sábado, 10 de mayo de 2014

REPORTAJE AL ARQUITECTO ROBERTO COVA



Era una tarde agradable de sábado en la ciudad. Me apresuré a imprimir los permisos de imagen para llevarlos mientras me cambiaba rápidamente. Cuando terminé la impresión, subí la cámara, el trípode, cable y cartera al auto y partí rumbo al microcentro. Cuando llegué a 14 de julio y Bolívar ya me estaba esperando mi amigo Alberto, puntual como un caballero ingles. Sorpresivamente sale su hija y ante mi mirada de asombro me confirmó la sospecha: teníamos una colaboradora y ayudante de iluminación nueva. ¡Se agrandaba el equipo!

 
Un tramo de la biblioteca de don Roberto Cova. En el anaquel se puede observar el libro de otro marplatense famososo mencionado en nuestro blog -"Mar, playas y puerto"del ingeniero Alberto Lagrange.- Fotografia tomada por Alberto Moreno Yague para Fotos Viejas de Mar del Plata


Al golpear la puerta nos presentamos para lo cual una vecina de al lado de la casa de don Roberto nos abre y entramos al porche de una calida casa chorizo, vivienda que perteneció al abuelo de don Roberto. Recostado sobre la derecha del acceso se yergue un enorme plano de la ciudad, avejentado ya, que fue realizado durante la intendencia del intendente Camusso. A sus pies, se encontraban una gran cantidad de antiguos cepillos para madera, colección heredada de la familia de nuestro entrevistado ya que en sus comienzos su abuelo se dedicó a la carpintería.
 
El arquitecto don Roberto Cova, el historiador mas conocido de la ciudad de Mar del Plata, parada en el acceso al patio de su casa. Fotografia tomada por Alberto Moreno Yague para Fotos Viejas de Mar del Plata

Al ingresar a la sala principal uno puede sentir una sensación confortable, pues la misma se encuentra rodeada de objetos de otros tiempos, hermosos óleos de arquitectura europea, una pequeña biblioteca e innumerables cantidad de objetos sobre un antiguo tablero de dibujo (recordándome el de mi padre que yo utilicé alguna vez en mis estudios de arquitectura). Sobre el mismo pequeños elementos cuentan historias que solo el autor de la casa conoce con lo cual, cada uno encerraba un misterio desde su hermetismo estático. No obstante, recordé ver un herraje de hierro fundido que perteneció al viejo Club Mar del Plata, el mismo que se incendió y que se encontraba en la Av. Luro entre las calles Entre Ríos y Boulevard Marítimo Patricio Peralta Ramos.
 
El arquitecto don Roberto Cova - Fotografia tomada por Alberto Moreno Yague para Fotos Viejas de Mar del Plata
 
Hay que recordar que la casa chorizo en donde nos encontrabamos es una sucesión de grandes habitaciones con techos de 4 mts. de altura comunicadas entre si por enormes puertas con banderolas que dan a un estrecho patio. Estas casas tenían un ancho de 10 varas (una vara 0,866 cms.) antigua medida inglesa utilizada en nuestra ciudad para el parcelamiento de los lotes. Esto significa que el frente media 8,66 mts. y dado que las recintos que se sucedían miden 4.00 mts. aprox., descontando el ancho de un pasillo aterrazado que da sobre el jardin, el resto del patio no tiene mas de 3,50 mts. de ancho por unas 40 varas de profundidad (34,64 mts.) que se genera desde el acceso hasta el fondo en donde se reduce, pues en el mismo existe un pasillo que conecta al patio. Igual hay que recordar que la misma fue modificada a travez del tiempo por el arquitecto Cova.

No pasó mucho tiempo hasta que vimos asomar la cara del arquitecto desde la sala del comedor de la vivienda. El comedor es otra sala paralela al segundo salón de la vivienda, con lo cual, toda la iluminación que recibe dicha habitación esta dada por la luz que ingresa desde este comedor. La misma esta contigua a la sala de estar. Mientras el arquitecto Cova se desplazaba hacia nosotros con cierta dificultad (debido a una vieja dolencia en sus rodillas) nosotros preparábamos la cámara que filmaría el momento. 

 
Lampara que se encontraba en el molino de don Pedro Luro. Fotografia de Alberto Moreno Yague para Fotos Viejas de Mar del Plata

Mientras el arquitecto y yo nos acomodábamos para la nota, percibí sobre mi cabeza una hermosa lámpara colgante de bronce con una única tulipa en color turquesa; al ponderar la misma el arquitecto me comentó como si tal cosa:
__Era del Molino Luro__ mientras mi cara se transformaba por el asombro. ¡Era una reliquia! Un historial de anécdotas había iluminado esa lámpara, el esfuerzo de miles de marplatenses que llevaron su grano al molino de don Pedro Luro. Mientras pensaba en ello el arquitecto me trajo al presente:
__¿De qué quiere hablar?__me pregunta mientra me observaba dubitativo.
__ Quería que nos contara los comienzos de la ciudad don Roberto. Arranque por donde quiera…__ le dije yo, ignorando desde donde comenzaría. Por supuesto que la sabiduría de don Roberto es tan extensa que la historia comenzó desde la llegada de don Juan de Garay a las costas de nuestro continente, para lo cual me dije para mis adentros: Bueno, es la historia larga… Mejor me siento cómodo porque esto va para rato…

Entrevista al arquitecto don Roberto Cova por Pablo Javier Junco. Foto tomada por Alberto Moreno Yague para Fotos Viejas de Mar del Plata

¡Claro! ¿Cómo se me ocurriría venir con las preguntas armadas si lo lindo del arquitecto es dejarlo que el recuerde la historia como la va sintiendo, como la fue descubriendo a lo largo de la vida?. Una vez que don Roberto comienza, no existe otra cosa en el ambiente que me llame la atención. Tiene un don tan extraordinario para contar una historia que lentamente nos iba atrapando a todos a su alrededor, como tejiendo una red la cual va hilvanando al tiempo que recuerda viejos libros de historia y alguna que otra investigación que realizara en la sala de archivos del partido de Balcarce.


Entrevista al arquitecto don Roberto Cova por Pablo Javier Junco. Foto tomada por Alberto Moreno Yague para Fotos Viejas de Mar del Plata

Es así que el arquitecto, en su recuerdo de la fundación de Buenos Aires menciona “el fondo de milla” como un loteo primigenio que desarrolló Juan de Garay al llegar a este continente para obsequiarle a sus hombres. Era una subdivisión del territorio paralelo al Río de la Plata con un fondo de 5 leguas. La sucesión de los mismos generó una espalda que mas tarde sería el camino que conectaría Buenos Aires con Mar del Plata.  Y desde allí arranca, con el recuerdo de diligencias que tardaban una semana para llegar a estos territorios. En su recuerdo del génesis de nuestra ciudad recuerda a Ezeiza, Capdevilla, Peralta Ramos, Pedro Luro… los apellidos van surgiendo lentamente junto a los logros de cada uno, historia repetida hasta el cansancio por don Roberto que en un gesto de humildad nos cuenta como si fuera la primera vez que la contara.


Fantasia Molinera de Roberto Cova y Jorge Santos 1980 - Extraido del libro "El Barrio del Oeste 1876-1940"

Y por supuesto que también recuerda ciertos detalles: el saladero, la capilla de Santa Cecilia, la carpintería de Sesia que se encontraba en el arroyo Las Chacras, el puente que lo cruzaba, el molino Luro, el tajamar que formaba un embalse para mover el molino (en ese recuerdo viene al cuento nuevamente la lámpara de la sala) y tanto como su prolífica memoria recuerda.


El arquitecto don Roberto Cova en el patio de su casa "chorizo" como el la llama cariñosamente. Foto tomada por Alberto Moreno Yague para Fotos Viejas de Mar del Plata

Al terminar el reportaje mi amigo Alberto (como hace siempre) le pidió al arquitecto realizar unas fotos. Y de allí nos trasladamos al patio de la casa: un lugar inigualable en donde se desarrollan los malvones y el patio se transforma en un hermoso contenedor de flores de todo tipo y color. No descartamos tampoco la reja del acceso al jardín que comunica el patio con la vereda. Dicha reja adaptada por el arquitecto, recuerda los accesos de los viejos patios a las casa moriscas con rejas trabajadas que dejan entrever la arquitectura entre sus hendijas…

 
Viejo plano confeccionado durante la intendencia de Jose Camusso en 1936 donde se observa el casco urbano de la ciudad y los loteos colindantes. Foto tomada por Alberto Moreno Yague para Fotos Viejas de Mar del Plata
Y finalmente nos dedicamos a fotografiar un viejo plano del loteo del partido de General Pueyrredón de la intendencia de José Camusso de 1936 donde se aprecia su superficie: 1.453,44 Km2  y además del casco urbano, las estancias de los terratenientes de la zona. Invaluable. Por supuesto que mi amigo siguió sacando fotos artísticas de toda la casa. Pero el trabajo mas pesado vendría después, cuando la edición del reportaje tuviese que sumar fotografias a la historia. No obstante, nos quedamos charlando un buen rato con don Roberto y su señora hasta que el ocaso de la tarde nos comunicó que ya era hora de retirarnos.
 
El arquitecto don Roberto Cova y Pablo J. Junco en un momento de la charla sobre la reja de acceso al jardín. Fotografia tomada por Alberto Moreno Yague para Fotos Viejas de Mar del Plata

Nos despedimos cortésmente, con la intima esperanza de volver mas adelante. Otras historias estaban esperando ser contadas y don Roberto Cova, fiel historiador de nuestra ciudad, las estaría reservando para nuestro regreso. Al abrigo de su casa quedaran atesoradas historias y recuerdos, viejos planos y anécdotas, fotos y memorias de una de las pocas glorias vivientes que nos puede contar con lujo de detalles el origen de nuestra ciudad.



Reportaje al arquitecto don Roberto Cova







Relato:
Pablo Javier Junco – Fotos Viejas de Mar del Plata
Fotografias: Alberto Moreno Yague

No hay comentarios:

Publicar un comentario