martes, 15 de mayo de 2018

LA GRUTA DE LOURDES



Gruta de Lourdes. Barrio Puerto. Mar del Plata

La gruta de Lourdes ocupa la manzana delimitada por las calles  12 de Octubre, Don Orione, Magallanes y Elisa Alvear de Bosch, en  lo alto de una loma situada en el corazón del barrio portuario de la ciudad de Mar del Plata. Allí, al pie de lo que fuera la cantera, en plena piedra se  inserta el santuario, una réplica del situado en Lourdes, Francia,  donde hace un siglo y medio se registraron las apariciones de la  Virgen.


Año 1939. Delia Peralta Ramos en la Gruta de Lourdes. Era integrante de la familia que donó la manzana donde se levanta la gruta”.Gentileza de Leonor Thamis para Fotos de Familia del Diario La Capital

Foto de la Sra. Marta Cossa, en la que se puede ver a su abuelo paterno, Don Luis Cossa, en la construcción de la Gruta de Lourdes. Don Luis fue otro de los inmigrantes “hacedores” del Puerto de Mar del Plata. Circa 1938. Gentileza Jorge H. Seco para Fotos de Familia del Diario La Capital
Foto de 1942,Gruta de Nuestra Señora de Lourdes, donde anteriormente se explotaba una cantera”. Gentileza del Lic Angel J. Somma para Fotos de Familia Diario la Capital

Inspirada en la célebre gruta francesa del mismo nombre, está implantada sobre una antigua cantera y rodeada de una espesa vegetación. En la parte superior el visitante encontrará el Oratorio San José, la Santería, la Iglesia y una réplica a escala de las ciudades de Belén y Jerusalén. En la gruta propiamente dicha se ubica la Capilla al aire libre.

Gruta de Lourdes con su aspecto original. Año 1937. Postal enviada por José Alberto Lago. 
para Fotos de Familia del Diario La Capital

Gruta de Lourdes con su aspecto original. Año 1937. Postal enviada por José Alberto Lago. 
para Fotos de Familia del Diario La Capital
Gruta de Lourdes Foto por José Alberto Lago para Fotos de Familia del Diario La Capital
Alumnas del Colegio Inmaculada Concepción durante una celebración en la gruta de Lourdes, en la década del 30. Gentileza de Leonor Thamis para Fotos de Familia del Diario La Capital
El 8 de Marzo de 1936 se inauguró el Colegio, asumiendo la dirección del mismo la Hermana Ana María Cerulli, conocida como la Hermana Asunta. Imagen extraida del sitio Colegio Inmaculada Concepción

En el año 1927 un pequeño grupo de religiosas de las "Pequeñas Hermanas de la Divina Providencia", comienza la tarea educativa en un barrio humilde de nuestro puerto.  Así nace el Colegio de la "Inmaculada Concepción" que en la actualidad alberga a más de 900 alumnas. La Palabra de Cristo, el amor a la Virgen, el respeto por la Patria se han sembrado allí por varias generaciones.


“Altar de la gruta de Lourdes cuando se inauguró”. Gentileza de Carmen Capetolo para Fotos de Familia Diario la Capital

Gruta de Lourdes. Enviada por Jose Alberto Lago para Fotos de Familia del Diario La Capital
Juan Pietzak (derecha) en el viejo colectivo frontal que se dirigía hacia la Gruta de Lourdes. Año 40 aprox.” Juan Pablo Cermelo para Fotos de Familia Diario La Capital

Con el tiempo, la obra comienza a agigantarse. Una heróica religiosa, la hermana Concetta Gherzi, más conocida por la comunidad como la "Mamma", cuyos venerables restos descansan a la entrada de la Capilla de la Gruta, da comienzo a la tarea de levantar un Santuario en honor de la Virgen de Nuestra Señora de Lourdes. Señaló la hermana Leticia:

“Cuando la Mamma vino a Mar del Plata, le gustaba mucho caminar, descubrió este lugar, que era una cantera y pensó que podía ser una gruta en honor a la Virgen de Lourdes, y arriba el hogar. En ese momento eran enfermos y ancianos como ahora y cuando se abrió había 105 personas, y luego se hizo el pabellón de las ‘nenas’ – mujeres con discapacidades mentales o motoras-, aunque con los años se fue reduciendo, se modernizaron las habitaciones. En ese momento había gente menos deteriorada de salud, hoy al estar muy deteriorados se requiere otro tipo de atención diarias, no es fácil”

Comenzó en el año 1937 con la donación de una manzana de terreno por parte del Dr. Norberto Fresco y Delia Peralta Ramos a las Pequeñas Hermanas de la Divina Providencia. Este lugar estaba cerca del Colegio "Inmaculada Concepción" que atendían las mismas Hermanas, circundado por las calles 12 de Octubre, Don Orione, Magallanes y Elisa Alvear de Bosch. Hacía tiempo que este terreno había sido convertido en cantera de donde sacaban piedra para la construcción. El proyecto y la ejecución estuvieron a cargo del conocido arquitecto Luis Cossa.
 
Esta es de la Primera Comunión de José Antonio 19 de marzo 1932 en Mar del Plata, Santa Cecilia. Fila de atrás de izq.a der.: Delia Peralta Ramos y su marido Norberto Fresco, las mellizas Atalia y Matilde, la abuela Atalia Sumblad de Fresco, la abuela Matilde Martinez Baya (mujer de Jacinto Peralta Ramos). Siguiente fila de izq, a der: Delia, Teresa,, Tito, José Antonio, Magdalena, Marta. Gentileza de Veronica Fresco


Gruta de Lourdes. Postal coloreada de 1942 impresa por Librería Rey”. Enviada por Alberto Gerardo “Tato” Zayavedra para Fotos de Familia del Diario la Capital
Hermanas argentinas, brasileñas e italianas. En el medio Concetta Gherzi año 1948.
Gruta de Lourdes año 1949
Anualmente visitada por centenares de miles de devotos y turistas, con preferencia en los días precedentes al 11 de febrero, fiesta de la Virgen, la gruta es réplica casi exacta de la auténtica en Francia, con el Vía Crucis de la entrada a la izquierda, y los misterios del Santo Rosario a la derecha. Ambos culminan en la hermosísima Capilla que preside la imagen coronada de la Santísima Virgen. En lo alto de los muros de entrada se encuentran los maceteros que pertenecieron a la añorada Rambla Bristol.


La hermana Ana María Herrera, señala que la Gruta de Lourdes de Mar del Plata, es una de las cuatro que hay que distribuidas en el país pero la única que tiene un hogar para enfermos. Destacó también la importancia del lugar, como centro religioso para la ciudad.

El paseo por la gruta

El visitante que ingresa por la entrada principal se encuentra  con una especie de gran capilla al aire libre, con una veintena de  bancos de iglesia y un altar a cuya derecha, entre las piedras y  como emergiendo de una caverna, se visualiza una imagen de la  Virgen situada a unos 3 metros de altura. Justo bajo esa imagen un pequeño piletón de roca recoge el  agua bendita que cae, a veces gota a gota, otras en finos hilos,  que son tocados con ávida veneración por los creyentes. 


“Gruta de Lourdes. Postal coloreada de 1942 impresa por Librería Rey”. Enviada por Alberto Gerardo “Tato” Zayavedra para Fotos de Familia del Diario la Capital

Muchos suelen llevarse agua bendita en botellas de plástico o  en envases que, en el acceso, ofrecen tres o cuatro vendedores  ambulantes que se ganan la vida también con estampitas, velas,  rosarios y otros artículos religiosos. Otros simplemente mojan sus manos y se humedecen partes del  cuerpo enfermas o doloridas y se persignan, única evidencia de la  oración silenciosa que casi siempre acompaña a esos actos de fe. Esa plegaria muda a veces es un pedido y otras un  agradecimiento por algún favor recibido, los que también se  reflejan en miles de pequeñas placas de azulejos, mayólicas,  acero, bronce y hasta madera, con manifestaciones de gratitud y fe  hacia la Virgen.

Camino a la Santería y a la Ciudad de Belen
Via Crucis en Gruta de Lourdes

Además de ese amplio espacio al aire libre que encuentra el  visitante apenas ingresa, a los costados, en forma de herradura,  nacen dos rampas ascendentes que aluden al Vía Crucis, la de la  derecha; y a los Misterios del Santo Rosario, la de la izquierda. Ambas rampas confluyen en lo alto de la cantera, donde hay una  la capilla cubierta, otra pequeña gruta casi siempre iluminada por  cientos de velas que encienden los creyentes, la santería y la  ciudad de Belén en miniatura.

“La Ciudad de Belén, fue habilitada en la Gruta de Lourdes en 1950”. Gentileza de Leonor Thamis para Fotos de Familia del Diario La Capital

La réplica de la localidad donde nació Jesucristo tiene varios metros cuadrados de superficie y ocupa una gran sala donde el  visitante, mediante fichas que se compran en el lugar, puede poner  en movimiento a los reyes magos, que bajen ángeles desde el cielo  o que se iluminen distintos edificios y escenas bíblicas. Según pudimos averiguar en el lugar, dicho espacio fue construido con la ayuda de técnicos del colegio industrial de nuestra ciudad en el año 1950.

Visita a la Ciudad de Belen en la Gruta de Lourdes
Gentileza Canal de 420579



Hogar de Enfermos Crónicos

Muchas personas no saben que detrás de este hermoso Santuario se levanta lo que da sentido al mismo. El "Hogar de Enfermos Crónicos". Era el año 1938 y la Rvda. Hermana Concepta Ghersi encomienda a una dilecta amiga de la casa religiosa, Doña Victoria Carnini de Scorca, la reunión de un grupo de señoras de la comunidad marplatense para trabajar junto a las hermanas, en un sueño que tiene, un sueño que se diría pleno de amor y lleno de inquietudes: Quiere levantar un Hogar para Enfermos Crónicos, que pondrá bajo el patrocinio de la Milagrosa advocación de Lourdes.


Hogar de la Gruta de Lourdes vista antigua

Así se reúnen un grupo de amigas, que con el correr del tiempo y el deseo de hacer, formarán una familia de inquebrantable fe. Lo preside la Señora Clara Begue de Olivera, quien junto a la Rvda, Hna. Concepta, serán los puntales de esta obra maravillosa, a la que brindarán todo lo mejor de sus carismáticas personalidades, transformándose en ejes y motores de una actividad asombrosa, inteligente y generosa hasta el sacrificio.


Hogar de la Gruta de Lourdes

No se retasean esfuerzos, horas largas de dedicación, entrevistas, pedidos... todo lo que puede ser útil. Se trabaja silenciosamente, sin tregua y en perfecta comunión de ideales. Y así surgen las realidades en esa manzana que el doctor Norberto Fresco y su esposa Delia Peralta Ramos de Fresco, han donado.

En 1942, ya es una realidad. Se une al grupo una figura destacada de la ciudad, el Dr. Antonio Mir, que comparte la misma vocación de servicio de la Comunidad y de la Comisión. Junto a ese trío imbatible, la Comisión se aglutina en apretado haz. Cada integrante tiene una labor específica, siempre desarrollada con humildad y sencillez. En la actualidad, cuenta con más de 140 enfermos de ambos sexos y 22 niñas discapacitadas, atendidos bajo la vigilancia de las mismas hermanas.


Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario