viernes, 8 de noviembre de 2013

PULPERIA LA ESQUINA DE ARGUAS

Pulperia La Esquina de Arguas en Mar Chiquita - Foto extraida de Panoramio


La Esquina de Argúas, situada en el partido de Mar Chiquita, es uno de los exponentes todavía en pie de las pulperías que desde la época colonial cumplían la misión de ser postas. Después de varios años sin pulpero, confluyen esfuerzos para recuperarla del abandono. En el camino que unía Dolores hasta Laguna de los Padres, recorrido por galeras, carretas y chasques, estos comercios rurales estaban a una distancia de tres leguas entre sí. La Esquina de Argúas, era parada obligada antes de llegar a Mar del Plata. Tanto es así que en 1883 contó con la presencia del gobernador Dardo Rocha y otro de sus visitantes de renombre fue José Hernández, autor del Martín Fierro .

Exterior de la Pulperia La Esquina de Arguas en Mar Chiquita
Ubicada en el campo Tierra Fiel, es propiedad de la familia Saubidet, formada por descendientes de Juan Ramón Ezeyza, uno de los primeros pobladores del distrito. Este hombre inició la estancia El Durazno en las 97 leguas cuadradas que el virrey Santiago de Liniers donó en 1815 a su padre, el coronel Pedro Pablo José de Ezeyza, luego de combatir en las luchas civiles entre orientales y entrerrianos.

Pulperia La Esquina de Arguas en Mar Chiquita- Foto extraida de Panoramio
El 25 de mayo pasado, la familia Saubidet organizó una yerra para celebrar la reapertura de esta pulpería que conserva intacta su sencilla edificación de adobe y techo a dos aguas y la particular reja, sello característico de los salones de despacho. "Lo único que nos interesa es que se mantenga vivo, porque si lo dejás solo, entre las hormigas, los peludos y «los zorros de dos patas», lo destruyen", expresó Miguel Gregorio Saubidet.

Exterior  de la Pulperia La Esquina de Arguas
Se estima que La Esquina de Argúas comenzó a funcionar alrededor de 1817. Por entonces, existían aproximadamente 450 pulperías en la campaña bonaerense. Estudios históricos recientes se han ocupado de desmitificar que los pulperos vivían rústicamente y en absoluta precariedad, idea surgida de la visión impresionista de los viajeros extranjeros. 

 
Placa recordando el sitio como patrimonio histórico.


La cantidad y dispersión demostraba que tejían una red de comercialización que llegaba hasta los puestos fronterizos más lejanos. Vendían desde alimentos y vestimenta hasta calzado y medicinas. También se alquilaban carretas y funcionaban como oficina postal. Incluso, los pulperos eran intermediarios entre el pequeño productor y el exportador en el negocio de los cueros y los granos.

Mostrador de La esquina de arguas
De este modo, las pulperías constituyeron un elemento central en el tejido económico social de la campaña bonaerense. No sólo eran sitios donde se podían satisfacer las necesidades materiales, sino que además eran el punto de encuentro social. Era habitual que se armara una partida de naipes, la competencia a las bochas y la presencia de la guitarra era infaltable.

El interior de la pulperia La Esquina de Arguas
"Hasta no hace muchos años, era más difícil llegar al pueblo, sobre todo cuando llovía; entonces, este lugar era una rueda de auxilio. Nunca faltaba nada, contaba con todo lo básico para subsistir y recuerdo que de chico me parecía divertidísimo venir", acotó Martín Saubidet, otro de los propietarios. Sin embargo, los avances en los medios de transporte y el hecho de que cada vez viva menos gente en el campo ha conspirado contra la rentabilidad de las antiguas pulperías. "Nosotros no lucramos con esto, simplemente lo entregamos a quien desee explotarlo porque queremos cumplir con un deseo de mi padre", explicó Miguel Gregorio Saubidet.

El pulpero de La Esquina de Arguas

Carlos Zuchelli aceptó el desafío de ser el pulpero de este sitio. Su esposa, Marta Rodríguez, comentó así su experiencia: "Hemos tenido carnicería y verdulería, pero nunca un almacén de campo. Mi marido se enloqueció por venir acá y queremos ver cómo nos va".

El pulpero de La Esquina de Arguas

Con nostalgia, Miguel Gregorio Saubidet admitió que "hay muchas cosas que cambian y ya no se pueden volver atrás". Sin embargo, se mostró esperanzado en la asignación de un nuevo perfil a La Esquina de Argúas. "Eso no se debe buscar compitiendo con almacenes del pueblo, sino generando otros atractivo, como la organización de carreras cuadreras y actividades de ese tipo para que los fines de semana la gente del pueblo y de otros lugares pueda venir a comer un asado y disfrutar al aire libre".

Interior de la pulperia
Por ordenanza del Concejo Deliberante de Mar Chiquita, la pulpería fue declarada patrimonio histórico en 1990. "Hasta ahora, ha significado poco. Esperamos ahora, si les resulta más interesante como punto turístico, haya más apoyo de la municipalidad", concluyó el propietario, que cuenta con el compromiso de las autoridades de seguir mejorando las instalaciones respetando las características originales.

Ubicacion geografica de la Esquina de Arguas
 
Por Autovía 2 hacer 1 km después de Coronel Vidal hasta la caminera. Luego allí doblar a la derecha y hacer 10 km. de camino de tierra. Hay carteles, oxidados o de color amarillo,que indican el camino.
Como está en la actualidad

El viernes 3 de abril del 2015 fuimos 10 km. para adentro de Coronel Vidal y nos fuimos a comer una picadita a La Esquina de Arguas. La picada era un detalle al margen. En realidad fui a sacar fotos. Y bueno. Acá estan. Y de postre mi hija y mi señora preguntandole a don Villa, el pulpero, como fue la última peña. Y mientras don Villa nos contaba, pude conocer la parte de atras de la pulpería que data de 1804. 

Antigua construcción de ladrillos situada detras de la pulpería, que formaba parte de la posta construida en el año 1804 y que aun se mantiene igual que el primer día.


En ese lugar funcionaba una posta (que yo tanto les cuento) y que fue el motivo del viaje. Bueno. La van a ver en el conjunto. Es lo único que tiene ladrillo visto. Todo esto dentro del campo de Saubidet, quien es muy celoso con el lugar, pues no quiere que se modifique ni un clavo. Asi que nadie puede modificar nada.


















Fuente:
Claudia Ischia Diario LA NACION
Fotografías y relatos de Pablo J. Junco

3 comentarios:

  1. Carlos A. Colombo14 de mayo de 2014, 23:02

    Hermosa la Pulpería de la Esquina e Arguas. Estos lugares tiene un encanto especial... Gracias Pablo por compartirlos...

    ResponderEliminar
  2. Muchas veces solíamos pasar con mi abuelo por esa pulpería, después de tantos años, me alegra ver su imagen nuevamente.-H.D.R.N.-

    ResponderEliminar
  3. ya hace mucho tiempo que no ando por ese lugar... soy nativa de Coronel Vidal- Cabecera de Pdo. de Mar Chiquita- y cada ve que encuentro todos éstos Testimonios referentes a mi lugar de origen, me da nostalgia y muchas ganas de pasar por ahí!!!tenía a mi hermano mayor Cacho Gómez que trabajó 41 años en un campo vecino a la Esquina de Arguas... el ya no está, pero msi recuerdos siguen intactos!!! Gracias a la persona que hio estos trabajos!!!!

    ResponderEliminar