jueves, 1 de diciembre de 2016

RODOLFO PABLO PERACCA



Rodolfo Pablo Peracca

El mas notorio de los martilleros, locales o porteños, que actuaron en Mar del Plata en todos los tiempos, poseía en Mar del Plata innumerables propiedades que compraba, alquilaba o vendía según las circunstancias. Hombre de fortuna, había nacido en la zona sur del gran Buenos Aires hacia 1882,e hizo sus primeras armas en una importante firma inmobiliaria porteña.

En el centro el martillero Rodolfo P. Peracca junto al Dr. Oromi y el Sr. Nouguez. Foto Mateo Bonnin. Gentileza Angel Somma para Fotos Viejas de Mar del Plata / Facebook
El Ing. Chaumeil;el Sr. Pedro Valles;el Dr. Adolfo E. Dávila y el Sr. Rodolfo P. Peracca. foto Mateo Bonnin Gentileza Lic. Angel J. Somma
Rambla Bristol, año 1922, El Sr. Rodolfo P. Peracca,charlando con un amigo de gran estatura”. Imagen gentileza del Lic Angel J. Somma

Sea como hubiere sido, a su edad madura tenía una bodega en Mendoza, un barco que transportaba pasajeros y vehículos entre Buenos Aires y Montevideo, el Stud Cabo Corriente en Luján-se dice que no pasó a su poder la estancia Chapadmalal por que no quiso ejecutar a Miguel A.Martinez de Hoz-, quebrachales en el Chaco y, lo mas importante de todo, acciones en una compañía petrolera norteamericana.

Un personaje de la época: Rodolfo Peracca, acaudalado empresario de diversos rubros, incluyendo el inmobiliario, pasea con una amiga por la Rambla Bristol en 1930. Este documento fue facilitado a Fotos de Familia por el Martillero Pùblico Tasador Santiago Cocetta, quien trabajó 10 años con Peracca. A su vez, Cocetta lo recibió de la hija del Sr. Isidoro Prieto, socio de Peracca.

También los tenía en ella su gran amigo, el Dr. Benito Villanueva, hombre de mundo, solterón empedernido, senador nacional que tuvo a su cargo por un corto período, la presidencia de la república, director de bancos, criador de caballos de carrera, presidente del Jockey Club. A la muerte de Villanueva en 1913, Peracca heredó su participación en la empresa, con lo que se convirtió en su primer accionista.

En la foto tomada en Enero de 1930 vemos al Empresario Inmobiliario Sr. Rodolfo P. Peracca (al centro) en el local que tenía en la Rambla Bristol. Imagen gentileza Enrique Palacio

En una guía telefónica de 1922 consta que Rodolfo P. Peracca, tenía oficinas en el local 139 de la Rambla Brístol-vivía en uno de los departamentos del edificio que daban sobre el Paseo Gral. Paz-,que trasladó a Rivadavia 2152 cuando se empezó a construir el Casino y era evidente la pronta demolición de la famosa Rambla. 

Rodolfo Peracca rematando un lote en Mar del Plata. Sitio no precisado. A su lado se encuentra uno de sus socios: Bordegaray. Este documento fue facilitado a Fotos de Familia por el Martillero Pùblico Tasador Santiago Cocetta, quien trabajó 10 años con Peracca. A su vez, Cocetta lo recibió de la hija del Sr. Isidoro Prieto, socio de Peracca.

El local de Rivadavia, que formaba parte de la enorme propiedad de Guillermo Aldao, Teatro Odeón incluido, que oportunamente había adquirido. Allí figura en la guía telefónica de 1958,en la que tiene a su nombre 6 teléfonos locales, entre ellos el de su casa de entonces, Gascón 101. Se trataba de chalet construido para María Frers de Mahn en 1927- Peracca vivía a lo grande-que subsiste y aloja a los Candiles, una escuela de Opus Dei, después de haber sido la confitería, o el restaurante La Robla.
  
Rodolfo Peracca, junto a su esposa, Elena Antunez Torres, posando junto a una copa de plata ganada por uno de los caballos de Peracca, criado en el haras Cabo Corrientes. La fotografía fue enviada por una nieta de la señora Antunez Torres.

Rodolfo Peracca y su esposa, la española Elena Antunes Torres, cabalgando en un sitio indeterminado de Mar del Plata. El logotipo acredita que la foto fue tomada en esta ciudad. Foto enviada por su nieta Antunez Torres.


El 5 de Marzo de 1947, se fundó la Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera de Buenos Aires por un grupo de entusiastas carreristas, siendo la segunda institución del Turf luego del Jockey Club existente en la Argentina. Entre estos precursores se encontraban Raúl Laplacette; Carlos Menditeguy; Rogelio Levi; Alberto Urani; Raúl Hermida; Carlos Rossi; Furlotti: Ernesto Pueyrredon; Arturo A. Bullrich, Stud Montiel; Conrado Maggiocini; Ramón Santamarina; Valerio Zubiaurre; Rodolfo Pablo Peracca y su famoso Cabo Corrientes, como así también otros reconocidos propietarios.

Rodolfo Peracca y su esposa, la española Elena Antunes Torres, cabalgando en un sitio indeterminado de Mar del Plata. El logotipo acredita que la foto fue tomada en esta ciudad. Foto enviada por su nieta Antunez Torres.
Casa que tenían” Rodolfo Peracca y su esposa Elena Antunes Torres.Es la mansión que fuera de la familia Anchorena ubicada en la manzana de Primera Junta (frente de entrada), Saavedra, Lamadrid y Las Heras. Rematada en la década del 40 y desglosada por loteo. Las ventanas sobre mano derecha corresponde a un enorme y precioso comedor totalmente revestido en madera con mesa principal para tal vez 30 personas. En su subsuelo tenia una cámara frigorífica. En el jardín las dos escalinatas bordeaban hacia la salida, rodeando una espléndida fuente en marmol blanco de Carrara con figuras centrales. Esta hermosísima residencia se incendió en el año 1965. Imagen enviada por su nieta Antunez Torres.
Otro proyecto inconcluso: el nuevo hotel Bristol que se iba a levantar donde hoy se encuentra Torre de Manantiales. La imagen fue obtenida el 24 de julio de 1944. El hombre de gorra es el empresario inmobiliario Rodolfo Peracca. Este documento fue facilitado a Fotos de Familia por el Martillero Pùblico Tasador Santiago Cocetta, quien trabajó 10 años con Peracca. A su vez, Cocetta lo recibió de la hija del Sr. Isidoro Prieto, socio de Peracca.

Peracca vivía en el Plaza Hotel de Buenos Aires y viajaba todos los años a Europa-parece que su inglés era perfecto-había formado pareja como es hoy frecuente, pero entonces no tanto, durante 20 o mas años, con una actriz española Elena Antunez Torres, casada pero separada de su marido. Cuando este murió, Peracca se casó con ella en articulo mortis, pues falleció el 11 de octubre de 1960,a los 29 días de legalizado el matrimonio.

Documento histórico. La escena transcurre en el legendario teatro Odeón que se incendió en el año 1955 y que estaba ubicado en Entre Ríos casi Rivadavia. El hombre de traje blanco es el empresario inmobiliario Rodolfo Peracca. Se encuentra subastando numerosos lotes ubicados en el corazón de Playa Grande, que en el gran cartel ha sido tipificada como la “Deauville de Mar del Plata”, en referencia a la famosa localidad balnearia francesa. Este documento fue facilitado a Fotos de Familia por el Martillero Pùblico Tasador Santiago Cocetta, quien trabajó 10 años con Peracca. A su vez, Cocetta lo recibió de la hija del Sr. Isidoro Prieto, socio de Peracca. Gentileza Fotos de Familia
Documento histórico: el empresario Rodolfo Peracca remata el mobiliario y todo objeto de valor que se hallara dentro del Bristol Hotel. Este documento fue facilitado a Fotos de Familia por el Martillero Pùblico Tasador Santiago Cocetta, quien trabajó 10 años con Peracca. A su vez, Cocetta lo recibió de la hija del Sr. Isidoro Prieto, socio de Peracca. Gentileza Fotos de Familia
Su nombre se menciona tambien en Mar del Plata, cuando se realiza el pedido de la apertura de la calle Salta entre Falucho y Gascón, cerrada por el Molino Luro. La llamadas -colonia- en el ambiente Percchiano, porque Peracca las dedica a ser prestadas para el veraneo de las familia de su chofer, la peluquera de la Sra. Elena, el cuidador de su Stud y otras personas de su conocimiento con las que quería ser generoso.

Remate del mobiliario del Brístol Hotel Julio de 1944. El martillero es Rodolfo Peracca que vemos a la derecha. Imagen gentileza del Lic. Angel Somma.
En la cabecera de la mesa el empresario Rodolfo Peracca. Enviada por su nieta Antunez Torres. Imagen gentileza de Fotos de Familia- Imagen enviada por su nieta Antunez Torres.
Muchos pormenores se saben gracias al Sr. Isidoro Prieto, quien entró a la firma desde chico, y luego integró una sociedad de empleados, organizada por el propio Peracca, a los que éste dejó su empresa con el compromiso de que no admitieran nuevos participantes e irían dejando sus respectivas partes a los socios que los fueran sobreviviendo. Así la firma llegó a pertenecer a Juan Bordegaray e Isidoro Prieto.

Fuentes:
Arq. Roberto O. Cova- "El Barrio del Oeste - 1876-1940"
Lic. Angel Somma - Fotos de Familia Diario La Capital

No hay comentarios:

Publicar un comentario