jueves, 15 de agosto de 2013

HISTORIA DEL PARTIDO JUSTICIALISTA EN MAR DEL PLATA



Juan Domingo Perón. Se produjo en abril de 1944 cuando era Secretario de Trabajo y Previsión Social y Ministro Interino de Guerra-Foto de Carnaghi del Diario La Capital


En la ciudad de Mar del Plata, como en todos los grandes centros urbanos, el peronismo tuvo un amplio apoyo popular y obrero. Tal es así, que en las elecciones de 1948, 1951 y 1955, fueron elegidos por el voto popular, intendentes peronistas, durante las dos primeras presidencias de Juan Domingo Perón. 

 
En la Estación Norte, un auto oficial traslada a Eva Duarte de Perón y al Ministro de Relaciones Exteriores de España, Alberto Martín Artajo, hacia la Municipalidad. Las fotos fueron tomadas el 14 de octubre de 1948 por Maitos, recordado fotógrafo de playa desde la década del 30. En los años 70 decidió regresar a su tierra natal -Grecia- y le obsequió una serie de negativos a un vecino: Carlos Alberto de Adá. Durante cuatro décadas, De Adá conservó esos negativos sin conocer su contenido hasta que recientemente decidió digitalizarlo y descubrió este asombroso material histórico que decidió enviar a Fotos de Familia para que quede incorporado al patrimonio público marplatense.

El peronismo se caracterizó por el fuerte liderazgo del general Perón, que fue ganando la confianza y el apoyo del movimiento obrero.  Su política se basó principalmente en el otorgamiento de beneficios sociales: se amplió el régimen de jubilaciones, se reglamentó la indemnización por accidentes de trabajo y las vacaciones pagas, se estableció el salario mínimo, vital y móvil, se dictó el estatuto del peón rural.  El peronismo era partidario de un Estado fuerte, que arbitrara en todos los conflictos entre la patronal y los obreros.


Avenida Luro, el 14 de octubre de 1948. Miles de trabajadores se desplazaban desde la Estación Norte hacia la Municipalidad. Eva Duarte, , acababa de llegar a Mar del Plata-Carlos Ada

Una multitud congregada frente a la Municipalidad saluda a Eva Duarte de Perón el 14 de octubre de 1948-Carlos Alberto de Ada
Entre los años 1943 y 1946, Mar del Plata tuvo catorce comisionados cuyos intereses personales, estaban en la La Plata o en Buenos Aires, lo que ocasionó que la ciudad no tuviera un perfil político propio, ni que el Municipio trabajara en función de las necesidades de los habitantes de Mar del Plata.
 
La calle San Martín, vista desde Hipólito Irigoyen hacia la costa, ocupada por la multitud que recibió a Eva Perón el 14 de octubre de 1948.Foto enviada por Carlos Alberto de Adá a Fotos de Familia
Si bien en el año 1946 triunfó la fórmula del Partido Laborista -creado por la CGT- que llevó a Perón a la presidencia de la Nación, el laborismo marplatense se encontraba dividido y la ciudad continuó dirigida por Comisionados.  En 1948, se fundó el Partido Peronista, dejando de lado el nombre de Laborista.  Algunos sindicalistas y políticos, como Cipriano Reyes, poco pudieron hacer para mantener la vida del Partido Laborista, especialmente, cuando el propio Reyes fue encarcelado por estar involucrado en un "supuesto" atentado contra  el presidente Perón.

Primer intendente peronista Juan Jose Pereda de 1948 a 1950

Recién en el año 1948, tras una elección interna reñida y no muy clara, el peronismo se presentó -en marzo de ese año- a las elecciones municipales y provinciales.  Triunfó por pocos votos, ocupando el cargo de Intendente, Juan José Pereda. Tuvo 8.991 votos contra 7.343 votos socialistas.  Recién electo, el bloque peronista sufrió una división que hizo peligrar las sesiones del Concejo Deliberante. 


En esta gestión, el intendente fue acusado de exageradas inversiones del dinero público, gastos que no implicaban obras, sino la burocratización de la administración pública: la contratación de personal partidista.  Este tipo de denuncias realizadas por socialistas y radicales, marcaron el tono de las relaciones entre el oficialismo y la oposición durante todo el gobierno peronista.

Eva Perón habla desde el balcón de la Municipalidad el 14 de octubre de 1948. Foto enviada aFotos de Familia del Diario La Capital por Carlos Alberto de Adá

En 1949 se sancionó la "Ley de las Municipalidades", con la cual se reducía la autonomía de cada comuna y se le otorgaba al gobierno provincial, mayor poder sobre los municipios.  Esta nueva Ley, permitió que la Gobernación interviniera varias municipalidades. En los primeros días del mes de marzo de 1950 y como consecuencia de esta ley, la Municipalidad marplatense fue intervenida alegando falta de cooperación, que se manifestaba desde hacía tiempo, tornándose en una total y grave desvinculación con la obra del Poder Ejecutivo provincial.  El enfrentamiento y división de los peronistas ayudó a que se efectivizara la intervención, teniendo que renunciar el intendente Pereda y la mayoría de los concejales, titulares y suplentes.  Esta medida ponía "orden" en la Intendencia al nombrar a un Comisionado, mientras que el gobierno provincial, se aseguraba en control municipal. A pesar de la anulación de las elecciones municipales, el 13 de marzo de 1950, se pudo votar al gobernador y vicegobernador, saliendo electo el candidato por el peronismo.


Mientras que la Provincia tenía sus autoridades electas por el pueblo, Mar del Plata seguía gobernada por un comisionado, el Dr. Federico Callejas, representante del Gobernador, Mercante.  Su política se caracterizó por ser marcadamente provincial, por lo que disolvió el Concejo Deliberante y realizó modificaciones en el presupuesto local.

Manifestación de gremios marplatenses en S.Martin y Cordoba en apoyo a la candidadatura de Perón y Eva Duarte para las elecciones de 1951.

En el año 1951, el comisionado propuso la "sonorización de la ciudad", para lo que se compraron un equipo transmisor, micrófonos y altavoces, que desde la Municipalidad transmitía música y discursos oficiales, marchas militares y propaganda oficialista.  Además, no se rendían cuentas del manejo ni de la inversión del nuevo presupuesto municipal; se redujeron los fondos destinados a la Liga Marplatense de Fútbol y la Dirección de Turismo fue reducida a una oficina municipal.

A pesar que el presupuesto era mayor que en años anteriores, los impuestos fueron aumentados, entre ellos el llamado "turismo social", que comenzaron a pagar tanto los veraneantes como los vecinos.  La oposición realizó mitines públicos, manifestando su disconformidad por la política del Comisionado. Algunos socialistas -Luis Nuncio Fabrizio, Ricardo Junco y Vicente Tótaro- fueron detenidos por desacato y trasladados por la Policía Federal, a la ciudad de Azul. Esta situación y la disconformidad de la población, llevaron a las autoridades bonaerenses a retirar el apoyo al comisionado.  La ciudad apareció con leyendas adversas a su gestión y se comenzó a vislumbrar un nuevo gobierno para la ciudad.

El 11 de noviembre de 1951 se llamó a elecciones, en las que las mujeres podían votar por primera vez. Al sumarse el electorado femenino, la cantidad de sufragantes marplatenses se elevó a 69.867 votantes: 34.244 hombres y 35.623 mujeres.

Un periódico relataba:  "Por primera vez ejercitan las Mujeres Argentinas sus derechos electorales".....el electorado femenino tendrá mesas receptoras integradas por mujeres, ya que la ley ha establecido también que sólo pueden actuar como electores en la misma mesa. Todas las demás formas del mecanismo electoral, son semejantes para los dos sexos con una sola recomendación extraoficial: se recomienda a las damas que no mojen con sus labios los sobres electorales al cerrarlos, para evitar que las huellas del "rouge" puedan servir para identificar el voto. FUENTE: diario La Capital, 6 de noviembre de 1951.

En estas elecciones, se pudo fraccionar las boletas en siete partes: 1) Presidente y vicepresidente de la Nación. 2) Senadores nacionales. 3) Diputados nacionales. 4) Gobernador y vicegobernador. 5) Senadores provinciales. 6) Diputados provinciales. 7) Intendente y 12 concejales. También la reforma de la Ley Electoral, eliminó la representación proporcional, por lo cual el partido que reunía el mayor número de votos, se adjudicaba el cargo de Intendente y 8 concejales, reservándose para la minoría solo 4 bancas en el Concejo.
 
 
Olegario Olazar intendente de  1952 a 1953
El candidato a Intendente por el peronismo, Olegario Olazar, respondía al Gobernador y tenía en su contra el hecho de ser un desconocido para la ciudad. Lo mismo ocurría con el candidato a diputado nacional.  Para aumentar sus chances se instrumentó tanto desde la Nación, como desde la Provincia y el Municipio, una gran propaganda en la prensa y la radio, acerca de la labor del partido peronista durante los años de gobierno. De esta forma y ayudados por el gran consenso entre la población que tenía Juan Perón, el resultado de la elección municipal en 1951 -para intendente y concejales- fue favorable a los peronistas.

En la primera reunión del Concejo Deliberante con mayoría peronista, se aprobó el aumento del presupuesto municipal para el año 1952.  De esta forma, el presupuesto se elevó a $ 18.000.000.- m/n, distribuido de la siguiente forma: $ 15.000.000.- m/n, para sueldos y $ 3.000.000.- m/n, para obras públicas.  Además el intendente cedió sin autorización del Concejo Deliberante, tierras municipales a particulares y se inició un plan de expropiaciones: entre ellas, las del Club Pueyrredón.  Los radicales, socialistas y la mitad de la bancada peronista se opusieron a este proyecto, por lo cual el nuevo Intendente, debió abandonar el proyecto, aunque esto le costara la banca a cuatro ediles peronistas.

Junio de 1952. El hotel Eva Perón (Hurlingham) cubierto de flores en señal de duelo por al muerte de la primera dama.

Hacia finales del año 1952, se votó un aumento para el presupuesto del año 1953.  La justificación era el pago de sueldos de gran cantidad de funcionarios y empleados "fieles" municipales, que disponía la Comuna.  Se calculaba que uno de cada 114 habitantes de Mar del Plata -incluidos ancianos y niños- resultaba ser empleado municipal. En el año 1953, la mayoría oficialista autorizó al Intendente, Olegario Olazar, a crear 100 puestos municipales más y a derivar dinero del Municipio, para la construcción de nuevas oficinas en el edificio Comunal.  También, a elevar las tarifas del transporte.


Por la falta de pago de las jornadas laborales y horas extras, el poder ejecutivo municipal comenzó a tener nuevamente problemas.  El personal de limpieza, apoyado por la CGT peronista, amenazó con ir a la huelga y pidió la renuncia del Intendente.  También las juntas vecinales reclamaron por los altos precios de los pavimentos y la poca flexibilización en los plazos de pago, fijados en los contratos de construcción. En septiembre de ese año, el Intendente presentó su renuncia aunque la misma no se hizo efectiva inmediatamente, debido a que no se ponían de acuerdo los mismos peronistas.  El motivo era que no había consenso en su reemplazante.  Una vez más, la provincia intervino la Municipalidad, designando como Comisionado municipal, al Dr. José M. Carbusiero.

El presidente Juan Domingo Perón en el acto inaugural del Centro de Empleados de Comercio que estaba en Córdoba entre Rivadavia y San Martín en 1954 - Foto enviada por  Ignacio Arana a Fotos de Familia

En abril de 1954 se llamó a elecciones a las que concurrió el 80 % de los votantes.  A causa de fuertes divergencias entre las distintas facciones peronistas, la ciudad amaneció pintada con leyendas agraviantes en los frentes de numerosos edificios, contra sus dirigentes. El propio comisionado Carbusiero, sufrió un atentado cuando balearon su automóvil, camino a Buenos Aires.  

 
“El presidente Juan Domingo Perón en el acto inaugural del Centro de Empleados de Comercio que estaba en Córdoba entre Rivadavia y San Martín-Foto enviada por  Ignacio Arana a Fotos de Familia
Esto determinó que el Poder Ejecutivo provincial, diera por concluidas las funciones del comisionado, intentando poner término al enfrentamiento del peronismo local. El nuevo comisionado fue Eduardo Manuel Teisaire, que estaba como interventor en Luján. Esta nueva autoridad municipal, tampoco tuvo un desempeño satisfactorio para el pueblo marplatense.  Durante su gobierno se proyectó la federalización de Mar del Plata y la posibilidad de que el propio gobierno nacional, tuviera su asiento en ésta, durante el período estival. El constante crecimiento de la burocracia municipal, impedía la concreción de nuevas obras públicas o el mejoramiento de los servicios públicos.

 
El que gesticula con un papel en su mano es el gobernador de la Pcia. Bs. As. Gral. Mercante.  Esteban Trakal (hotel Zenith). En la extrema derecha Bardón (hotel Lux).Y otros hoteleros. Año 1950

Los conflictos entre los distintos sectores del peronismo, mostraban los diversos orígenes de cada uno de estos grupos y el diferente apoyo que recibían del gobierno provincial.  En la primera etapa del peronismo, el gobernador Mercante, elegía a los comisionados entre aquellos hombres que podían conciliar posiciones con la oposición.  Durante la gobernación de Aloé, los comisionados eran aquellos hombres que habían demostrado ser más "peronistas". Sus apoyos locales se registraban entre los sindicalistas o entre los grupos más populares.  Las disputas entre ellos, atentó contra el propio peronismo y también contra la ciudad de Mar del Plata, dado que el presupuesto municipal era utilizado para calmar a aliados y adversarios internos.


Otro tipo de conflictos que tuvo que enfrentar el presidente Perón, con sectores tradicionales o con nuevos adversarios, se dejaron sentir en Mar del Plata.  En la disputa con la Iglesia, las religiosas del Asilo Unzué fueron reemplazadas por empleados de ambos sexos enviados desde Buenos Aires.  Esta medida fue vista con desagrado por el vecindario marplatense, que responsabilizaba al gobierno municipal, tal como lo mostraba la prensa de la época.


Juan Antonio Cavallo intendente en  1955

Todos estos problemas comenzaron a reflejar la disconformidad de distintos sectores de la ciudad con el Comisionado, que coincidían con la conflictiva situación nacional.  A pesar de las críticas de la oposición en las elecciones municipales de 1955, triunfó nuevamente el peronismo, resultando elegido para el cargo de intendente, el Dr. Juan Antonio Cavallo. Los levantamientos militares que se iniciaron en junio de 1955 en contra del gobierno de Perón, amenazaron la estabilidad del municipio.  Ante esta situación, la Intendencia mediante la red de altavoces, exhortó al pueblo a reunirse en la plaza San Martín y permanecer en ella, hasta que el Presidente de la Nación desistiera de su propósito de renunciar al cargo.  Alrededor de 500 obreros liderados por la CGT local, viajaron a Buenos Aires para hacer lo propio en la plaza de Mayo.  Mientras tanto, el comercio local cerró sus puertas y las amas de casa se agolparon frente a los negocios de comestibles, temerosas ante posibles desabastecimientos.

En el mes de septiembre de 1955, fue derrocado el gobierno peronista por un golpe de estado.  En Mar del Plata, los cañones de los buques de la Marina despertaron a la ciudad.  Se vivieron momentos de confusión.  Las autoridades municipales que se hallaban dentro del edificio Municipal, fueron depuestas y en reemplazo del Intendente, asumió provisoriamente el capitán de corbeta, Bizet. Por la radio LU9, se transmitió un comunicado del Comando Revolucionario Militar, llamando a la población a la calma.  Se produjeron allanamientos en los locales peronistas y en los gremios, donde se secuestraron gran cantidad de armas.

Paradójicamente, el Partido Laborista que en el año 1946 llevó al triunfo a Juan D. Perón, en 1955 ante el golpe militar, expresaba en Mar del Plata "...su reconocimiento y gratitud a las fuerzas armadas de la Nación, por el heroico y patriótico comportamiento en la gesta libertadora".  También, el Partido Socialista y el Partido Radical, festejaron la intervención de la Revolución Libertadora, como así también gran cantidad de la población de Mar del Plata.


Los militares designaron como interventor a un comisionado local, el Dr. Celso Nicanor Aldao, médico de la Marina de Guerra. Esta fue la última experiencia del peronismo al frente de la Comuna marplatense, no obstante el triunfo amplio de este partido -a nivel nacional- en las elecciones de 1973 y 1995. A pesar de la proscripción sufrida desde 1955 hasta 1973, el peronismo ha sido una de las principales fuerzas políticas locales.  Si bien en este período no llegaron a la intendencia de la ciudad, tuvieron una fuerte influencia en el movimiento obrero y estudiantil, como en la Confederación General del Trabajo (CGT), en las unidades básicas, creando el movimiento de bases peronistas y actuando en los centros de estudiantes, tanto secundarios como universitarios.

Antonio P. Daguzan en MDP junto a Rucci y Del Pesco
23 de mayo de 1971 en el estadio Bristol. Daguzan y Jose Rucci

En las elecciones de 1973, se desplegó una amplia propaganda con discursos y mensajes desde España de Juan D. Perón, bajo la consigna "Liberación o Dependencia". Pese al triunfo mayoritario del peronismo a nivel nacional, el peronismo local no logró alcanzar los votos suficientes para obtener la Intendencia..  El interventor del partido peronista en Mar del Plata, Julio Troxer, declaraba frente a esta derrota: "...también es cierto que un sector del peronismo de Mar del Plata, cortó boleta del FREJULI a favor del Partido Socialista Democrático y vamos a investigar las causas de esto". Desde el regreso a la democracia, el peronismo histórico no consiguió ganar la Intendencia (Russak se afilió al peronismo siendo ya intendente por otro partido).

 Juan Garivoto 
El legendario diriginte Pablo Vacante - Foto extraida de El Retrato de Hoy
Susana Salerno - Foto extraida de El Retrato de Hoy
Roque Di Caprio trabajando en la CGT regional
Roque Di Caprio militando por la democracia

El peronismo, fue uno de los partidos que más transformaciones ha sufrido durante la vuelta a la democracia. Entre 1982 y 1985, se observó la hegemonía de la derecha, menos golpeada durante los gobiernos militares y fue entrando en un cono de sombras y reconversiones varias. La "Renovación" -que en Mar del Plata representaban, Juan Garivoto, padre e hijo, Susana Salerno, Roque Di Caprio y Pablo Vacante, entre otros- se conformó para disputarles a los peronistas ortodoxos (como así se llamaban), el control del partido. Además, optó por participar electoralmente fuera del peronismo y fortalecida con sus resultados, desplazó a los viejos caciques.
El mas reciente candidato a intendente Carlos Cheppi


Esta alianza se quebró en los comicios internos para las elecciones de 1989.  Los renovadores no consiguieron mantener las conquistas adquiridas y la alianza de los renovadores desplazados de las decisiones del partido y los caudillos provinciales, pulverizó este proyecto. El triunfo de Carlos Menem y el abandono de los principios históricos del peronismo, provocó una nueva ruptura que dio origen a algunos grupos -como el Frente Grande y el Frente para la Democracia y la Justicia Social (FREDEJUSO)- que, unidos a intransigentes, demócratas cristianos, otros grupos políticos y ciudadanos sin militancia política previa, conformaran el FREPASO (Frente País Solidario).


Fuentes:
Historia de la ciudad de Mar del Plata de Armando Maronese / El Peronismo
Fotos de Familia del Diario La Capital
(EN CONSTRUCCION)

No hay comentarios:

Publicar un comentario