca, Islas Baleares, España. Al fallecer sus padres en 1887 decide viajar a probar fortuna a Sudamérica, pasa por varios países hasta llegar a Argentina a fines del año 1895, lugar donde decide quedarse a vivir.

En Buenos Aires comienza a trabajar en una imprenta y local de fotografía. Fue corresponsal gráfico periodista de importantes diarios y revistas del país. En 1904 instaló su primer biógrafo en la Av. Luro y San Luis de Mar del Plata y desde ese momento comenzó una carrera con su oficio de fotógrafo y pionero en la cinematografía. Se radicó definitivamente en la ciudad en 1905, donde forma una familia.


Instala estudios de fotografía y cinematografía en dos de las distintas Ramblas Lasalle y Francesa. Es fotógrafo oficial del Mar del Plata Golf Club y asimismo del Hotel Termas de Rosario de la Frontera, Provincia de Salta y en su domicilio particular instaló una imprenta y laboratorio que atendió hasta su fallecimiento. 

Sus comienzos

Desde 1900, año en que comenzó a visitar esta ciudad presidiendo compañías teatrales que tuvieron su inolvidable actuación en el Teatro Colón, Bonnín toma carta de ciudadanía marplatense y no se detiene en su acción pujante y fecunda de la que da cuenta este itinerario: 1904 instala un cine en San Luis y avenida Luro: en 1905 instala un estudio fotográfico en la calle San Luis Nº 111 donde se levanta la Galería Rivadavia: en 1909 en la rambla de madera, al lado de la tienda La Piedad, extiende esa actividad y en 1915, en la nueva Rambla Bristol (la afrancesada), en el local Nº 125. 
 
Hijas del fotógrafo Mateo Bonnin en playa Bristol. Fotografía suministrada por la familia Galeppi, descendiente de Mateo Bonnin. Fotos de Familia Diario la Capital
 
Una de las hijas del fotógrafo Mateo Bonnin retratada por su padre en 1928. Fotografía suministrada por la familia Galeppi, descendiente de Mateo Bonnin. Fotos de Familia Diario La Capital

En ese mismo año, lo que comportaba una alta distinción, fue designado “fotógrafo oficial” del Golf Club Mar del Plata, cuyo presidente por aquel entonces era el Dr. Ricardo Cronwel. Actuó como fotógrafo-corresponsal de La Razón, de Fray Mocho y de Caras y Caretas, organizó Juegos Florales, filmó películas y editó albumes , uno de los cuales en 1915 fue premiado en una exposición realizada en San Francisco de California”.
 
Lidia y Victorio Sívori, en el año1927 posan para el fotógrafo Mateo Bonnin frente a la corresponsalía del diario La Prensa. Foto de Mateo Bonnin -Rambla 125-

Los datos que agrega José Galeppi, basándose en cartas manuscritas y relatos que pasaron de generación en generación, vuelven todavía más interesante la vida de su abuelo. Bonnín hizo fuerte su negocio en la Rambla Bristol mientras que quien sería su cuñado, el hermano de su esposa, hizo lo propio en la rambla de La Perla.

Hombre de mundo, emprendedor

Combinando ganancias, espíritu aventurero y emprendedor y, sin duda, muy buenas relaciones, Bonnín instaló una sucursal de su firma de fotografías en las termas de Rosario de la Frontera, en Salta, viajó por el mundo, especialmente por Brasil y países europeos (fue en Barcelona donde dieron impresión a albúm de su autoría), y se convirtió en los últimos años de su vida en un empresario de balneario y hotel en la flamante Playa Grande, adónde comenzaban a mudarse los turistas ricos. La Bristol iba dejando de ser símbolo de absoluta distinción. Para colmo, el mar había “comido” mucha playa y socavaba los pilares de la rambla afrancesada.
 
De izquierda a derecha, Delia y Marina Bonnin Año 1936″. Enviada por Andrea Galeppi, bisnieta de otro de los famosos fotógrafos de la rambla: Mateo Bonnin.


En cartas enviadas por Mateo Bonnin a su esposa, se puede descubrir a otro Bonnín, hogareño, enomoradísimo, y abnegado, contándole a su esposa Concepción cómo le cocina a sus hijos (eran cuatro: Anselmo, Armando, Delia y Marina), aquí, en Mar del Plata, mientras ella se encuentra internada en un hospital de la ciudad de Buenos Aires siendo asistida por una grave enfermedad.

Tomas memorables

Finalmente, tratándose de un pionero de la antigua fotografía de Mar del Plata, lo ideal es recordarlo por algunos de sus trabajos, como esas fotografías insólitas de camellos en la playa, que trajo a Mar del Plata un agricultor español, Francisco Medina, para que trabajaran en su quinta, allí donde ahora se levanta el Hotel Provincial.  Los camellos, doce en total, no se adaptaron a las tareas rurales y terminaron como motivo para atraer la atención de los visitantes y su deseo de fotografiarse arriba o junto a ellos. 


Los niños que se encuentran arriba del animal son los tres hijos de Mateo Bonnin

Fue así como figuraron en el programa de diversiones para la inauguración de la rambla “afrancesada”, el 19 de enero de 1913. Claro que los camellos tampoco duraron mucho en este nuevo papel porque obviamente no gustaba a los bañistas que sus defecaciones quedaran ahí nomás. En el suplemento de los 75 años del diario LA CAPITAL, coordinado por Enrique Borthiry, la foto más curiosa es la de un camello trasladando chicos en la arena de la Bristol. Es una foto de Bonnin y la niña que aparece sentada a la derecha del animal es su hija más pequeña, Marina.

“En las escalinatas del Bristol Hotel, las hijas del Gral Julio Argentino Roca , sin fecha , pero supongo que es a fines de siglo XIX”. Foto de Mateo Bonnin enviada por Lic Angel J. Somma.  Fotos de Familia Diario La Capital

Otra foto emblemática del pionero Bonnin: la de los cinco hijos del general Julio Argentino Roca, posando, hasta en posturas llamativamente incómodas, en las escalinatas del Bristol Hotel, documento enviado a “Fotos de Familia” por el licenciado Angel Somma.
 
Tiro a la paloma, año 1897, día del primer clásico en Mar del Plata. Foto Album Bonnin, tomo IV. En esa fecha el Tiro a la Paloma se encontraba en la manzana comprendida por las calles Sarmiento-Alsina-33 (hoy Laprida) -Av. del Golf (hoy Almafuerte).Enviada por José Alberto Lago.

Y también la foto aún hoy reveladora para los estudiosos que atraviesa tres siglos, como la del “Tiro a la paloma”, que data de 1897, que Bonnin ubicó en el tomo IV de sus recopilaciones. Gracias a este documento (la Nº 3733 del blog Fotos de Familia) se ha confirmado que antes de funcionar en el Torreón, el tiro a la paloma se hallaba en la zona de la capilla de Divino Rostro.
 
De pie Marina Bonnin a sus 14 años en 1923. Detrás, la Rambla Bristol. Enviada por Andrea Galeppi, bisnieta de otro de los famosos fotógrafos de la rambla: Mateo Bonnin.
Fotógrafo que gestó varios de esos íconos de damas y caballeros de alcurnia (real o simulada con la ropa especialmente obtenida para la ocasión fotográfica, en una especie de estilo Caras u Hola de entonces), caminando por la recova de la Rambla Bristol, Bonnín fue además uno de los primeros que se le animó a sacar la foto de los bañistas en el agua, como lo muestra también con su benjamina, y evidentemente predilecta, Marina, cuando tenía 14 años, luciendo un traje de baño completo, igual que dos amigas, felices en el mar.

“El presidente Yrigoyen en la Rambla Bristol. Año 1925. Foto de Mateo Bonnin publicada por la revista Caras y Caretas”. Foto enviada por Anselmo Vita a Fotos de Familia


“El presidente Alvear, el doctor Cantilo y otros funcionarios mirando en la escollera del puerto el funcionamiento dela grúa Titán. Fotografía de Mateo Bonnin. Año 1922″. Enviada por José Alberto Lago.


Bonnín fue el fotógrafo de las “estrellas” (políticas, artísticas y del dinero) de las dos primeras décadas del siglo XX. La mayoría de las fotografías del presidente Marcelo T. de Alvear en Mar del Plata –que son muchas porque el segundo presidente radical de la Argentina prácticamente vivía acá durante todo el verano–, le pertenecen.

Una película

Por último, una joya tecnológica para los años 20: es la película que nos muestra el nieto Galeppi en su televisor. Dura alrededor de cinco minutos. Muestra cómo el mar destruye el muelle Lavorante –aquel que usaron los últimos pescadores que no querían alejarse de la Bristol e ir al nuevo gran puerto que se construía allá lejos, en el sur. La película durmió por años en un mueble de los Galeppi. Es otra obra del hombre de teatro, de cine, promotor turístico y hasta periodista, en cierta manera, que fue, además de fotógrafo de un tiempo, Mateo Bonnín.

video
 Trailer del film de Mateo Bonnin "Temporal de Abril de 1924" 
con música de la película  "Cinema Paradiso" de Ennio Moriconne. 
Gentileza de Mercedes Inés Monteverde.


Su obra en Rosario de la Frontera - Salta

Mateo Bonnín, nacido en el exterior y marplatense por adopción, es considerado uno de los más destacados fotógrafos argentinos de los primeros años del siglo XX y uno de los pioneros de la fotografía de la veraniega ciudad de Mar del Plata. Este fotógrafo dejó una obra documental de gran valor histórico sobre las “Termas de Rosario de la Frontera” en Salta.
 
Hotel Termas de Rosario de la Frontera,foto de Mateo Bonnin

Además Bonnín fue -junto a Bejarano y Castañeda- el más significativo fotógrafo que retrató la época dorada del establecimiento Balneario y Hotel Termas de Rosario de la Frontera, emblemático sitio del Sur de la provincia de Salta, Argentina, donde nació el turismo termal de Sudamérica.

Foto de una pareja de turistas en el Balneario y Hotel Termas de Rosario de la Frontera, tomada por Mateo Bonnín

Bonnín registró la etapa del florecimiento turístico generado aquí a partir de la explotación de las aguas termales entre los años 1900 y 1935, siendo este último el de su fallecimiento acaecido el 10 de noviembre. Bonnín conoció Rosario de la Frontera cuando el Balneario y Hotel Termas, fundado por el Dr. Antonio Palau en 1880, pasó de la administración Palau al Banco Francés y a la poderosa sociedad empresaria Segui-Tornquist que también tenía a cargo los hoteles “Llao Llao” de Bariloche, “Hermitage” de Mar del Plata y “Salta” de Salta. En la desaparecida galería o “Ala Palau” del Hotel Termas (donde  funcionaba una estafeta postal y el casino), Bonnín instaló una sucursal de su casa central de fotografías que se hallaba en Mar del Plata.

 
Turistas de a caballo en el Balneario Termas, de Rosario de la Frontera. Toma de Mateo Bonnín, Año 1932

Según memoriosos como el señor Gabriel Brito –maître del Hotel Termas y de hoteles de Mar del Plata durante muchos años-, “en el estudio Bonnín de Las Termas había un laboratorio y se revelaban las fotos, había cámaras fotográficas de manga y mecánicas de mano y cajas con películas, placas y otros elementos que desaparecieron”. Bonnín desplegaba su actividad profesional en Mar del Plata en verano y en Las Termas de Rosario de la Frontera en la temporada de invierno; la alternancia era lógica pues respondida a la demanda de las temporadas turísticas altas en ambos lugares. 
 
Paseo Gral. Paz-Album Bonnin. Enviada por Julio César Rodríguez a Fotos de Familia
Página del album de Mateo Bonnin donde el prestigioso fotógrafo amalgamó paisajes y personajes.Enviada por Julio César Rodríguez a Fotos de Familia
Pileta de natación Giaccaglia y Zárate que se encontraba en la Rambla Bristol. Imagen del álbum editado en 1915 por el fotógrafo Mateo Bonnin y enviada a Fotos de Familia por Julio César Rodriguez.
Arriba: salón comedor del Ferrocarril Sur que llegaba a Mar del Plata y “salón de familias” del mismo tren. En el medio, la Explanada. Abajo: llegada de trenes a la estación de Alberti y Sarmiento que luego se convertiría en terminal de micros. Luego, el Faro de Punta Mogotes y el Asilo Unzué. Fotos del album del fotógrafo Mateo Bonnin, tomo III, editado en 1915. Bonnin,destacado fotógrafo de la época, fue uno de los que retrató los veraneos de la aristocracia en las primeras décadas del siglo XX. También se desempeñó como corresponsal de la revista Fray Mocho y fue el fotógrafo oficial del Golf Club. Editó un importante trabajo documental de la ciudad en ediciones conocidas como Album Bonnin. Documento suministrado por Julio César Rodríguez. El fotógrafo Mateo Bonnin incluía en sus álbums estos montajes, donde insertaba (no siempre respetando las proporciones) abundante cantidad de personas en escenarios conocidos. En este caso, escogió los jardines del Bristol Hotel. Documento suministrado por Julio César Rodríguez.

Tuvo aquí por clientela principal a encumbrados turistas de la alta sociedad salteña, porteña y europea, además de los más importantes medios gráficos de la época para los cuales realizaba trabajos de publicidad. Muchas de sus fotos fueron impresas en formato postal, las cuales se enviaban como souvenirs a través del correo de la época.
 
Foto de turista en Mar del Plata tomada por Mateo Bonnín, con publicidad
al pie del Agua Mineral PALAU de Rosario de la Frontera. Año 1927
 
En las fotos de Bonnín se puede apreciar el paisaje subtropical del cerro Termas (últimas estribaciones de la sierra de La Candelaria), sus alfaguaras (únicas en el mundo por variedad y temperatura), el agua mineral “Palau” (la primera agua mineral natural de mesa envasada en la Argentina), la afrancesada arquitectura del balneario termal (estilo belle époque) y la vida social generada por el movimiento turístico. 

Mateo Bonnín también fotografió la obra en construcción del ferrocarril Haytiquina (el famoso Ramal C-14, actual Tren a Las Nubes), monumental proyecto del Ing. Fontain Mauri, a las tribus nativas del chaco salteño e inclusive Las Termas de Río Hondo en la provincia de Santiago del Estero.

Foto de una misa para turistas en Las Termas de Rosario de la Frontera, año 1930

Sus tomas, además de documentos verdaderas obras de arte, aparecen en importantes medios gráficos de tirada nacional como los diarios “La Razón” y “La Prensa” y las revistas “Fray Mocho” y “Caras y Caretas” de los cuales fue corresponsal, y en postales de aquellos años, al igual que en la publicidad gráfica de importantes medios.

La imagen más bella de la Virgen de la Montaña, patrona de las aguas termales, corresponde a Bonnín y fue tomada hacia fines de la década de 1920. En algunas curiosas publicidades de las Ramblas marplatenses se ve la playa de “La Feliz” y el auspicio de la famosa agua mineral “Palau”. De su vasta obra fotográfica referida a Las Termas, algunos originales y copias digitales se encuentran en poder de sus familiares en el Sur, de vecinos rosarinos y de coleccionistas porteños; parte es ofertada a través de las redes sociales como antigüedades.



 Foto de la Capilla Nuestra Sra. de las Mercedes de El Naranjo, Rosario de la Frontera, Salta, tomada por Mateo Bonnín

Pero gran cantidad de fotos fue destruida por orden de irresponsables administradores del Hotel Termas posteriores a Seguí-Tornquist. Según varios testimonios que pude recoger en Rosario de la Frontera, en Las Termas se mandó a quemar fotos, documentos manuscritos, periódicos y libros y se robaron las antiguas arañas, las rejas y la vajilla de lujo que había, sepultando de ese modo en el polvo del olvido los viejos resplandores del sitio donde nació el turismo argentino. 


Foto postal de una reunión social en Las Termas de Rosario de la Frontera, de fondo el frente del edificio del balneario. Foto de Mateo Bonnín, año 1930
El talento y la fama de Bonnín trascendieron las fronteras argentinas, siendo reconocido y premiado en el exterior, por ejemplo en California, EEUU, en 1915, país donde las aguas termales de Rosario de la Frontera también fueron distinguidas en las exposiciones internacionales de Filadelfia (1875), Chicago (1892) y Saint Louis (1904). Mateo Bonnin fallece en agosto de 1935, a los 63 años de edad.-

Foto postal de una reunión social en Las Termas de Rosario de la Frontera, se ve de fondo el Ala Palau del edificio Balnerio. Obra de Mateo Bonnín, 1929

La obra de Mateo Bonnin

En el año 2013 Mercedes Inés Monteverde publica el libro Fotógrafos de las Ramblas de Mar del Plata - Bonínn y Suárez (1900-1945)" con importantes datos sobre el fotógrafo y algunas de sus imágenes que muestran Las Termas y otros sitios turísticos de Rosario de la Frontera. Por tal motivo, en el año 2014, el Concejo Deliberante rosarino declaró de interés legislativo dicho libro, a raíz de un proyecto presentado por quien escribe este artículo.

En la actualidad el director de cine Miguel Monforte esta trabajando en la realización de un corto documental sobre la vida de Don Mateo Bonnin, basado en el libro que esta escribiendo sobre su vida Mercedes Inés Monteverde, titulado: “Fotografías, Mateo Bonnin: su legado (1872-1935)”. Es una ampliación de la biografía del fotógrafo publicada en su primer libro "Fotógrafos de las Ramblas de Mar del Plata...."  

 
Mercedes Ines Monteverde en la Feria del Libro de Mar del Plata
El libro de Mercedes Inés Monteverde."FOTÓGRAFOS DE LAS RAMBLAS DE MAR DEL PLATA" "BONNIN Y SUÁREZ" (1900-1945)".
Volúmenes de la  colección "Fotografías de Mar del Plata" con imágenes tomadas por Mateo Bonnin de la escritora Mercedes Monteverde  
Libro "Mateo Bonnin. Pionero en la Cinematografía Argentina 1904-1935" de Mercedes Monteverde

Este film contará con imágenes fotográficas, documentación de la familia, de archivos públicos y privados, entrevistas a personalidades del medio y escenas de varias cintas film 35mm que fueron recuperadas por la autora y llevadas a  convertir por método transfer, lavadas con líquidos especiales y pasados a DVD en  los laboratorios de Cinecolor Olivos, Bs. As. Asimismo,  los volúmenes de la  colección "Fotografías de Mar del Plata"  que actualmente esta publicando la autora, en su gran mayoría son imágenes tomadas por Mateo Bonnin. 
 
Mercedes Inés Monteverde y Pablo Junco en el Teatro Colon. Abril de 2015

Fuente:
Fotos de Familia Diario La Capital por Oscar Lardizábal
Carlos Jesús Maita -Jefe de Prensa y Difusión y de la Sección de Recuperación y Promoción del Patrimonio Cultural de la Municipalidad de Rosario de la Frontera. A cargo del Archivo Histórico Municipal, 2008-2012.  Concejal Municipal 2013-1015. http://carlosjesusmaita.blogspot.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario