martes, 2 de septiembre de 2014

ROBERTO CAPURRO



Imagen del escultor Roberto Juan Capurro
Biografía

Roberto Juan Capurro nace en Buenos Aires el 12 de agosto de 1903, en el seno de una familia de marinos. Cursa estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes, de donde egresa con el título de Profesor Nacional de Dibujo en 1921. En 1920 realiza su primer envío al Salón Nacional consistente en una cabeza modelada que titula Caprichito. Siguieron participaciones regulares en los salones municipales y provinciales, tanto nacionales como del exterior: Brasil, Bolivia e Italia. Obtiene, entre otros, el Tercer Premio Nacional en 1926; el Segundo Premio Municipal en 1929 y 1933.

Por su obra Estrella de mar le confieren en 1940 el Primer Premio Nacional y en 1942 el Gran Premio Adquisición por Canción del mar, un desnudo femenino en el que el contenido emocional y la atmósfera doliente constituyen la fuerza expresiva de la composición, características presentes en toda su obra. Estas piezas gozan de una amplia repercusión crítica. Los favorables comentarios subrayan la armonía, la plasticidad e incluso ciertas “deformaciones intencionales” que no son recursos repetitivos, tal como se reseña en un artículo del diario El Pueblo de septiembre de 1940.
 
Obras previas a la inauguración del Monumento al Pescador - Foto de Horacio Parma - Adaptación de Pasqualino Marchese

En 1943 realiza una exposición individual en Galería Moderna de Buenos Aires y en 1947 expone en el Casino de Mar del Plata. Al año siguiente muestra temas eminentemente marineros en Mar del Plata –de donde proviene la piedra frecuentemente empleada en sus obras–, ciudad donde se emplazan realizaciones como Estrella de mar –desnudo en bronce de tamaño natural– y el Monumento al Pescador. Entre 1949 y 1950 Capurro recorre Brasil, Portugal, Italia y Francia en viaje de estudios. Se desempeña como profesor de la Escuela Superior de Bellas Artes de la Universidad de La Plata y más tarde como Presidente ad honorem del Museo de Bellas Artes de La Boca.
 
Obras previas a la inauguración del Monumento al Pescador - Foto de Horacio Parma - Adaptación de Pasqualino Marchese

Obras de su autoría integran el patrimonio del Museo Nacional de Bellas Artes y los museos municipales de Buenos Aires, La Plata, Santa Fe, Paraná y Catamarca. Asimismo, varias de sus obras están emplazadas en paseos y edificios públicos y privados. Cabe mencionar Ponderación y carácter, figuras en piedra de 3,5 metros de altura, ubicadas frente al edificio de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires; Paracelso Medicina Curativa, delante de la Facultad de Medicina y el Monumento al General San Martín, emplazado ante el Parque Lezama. Otro gran número de piezas pertenecen a colecciones particulares locales y de Estados Unidos, Italia, España, Yugoslavia e Indonesia. Artista conocido por sus contemporáneos como "el escultor del mar ", fallece en Buenos Aires en septiembre de 1971.

Comentarios de Pasqualino Marchese

Tuve en las manos la maqueta original del monumento al Pescador. Se la había maltratado bastante en su viaje desde Buenos Aires. Me tocó restaurarla y repintarla con yeso. Si, a mí. Nadie creía en nosotros: un grupo formado entonces por el pescador Francisco De Rosa, el Presbítero Héctor Marcone, el voluntarioso Salvador Marcone, Alberto Materia, la influyente señora Glenda de Peretti, yo, llegado recientemente de Italia y contras, de cuyo nombre no quiero acordarme. 


Caso curioso, a ningún pescador le interesaba el monumento: ellos, personas, se confundían con el Pescador, con la figura atávica y esforzada del hombre de las redes. Las administraciones de Puertos no llegaban a resolver el intríngulis burocrático para emplazar la estatua y su contorno alegórico en la equina sur de 12 de Octubre y Martínez de Hoz.

Un bloque de piedra extraído de las canteras de Mar del Plata fue elegido para sacar a la luz la figura del Pescador. Medía 3 metros de altura: pieza única. El traslado hasta los talleres del Escultor, en la Boca, fue una odisea. Muy pocos meses después, con todas las ganas pasionales del cincelador, la robusta figura estaba lista para ser erguida. ¿En dónde?


Regía entonces en la comuna marplatense un comisionado de un gobierno de facto, excelente caballero inclinado a los entendimientos culturales, que aportó los recursos económicos para la construcción de una fuente circular de agua en un pedestal en el lugar desde donde las primeras lanchas de pescadores de origen italiano se hicieron a la mar. 

 
Monumento al Pescador en Diag. Alberdi y Corrientes año 1971

Punta Iglesia se vio así embellecida con la figura y la mirada lejana del hombre de mar. El acto de inauguración premiaba todos los esfuerzos durante años. Pero también recuerdo qué hubiera sido del Pescador, si en las trabajosas reuniones no nos hubiéramos alegrado con un buen plato de papas fritas al limón. Al Escultor le encantaban, a Quinquela también.


Por casi veinte cinco años y sobre un hermoso pedestal, la estatua del Pescador miró el mar, el amanecer, los barquitos pescando, los barcos oceánicos llegando al puerto y otros que lo dejaban, las desplegadas y blancas velas de la Fragata Libertad visitando Mar del Plata.
 
Monumento al Pescador hasta el año 1971

Monumento al Pescador hasta el año 1980
Hoy no está. Otros hombres creyendo y convencidos que el lugar del monumento debería estar según la idea original en la zona del Puerto, lo trasladaron en un terreno disponible a pocos metros de la tradicional Banquina de los Pescadores al paso de los actuales esforzados hombres del agua. 

Actual ubicación del Monumnto al Pescador, cercano a la banquina de Pescadores
Nosotros, viejos hacedores de la ciudad, saben lo que representa y lo vamos a ver, rogando por la vida y la prosperidad de cada hombre que se larga a las inmensas y frías aguas con los peligrosos quehaceres de la pesca.

Monumento al Pescador de Roberto Capurro - Foto de Pasqualino Marchese
Monumento al Pescador de Roberto Capurro - Foto de Pasqualino Marchese

 
Fuentes
Imagenes y textos extraidos del sitio de Pasqualino Marchese

No hay comentarios:

Publicar un comentario