lunes, 5 de enero de 2015

OSVALDO SORIANO



Osvaldo Soriano (1943-1997)

Nació en Mar del Plata, 6 de enero de 1943 y falleció en Buenos Aires, 29 de enero de 1997.Fue un escritor y periodista argentino. Solía decir que no le interesaba la literatura, sólo que siempre fue escritor. Gozó del reconocimiento del público y de los críticos extranjeros (fue el último gran best-seller argentino). Fue un reconocido hincha de San Lorenzo de Almagro.

Osvaldo Soriano en la puerta de su casa con sus padres en Cipoletti
Osvaldo Soriano adolescente en su motocicleta en Cipolletti
Osvaldo Soriano, Cesar Iachetti, Luis Soldera y Angel Romano en el campamento de YPF en Plaza Huincul el 10 de julio de 1958. Fueron a visitar la escuela tecnica Gral. Moscóni y terminaron en la sede de la empresa petrolera
Soriano es el cuarto de cuclillas desde la izquierda - año 1958

Hijo de Doña Eugenia y Valentin Alberto Soriano, un catalán inspector de Obras Sanitarias,  pasó junto a su familia una infancia errante, deambulando por pueblos de provincia tras los destinos laborales de su padre. Posteriormente recaló en Tandil. Esa eterna huida, ese nomadismo de su niñez, fue decisivo para esa especie de “novela de carretera” repleta de perdedores extraviados que recorre casi toda su obra.


Osvaldo Soriano, Cesar Iachetti, Luis Soldera y Angel Romano en el campamento de YPF en Plaza Huincul el 10 de julio de 1958. Fueron a visitar la escuela tecnica Gral. Moscón y terminaron en la sede de la empresa petrolera. Extraida del sitio imneuquen.com.ar

Osvaldo Soriano en uno de los tantos equipos que participó en Alto Valle
Cumplidos los 26 años, se trasladó a Buenos Aires en 1969 para integrarse a la redacción de la revista Primera Plana, a partir de lo cual comenzaría su constante relación con el periodismo, colaborando además en las publicaciones Panorama, Confirmado y en los diarios El Eco de Tandil, Noticias, El Cronista y La Opinión. También fue corresponsal de Il Manifiesto italiano y co-fundador de Página/12, trabajando como asesor de directorio y columnista de contratapas.


Jose y Osvaldo Soriano junto a Rodolfo Posse

Catherine Brucher y Osvaldo Soriano en una playa del Sur argentino.

Publicó su primera novela titulada “Triste, solitario y final” en 1973, la cual fue traducida a doce idiomas. En 1976, debido al golpe de Estado, Soriano se trasladó a Bélgica y luego vivió en París hasta 1984, año en que regresó a Buenos Aires. Durante su exilio europeo publicó “No habrá más penas ni olvido” (1978), llevada al cine por Héctor Olivera, que ganó el Oso de Plata en el festival de cine de Berlín. 


Osvaldo Soriano con Osvaldo Bayer en París, 1979, durante el exilio.
También publicó “Cuarteles de invierno” (1980), sobre la cual se publicaron seis ediciones en 1983, ya que era considerada la mejor novela extranjera de 1981 en Italia. Esta obra fue llevada dos veces al cine. De vuelta al país continuó su actividad literaria, al mismo tiempo que su profesión de periodista. En 1987 fundó el diario Página/12, para el cual escribió contratapas hasta 1997.


Soriano con Osvaldo Bayer en Berlín, en la Biblioteca Iberoamericana, 1979.
Osvaldo Soriano año 1980

 Las novelas “Triste, solitario y final”, “No habrá más penas ni olvido”, “Cuarteles de invierno” y “A sus plantas rendido un león” han sido publicadas en veinte países y traducidas a los idiomas inglés, francés, italiano, alemán, portugués, sueco, noruego, holandés, griego, polaco, húngaro, checo, hebreo, danés y ruso. 

Osvaldo Soriano con Osvaldo Bayer en Sitges, España, en un acto por los desaparecidos en la Argentina. Septiembre de 1982.

Festival de cine de Berlín, 1984. Bayer con Soriano y Héctor Olivera.

A lo largo de su carrera, vendió más de un millón de ejemplares y obtuvo los premios “Carrasco Tapia” (de la revista Análisis de Chile) y “Raymond Chandler Award”, mientras que en Argentina lo distinguieron las fundaciones Konex (Premio Konex 1994) y Quinquela Martín.

Osvaldo Soriano
Fue un fumador empedernido y militante de los partidos de izquierda de la época. Algunas curiosidades lo pintan de cuerpo entero: escribía de noche hasta las ocho de la mañana, para posteriormente dormir hasta las cuatro de la tarde. Le fascinaba Internet y el mundo de la informática y sentía devoción por los gatos.

Soriano era famoso por su devoción con los gatos

Soriano era famoso por su devoción con los gatos

Murió el 29 de enero de 1997 en Buenos Aires, víctima de un cáncer de pulmón. Fue sepultado en el Cementerio de la Chacarita. Legó un mundo de extraños perdedores pueblerinos y de inolvidables historias tristes, los guiones cotidianos de la gente común que algunos menosprecian.

Su Obra literaria


Así como a Arlt, escritores que hoy nadie recuerda le reprochaban que escribía “mal”, a Soriano se le criticaba que escribía “fácil”. A ninguno de sus detractores se les ocurría que en ese modo de escritura había una poética de la concisión y la síntesis, una economía de recursos rigurosamente elaborada. Es curioso: la mayoría de sus detractores de entonces hoy se abocan a escribir “fácil”, como si recién hubieran descubierto que del otro lado de la página hay otro, un lector, un semejante. En verdad, lo que descubrieron es la relación entre escritura y dinero, que con una ficción se puede ganar dinero, y que vale apostar en la ruleta del marketing aunque se lo desprecie. 

Aquellos jóvenes que en la primavera alfonsinista lo criticaban terminaron laburando en la tele y cuando publican una novelita lo plagian. Es verdad: muchas de las ideas que Soriano desarrollaba en sus textos no provenían tanto de una elaboración “teórica” como de una intuición siempre alerta. Fútbol, cine, política. Soriano se las ingeniaba siempre para traducir lo que estaba en el aire. Ningún escritor, desde Arlt con sus aguafuertes a la fecha, exhibió una perspicacia igual obteniendo una repercusión similar. En el velorio de Soriano llamaba la atención que se acercaran a despedirlo un sinfín de lectores anónimos. Me acuerdo de un padre y su hijo, los dos con la camiseta de San Lorenzo, el club de Soriano. 

Caricatura de Osvaldo Soriano acompañado de un gato, muy característico del autor

En efecto, puede pensarse que hay un gesto “populista” en legitimar la escritura de Soriano en función de la masa de lectores que supo conseguir. Justamente porque escribía “fácil”, a Soriano también se lo tildaba de “populista”. Esta clase de críticas, que son siempre críticas de clase, lo enconaban. Conviene subrayarlo: como Arlt, Soriano es el escritor que se arma desde abajo y se forma, como puede. Elsa Sánchez de Oesterheld conserva una carta del joven Soriano al guionista de El Eternauta. Oesterheld, entonces, puede ser un paradigma: la literatura popular. Cuando Soriano publicó su primera novela sorprendió con su madurez narrativa. Es que su técnica, y no sólo la técnica, Soriano la había adquirido en las redacciones de Primera Plana, primero, y La Opinión más tarde. Sus compañeros de trabajo fueron Walsh, Urondo, Gelman, Dal Masetto, Briante, Rabanal, Bayer, Eloy Martínez, Bonasso y Belgrano Rawson entre otros escritores. 

Pero fundamentalmente su aprendizaje literario se había cifrado en la novela policial y, dentro del género, en la admiración por Raymond Chandler, quien cierta vez dijo que su responsabilidad como escritor era seria ya que escribía para lectores que, con seguridad, no leían otra cosa que novelas policiales, que antes de ser policiales eran novelas. Chandler era el autor fetiche de Soriano. Más que Graham Greene, de quien más tarde estudiaría la articulación entre la aventura y la denuncia. A Chandler se lo advierte en Soriano a través de sus metáforas entre poéticas y humorísticas, de los diálogos agudos en los que el ingenio reverbera descubriendo el absurdo, como disparate, en medio de la derrota. Como los héroes de Chandler, los personajes de Soriano son perdedores.

Novelas
    Triste, solitario y final (1973)
No habra mas penas ni olvidos (1978)
A sus plantas rendido un león (1986)
  El ojo de la Patria (1992)
Una sombra ya pronto seras (1990)
    La hora sin sombra (1995)
    
Cuentos y artículos

    El Negro de Parìs (1976)
    Artistas, locos y criminales (1984)
    Rebeldes, soñadores y fugitivos (1988)
    Cuentos de los años felices (1993)
    Piratas, fantasmas y dinosaurios (1996)
    Arqueros, ilusionistas y goleadores (1998)
    Cómicos, tiranos y leyendas (2012)

Filmografía
Una mujer -1975
Afiche publicitario de la pelicula "No habrá mas penas ni olvidos"
     
Cuarteles de invierno (1984)
Das autogramm (1984), de la novela Cuarteles de invierno
    Una sombra ya pronto serás (1994)
Soriano, documental biográfico dirigido por Eduardo Montes-Bradley. Argentina, 2001.
    El penal más largo del mundo (2005)

Homenajes

Desde el año de su muerte, el Premio Municipal de Literatura de Mar del Plata lleva la denominación de Premio Osvaldo Soriano. La banda de punk argentina Pilsen, en su disco debut "Bajo otra bandera" incluyó el tema "Seis novelas", que es un homenaje al escritor.



Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Osvaldo_Soriano
"El fenomeno Soriano" - por Guillermo Saccomanno / articulo del diario Pagina/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-3556-2007-01-28.html

1 comentario: