jueves, 26 de junio de 2014

JUAN MANUEL FANGIO EN MAR DEL PLATA

Tercer Gran Premio Internacional Gral. San Martín - 
Mar del Plata - Año 1950


Mar del Plata,Playa de los Ingleses,Enero de 1950.”A 600 metros de la partida fue tomada la presente fotografia en la cual aparece Fangio en la vanguardia seguido de Ascari,Farina,Villoresi y Jose F. Gonzalez”.Fotografia de R.Alfieri. El Grafico,No 1589,20 de Enero de 1950. Ignacio Iriarte

El 15 de enero de ese año se corrió la tercer carrera de la Temporada en el circuito de El Torreón en Mar del Plata. Los integrantes del equipo Maserati trabajaron sin descanso para poner sus litro y medio a punto para esta carrera que, según decían en los talleres, se correría en un circuito más apto para los autos del Tridente que para los del Cavallino Rampante.
 
Ascari, momentos antes de la largada. Foto Revista Autos de Epoca, gentileza de Jorge Augé Bacqué
Y así ocurrió efectivamente durante la primer parte de la prueba en la que Alberto Ascari apenas podía sostener la presión de las Maserati de Farina, Taruffi y Chiron a sus espaldas. Las Maserati fueron mermando su rendimiento a medida que transcurrían las vueltas y Ascari, sin incrementar su ritmo de carrera, se fue distanciando de sus perseguidores.

Un rápido cambio de bujías para la Ferrari. Foto Revista Autos de Epoca, gentileza de Jorge Augé Bacqué

Giuseppe Farina surgió en la clasificación como el digno escolta del ganador conduciendo la Maserati mejor ubicada. La diferencia de ambos fue de 19 segundos. De todas formas, la victoria de la Ferrari de Ascari no fue arrolladora pues apenas pudo superar con su motor de dos litros lo hecho el año anterior por Fangio con la Maserati litro y medio. Ascari estableció un promedio de 111,199 km/h y Fangio, doce meses antes, había marcado 111,006 km/h.

Hector Bortolotto, de Viedma Rio Negro nos cuenta una anécdota de la carrera:

“…En el año 1950, me encontraba en la plazoleta triangular, frente al Torreón, tuve oportunidad de ver el accidente que ocasionó Villoresi al querer sobrepasar a Fangio luego de la subida, entró en derrape, se cruzó enfrente y Fangio no pudo evitar chocarlo, allí quedaron fuera de carrera los dos, recuerdo vividamente que la inmensa multitud acompañó con silbidos que era una rechifla general cada vez que pasaba Ascari, en el entendimiento popular, de que Fangio había sido victima de una maniobra de equipo por parte de los pilotos italianos para dejarlo fuera de carrera…”

El accidente que pudo ser tragedia.

Tras la victoria del año anterior, Fangio vuelve a correr cerca de su tierra natal con grandes expectativas. Correr en Mar del Plata era como correr en Balcarce. Todos los amigos se acercaban a alentar. Volvía a usar la nueva Ferrari. Si la primera carrera de diciembre fue de aprendizaje, la segunda corrida la semana anterior en los bosques de Palermo, le había dejado un sabor agridulce. Sabía que estaba en condiciones de vencer, solo que los problemas mecánicos lo alejaron de la posibilidad.

El Dr. Farina rodeado de admiradoras.Foto Revista Autos de Epoca, gentileza de Jorge Augé Bacqué

José Froilán González correría una de las Maserati 4CLT del A.C.A. Mas allá de que el incendio de la semana anterior no había destruido su 4CL, el equipo argentino sorprendido con su rendimiento le ofrece la posibilidad de debutar en una máquina diez años mas moderna. El viernes, los primeros entrenamientos bajo la lluvia, a las cinco de la mañana, y con una multitud bordeando el circuito. Fangio rompe la tapa del carter tras lograr el mejor tiempo, y Farina perforaba el tanque de combustible de su Maserati, golpeándolo contra el piso, mientras conseguía la segunda colocación del día. 


Ferrari F166 F2 restaurada con la que Fangio corrió el Gran Premio Gral. San Martín en Mar del Plata

El asfalto del circuito no estaba en las mejores condiciones. Hubo que despegar los chasis del suelo y con los respectivos repuestos, las roturas quedaron en un olvido para la clasificación del sábado. Ascari hizo el mejor tiempo seguido por Villoresi, Fangio y Farina cerrando la primera línea de la grilla. González obtenía el 5to mejor tiempo. La primera carrera del domingo a las 16 horas, fue de automóviles Sport. Menditeguy –debutando- venció con una Ferrari mientras Dellepiane abandonó tras la embestida a un desprevenido espectador que cruzó la calle delante de su auto, falleciendo de inmediato.

Tras la competencia Sport, las “máquinas especiales”.

Fangio salía adelante, seguido por Farina que exprimía a fondo su Maserati para intentar superar al argentino. Tras la primera vuelta, Fangio adelante, seguido ahora por Ascari, luego Farina y Villoresi. Detrás en otro grupo González, Bonetto, Taruffi, Campos, Bira, de Granfferied, Serafini, Chiron, Carini, Rosier, Etancelin y Parnell al final.

Primeros metros. Fangio en punta seguido por Ascari. Más atrás están Farina, Villoresi, González.
Foto: Historia de una Pasión, Alfredo Parga.

En la tercera vuelta, Villoresi supero a Farina y los tres primeros comienzan a escaparse decididamente del resto. En la cuarta vuelta, Fangio intentaba escaparse mientras Villoresi superaba sin ningún esfuerzo a Ascari. Era evidente que dentro del grupo italiano, todo era paz y armonía. Farina seguía detrás del pelotón puntero, ahora con Taruffi detrás y González algo mas relegado era superado por Campos.

Fangio-Villoresi, antes del accidente. Foto Ferrari Automobili1947-1953-Gentileza de Model Fox Brianza

En la undécima vuelta comienza Villoresi a atacar a Fangio. El publico ve como se acerca peligrosamente al argentino, este obstaculizado por el sobrepaso a los rezagados. En la vuelta doce se ven claramente a Villoresi emparejando ya por adentro al chueco. En el retome que bordea el mar, Villoresi vuelve a aprovechar la posición de unos rezagados –Parnell y Etancelín- para ponerse nuevamente a la par del balcarceño por el lado de adentro. Fangio se mantenía en la parte mas limpia del circuito.

Fangio y Ascari en 1950 en MDP- Album Fangio Pirelli

En la vuelta 13, mientras dejaban atrás al Torreón para tomar la explanada Peralta Ramos, Villoresi estaba con media maquina delante de Fangio que mantenía su posición al lado del italiano, acelerando nuevamente y volviendo a emparejarlo. Aquí es donde Villoresi dice haberse quedado sin dirección y apuntando a toda velocidad hacia el público, cerró la línea de Fangio golpeándose ambas máquinas. Villoresi se llevo por delante cinco espectadores –hiriéndolos obviamente- y así terminaba la carrera para los dos.
De no haber mediado la máquina de Fangio en su descontrolada carrera, el accidente hubiese sido mucho peor.

Ascari en pos de Fangio. El publico sobre la vereda como si nada.Colección Ing. Ricardo Plano.

Ascari, automáticamente ganaba la punta de la carrera, posición que nadie podría hacer peligrar hasta el final. El publico abucheaba al pasó del italiano. Es que las sospechas no eran infundadas. Sabían que los italianos hacían un poso común con los premios. Más allá de que no podía saberse a ciencia cierta si Villoresi cerró el paso de Fangio a propósito, el público veía en los pilotos italianos un inconfundible juego de equipo.

Fangio sobre la Ferrari. Foto Automundo Colección Ing. Ricardo Plano.

Villoresi comentó tras el suceso que lamentaba por Fangio lo sucedido, ya que el balcarceño no había tenido ninguna culpa en el accidente y lamentablemente quedaba fuera de carrera. Por su lado Fangio, pensaba que no hubo mala intención de Villoresi, simplemente que el italiano había perdido el control de su máquina posiblemente por una mancha de aceite. 

 
Mar del Plata (1950),”Virtuosismo”.Archivo Eva Peron. AGN. En primer plano,Juan Manuel Fangio
Foto de Ignacio Iriarte

Lo cierto es que al público no lograba entenderlo de esa manera. Aquí es donde la relación entre la prensa italiana y la argentina se deteriora y comienza una guerra no declarada –parece mentira, pero los medios formadores de opinión pueden hacer y deshacer con mucha facilidad una relación diplomática-
 
La Ferrari de Villoresi tras el accidente con Fangio. Foto Historia del automovilismo Argentino, Alfredo Parga, La Nación.
Finalmente, Ascari obtuvo la Victoria, seguido por Farina. Gonzáles llegaría en un sexto lugar, por los problemas mecánicos en la 4CLT.

Ascari finalizando el Gran Premio marplatense. Foto Historia del automovilismo Argentino, Alfredo Parga, La Nación.


El antes y el después de la Ferrari #011F restaurada. Foto de SymbolicMotors
Transparencia de la Ferrari F166 F2 de Juan Manuel Fangio

Fuente:
Sitio oficial de Juan Manuel Fangio - http://www.jmfangio.org/gp1950mdelplata.htm 
Extracto de "La Temporada" de Jorge Augé Bacqué -Capitulo 4, Año 1950 - LOS CUATRO TRIUNFOS DE LA FERRARI 125 - Grand Prix Ciudad de Mar del Plata.
http://www.jmfangio.org/gp1949mdelplata.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario